Skip to main content

Samsung Galaxy Fold, análisis y opinión

Samsung Galaxy Fold

Lo mejor

  • Pantalla de gran tamaño
  • Continuidad del software entre pantallas
  • Autonomía
  • Calidad y potencia de Sonido

Lo peor

  • Precio
  • Grosor plegado
  • Peso del terminal
  • Delicadeza de la pantalla flexible

25/10/2019 - 19:01

En esta ocasión pasa por nuestro Laboratorio el Samsung Galaxy Fold, el primer smartphone de pantalla flexible que llega al mercado de una gran compañía. Es complicado hacer entender que estamos ante un móvil de 2.020 euros. ¿Cuál es la diferencia? La potencia, el diseño, los acabados y la experiencia premium. Este es el caso de este Galaxy Fold, uno de los dispositivos móviles que más "efecto wow" provocan cuando se utilizan.

Este smartphone es el primer móvil que llega a nuestro laboratorio con pantalla flexible. Es la apuesta de Samsung que llega en segunda oleada tras ciertos problemas con la primera hornada, y podemos denominarlo como el móvil que causa dos efectos wow.

El primero de ellos, cuando se abre y se ve la pantalla flexible. Y el segundo, y este no es tan bueno cuando comentas el precio, una nada desdeñable cifra de 2.020 euros y uno de los principales hándicaps de este terminal.

Hemos podido pasar una semana entera con él, usándolo como móvil principal, y ya podemos sacar conclusiones sobre cómo es usarlo en el día a día y cómo nos habituamos a la disponibilidad de esa doble pantalla de grandes dimensiones.

Pero antes de empezar queremos comentar que en cierta manera es un análisis injusto para este smartphone ya que las pruebas están estandarizadas para el formato smartphone tradicional y, claro, este Galaxy Fold es un móvil y cuesta más de 2.000 euros, pero no es un móvil cualquiera. Digamos que es el mismo caso que cuando hablamos de un coche de alta gama que cuesta 80.000 euros frente a los 9.000 euros de un utilitario básico. Ahora bien, ¿cómo es este Fold? 

  Samsung Galaxy Fold 
Dimensiones Extendido: 160,9 x 117,9 x 6,9 mm
Plegado: 160,9 x 62,9 x 15,5 - 17,7 mm
Peso 276 g
Pantalla plegable
(interior)
7,3" Dynamic AMOLED formato 4,2:3 HDR10+
QXGA+ 2.152 x 1.536 px
326ppp
Pantalla secundaria
(exterior)
4,6" Super AMOLED formato 21:9 HDR
1.680 x 720 px
399pp
Procesador Snapdragon 855
Memoria RAM 12 GB LPDDR4x
Almacenamiento 512 GB
Batería 4.380 mAh (doble celda)
Carga rápida Fast Charge (5V2A / 9V1,65A)
Bluetooth 5.0
WiFi / LTE 2X2 MIMO, 6CA, LAA, LTE Cat.18
Cámaras traseras 12 Mpx (f/1.5 / f/2.4) con estabilización óptica (77º)
16 Mpx f/2.2  gran angular (123 grados)
12 Mpx f/2.4 telefoto 2X con estabilización óptica (45º)

Vídeo:
- 4K 60 fps, FullHD 60 fps
- SuperSlow Motion 960 fps
- Slow Motion 240 fps 1080p
Cámara de selfies Con el móvil cerrado:
- 10 Mpx f/2.2
Con el móvil abierto:
- 10 Mpx f/1.9
- 8 Mpx f/2.2 auxiliar (enfoque dinámico)
Android 9.0 con capa de personalización OneUI

Resumen del análisis del Galaxy Fold de Samsung:

Formato libro desplegable, grueso pero conveniente

El diseño de este Fold es cuanto menos peculiar, muchos compañeros y amigos lo han denominado como ladrillo y no es para menos ya que pesa alrededor de 270 gramos y plegado tiene un grosor de 1,7 cm. Es un formato tipo libro que para los menos jóvenes del canal recordará al Nokia Communicator de los años 90.

