Skip to main content

Samsung Galaxy M20, análisis y opinión

27/04/2019 - 09:21

Ponemos a prueba el Samsung Galaxy M20, para ver si sus cámaras, batería, y demás características técnicas merecen la pena y son capaces de reconquistar el mercado de los móviles de gama media, tan competitivo.

Samsung es una de las empresas de smartphones más importantes del sector, sus móviles más top marcan en muchas ocasiones el rumbo de otras marcas, gracias a su inversión en innovación. Sin embargo, en los últimos años han aparecido en escena compañías que están haciendo una dura competencia en la franja de gama media

Samsung no se va a quedar quieto mientras ve como otras empresas como Xiaomi se acercan peligrosamente a su puesto en el ranking de marcas preferidas por los consumidores. Por eso ha presentado el nuevo Galaxy M20, una apuesta fuerte para volver a reconquistar el mercado de los móviles de gama media. 

Por 229 euros de precio el Samsung Galaxy M20, ha llegado al mercado cargado de características tan potentes como una gran pantalla Infinity V, una doble cámara trasera y una potente batería de 5.000 mAh. Pero, ¿merece la pena?, vamos a verlo. 

  Galaxy M20
Pantalla 6,3''
Resolución 2.340 x 1.080 px
Procesador Exynos 7904
Memoria RAM 3 / 4 GB
Almacenamiento 32 / 64 GB
Ampliable mediante microSD
Cámara principal 13 Mpx f/1.9
5 Mpx f/2.2
Cámara frontal 8 Mpx f/2.0
Dimensiones y peso 156.4 x 74.5 x 8.8 mm
186 gramos
Batería 5.000 mAh
Android Android 8.1 con capa Samsung Experience 9.5
Precio 229 euros

Diseño sencillo pero actual 

Empezamos el análisis del Samsung Galaxy M20 hablando del diseño con el que Samsung ha revestido su nuevo terminal Se trata de un estilo sencillo y discreto pero que cumple con la mayoría de características que están más de moda. 

Por un lado tenemos la pantalla de gran tamaño que más adelante analizaremos en profundidad. Es Infinity- V gracias a que ocupa casi todo el frontal rodeada de bordes delgados, excepto el inferior que siempre suele ser algo más grueso y el notch en forma de gota.

Análisis Samsung Galaxy M20

Esta modalidad de ceja ya es de las más corrientes pues de todos los tipos es el que menos molesta y no le quita protagonismo a la pantalla. Sin embargo, en ella sólo hay sitio para situar la cámara frontal, dejando fuera otros sensores que ayuda, por ejemplo, a tener un reconocimiento facial más efectivo. Encima del notch tenemos un pequeño altavoz para las llamadas. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Por el otro lado, nos encontramos con varios elementos, el primero es la carcasa de plástico que intenta imitar el cristal pero sin conseguirlo mucho. Es brillante y monocromática, Samsung sólo venderá este nuevo modelo en los colores negro y azul marino, renunciando a las variantes de colores degradados que tanto gustan ahora mismo. 

Como decimos es un estilo muy sencillo que no pretende llamar la atención con colores muy brillantes, mero es cómodo de usar con los bordes curvos, aunque su peso de 186 gramos no pasa desapercibido nada más tenerlo entre las manos. Un peso normal si tenemos en cuenta la gran batería que alberga en su interior

Análisis Samsung Galaxy M20

En el centro de la carcasa se encuentra el lector de huellas dactilares . No funciona mal, pero si hemos de decir que es algo lento, sobretodo si lo comparamos con los sensores que equipan los móviles de Huawei y Xiaomi.

Análisis Samsung Galaxy M20

Por último tenemos la doble cámara trasera. Un detalle que siempre gusta mucho y que nos encontramos en este terminal, es que las cámaras no sobresalgan mucho de la carcasa, impidiendo que el móvil se tambale sobre la mesa y que tengas que protegerlas de los golpes con una funda muy gruesa. 

Pantalla Infinity-V, no todo van a ser agujeros en pantalla

Seguimos este análisis centrando nuestra atención en la pantalla. La marca ha optado por una pantalla Infinity-V, una de las tendencias del momento, que con sus 6,3 pulgadas de tamaño ocupa casi todo el frontal, gracias a los bordes delgados que la rodean y al notch del que ya hemos hablado. 

Es una pena no contar con la tecnología OLED de la que tanto disfrutamos en otros móviles de Samsung. Aquí nos tendremos que conformar con un panel TFT y resolución de 2.340 x 1.080 píxeles.

