Skip to main content

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño y materiales
  • El bisel giratorio es un plus
  • Sensores y funcionalidad
  • Soporte para Google Play

Lo peor

  • Autonomía muy justa
  • Funciones limitadas a móviles Samsung
  • Sin soporte para iOS
  • Notificaciones de estado confusas

27/09/2021 - 10:35

Tras varias semanas de uso intensivo te contamos qué nos ha parecido el nuevo reloj deportivo inteligente de Samsung y te damos nuestra opinión sobre el Galaxy Watch 4 Classic.

Junto a los auriculares TWS, el segmento de los relojes inteligentes y las pulseras de monitorización es, con toda seguridad, uno de los mercados donde más ha crecido la oferta de productos y más encarnizada se ha hecho la competencia.

Samsung fue una de las primeras marcas en apostar por los relojes inteligentes convirtiendo a sus Galaxy Watch en toda una referencia para la industria. En esta ocasión tenemos entre manos la cuarta generación del Samsung Galaxy Watch 4 Classic que vamos a desgranarte con todo detalle.

El nuevo smartwatch de Samsung viene con interesantes propuestas como la fusión entre Tizen de Samsung y Wear OS de Google para crear un reloj con tantas funciones, que terminaríamos antes enumerando qué no hace. Eso sí, no es un dispositivo asequible ya que llega a las tiendas españolas por un precio de 395, 02 euros.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic de 42 mm
Dimensiones41,5 x 41,5 x 11,2 mm | 46,5 gr con correa
PantallaSuperAMOLED a color | 1,19 pulgadas | 396 x 396 píxeles | 330 ppp | 900 Luxes | Cristal Corning Gorilla Glass DX
HardwareSamsung Exynos W920 5 nm | 1,5 GB de RAM | 16 GB de almacenamiento interno
BateríaCarga magnética por contacto | carga inalámbrica Qi | 247 mAh
ConectividadBluetooth 5.0 | WiFi de doble banda | NFC | GPS | LTE (según modelo)
SensoresAcelerómetro | Giroscopio | BioActive Sensor (frecuencia cardíaca) | Barómetro | Electrocardiograma (ECG) | Sensor de análisis de impedancia bioeléctrica (BIA) | SpO2 | Luz ambiente
Materiales de la correaCorrea de silicona | Intercambiable
Resistencia5 ATM | IP68 | MIL-STD-810G
Precio395,02 euros

Análisis de Samsung Galaxy Watch 4 Classic por apartados:

Diseño cuidado al detalle y una pantalla AMOLED con muy buena visibilidad

Empezamos el análisis de este Samsung Galaxy Watch 4 Classic destacando unos acabados que, a diferencia del deportivo Galaxy Watch 4 –que nuestros compañeros ya han analizado—, luce un aspecto mucho más premium.

Como indica su propio apellido, el reloj inteligente de Samsung que estamos analizando tiene un corte más clásico que el Watch 4, pero mantiene el mismo espíritu deportivo con una correa de silicona hipoalergénica blanca muy suave que se engarza en una caja de acero inoxidable sellada y con resistencia IP68.

La esfera del Galaxy Watch 4 Classic que nos ha enviado Samsung es de 42 mm y cuenta con un bisel giratorio con el que moverse por la interfaz de la pantalla con mayor agilidad. Usar este bisel es un auténtico gustazo por las sensaciones que transmite, ya que acompaña el movimiento con una respuesta háptica.

El tamaño de esta unidad de 42 mm me parece más que adecuado para personas que, como es mi caso, no tienen una muñeca demasiado ancha quedando unas dimensiones de 41,5 x 41,5 y un grosor de 11,2 mm.

Los 46,5 gramos de peso hacen que el Watch 4 Classic sea más ligero de lo que parece, haciendo más cómodo su uso en el día a día, algo a lo que también contribuye su correa de silicona intercambiable de 20 mm, que se ajusta correctamente a la muñeca gracias a su suavidad.

El Galaxy Watch 4 tiene dos botones en el marco. El botón superior, que se utiliza para volver a la pantalla principal o invocar a Bixby entre otras funciones, se diferencia con un anillo rojo muy discreto. Por su parte, el botón inferior activa Samsung Pay. El tacto de ambos botones es sólido y transmiten una construcción de mucha calidad.

La parte interna de la caja queda enmarcada por un anillo en color negro que recoge los sensores de impedancia y la sensórica que necesita mantenerse en contacto con la piel para realizar las mediciones.

Si prestamos algo de atención al lateral izquierdo, encontraremos unos discretos orificios bajo los que se encuentra el altavoz que, junto al micrófono ubicado discretamente en justo en la línea del anclaje de la correa, permiten realizar y responder llamadas de voz, así como ejecutar comandos de voz con Bixby.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés
La pantalla es uno de los elementos más destacados de este reloj inteligente de Samsung, que apuesta por una pantalla SuperAMOLED de 1,19 pulgadas con una resolución de 396 x 396 píxeles que deja 330 pp.

Es una pantalla muy nítida y asegura una buena visibilidad en cualquier entorno, entregando un brillo de 900 luxes controlados por un sensor de luz ambiental y protegida por un cristal Corning Gorilla Glass DX.

La experiencia de uso con esta pantalla ha estado a la altura de un smartwatch premium como es este Samsung Galaxy Watch 4 Classic y no hemos tenido ningún problema para leer los datos de la incluso a pleno sol. Además, la función Pantalla Activa permite activar la pantalla al levantar el brazo para mirar el reloj.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

Además, cuenta con un modo Always-on Display, por lo que puede mostrarse el contenido ajustando el consumo de batería, algo que lamentablemente va a ser una constante en este reloj.

El reloj cuenta con un buen número de esferas personalizables desde la app o que pueden descargarse directamente desde Google Play mostrando distintos parámetros según el diseño de cada esfera.

La función del bisel giratorio se complementa con una pantalla táctil que como es habitual en los relojes inteligentes, basta con deslizar el dedo sobre la pantalla en una determinada dirección para acceder a distintos apartados y funciones del sistema.

Por ejemplo, si se desliza hacia abajo, aparecen los ajustes rápidos, hacia arriba el cajón de aplicaciones instaladas, de izquierda a derecha las notificaciones recibidas y, en sentido contrario, se acceden a los distintos Widgets configurados que muestran los datos principales o dan acceso a la app principal con un solo toque.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

Contar con un bisel tan generoso rodeando la pantalla y un tamaño de 42 mm se suman para limitar algo el espacio útil en pantalla.

En ocasiones, esto dificulta la interacción con la pantalla, sobre todo a la hora de deslizar las pantallas, que debe hacerse marcando el gesto con decisión desde el mismo borde de la pantalla.

Wear OS 3 vuelve a Samsung disfrazado de Tizen

Para esta nueva versión Samsung se ha aliado con Google en la integración de Wear OS 3 como sistema operativo, pero lo hace bajo la estética Tizen y recibe el nombre One UI Watch.

El comportamiento del reloj ha sido muy fluido en todo momento. El responsable de esta buena respuesta ha sido el procesador Samsung Exynos W920 de 5 nm, acompañado de 1,5 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno en la que se puede guardar música enviándola desde el móvil para escucharla de forma independiente.

Esto, junto a la posibilidad de sincronizarse con unos auriculares Bluetooth y contar con la opción de conectividad LTE propia mediante una e-S, hace que el Galaxy Watch 4 Classic pueda funcionar de forma autónoma sin tener que llevar el móvil encima durante los entrenamientos.

Ya hemos comentado que desde el Galaxy Watch 4 Classic se pueden hacer y recibir llamadas de voz sin tocar el smartphone, pero también se puede leer las notificaciones al completo.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

La respuesta a esas notificaciones también puede hacerse desde el reloj, tanto con frases predeterminadas configuradas desde la app, como desde el teclado táctil o mediante reconocimiento de voz.

Uno de los aspectos más desconcertantes en nuestra experiencia de uso con este reloj inteligente de Samsung ha sido el hecho de recibir distintos avisos sonoros y vibraciones, sin saber qué las originaba ya que no mostraban ningún texto ni indicativo que explicara o diera pistas del porqué de la notificación.

Variedad de sensores y una app que exprime al máximo los datos de tus entrenamientos

El reloj ofrece soporte para más de 90 actividades deportivas distintas, entre las que se encuentran actividades individuales y de equipo, tanto de exteriores como de gimnasio o piscina. En el reloj encontramos algunas de estas actividades precargadas, pero desde la app Samsung Wear pueden personalizarse.

Las opciones de monitorización van mucho más allá del típico registro de ritmo cardíaco, la monitorización del sueño o de la saturación de oxígeno en sangre de forma automática y en tiempo real.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión

El Galaxy Watch 4 Classic va un poco más allá y ofrece la opción de registrar la tensión arterial, hacer un electrocardiograma (ECG), medir los niveles de estrés e incluso hacer un análisis de impedancia bioeléctrica a demanda.

Con este análisis se determina la proporción de masa grasa, masa muscular, agua presente en el cuerpo, para promediarlo en el Índice de Masa Corporal (IMC). Lo mejor de todo es que este análisis se realiza con solo mantener pulsado con los dedos anular y corazón los dos botones simultáneamente.

El proceso apenas dura unos segundos en los que hay que seguir las indicaciones del reloj y mantener una determinada postura estática.

Tras el análisis se muestran los porcentajes y, definitivamente, uno toma conciencia de la necesidad de llevar una vida activa y saludable al ver los resultados.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión

El Samsung Galaxy Watch 4 Classic no es ningún dispositivo médico ni de diagnóstico, por lo que los resultados obtenidos se tomarán como meramente orientativos. Una alteración de los valores en el registro de estos análisis no implica una patología y siempre deben consultarse con el médico.

La marca surcoreana se ha reservado el acceso a algunas de estas funciones estrellas solo para dispositivos Samsung que corran la última versión de One UI, de forma que al usar uno de los últimos smartphones de la marca la integración con el reloj es completa y de forma nativa.

Para aprovechar todo el potencial del Galaxy Watch 4 Classic, el resto de usuarios de móviles Android necesitará instalar las apps de Samsung Wear, para configurar los ajustes de funcionamiento del reloj.

Por otro lado, será necesario usar la app Samsung Health para sincronizar y representar los datos recogidos durante los entrenamientos, actividades y análisis.

Malas noticias para los usuarios de móviles Huawei, iPhone o iPadOS ya que el Galaxy Watch 4 Classic no es compatible con estos sistemas y las apps de Samsung presentes en la Apple Store no reconocen este dispositivo. Nosotros lo hemos estado usando junto al Samsung Galaxy Fold 3 –que analizamos aquí—.

Nos ha gustado que cuente con un sistema de detección automático de la actividad que identifica cuando te mueves y ofrece activar alguno de los perfiles deportivos para monitorizar de forma más precisa las variables específicas de cada deporte. Si no se activa ningún perfil, registra los datos básicos (pasos, ritmo cardíaco, distancias, etc…).

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

Al activar el perfil de una actividad de exteriores, como correr o ciclismo, el reloj activa el GPS para posicionarte y combinar los datos registrados en el contexto de la localización.

Este es un punto en el que la mayoría de los smartwatches pinchan, y eso que aporta un valor añadido aportando información muy útil para mejorar los entrenamientos.

El descanso es una parte muy importante para mantener un buen estado de salud, por lo que el Galaxy Watch 4 Classic se toma muy en serio el registro de estos datos. Tanto es así que durante la noche intensifica su trabajo para diseccionar al detalle cada sesión de descanso.

El sistema no se limita a monitorizar el ritmo cardiaco o la saturación de oxígeno para determinar la fase de sueño en la que nos encontramos, sino que utiliza el micrófono para detectar y grabar los ronquidos y enviarlos a Samsung Health y dejar una prueba irrefutable en forma de grabación con registro de fecha y hora.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

En lo relativo a la actividad deportiva, la experiencia de uso ha sido la esperada en un smartwatch de esta categoría, con mediciones precisas y un funcionamiento fiable.

Me ha gustado que, por ejemplo, me vaya haciendo informes periódicos por voz sobre el ritmo, distancia y tiempos durante mis salidas con la bicicleta.

El reloj captura todos esos datos y los muestra en la app de forma que se pueden analizar mejor los resultados gracias al apoyo del GPS, revelando cómo reaccionas ante el esfuerzo adicional de una subida o las velocidades que se alcanzan en los tramos de bajada.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión

Nos ha gustado que permite tener un control total sobre las funciones de reproducción de música e interacción con otras funciones mientras se encuentra registrando la actividad deportiva, algo que dice mucho de la potencia que proporciona su hardware.

Samsung Health es una herramienta muy útil en un dispositivo con tantas opciones de monitorización como es este Galaxy Watch 4 Classic que estamos analizando, y hace un trabajo fantástico mostrando los datos registrados de forma clara ordenada y comprensible, permitiendo al usuario personalizar los datos que quiere ver.

¿Dormir o entrenar? La batería es lo más decepcionante de este smartwatch

Llegamos a uno de los apartados que más curiosidad me generó cuando cubrimos la presentación en directo desde nuestro canal de Youtube.

Los relojes de Samsung con Tizen normalmente alcanzaban hasta los dos días de uso sin mayores problemas, pero los dispositivos con Wear OS tenían más problemas para llegar al final del primer día.

Mis peores temores se confirmaban al día siguiente de recibir esta unidad que estamos analizando: One UI Watch había heredado la mala autonomía de los Wear OS.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

Configurando el reloj con las notificaciones imprescindibles (llamadas, correos y Slack), con los ajustes de pantalla automática para ahorrar batería, y sin realizar ninguna sesión de entrenamiento, el reloj ha llegado al final del día con un 10% de batería, pero necesita cargarse durante la noche para afrontar el día siguiente.

Eso hace imposible que pueda llevarlo puesto durante la noche obligándome a elegir entre monitorizar el sueño (sin llegar a completar la noche con la batería restante) o afrontar el nuevo día con el 100% de batería.

El problema se agrava si ese día toca sesión de entrenamiento, ya que esto reduce la autonomía a 15 horas de uso. Si además durante el entrenamiento se usa el GPS, el tiempo de uso cae todavía más.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión

El Samsung Galaxy Watch 4 Classic utiliza el mismo cargador de base magnética que usaba el Watch 3, y tarda 1 hora y 45 minutos en completar el 100% de si carga, y unos 56 minutos en alcanzar el 50%.

También cuenta con soporte para carga inalámbrica con el estándar Qi, lo cual puede salvar la papeleta si tu smartphone permite la carga inalámbrica inversa como lo hace el Galaxy Fold 3, pudiendo recuperar algo de autonomía sin tener que atarte a una toma de corriente.

El mejor smartwatch para Android que puedes comprar en la actualidad no te lo va a poner nada fácil

Afrontamos la recta final de este análisis con dos conclusiones claras: el Samsung Galaxy Watch 4 Classic es uno de los relojes inteligentes más completos que se pueden comprar en 2021, pero su poca autonomía no le pone las cosas fáciles a los usuarios.

El hecho de fusionar las funciones de Wear OS con la estética de Tizen ha abierto todo un mundo de prestaciones y utilidades para este dispositivo. Literalmente, hace de todo y, lo mejor, es que lo hace muy bien integrando un amplio abanico de sensores.

Samsung Galaxy Watch 4 Classic, análisis y opinión
R.Andrés

Samsung Health representa de forma clara todos los datos y aportándoles un valor añadido al combinarlos. En este sentido, poco se le puede reprochar al Samsung Galaxy Watch 4 Classic.

En el lado negativo, todas estas prestaciones y buena experiencia de uso quedan limitada por una autonomía del todo insuficiente que, con un uso poco intensivo apenas alcanza para un día.

Por otro lado, tenemos una clara intención de Samsung de barrer para casa ofreciendo una integración total con funciones exclusivas cuando se sincroniza el Galaxy Watch 4 Classic con uno de los últimos móviles de Samsung.

Si usas un móvil Android de otras marcas, experiencia también es muy buena y, aunque se pierden algunas funciones por el camino, se compensan los 395, 02 euros que cuesta este modelo.

La peor parte se la llevan los usuarios de iPhone o Huawei, que directamente se quedan fuera de los planes de los surcoreanos.

En resumen, Samsung probablemente ha creado uno de los relojes inteligentes deportivos más bonitos y versátiles de su historia. No obstante, su limitada batería hace que la experiencia de uso quede seriamente coartada y no permita exprimir al máximo el enorme potencial que ofrece.