Es un móvil que plegado es mucho más estrecho de lo que viene siendo norma hoy día, y parece más un mando a distancia que un móvil. En la parte externa tiene una pantalla con la que podremos usar todas las funciones del terminal, es pequeña, 4,6” 720p en formato 21:9.

Como detalle a tener en cuenta, usando el móvil con esta pantalla no permite la rotación automática o forzada de contenidos. Hay que trabajar en vertical por defecto a no ser que la aplicación permita poner el contenido en pantalla completa con rotación forzada, como por ejemplo Asphalt o Youtube.

Samsung Galaxy Fold

Si abrimos el terminal y seguimos haciendo el paralelismo con el Nokia Communicator 9000, el teclado que había en la parte inferior y la pequeña pantalla monocromo de la superior se ven sustituidos por un diseño todo pantalla flexible AMOLED de 7,3 pulgadas de diagonal con formato 4,2:3, menos panorámica de lo habitual pero con la que se pueden ver contenidos HDR10+.

Samsung Galaxy Fold

Existe un notch en el lateral superior derecho donde están situados los sensores y cámara para selfie cuando se usa el Fold abierto. Perdona, ¿pantalla flexible?¿Se dobla? Sí, es una pantalla que tiene un pequeño radio de giro en la zona central donde hay un mecanismo de bisagra. En esa zona la pantalla no está apoyada sobre ninguna superficie completamente rígida y sufre una ondulación que ves y sientes cuando pasas el dedo por la zona.

¿Notas el pliegue de la pantalla cuando lo usas? Sinceramente, cuando estás usando el móvil, completamente perpendicular a su superficie, esa zona no se nota. Al usarlo durante esta semana solo hemos notado esa zona cuando había un gran número de luces en el techo por cuestión de reflejos.

Ya hemos visto smartphones con la pantalla flexible en el mercado y han pasado por nuestras manos brevemente, como el Flexpai Royole, y ciertamente la tecnología flexible está ahí pero nos faltaba el tacto premium que ofrece este móvil. El sistema de bisagra con cierre final magnético y cómo llega a su apertura máxima dan confianza desde el primer momento.

Aquí echamos cuenta sobre la durabilidad según la cifra de mínimo 200.000 aperturas que soporta el mecanismo de la bisagra, según Samsung. Tenemos en cuenta 8 horas de sueño, es decir, contamos 16 horas de uso durante cada día.

Hemos estimado una media de aperturas por hora, para crear una tabla y ver la duración en tiempo de ese sistema de bisagra según, repetimos, la vida mínima de este sistema de bisagra.

Aperturas totales por día Aperturas por hora (16h al día) Tiempo medio entre aperturas Duración real 200.000 aperturas
80 5 12 min 6 años y 10 meses
112 7 8,5 min 4 años y 11 meses
160 10 6 min 3 años y 5 meses
272 17 4 min 2 años

La parte trasera recuerda en parte al Note 10 debido a que comparte la situación y configuración de cámara trasera, además de tener el mismo color que la unidad que analizamos. El móvil es más grueso plegado por la zona de la bisagra que por los extremos de la pantalla, y queda claro que Samsung deja una pequeña circunferencia a la hora de plegarla para evitar daños en la misma, pero eso implica también que queda hueco una vez plegado.

Es curioso ver como mucha gente espera que esta tecnología nazca ya con acabados como las pantallas tradicionales que tienen un cristal delante, y claramente este móvil no es así, esta tecnología no funciona así, es un nuevo concepto y hay que pensar en él como eso. Es como cuando se pasó de tener carros de caballos a usar locomotora de vapor, no se puede pensar en esta locomotora como un convoy de compartimentos tirados por caballos sobre vías.

Es un nuevo concepto, tiene sus pros y sus contras frente al que llevamos años viendo y tendrá cosas que pulir, claramente, pero lo que queda claro es que si quieres una pantalla grande y que el móvil quepa en el bolsillo, esta solución es más que válida.

Samsung Galaxy Fold

Al móvil le acompaña en la caja una carcasa doble, una para frontal y otra para la parte trasera con diseño de fibra de carbono, los auriculares inalámbricos Galaxy Buds, y su cargador rápido Fast Charge, por detrás en potencia que el que acompaña al último Note 10, por ejemplo.

De "qué pantalla tan pequeña" a "qué pantallón"

Si hay algo que Samsung tiene controlado son las pantallas AMOLED y es que fue de las primeras en apostar por esta tecnología para móviles y tiene muy bien cogido el punto y la calibración de las mismas.

Tanto es así que aún me choca ver las pantallas de los nuevos terminales, con esa calibración neutra, colores reales y tan alejadas de esas pantallas de los primeros Galaxy S con una sobresaturación que prácticamente convertían en dibujo animado todo lo que se mostraba.

Samsung Galaxy Fold

Este Galaxy Fold tiene dos pantallas, ambas AMOLED con patrón pentile. La pantalla exterior tiene un tamaño de diagonal de 4,6 pulgadas y formato 21:9 con una resolución 1.680x720px. Podría ser baja para tamaños de diagonal más alto pero en esta pantalla tiene una densidad de 399 píxeles por pulgada y tiene soporte HDR.

Galaxy Fold Pixel

La pantalla interna la han bautizado como pantalla Infinity Flex y tiene una diagonal de 7,3 pulgadas y resolución de 2.152x1.536px. Es una pantalla con una densidad de 369ppp ofreciendo soporte HDR10+.

Samsung Galaxy Fold

Como vemos, el formato no es panorámico, estamos ante un formato 4,2:3 lo que hace que al ver contenidos multimedia que están en formatos 16:9 y más panorámicos veremos barras negras arriba y abajo. Cabe la opción de ampliarlos a pantalla completa y perder parte de los laterales de la imagen original.

En el siguiente vídeo vemos un Galaxy S10+ de 6,4" de diagonal frente a la pantalla de 7,3" del Fold viendo Netflix y poniendo el contenido a toda pantalla. En el S10+ el contenido está maximizado -recorta imagen en la parte superior e inferior-, se verían columnas negras en los lados con el formato original mientras que en el Fold es al revés.

En términos de brillo la pantalla externa tiene un brillo máximo que ronda los 500 lux en entornos iluminados y tiene un modo de alto brillo que duplica el mismo llegando a una media de 1.037 lux. Lo mejor es la uniformidad con la que muestra ese nivel de brillo con una desviación media por zonas de entre 2,4 y 5,6 lux.

Brillo Galaxy Fold

La pantalla flexible tampoco se queda corta teniendo un brillo de alrededor de 580 lux en entornos iluminados y llega a prácticamente 850 lux en modo de alto brillo o reproduciendo contenidos HDR. El panel Infinity Flex también es muy uniforme en términos de cómo entrega el brillo con una desviación de entre 2 y 5 lux.

La calibración de ambas pantallas puede modificarse poco ya que podemos elegir entre dos modos, Intenso y Natural. Viene por defecto en este modo y recomendamos seguir con él ya que hace gala de su nombre y ofrece una gran precisión de color muy en la línea de sRGB.

Samsung Galaxy Fold

Tras haberlo usado una semana podemos constatar que la pantalla externa es una herramienta que usas mucho, puedes utilizar el móvil con una mano y para ver notificaciones e incluso alguna respuesta rápida a mensajería instantánea es más que suficiente, incluso para ver un feed de noticias. IG, o Twitter, entre otros.

Nuestro patrón de uso ha sido aproximadamente, en el día a día, un 65% pantalla externa y un 35% la interna, sin contar una sesión de vídeos durante un viaje de trabajo en avión en el que pudimos disfrutar de Netflix durante 6 horas a toda pantalla y todavía quedaba un 30% de batería.

Mucha gente me pregunta por el doblez de la pantalla flexible si se nota, si cambia el color o la luz, y la verdad es que si miras el móvil de manera frontal no se nota nada, parece una única superficie, manteniendo uniforme. Solo se nota cuando ves la pantalla de manera no perpendicular o cuando hay reflejos de luz en la superficie.

Rendimiento digno del rey de la gama

En términos de como funciona estamos ante un móvil que no sufre en ninguna situación, tanto en juegos como en multitarea (algo que veremos en profundidad ahora después cuando hablemos del software), o usando DeX, esos 12 GB de RAM y el Snapdragon 855 demuestran que estamos ante un móvil top.

La sensación de fluidez y transiciones al cambiar de pantalla es muy buena y es algo que por defecto puede hacerse desde la pantalla pequeña a la grande. Si quieres cerrar el móvil y continuar con una aplicación en la pantalla pequeña tendrás que configurarlo desde ajustes y es algo que nos ha parecido útil para aplicaciones GPS, navegador web o incluso algún que otro juego.

No se puede achacar nada en términos de rendimiento y es algo que cabe esperar de un dispositivo de este rango de precios -seguramente el smartphone más caro que ha pasado por nuestro Laboratorio-. 

Benchmarks Galaxy Fold
(SD855)
Pixel 4 XL
(SD855)
OnePlus 7T Pro
(SD855+)
Galaxy Note 10+
(Exynos 9825)
Huawei P30 Pro
(Kirin 980)
GeekBench 4 Single 3.347 2.862 3.573 4.538 3.318
GeekBench 4 Multi 10.464 9.432 11.079 10.351 9.921
GeekBench 5 Single 689 524 760 790 692
GeekBench 5 Multi 2.469 1.927 2.679 2.054 2.514
Antutu 8 433.159 369.006 394.423 426.441 391.117
PCMark 9.169 9.465 10.598 8.533 9.247
3DMark OpenGL 5.648 4.640 6.154 4.999 4.276
3DMark Vulkan 4.849 4.130 5.330 3.667 4.271

Hay algo que cabe comentar en este apartado y es que, como vemos en la tabla, no monta el procesador más potente del momento. Ya ha sido lanzado el Snapdragon 855+ que es una versión con cierto overclock en CPU y algo más notable en GPU y ya se dejan entrever ciertas características del próximo Snapdragon 865.

Un punto interesante es conectar un Hub USB-C a HDMI y poder usar DeX, una plataforma móvil en formato tradicional PC con ventanas y aplicaciones a toda pantalla pudiendo hacer uso del móvil como si de un ordenador se tratase. Samsung ha comentado que DeX, como una ventana en Windows o Mac, de momento, no está activo, como vimos en el Note 10+, pero llegará en próximas actualizaciones.

Fold Dex

Está claro que la llegada al mercado, retirada y ahora el aterrizaje, esperemos definitivo, del mismo en el mercado ha tenido consecuencias. El desarrollo del terminal se hizo cuando el rey era el Snapdragon 855. Las diferencias de rendimiento son sutiles, pero ahí están y es algo que podríamos esperar a la hora de desembolsar lo que cuesta este móvil.

Software perfecto para multitarea y continuidad entre pantallas

Hablemos de software y es que aquí es donde Samsung se diferencia de compañías como Flexpai ya que dota al usuario de opciones de continuidad y un uso multiventana que facilita el uso día a día. El móvil permite dividir la pantalla interna en 1/3 y 2/3 para mostrar dos aplicaciones y, además, también permite dividir la columna estrecha en dos, para mostrar 3 aplicaciones en pantalla.

A esto se suma la opción de tener aplicaciones flotantes por lo que nos encontramos ante opciones de personalización muy flexibles, valga la redundancia, para que cada uno ajuste el software a su gusto y a cada función concreta.

¿Qué sucede con este formato? No todo lo que reluce es oro y es que las aplicaciones tienen que ser compatibles, no hemos encontrado muchas que no lo sean, pero, por ejemplo, Instagram no lo es y si la abres se verá siempre a toda pantalla.

Fold IG

Esto unido a que el formato es 4,2:3 hace que las stories de IG en la pantalla grande se vean cortadas. Otra de las pequeñas cosas que faltan por pulir, pero que es tema de software puro y duro, por tanto solucionable. En mi caso de uso, los stories los he visto con la pantalla externa sin problema y perfiles y publicaciones con la interna.

Lo que más me ha gustado ha sido lo bien resuelto que está el tema de la continuidad y cómo si ves una aplicación desde la pantalla externa y abres, directamente aparece renderizado todo en la pantalla grande.

Si estás viendo una web directamente está pintado por donde estabas leyendo; si echabas una partida a un juego también se ve a toda pantalla. Según qué aplicaciones, esa resolución se adapta para llenar toda la pantalla o bien deja márgenes negros en los laterales si no está optimizada.

El móvil viene configurado por defecto con un modo que bloquea el terminal cuando cierras el móvil pero puedes elegir qué aplicaciones seguir usando en la pantalla pequeña desde ajustes de pantalla.

Fold One UI

Android 9 y OneUI es la interfaz de este Samsung, combinación que hemos visto en la última generación, tanto de Note como de la familia S, y la verdad es que es una capa muy limpita y prácticamente sin bloatware. Bixby o Samsung Pay vienen preinstalados pero puedes elegir si usarlo o no e incluso desinstalarlo.

Fold One UI

Está claro que Samsung ha invertido mucho tiempo y recursos en conseguir esta fluida experiencia de software con el móvil y el salto entre los dos modos de uso, plegado y en pantalla pequeña o a toda pantalla abierto.

Cámara

Pasemos a hablar de las cámaras de este Fold y es que debido al formato flexible que tiene, nos encontramos con un móvil que monta 6 cámaras, sí sí, 6 cámaras. Podríamos decir que este Fold ha conseguido integrar a modo Frankenstein la configuración trasera triple cámara del Note 10 así como la de selfie con el móvil plegado y cuando lo abrimos, el sistema de doble cámara frontal de selfie del S10+.

Samsung Galaxy Fold

No hay mejoras en este apartado. Es un móvil muy versátil y los resultados son equiparables a los móviles que hemos comentado y que ya pasaron por nuestro laboratorio. Aquí una muestra de las tres lentes en una situación complicada de noche.

Evolución Gran Angular - 1X - Zoom 2X

Evolución Gran Angular - 1X - Zoom 2X

Muy buen rendimiento HDR, modo retrato, versatilidad con el zoom 2x, modo enfoque dinámico en foto y vídeo. Un móvil con características top que consigue buenas fotografías con solo pulsar un botón en la mayoría de situaciones.

muestra
muestra

En términos de grabación de vídeo, es importante mencionar que permite grabación FullHD y 4K en modo 60 fps, tiene un modo de estabilización de vídeo (graba en FullHD) que marca diferencia y la opción de grabar vídeos en formatos poco habituales como 1.440x1.024px o bien en formato 1:1.

En términos de grabación tiene la opción de grabar vídeos HDR10+ con su cámara si activamos la característica que avisan que está en fase beta, como ya vimos en el Note 10+.

Os dejamos los análisis del Note 10+ y del Galaxy S10+ para que podáis ver cómo rinde este sistema de cámaras en profundidad, los resultados de este móvil son equivalentes. Y también un enlace a Google Drive donde tenemos las muestras originales de foto y vídeo, sacadas directamente desde el terminal.

Autonomía para más de un día con uso intenso

Llegamos a un punto delicado, la autonomía. Y es que con esa gran pantalla la duda original era, ¿cuánto durará la batería de más de 4.300 mAh que monta? Tras nuestra semana de uso no podemos más que comentar que Samsung lo ha solucionado muy bien. En el test de batería PCMark al 100% de brillo se consiguen más de 6 horas con la pantalla interna y 12 horas con la pantalla externa y aún restaba un 18% de batería en ambos casos.

Autonomía Galaxy Fold

En un uso normal, el brillo no está al 100% y el consumo disminuye además de que se trata de un consumo mixto, y nosotros hemos estado llegando al final del día con un 25-30% de autonomía con un uso intenso: lo hemos tenido solo una semana y lo hemos exprimido al máximo.

Carga FOLD

Como vemos, a esto hay que sumar las opciones de carga inalámbrica Qi que permite tanto recargar el móvil como que el Fold haga de base de carga para periféricos, como, por ejemplo, la caja de los Galaxy Buds que vienen con él.

La carga rápida por cable no es la más rápida del mercado, muy lineal desde el principio y toma 40 minutos el 50% y alrededor de 2 horas la carga completa. Ciertamente, habría estado bien ver la implementación de carga de 25W o 45W que hemos visto llegar con los nuevos Note, pero está claro que el desarrollo de este producto fue primero.

Sonido premium y sin soporte 5G

Si hay algo que realmente me ha gustado de este móvil es su sonido, cuesta trabajo encontrar fabricantes que cuiden de verdad este tema. Es cierto que con el espacio disponible para los altavoces es complicado conseguir una buena calidad de sonido con un volumen aceptable.

Samsung Galaxy Fold

Samsung ha conseguido un gran equilibrio al integrar dos altavoces en los laterales consiguiendo una notable separación de sonido estéreo, además de compatibilidad con Dolby Atmos para ofrecer un sonido más envolvente con contenidos compatibles.

Ver una serie con ese sonido es un placer, hay una reproducción de frecuencias medias notable y volumen suficiente para poder escuchar en un salón estándar cualquier vídeo o canción. Aparte de eso, en la caja vienen los Galaxy Buds, unos auriculares inalámbricos truewireless que completan la experiencia premium del terminal.

Samsung Galaxy Fold

Echamos en falta conector minijack pero siempre es preferible que el fabricante sea capaz de meter más batería en el interior que usar ese tipo de auriculares que cada día parecen más vintage. Otra de las carencias del modelo probado sería compatibilidad con redes 5G, pero visto como va la implantación y despliegue de redes en España, me parece que no será un problema.

Por lo demás, estamos ante un móvil con conectividad LTE de última generación, Bluetooth 5.0, NFC con soporte para pagos mediante Samsung Pay y Google Pay y GPS global con soporte de redes satélite europea, americana, rusa y china. Un móvil que, como cabía esperar, no defrauda.

Un móvil que marca una dirección a seguir... y la innovación se paga

En resumidas cuentas, estamos ante un nuevo concepto, un móvil que cuesta 2.020 euros y que tiene sus pros y sus contras frente al formato tradicional. Queda claro que en los apartados de pantalla y rendimiento el móvil reina pero teniendo en cuenta nuestros baremos actuales, en diseño pincha, por su peso y su grosor plegado.

Samsung Galaxy Fold

Queda claro que estamos ante un formato nuevo, y la innovación y ser el primero en usar la tecnología convierte al Galaxy Fold en producto de lujo. Ya es cuestión de cada uno ver si puede llegar a costear ese precio y si tener todo en uno le renta frente a comprar un móvil y un pequeño tablet para esos momentos. Lo que está claro es que una vez que usas el Fold el formato convence y el disfrute de su gran pantalla hace palidecer los contras que hemos ido destacando en este análisis.

Nuestra valoración

Diseño

6/10

Pantalla

10/10

Hardware

10/10

Software

9/10

Cámara

9/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

10/10

Nota técnica

91

Relación calidad/precio

Ver ahora: