Skip to main content

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño innovador
  • Sorprendentemente cómodos
  • Buena autonomía
  • Respuesta táctil

Lo peor

  • Cobertura Bluetooth escasa
  • Cancelación de ruido mejorable
  • Resistencia solo IPX2
  • Precio elevado
Galaxy Buds Live

Galaxy Buds Live

Auriculares inalámbricos de Samsung con un diseño innovador y un sonido calibrado por AKG. Son fácil de sincronizar y se pueden configurar de manera sencilla con la app. Ofrecen hasta 8 horas de autonomía y su estuche tiene carga inalámbrica. También funcionan con móviles de otras marcas.

30/08/2020 - 07:20

Probamos los nuevos auriculares inalámbricos de Samsung. Se trata de unos auriculares True Wireless que no pasan inadvertidos por su curioso diseño con forma de judía, pero que en las distancias cortas gana enteros ofreciendo buena calidad de sonido. Descubre nuestra opinión sobre ellos en este análisis a fondo.

Que una empresa dedicada a la electrónica como Samsung presente unos auriculares no es nada del otro jueves. Entonces, ¿por qué todo el mundo está hablando de los Samsung Galaxy Buds Live? Porque, a diferencia de las demás alternativas, presentan un aspecto que no pasa desapercibido a primera vista.

Cada cierto tiempo, el mundo de la tecnología nos regala un mirlo blanco que rompe con todo lo establecido y aporta un poco de aire fresco a la industria. En lugar de presentar unos auriculares anodinos y clónicos a los cientos que se han presentado últimamente, en Samsung se han sacado de la chistera un par de judías para que escuchemos música desde ellas.

Puede parecer una broma, y el diseño del producto te puede gustar más o menos, pero lo cierto es que los Samsung Galaxy Buds Live son unos auriculares muy bien ejecutados y nos disponemos a descubrir si por dentro son tan disruptivos como por fuera y justifican los 199 euros que cuestan. ¿Quieres descubrir si realmente merecen la pena? Los analizamos a fondo y te damos nuestra opinión sobre ellos.

  Samsung Galaxy Buds Live
Formato In-ear (incluyen 2 soportes de silicona)
Tamaño de driver 12 mm
Tipo de control Táctil en cada auricular
Bluetooth 5.0
Soporte códecs Scalable de Samsung, SBC, AAC
Software móvil Samsung Wearable
Cancelación de ruido activa Si
Sensor de uso Si
Peso auriculares 5,6 gr
Peso estuche de carga 42,2 gr
Autonomía Hasta 8 horas | Hasta 29 horas con las 3 cargas que da la caja | Carga inalámbrica
Tiempo de carga 1 hora y 30 minutos tanto para la caja como para los auriculares (USB-C) | Carga rápida con 5 minutos de carga para 1 hora y 15 minutos de uso
Precio 199 euros

Contenido del análisis de los Samsung Galaxy Buds Live:

Samsung ha creado los auriculares más disruptivos de los últimos años

Cuando se abre por primera vez la caja de los Samsung Galaxy Buds Live, el primer comentario es inevitable: “¡Pero si son dos judías!” y efectivamente, es innegable su gran parecido con esta legumbre.

En nuestro caso, incluso comparten un color similar dado que Samsung nos ha enviado una unidad con el acabado Mystic Bronze, que más que al bronce se asemeja más a un acabado en cobre brillante que no pasa inadvertido.

 

Los Galaxy Buds Live también están disponibles en colores Mystic White o Mystic Black para los menos osados y vanguardistas. Ambos con el mismo efecto brillante en la mitad que queda expuesta al exterior y resulta un imán para las huellas.

 

Sin embargo, bromas aparte, lo que Samsung ha conseguido con el diseño de estos auriculares Bluetooth totalmente inalámbricos es realmente serio, ya que ha creado un producto con una estética única y perfectamente reconocible alejándose de los cánones que Apple marcó en su día con los AirPods o la creciente tendencia de auriculares de tipo botón.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Los Samsung Galaxy Buds Live que estamos analizando tienen la forma curvada y las líneas suaves de una judía que, sorprendentemente, se ajusta como un guante a la cavidad de la oreja y no se han movido de su sitio por mucho que intentáramos imitar el punteo de guitarra de Angus Young y las sacudidas de cabeza al ritmo de Thunderstruck.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Su diseño curvado y compacto hacen posible que el altavoz se sitúe directamente en el canal auditivo, por lo que no necesita almohadillas de silicona. Esto no son buenas noticias, ya que al prescindir de ellas también se prescinde de un valioso elemento de cancelación de ruido pasiva.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

El equivalente a esas almohadillas en lo relativo a la comodidad y ajuste, serían unos pequeños estabilizadores de silicona que se colocan en forma de anillo en torno a los contactos de carga, en la parte interior del auricular. Además de los que vienen montados en la unidad, se incluye un par adicional de distinto tamaño para asegurar un encaje perfecto.

Dado su reducido tamaño, de solo 16,5 x 27,3 x 14,9 mm, toda la carcasa de los auriculares está plagada de pequeños orificios rejillas y recovecos, tanto por fuera como por dentro. Cada uno de ellos cumple su propósito de forma precisa.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Algunos de estos orificios contienen micrófonos, que se encargan tanto de captar nuestra propia voz, en el caso de los que se encuentran en la parte interna, como de captar el ruido que nos rodea para ejecutar la cancelación de ruido activa.

Concretamente se trata es una matriz de tres micrófonos formada por dos externos y uno en la parte interna del auricular. Este micrófono interno detecta el movimiento y vibración de tu voz al chocar con la mandíbula y convierte esa vibración en sonido.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

El sonido propiamente dicho sale por unas rejillas ubicadas en la parte inferior interna, de forma que va a parar directamente a tu canal auditivo.

La comodidad de uso de unos auriculares in-ear como los Galaxy Buds Live que estamos analizando es algo subjetivo, y para valorarlo se deben tener en cuenta distintos factores. Pero si algo hay objetivo es que son muy ligeros.

Escucha"Episodio #25: Cancelación de ruido - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Cada auricular pesa 5,6 gramos, peso insignificante si lo comparamos con los 7 gramos de los Panasonic True Wireless RZ-S500 o los 8,5 gramos de los Sony WF1000XM3 que analizamos en su día.

Debo confesar que no acostumbro a estar cómodo con auriculares que no tengan almohadillas de silicona (y aun así, no todos me resultan cómodos) por lo que para este análisis también he pedido la opinión de otras personas que los han probado durante no menos de 1 hora.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Todas esas personas han coincidido en calificar a los Galaxy Buds Live como unos auriculares cómodos que no causan fatiga o molestias en el oído con el uso. Algo en lo que coincido incluso siendo un usuario que podría considerase muy tiquismiquis con los auriculares in-ear.

Al ser un factor de forma inédito, al podemos sentirnos algo confusos sobre cómo colocarse los Galaxy Buds Live e incluso distinguir cuál va en cada oreja.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Por suerte, una inscripción en la zona de los contactos da una pista sobre si es el auricular izquierdo o el derecho y, una vez le coges el punto, la colocación se hace de forma natural.

Una vez puestos, son incluso más discretos que los auriculares de tipo bastón o los de tipo botón. Apenas sobresalen de la oreja. Más aún si eliges el acabado Mystic Bronze que, a pesar de lo llamativo de su diseño, puede pasar desapercibido más fácilmente.

Nos habría gustado encontrar una mayor protección frente al polvo y las salpicaduras ya que los Galaxy Buds Live que protagonizan este análisis solo firman una protección IPX2, que únicamente los protege frente a pequeñas salpicaduras (como las de una leve lluvia).

En lo que se refiere al estuche, Samsung sigue la misma línea innovadora que con los auriculares y ha diseñado un estuche que bien podría servir para alojar una joya en su interior.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

De hecho, su aspecto recuerda a las cajitas en las que acostumbran a guardarse los anillos. Tanto por forma, como por tamaño. El acabado externo combina con el de los auriculares, aunque no tiene el mismo acabado brillante, sino que opta por un satinado más discreto.

En su tapa luce el logotipo de la marca y la frase Sound by AKG que confirma el desarrollo conjunto con los habituales colaboradores de Samsung en el apartado de audio.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Se trata de uno de los estuches más compactos que hemos visto hasta la fecha. En parte, porque los Galaxy Buds Live que estamos analizando también son más pequeños que los típicos auriculares Bluetooth totalmente inalámbricos que existen en el mercado.

Es este sentido, Samsung se apunta un punto positivo porque el estuche no ocupa nada de espacio y puedes llevarlo en cualquier bolsillo —incluso en los de la ropa de verano— sin que te resulte incómodo.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Al abrir el estuche, encontramos los dos huecos donde descansarán los auriculares durante su carga gracias a un sistema de fijación magnética que hará coincidir los auriculares con los pines de carga.

Nos habría gustado los imanes que fijan “las judías” en su posición de carga tuvieran algo más de potencia ya que no ofrecen tanta firmeza como los OnePlus Buds que analizamos hace unas semanas o los Panasonic True Wireless RZ-S500 que también pasaron por nuestro laboratorio.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

El estuche recupera su carga desde un puerto USB de tipo C ubicado bajo la bisagra del estuche, mientras que en el frontal encontramos un discreto LED que cambia de color para indicar el estado de carga y nivel de batería.

Buena detección y controles personalizables

Una de las funciones que más agradezco en el uso diario de unos auriculares inalámbricos Bluetooth es la posibilidad de controlar la reproducción del contenido sin tener que sacar el móvil del bolsillo para subir el volumen, pasar de canción o pausar la reproducción cuando alguien te habla. En este campo los Samsung Galaxy Buds Live han cumplido a la perfección.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Los auriculares de Samsung cuentan con una amplia superficie táctil que, básicamente, es toda la parte externa que queda visible cuando los llevas puestos. Esto hace que el 100% de las veces que tocas el auricular, este responda con la función asignada en función del número de toques o de su duración.

En nuestro caso hemos personalizado la pulsación larga para que controlar el volumen, lo cual permite mantener en todo momento el control de la reproducción sin tener que tocar el móvil. Al hacerlo, el volumen que se controla es el del dispositivo Bluetooth, no el general del smartphone, que se mantendrá tal y como está.

Reproducción multimedia Auricular izquierdo Auricular derecho
Mantener pulsado (personalizado) Bajar volumen |Bixby | Lanzar Spotify | Cancelación de ruido Subir volumen | Bixby | Lanzar Spotify| Cancelación de ruido
Mantener pulsado (en origen) Cambia de dispositivo | Rechazar llamada
Un toque Play | Pausa
Dos toques Responder | finalizar llamada |Siguiente canción
Tres toques Canción anterior

Esta configuración nos obligó a prescindir del control de la activación de ruido activa desde los auriculares, pero esta es una opción que no se cambia tan a menudo, por lo que recomendamos hacerlo desde la propia app de los auriculares.

Samsung Wear para dominarlos a todos

Todo lo relativo al control y configuración de los Galaxy Buds Live se lleva a cabo desde la app Samsung Galaxy Wearable instalada en tu smartphone Android o iOS, pero no está disponible para iPad ni para ordenadores Windows.

Eso no significa que no vayas a poder usar los Samsung Galaxy Buds Live con estos dispositivos. En este caso, los auriculares se conectan por Bluetooth, pero se pierde el acceso a las configuraciones adicionales que ofrece la app.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Hemos podido usar los Samsung Galaxy Buds Live en distintos ordenadores y portátiles con Windows 10, distintos smartphones Android, iPad e incluso con algún smartwatch de la competencia y, en todos ellos, la conexión ha sido sencilla mediante el habitual sistema de vinculación por Bluetooth.

Como era de esperar, la mejor experiencia de uso conjunto ha sido con un dispositivo Samsung. Una vez realizada la primera vinculación, con solo abrir el estuche se muestra en la pantalla del dispositivo la opción para conectar los auriculares con un solo toque.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Si estás usando un dispositivo compatible con la app, solo tienes que seguir las instrucciones que se muestran en pantalla. Toda la app está perfectamente traducida, por lo que no hay problemas en ese sentido.

La interfaz de la app es muy sencilla y clara. En la parte superior se muestra el estado de la carga tanto de los auriculares, como del estuche si abres la tapa. Justo debajo el interruptor de la cancelación activa de ruido.

Más abajo encontramos el ajuste de ecualización que permite cambiar la predominancia de graves, reforzar los agudos, etc. Este ajuste depende de las preferencias del usuario y del tipo de música. En nuestro caso hemos optado por el ajuste Dinámico.

Samsung Galaxy Buds Live

Justo debajo está la opción que permite personalizar los controles táctiles, sin duda una sección de obligada visita para que la experiencia de uso se ajuste mejor a tus hábitos.

Como extra, desde la app de los Samsung Galaxy Buds Live también podrás encontrar los auriculares en caso de pérdida, siempre que estos se encuentren dentro del rango Bluetooth. Al activarlo se emitirá un fuerte sonido que permitirá localizarlos. La app también permite activar el asistente por voz Bixby de Samsung mediante la personalización de los controles táctiles.

Graves bien dimensionados y una cancelación de ruido simbólica

Llegamos a uno de los apartados más importantes de este análisis. Las expectativas están muy altas ya que, sobre el papel, los drivers de 12 mm prometen un desarrollo más amplio que permitiría definir mejor todo el rango de frecuencias, mientras que el conducto de potenciación de graves deja la puerta abierta a unos bajos más intensos.

Además, Samsung ha contado de nuevo con la colaboración de los expertos de AKG para afinar el resultado, por lo que, sin más dilación, nos calzamos los auriculares y... ¡música maestro!

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Debo confesar que soy de esas personas a las que le molestan los potenciadores de graves y no se encuentra cómodo con auriculares o sistemas de sonido que abusan de las frecuencias bajas para “emborronar” el resto de frecuencias.

Sin embargo, espero que cuando suena una base de house o progressive los bajos suenen profundos. Los Galaxy Buds Live han sido los primeros auriculares Bluetooth totalmente inalámbricos en los que las frecuencias más graves han sonado con la contundencia que debían, y todo sin estorbar al resto de frecuencias, que se mantenían bien definidas.

Galaxy Buds Live

Galaxy Buds Live

Auriculares inalámbricos de Samsung con un diseño innovador y un sonido calibrado por AKG. Son fácil de sincronizar y se pueden configurar de manera sencilla con la app. Ofrecen hasta 8 horas de autonomía y su estuche tiene carga inalámbrica. También funcionan con móviles de otras marcas.

La tendencia hacia los graves hace que las frecuencias más altas de pierdan algo de brillo, pero aun así, mantienen su presencia. No cuesta distinguir el punteado de guitarra en pequeña Gran Revolución de Izal, al tiempo que las voces y los coros mantienen su presencia en los tonos medios sobre la base de bajo y batería que le da cuerpo, pero no eclipsa al resto de instrumentos.

La estructura de sonido de los Samsung Galaxy Buds Live se sostiene sobre unos principios sólidos en la teoría, pero no lo es tanto en la realidad. En primer lugar, la ausencia de unas almohadillas deja el aislamiento del sonido al azar o, mejor dicho a la genética.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Los Galaxy Buds Live se introducen en el canal auditivo, pero el encaje en tu oído, y lo cerca que queden de dicho canal, será decisivo para la experiencia. Esto tira por tierra la mitad de la base teórica de la cancelación de ruido puesto que será más o menos efectiva en función del encaje de los Galaxy Buds Live en tu oído.

El hecho de actuar como unos auriculares abiertos, en los que los sonidos que nos rodean entran en el canal auditivo, tira por tierra la eficiencia de la cancelación de ruido que no es, ni de lejos, tan notable como lo es en los Sony WF-1000XM3.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Según Samsung, los Galaxy Buds Live han sido diseñados para ser más eficientes en la cancelación de ruidos en la banda de bajas frecuencias como las del murmullo constante que emitiría la turbina de un avión, un tren o bus. En nuestras pruebas, hemos apreciado una ligera reducción de este ruido, pero en ningún caso desaparece o se atenúa de forma notable.

Esto también tiene su lado positivo ya que al ser abiertos, no produce esa sensación de vacío que incomoda a muchos usuarios cuando se activa una cancelación de ruido demasiado agresiva, y permite estar alerta a los sonidos que te rodean. Algo muy recomendable cuando caminas por una gran ciudad.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

Haciendo una valoración general, el sonido de los Samsung Galaxy Buds Live nos ha gustado mucho por encontrarse cómodos en todo el rango de frecuencias, con una fuerte presencia en los bajos fruto de unos drivers más amplios y la integración de un bass réflex en miniatura que hace bien su trabajo.

En lo que respecta a la cancelación de ruido, y siempre con el condicionante de la ergonomía, nos ha sabido a poco. Esperábamos algo más de eficiencia en la reducción de ruidos externos, pero las leyes de la física se imponen y, en este caso, tiran por tierra todos los esfuerzos de Samsung. Definitivamente, con los Samsung Galaxy Buds Live no conseguirás silenciar al compañero pesado o aislarte del mundanal ruido de una cafetería para concentrarte en tu trabajo.

Autonomía suficiente para trayectos largos y viajes

En el apartado de la autonomía, los Samsung Galaxy Buds Live ofrecen unos buenos resultados. No son los auriculares con más autonomía, pero sí permiten afrontar viajes largos sin tener que preocuparte demasiado por la carga de la batería.

Cada auricular cuenta con una batería de 60 mAh, mientras que el estuche cuenta con una capacidad de 472 mAh. Esto, según Samsung, permite una reproducción continua de hasta 29 horas de uso.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

En nuestras pruebas los resultados han sido algo menos optimistas, alcanzando un tiempo de uso de algo más de 5 horas con la cancelación de ruido activada y un volumen constante de entre el 60% y el 70%.

Con las mismas condiciones de volumen, pero desactivando la cancelación de ruido, la autonomía ha llegado a poco menos de 7 horas y media.

Hemos podido hacer dos cargas completas con el estuche, pero la tercera carga no ha llegado a completarla y se ha quedado a poco menos del 50%, todo ello partiendo de un estuche y auriculares cargados al 100% de su capacidad . En total han sido unas 22 horas de uso. Queda lejos de las 29 horas prometidas, pero es una autonomía estupenda.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

A estas 22 horas cabría sumarle el tiempo extra que se le araña haciendo uso de las cargas rápidas. Estas cargas consisten en cargar los auriculares dentro del estuche, y a su vez, conectar el estuche a un cargador. Con 5 minutos de esta carga rápida hemos obtenido energía para funcionar durante 1 hora y 15 minutos.

Cuando llega la hora de recuperar energía, el estuche tardará en torno a 90 minutos en recuperar el 100% de su carga. Mismo tiempo que tardarán los Samsung Galaxy Buds Live en recuperar el 100% de su autonomía al cargarlos desde el estuche (sin conectar el estuche al cargador).

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión

El estuche admite carga inalámbrica, pero este sistema entrega menos potencia, lo cual deriva en mayores tiempos de carga. También cuenta con un útil LED de estado que sirve para hacerse una idea rápida del estado de su carga sin tener que abrir la app. Este LED cambia de color en función del nivel de carga. Cuando se encuentra por encima del 60% muestra un LED verde, entre el 30% y el 60% un LED naranja y por debajo del 30% un LED rojo.

Te llaman la atención por su forma, pero te atrapan por su sonido

Llegamos al final de este análisis de los Galaxy Buds Live con la sensación de una brisa fresca en la cara al abrir la ventana por la mañana. 2020 está siendo un año lleno de propuestas casi clónicas en auriculares Bluetooth totalmente inalámbricos. Diseños que únicamente se diferencian en pequeños detalles, pero que en ningún caso nos provoca esas mariposas en el estómago por la emoción de algo realmente innovador.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis y opinión
R.Andrés

No podemos decir que los Samsung Galaxy Buds Live sean perfectos. De hecho quedan muy lejos de serlos, pero nos quitamos el sombrero ante Samsung por haberse atrevido a lanzar un producto con un diseño tan disruptivo.

Los Samsung Galaxy Buds Live tienen mucho margen de mejora en su cancelación de ruido y en la resistencia al agua y polvo. En contrapartida, a nivel de sonido y ergonomía ofrecen una experiencia de uso que los sitúan entre los mejores auriculares TWS del momento.

Galaxy Buds Live

Galaxy Buds Live

Auriculares inalámbricos de Samsung con un diseño innovador y un sonido calibrado por AKG. Son fácil de sincronizar y se pueden configurar de manera sencilla con la app. Ofrecen hasta 8 horas de autonomía y su estuche tiene carga inalámbrica. También funcionan con móviles de otras marcas.

El precio es otro de los principales hándicaps que harán que los usuarios puedan plantearse otras opciones. Para ser totalmente sinceros, el precio no sería el problema de fondo.

La realidad es que con los 199 euros que cuestan estos auriculares, se sitúan en una posición muy competitiva con respecto los auriculares TWS con cancelación de ruido. El problema, es que la cancelación de ruido no está a la altura de la que ofrecen los competidores en ese rango de precio, lo cual le hace perder fuelle en esa carrera y lo deja en cierta desventaja.