Como vemos en la siguiente imagen, la densidad de píxeles es de 403 ppp, un buen nivel para el tipo de móvil que estamos valorando. Otros modelos como el Huawei Y7 (2019) cuyo precio de lanzamiento es de unos 20 euros inferior, se quedaba en tan sólo 268 ppp. 

Análisis Samsung Galaxy M20

En términos de ángulos de visión esta pantalla rinde muy bien, no encontramos decoloraciones ni pérdida de brillo. Es, sin embargo, en la luminosidad donde nos gustaría que brillase un poco más, aunque claro, tenemos que ser conscientes del nivel de precio en el que nos movemos y por ello, comentamos que está en la línea de la competencia.

Análisis Samsung Galaxy M20

Estamos hablando de un panel para un móvil de 200 euros por lo que, no cuenta con malas cualidades. Tiene una media de 464 lux, normal en esta franja, aunque la desviación sea algo alta (falta de uniformidad en la iluminación) es algo que el ojo no nota durante su uso.

Análisis Samsung Galaxy M20

Lo que sí se percibe es una brillo justo en situaciones de mucha luz ambiental como en exteriores, donde hay que forzar un poco la vista para poder ver algunos detalles, si por ejemplo estamos haciendo fotografías. 

También es importante mencionar que su sistema de ajuste de brillo automático es lento y puede que necesitemos corregirlo de manera manual cuando la luz cambie drásticamente de una estancia a otra con distinta luz. 

Tampoco contamos con ningún modo de regular y calibrar la pantalla, algo que siempre es de agradecer, pero que no solemos ver en móviles de esta categoría. 

Rendimiento y fluidez apropiadas

En el corazón de el Galaxy M20, Samsung ha instalado un procesador Exynos 7904 de cocho núcleos. Este modelo no cuenta con la velocidad que aportaría un Snapdragon 660, el procesador que más usan ahora mismo los móviles de este nivel. No obstante la experiencia no ha sido mala. 

Este procesador viene acompañado por dos versiones de almacenamiento, una de 3+32GB y otra de 4+64 GB. La última es la que nosotros hemos puesto a prueba, siendo una capacidad de memoria RAM y almacenamiento interno propia de la gama media. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Durante las semanas que hemos estado usando este terminal, hemos notado una fluidez suficiente como para olvidarte de que se trata de ese chip. Sinceramente, esperábamos tirones y que el móvil se quedara bloqueado en algún que otro momento, pero eso no ha ocurrido. 

 A continuación te dejamos todos los resultados que ha obtenido en los bechmarks con los que solemos poner a prueba los móviles que analizamos en Computer Hoy y una tabla comparativa donde puedes ver la potencia del Samsung Galaxy M20 con respecto a otros móviles de su misma categoría.

  Galaxy M20 Motorola Moto G7 Plus Nokia 5.1 Plus Huawei Y7 2019 Huawei Mate 20 Lite
Procesador Exynos 7904 Snapdragon 636 Helio P60 Snapdragon 450 Kirin 710
RAM 4 GB 4 GB 3 GB 3 GB 4 GB
AnTuTu 108.611 117.706 119.530 73.772 137.128
3D Mark (Sling Shot) 579 / 1.078 946 / 933 1.140 / 732 445 / 485 1.441
GeekBench
Single
Multi
1.321
4.015

1.337
4.941

N/D

767
3.813
1.265
4.409
PCMark 2.0 5.128 6.221 7.041 4.499 6.551

Si pretendes darle un uso sencillo a este móvil, consultando aplicaciones como el correo electrónico, redes sociales, algún que otro vídeo en streaming, puedes estar seguro de que el procesador cumplirá de sobra con su trabajo. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Incluso si eres de los que prueba algún juego para móviles de vez en cuando, nosotros hemos probado el Racing Fever: Moto y nos ha ido muy bien, sin ningún problema. Claro que, es evidente que este chip no está pensado para móviles gaming. 

Sin Android 9 Pie, de momento, ni tampoco OneUI

Por desgracia, este es uno de los puntos débiles del Galaxy M20. A estas alturas de 2019, ya estamos muy acostumbrados a que los nuevos móviles de gama media para arriba, cuenten con el sistema operativo Android 9.0 Pie, es decir, la última versión disponible del SO de Google. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Por eso nos ha sorprendido que Samsung haya decidido presenta este terminal con Android 8.1 y la capa de personalización Samsung Experience 9.5. No es que sea una tragedía porque se trata de un sistema cómodo y fácil de usar, pero renunciamos a algunas funciones nuevas que ya tienen otros modelos. Aún así, seguramente Android Pie acabe llegando más pronto que tarde con una actualización de software. 

Una de las funciones que no tendremos en este móvil por ser Android 8.1 son los controles por gestos. En otros móviles ya podemos usar accesos rápidos o gestos que nos llevan a funciones que usamos habitualmente de manera más rápida. Por ejemplo, levantar el móvil con la mano y que la pantalla se encienda, o dándole unos toques con el dedo. Pero el Samsung Galaxy M20 no ofrece ninguna de estas ventajas. 

En el sistema operativo nos hemos encontrado bastantes aplicaciones preinstaladas, tanto las que aporta Samsung en su capa de personalización, como algunas de Microsoft, e incluso la de Facebook. No importa, porque todas se pueden desinstalar fácilmente.

Análisis Samsung Galaxy M20

Por otro lado, nos encontramos con la configuración de seguridad. Ya hemos mencionado que contamos con el lector de huellas trasero para desbloquear el terminal y que no es muy rápido. Pero también contamos con el sistema de reconocimiento facial, el cual tampoco funciona a las mil maravillas. Se trata de un modelo muy básico pues únicamente cuenta con la cámara frontal y el software con inteligencia artificial para registrar y analizar el rostro. Dependerá de la posición del rostro y de la luz que tenga para que es sistema funcione correctamente. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Junto a estos dos modos de desbloquear el móvil también tenemos el Smart Lock que cancela la seguridad del teléfono cuando este se encuentra en una ubicación conocida, como nuestra casa. 

Doble cámara trasera con gran angular

Análisis Samsung Galaxy M20

Nos enfrentamos ahora al equipo fotográfico de tres cámaras que forman parte del Galaxy M20. Nos hubiera gusta encontrarnos con unas lentes algo más poderosas, pero por el precio que tiene este móvil, el conjunto cumple con lo imprescindible. 

Empezamos por la doble cámara trasera cuya lente principal es de 13 Mpx y apertura f/1.9, mientras que la lente secundaria gran angular cuenta con una resolución de 5 Mpx. Durante el día y situaciones de buena luz, las cámaras hacen un buen trabajo, pudiendo elegir entre el modo estándar o el gran angular para hacer fotos más paisajistas. No obstante, por la noche es cuando estas dos lentes empiezan a flojear. 

Análisis Samsung Galaxy M20
Análisis Samsung Galaxy M20

Un detalle importante, es el ajuste del gran angular que en ocasiones puede resultar un tanto exagerado, curvando demasiado las formas, pero que en la galería nos dan la opción de corregir, como podéis comparar en estas dos imágenes. 

Análisis Samsung Galaxy M20
Análisis Samsung Galaxy M20

Es de las pocas cosas que se pueden modificar una vez tomada la fotográfia, como pasa con el efecto desenfoque, que no permite ajustar el nivel separación con el fondo de manera manual, ni antes ni después de hacer la foto. No tenemos ningún control sobre el resultado y ,es más, el efecto sólo funciona cuando el teléfono detecta un rostro.

Análisis Samsung Galaxy M20

Este detalle es de lo más frustrante, desenfocar el fondo sutilmente es un efecto que puede dar mucho juego tanto a personas como objetos y ya que lo incluyes lo suyo es permitir que el usuario lo pueda controlar a su gusto. Aún así el resultado es bueno y no recorta muy mal la silueta, excepto en la parte del pelo que suele ser un reto que muy pocos móviles consiguen superar con buena nota. 

Por el contrario, Samsung sí nos da bastante control sobre el modo belleza, en el cual se pueden nivelar cada unos de los detalles: el tamaño de los ojos, el suavizado de la piel, la forma de la cara, todo lo  podemos ajusta según nuestros gustos. Incluso contamos con sticker o filtros como los de Instagram y Snapchat para jugar un rato. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Nosotros hemos optado por aplicar al máximo todos los ajustes de belleza para poder mostraros hasta donde puede llegar, aunque como pasa a menudo, el rostro cambia tanto que resulta irreal. 

Vamos ahora con la opción de vídeo. No contamos, ni con cámara rápida, ni lenta, ni con estabilizador de vídeo, aunque sí nos permite regular el nivel de luz para ajustarla según el momento, si pasamos de una habitación a otra con distinta luz. 

Por si queréis comprobar todas las imágenes y vídeos que hemos realizado con las cámaras del Samsung Galaxy M20, os dejamos las dejamos en este enlace con su máxima resolución para que juzguéis vosotros mismos. 

La batería, punto estrella de este Galaxy M20

Pasamos ahora a hablar de la que podría ser sin lugar a dudas una de las características más destacables de este terminal. Samsung ha apostado fuerte por la batería del Galaxy M20, equipándolo con 5.000 mAh

Análisis Samsung Galaxy M20

Con una batería así un móvil debe llegar con soltura a los dos días de autonomía y eso es lo que hemos conseguido durante las semanas que hemos estado probando este móvil. No podemos decir que que aguante de sobra las 48 horas, pero se puede conseguir si apuramos hasta el final su batería. 

En las pruebas que hemos realizado este Galaxy M20 ha conseguido ocho horas de autonomía con la pantalla iluminada al máximo, no se puede esperar menos de 5.000 mAh. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Por otro lado, una batería de este calibre pide a gritos un sistema de carga rápida si no queremos morir de desesperación esperando que se carge por completo nuestro móvil. La carga del Galaxy M20 no es de las más potentes que podemos encontrar, esas aún están reservadas a móviles más premium, pero su resultado es suficiente. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Como podéis ver en la gráfica, el cargador de 15 W de este teléfono consigue recargar el total de la batería en dos horas, un tiempo asumible teniendo en cuenta a qué clase de batería clase de batería se está enfrentando. 

Con NFC y puerto USB-C

Análisis Samsung Galaxy M20

Sólo encontramos una parte negativa en este apartado, y es que este móvil no cuenta con WiFi dual, es decir que nos tendremos que conformar con la red 2.4 GHz y renunciar al Wi-Fi de 5GHz que corre a velocidades diez veces más altas de descarga. 

No obstante, el resto son buenas noticias y empezamos por la mejor de todas. El Samsung Galaxy M20 cuenta con tecnología NFC permitiendo que hagamos compras con el móvil sin tener que llevar las tarjetas encima. Los móviles de estos precios no suelen contar con esta posibilidad, por ejemplo, el Xiaomi Mi A2, cuyo precio era un poco superior al de Samsung, no cuenta con NFC. 

En uno de los bordes de este terminal nos encontramos con la ranura para integrar la tarjeta SIM, que tiene espacio para dos tarjetas, es decir que es Dual SIM y, además permite añadir una tarjeta microSD para ampliar la memoria interna hasta los 512 GB

En el borde inferior, también contamos con otra buena noticia, Samsung ha mantenido el minijack para auriculares por lo que no necesitaremos un adaptador si aún no nos hemos pasado a los auriculares inalámbricos. Y, a su lado, está el puerto USB tipo C, nos alegra ver que ya empieza a desaparecer el microUSB hasta de los móviles de precios más económicos. 

Análisis Samsung Galaxy M20

Tanto con el altavoz, como con los auriculares contamos con un buen volumen para escuchar nuestra música favorita o ver vídeos en streaming. También deberíamos añadir que el M20 cuenta con Radio FM para poder escuchar las emisoras que más nos gusten allá donde vamos. 

Samsung Galaxy M20, cumple de sobra

 Y llegamos al final de este análisis. Ahora que ya hemos visto en profundidad cada uno de los aspectos que componen el Samsung Galaxy M20 podemos volver a plantearnos la pregunta inicial, ¿merece la pena?

Análisis Samsung Galaxy M20

Definitivamente Samsung ha hecho un buen trabajo presentado este modelo. Cumple con la mayoría de características que le exigimos a los móviles de gama media en 2019 como una buena batería, doble cámara trasera, gran pantalla y un diseño sencillo pero elegante y funcional. 

Es cierto que también escasea en otras especificaciones que ya vemos en muchos otros móviles como un procesador más potente o un sistema operativo más moderno, pero ninguna de estas características evitan que cumpla con un buen funcionamiento y por el precio de 229 euros, poco más se le puede pedir a un teléfono móvil actual. 

Lo mejor

  • La batería de 5.000 mAh
  • Diseño
  • NFC
  • Puerto USB-C

Lo peor

  • No tiene Android 9 Pie
  • Sensor de huellas y reconocimiento facial
  • Rendimiento justo
  • Equipo fotográfico

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

7/10

Batería

9/10

Conectividad

8/10

Sonido

8/10

Nota técnica

78

Relación calidad/precio

Ver ahora: