Skip to main content

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Formato plegable
  • Pantalla externa muy útil
  • Fotografía
  • Rendimiento

Lo peor

  • Batería
  • Posición de los botones
  • Sin resistencia al polvo
  • Sin telefoto

04/09/2022 - 09:01

Samsung ha renovado y mejorado sus smartphones plegables, y aquí te vamos a contar todo sobre el nuevo Samsung Galaxy Z Flip 4 que hemos estado probando como móvil principal durante las tres últimas semanas.

La cuarta generación de móviles plegables de Samsung ha venido para demostrar que este tipo de smartphones empiezan a alcanzar una cierta madurez y están dispuestos a expandirse al mainstream en un tiempo relativamente corto.

Mi compañero Alejandro ya analizó el Samsung Galaxy Z Fold 4 hace unos días, por lo que el protagonista de este análisis va a ser el Samsung Galaxy Z Flip 4. Lo he estado usando como móvil principal desde el día de su presentación, y me ha acompañado durante mis vacaciones, una de las pruebas más duras que puede sufrir un smartphone.

El Galaxy Z Flip 4 no supone un cambio radical en el concepto de los smartphones plegables de tipo concha, sino que Samsung ha puesto el foco en mejorar aspectos como la resistencia o la autonomía y llega con un precio de 1.099,90 euros.

VIDEO

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión

Samsung Galaxy Z Flip 4
Pantalla interiorDynamic AMOLED 2X Infinity Flex Display de 6,7 pulgadas | Resolución de 2.640 x 1.080 píxeles | Densidad de 426 ppp | Tasa de refresco de 120 Hz | Formato 22:9
Pantalla traseraSuper AMOLED de 1,9 pulgadas (260 x 512 píxeles) | Densidad de 302 ppp | Tasa de refresco de 60 Hz.
ProcesadorSnapdragon 8+ Gen 1 | Adreno 730
Memoria RAM y almacenamiento8 GB | 128, 256 y 512 GB UFS 3.1 | No ampliable con microSD
CámarasPrincipal: 12 Mpx f/1.8 | Ultra gran angular: 12 Mpx f/2.2
Cámara Frontal10 Mpx f/2.4
Batería3.700 mAh | Carga rápida 25 W | Carga inalámbrica Qi de 10 W | carga inalámbrica inversa de 4,5 W | No incluye cargador
Sistema operativoOne UI 4.1.1 | Android 12
Conectividad5G | WiFi 6 (802.11 ax) | Bluetooth 5.2 | NFC | USB-C | A-GPS, Glonass, BDS, Galileo
Dimensiones y pesoDesplegado: 165,2 x 71,9 x 6,9 mm | Plegado: 84.9 x 71.9 x 15.9-17.1 mm | 187 gramos
PrecioDesde 1.099,90 euros

Análisis del Samsung Galaxy Z Flip 4 por apartados:

Pocos cambios estéticos, pero sigue siendo muy atractivo

Empezamos hablando del diseño del Samsung Galaxy Z Flip 4, un diseño que no ha evolucionado mucho en cuanto a formas, y puestos uno al lado del otro y a simple vista, resultaría complicado diferenciarlo del Samsung Galaxy Z Flip 3.

Sin embargo, mirándolo con detalle se aprecian unas sutiles modificaciones. Por ejemplo, las lentes de las cámaras sobresalen un poquito más (no mucho) que las del modelo anterior.

VIDEO

Samsung Galaxy Z Flip 4 - Diseño

Samsung ha mantenido el mismo nivel de acabados de la generación anterior con un chasis fabricado en aluminio pulido algo más plano que la generación anterior, que recorre todo el perímetro y recubre la bisagra, y una trasera de cristal Corning Gorilla Glass Victus+ con nuevos acabados en Azul, Oro Rosa, Grafito y Bora Purple.

Además de estos colores predefinidos, Samsung ofrece una opción adicional llamada Bespoke Studio que permite personalizar la trasera del Galaxy Z Flip 4 con cinco colores adicionales y combinarlos en ambos paneles con hasta 75 combinaciones posibles.

Uno de los principales argumentos de este smartphone es su factor de forma, que al plegarse, se queda en un tamaño muy manejable que cabe en cualquier bolsillo.

Cuando está desplegado el Galaxy Z Flip 4 tiene unas dimensiones de 165,2 x 71,9 x 6,9 mm, dimensiones que, salvo por el grosor, son las habituales de un smartphone de gama alta con una pantalla equivalente.

Cuando lo plegamos, pasa a tener unas dimensiones de 84,9 x 71,9 x 17,1 mm aquí sí gana en grosor ya que es casi el doble de uno convencional, pero reduce su tamaño a la mitad por lo que no ocupa todo el bolsillo y eso lo he agradecido, sobre todo al ser verano, cuando no abunda el espacio en los bolsillos.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Además de tener un tamaño más compacto cuando se encuentra plegado, también es algo más ligero que un smartphone convencional actual parando la báscula en 187 gramos, cuando la mayoría de móviles del mercado actual supera los 200 gramos de media. Insisto, parecen solo unos gramos pero, en el bolsillo de unas bermudas, he notado esa diferencia.

La bisagra transmite las mismas sensaciones que en la generación anterior, permitiendo abrir la pantalla hasta cualquier ángulo manteniendo la posición en cualquier punto del recorrido sin holguras y dejando una sensación de solidez. Solo al final, justo antes de la apertura total, hace algo más de presión para mantenerlo totalmente desplegado.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

La apertura del Galaxy Z Flip 4 requiere usar ambas manos. La resistencia de la bisagra hace que abrirlo empujando la parte superior con el pulgar no sea tan sencillo como en las primeras generaciones.

Además, la separación que queda entre ambas mitades cuando está plegado hace que se acumule polvo u otros elementos externos en esa zona, por lo que no es un smartphone que me llevaría a la playa, aunque sí cuenta con resistencia al agua IPX8.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

La bisagra condiciona la distribución de los botones y otros elementos en el borde del terminal. Se hace evidente en la posición del botón de encendido, que comparte con el sensor de huella y los botones de volumen que, como en la generación anterior, quedan excesivamente altos y no son cómodos de usar.

El formato ultrapanorámico de 22:9 tampoco ayuda mucho ya que el smartphone es algo más alargado de lo habitual y la parte superior del terminal queda muy alejada del pulgar, por lo que o lo usas con dos manos para desbloquearlo y subir el volumen o apuestas por el reconocimiento facial o el PIN para acceder.

En el lateral opuesto solo tenemos la bandeja para la doble SIM, mientras que en la parte inferior encontramos el altavoz inferior, el conector USB C y una pareja de micrófonos.

La pantalla principal es más sólida, la trasera me ha encantado

Más allá del diseño o el rendimiento que veremos más adelante, el componente estrella de este terminal es su pantalla plegable. Por eso Samsung ha puesto el foco en mejorarla con respecto a la generación anterior.

El año pasado pude analizar el Samsung Galaxy Z Fold 3 y debo decir que el tacto de la pantalla del Galaxy Z Flip 4 es más sólido que en las generaciones anteriores. Con la pantalla del Galaxy Z Fold 3 tenía un tacto más de plástico y daba la sensación (acertada, por otro lado) de que con algo de presión se iba a quedar marcada.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

En cambio, la pantalla de esta generación de Galaxy Z Flip 4 transmite una sensación más sólida y cercana a las pantallas con cristal protector, por lo que Samsung ha hecho un buen trabajo con la mejora en este punto.

Eso no quita que continúe siendo una pantalla “expuesta”, con lo cual siempre será más propensa a marcarse con el uso que las pantallas convencionales.

Sin embargo, creo que esta mejora en la solidez ha afectado en cierta forma a su flexibilidad, haciendo que el pliegue de la pantalla sea más evidente tanto al tacto como a la vista.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Es cierto que el ojo se acostumbra, como sucede con los notch y las cámaras en la pantalla, pero el pliegue está más presente que en generaciones anteriores.

Cuando miras la pantalla de frente el pliegue desaparece completamente, pero basta una ligera inclinación de la mano para que el pliegue aparezca y con él una sombra en el contenido que altera el color y el brillo en esa franja.

La posición horizontal del pliegue en el Galaxy Z Flip 4 hace que este sea más susceptible a los brillos y lo hace más visible que en el Galaxy Z Fold 4 que lo tiene en vertical y pasa algo más inadvertido.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Visto el apartado de la resistencia, decir que Samsung no se ha limitado a fabricar una pantalla más resistente, sino que también ha optimizado los marcos dejando una relación del 85,4% del frontal con unos marcos simétricos en todo el perímetro.

La pantalla principal es una Dynamic AMOLED 2X Infinity Flex Display de 6,7 pulgadas con un formato 22:9 que deja una resolución de 2.640 x 1.080 píxeles y una densidad de 426 ppp.

Al tratarse de tecnología LTPO permite ajustar la tasa de refresco variable entre 1 y 120 Hz. Tanto por su nitidez como por el tratamiento del color y el brillo nos encontramos claramente ante una pantalla de gama alta como las que Samsung ha montado en su gama Galaxy S22.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

El Galaxy Z Flip 4 entrega un brillo medio de 942 luxes y sube hasta picos de 1.469 luxes en situaciones de luz extremas o al reproducir contenido en HDR. El ajuste de brillo automático se ha comportado de forma reactiva y bien afinada, por lo que no he tenido que ajustar el brillo a mano en ningún momento durante el tiempo que he estado usándolo.

Como decimos, la experiencia visual de esta pantalla principal es la misma que en los Galaxy S22, por lo que la calibración de color también es similar a la que encontramos en los buques insignia de la marca surcoreana.

La gran revelación para mí ha sido la pequeña pantalla Super AMOLED de 1,9 pulgadas (260 x 512 píxeles) instalada en la trasera, tanto por su nitidez como por su utilidad.

VIDEO

Samsung Galaxy Z Flip 4 - Interfaz

Esta pantalla queda perfectamente integrada en la franja negra que sirve de fondo para el módulo de cámaras y puede personalizarse con distintos widgets. En ella se muestra información de la hora, el tiempo, notificaciones, calendario, cronómetro, grabación de voz o control de la música y los auriculares entre otras muchas funciones, lo cual ha bastado para evitar tener que desplegar el móvil.

Basta hacer un doble toque sobre ella para que se active y luego deslizar el dedo a izquierda o derecha para navegar por los widgets instalados. Sin embargo, no me ha gustado tanto la respuesta táctil de esta pantalla que no siempre detecta correctamente los gestos al deslizar.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Otro de los usos por los que me ha conquistado esta pantalla ha sido por actuar como monitor para encuadrar los selfies cuando los haces con las cámaras frontales, algo que veremos con más profundidad en el apartado de fotografía, convirtiéndose en una de mis funciones preferidas de este Samsung Galaxy Z Flip 4.

En el sonido encontramos una discreta mejora con respecto a la generación anterior, pero no tanta como nos gustaría. El sonido estéreo continúa dejando todo el peso al altavoz inferior, siendo el superior menos potente y capaz. No es un sonido muy potente, pero consigue buena definición incluso a un volumen alto.

Es compatible con Dolby Atmos e integra la función de Sonido adaptativo para ajustar las frecuencias que se reproducen a la capacidad auditiva del usuario cuando se conectan unos auriculares.

Snapdragon 8+ Gen 1 se impone frente a los Exynos y una interfaz que aprovecha mejor la pantalla plegable

Durante muchos años, el lugar del planeta donde vivieras condicionaba el rendimiento de los móviles Samsung ya que la marca optaba por procesadores Exynos o Snapdragon según la región. Esto es algo del pasado y Samsung se ha rendido a la evidencia apostando por los procesadores Snapdragon 8+ Gen 1 a nivel global en sus plegables.

No obstante, el Galaxy Z Flip 4 no es el tipo de móvil que te comprarías solo por su rendimiento, pero ni que decir tiene que con este procesador el teléfono va como la seda y no se doblega –permitidme este juego de palabras— ante ninguna tarea ni juego, sacando pecho con su Adreno 730 ante títulos tan exigentes como Genshin Impact.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Si bien es cierto que a nivel de potencia el Galaxy Z Flip 4 no presenta ningún inconveniente, el hecho de ser un smartphone con un grosor inferior a la media juega en contra en cuanto a refrigeración.

Como resultado, el Galaxy Z Flip 4 es un móvil que se calienta bastante en la mitad superior cuando se le exige el máximo rendimiento sostenido. Este calentamiento podría justificar que las puntuaciones del Galaxy Z Flip 4 sean algo más bajas que las del Galaxy Z Fold 4.

Samsung Galaxy Z Flip 4Samsung Galaxy Z Flip 3Samsung Galaxy Z Fold 4 Samsung Galaxy S22+
ProcesadorSnapdragon 8+ Gen 1Snapdragon 888Snapdragon 8+ Gen 1Exynos 2200
Geekbench 5 Single1.258 puntos861 puntos1.017 puntos1.156 puntos
Geekbench 5 Multi3.841 puntos3.264 puntos3.627 puntos3.449 puntos
3D Mark Wild Life8.662 puntos | 51,90 puntos4.003 puntos | 24 fps8.594 puntos | 51,50 fps6.853 puntos | 41 FPS
AnTuTu834.813 puntos652.909 puntos914.770 puntos745.463 puntos
PC Mark14.201 puntos13.708 puntos13.905 puntos13.413 puntos

Es algo que ya vimos en el Galaxy Z Fold 3, pero creíamos resuelto con esta nueva generación. De hecho, sí parece que lo han resuelto bien en el Galaxy Z Fold 4, pero no tanto en el Galaxy Z Flip 4.

El Galaxy Z Flip 4 está disponible con 8 GB de RAM LPDDR5 y una capacidad de 128, 256 y 512 GB con tecnología UFS 3.1. Esto en la práctica se traduce en una respuesta muy buena al ejecutar apps y abrirlas en multitarea.

Como acostumbra a suceder, los móviles de Samsung dan valores inferiores a la media del resto de móviles, y sorprende porque Samsung fabrica las memorias de la mayoría de ellos.

No obstante, más allá de la anécdota, no es algo que el usuario vaya a apreciar en el uso diario del smartphone ya que la diferencia es mínima.

Samsung Galaxy Z Flip 4Samsung Galaxy Z Flip 3Samsung Galaxy Z Fold 4 Samsung Galaxy S22+
Escritura secuencial167,39 MB/s326,50 MB/s247,91 MB/s245,77 MB/s
Lectura secuencial1,02 GB/s1,03 GB/s1,14 GB/s814,77 MB/s
Escritura aleatoria27,68 MB/s38,76 MB/s22,69 MB/s32, 97 MB/s
Lectura aleatoria18,94 MB/s25,23 MB/s18,60 MB/s19,37 MB/s
Velocidad de copia en memoria14,50 GB/s10,30 GB/s9,11 GB/s14,83 GB/s

Los móviles plegables no son móviles convencionales y, por tanto, su sistema operativo y capa de personalización debe adaptarse al uso de una pantalla flexible para aprovechar mejor su potencial.

Samsung ha hecho bien los deberes en este ámbito añadiendo Samsung Flex, unas funciones adicionales integradas en la capa One UI 4.1.1 corriendo sobre Android 12.

VIDEO

Samsung Galaxy Z Flip 4 - Interfaz

Cuando estás usando una app con la pantalla totalmente desplegada, esta se muestra como lo haría en cualquier otro smartphone convencional. Pero cuando pliegas la pantalla la distribución de elementos en la interfaz cambia para adaptarse mejor al uso en las dos mitades de la pantalla.

Hay algunas apps, como la de cámara, que adaptan su distribución de forma nativa, pero si la app no está desarrollada para cambiar su interfaz, Samsung Flex puede forzar la adaptación cambiando de lugar algunos elementos.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Para ser sinceros, solo he visto interesante esta opción a la hora de usar la cámara para videollamadas, y sin duda es una función que se aprovecha mucho más en una pantalla más grande como la del Galaxy Z Fold 4, donde esta capacidad de adaptación es imprescindible para una buena experiencia de uso. En el Galaxy Z Flip 4, no deja de ser anecdótica.

Más allá de las funciones específicas de los móviles con pantalla plegable, encontramos las mismas aplicaciones y funciones que en el resto de móviles de gama alta de Samsung, con la presencia de una barra Edge que se despliega desde el lateral para tener a mano las apps o combinaciones de apps más usadas, etc.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

En lo que se refiere a biometría, el Galaxy Z Flip 4 cuenta con un sensor de huella dactilar situado en el botón de encendido que, como ya hemos mencionado, queda un poco alto y eso hace que usarlo no sea del todo cómodo y que al hacerlo se incurran en más errores de reconocimiento de huella dactilar de lo habitual en un Samsung.

Cuando se usa con dos manos, el número de errores se reduce, pero no me ha parecido el más rápido y preciso que he probado en un móvil de la marca surcoreana.

La suerte es que también contamos con un sistema de reconocimiento facial que sí hace un buen trabajo desbloqueando el smartphone nada más abrirlo, aunque al ser por software, queda condicionado a tener unas buenas condiciones de luz.

Cámaras de 12 Mpx que se comportan bien y sorpresas en los selfies

Parece haber un consenso general entre los fabricantes para que los 12 Mpx sean la resolución estándar para obtener una buena calidad de imagen. Al fin y al cabo, es la resolución final que dejan la mayoría de sensores tras aplicar el Pixel Binning, pero sin tanto autobombo absurdo por ver quien tiene los sensores con más megapíxeles.

El Galaxy Z Flip 4 monta dos cámaras de 12 Mpx tanto en la cámara principal como en el Ultra gran angular y una cámara frontal de 10 Mpx. Según Samsung, a pesar de tener la misma resolución que el Galaxy Z Flip 3, los píxeles del sensor del Flip 4 son un 30% más grandes, por lo que debería tener un mejor comportamiento con poca luz y un mejor rango dinámico.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

La app de Cámara es exactamente igual que en cualquier otro Galaxy S, con un carrusel de modos y un cajón Más en el que se ocultan otras funciones como el reconocimiento por Inteligencia Artificial de Bixby Vision reemplazando a Google Lens.

En la esquina superior derecha aparece un nuevo icono que activa la vista previa en la pantalla trasera, lo cual permite hacer selfies con la cámara trasera en lugar de limitarlos a la frontal.

CámarasApertura y estabilización
TraserasPrincipal: 12 Mpx | Tamaño del sensor de 1/1,76” | Focal equivalente a 24 mm | Apertura de 80º | 1,8 μmf/1.8 | OIS + EIS
Ultra gran angular: 12 Mpx | apertura de 123º | 1,12 μmf/2.2
Frontal10 Mpx | Focal equivalente a 26 mm | 1,22 μmf/2,4 | EIS | foco fijo

Desde este enlace puedes descargar algunas muestras originales tal y como salen del smartphone para que compruebes su calidad.

En las fotos a pleno día el Galaxy Z Flip 4 ofrece un comportamiento eficiente para aquellos usuarios que no quieren complicarse la vida y solo quieren sacar el móvil del bolsillo y disparar.

En este escenario de uso, la cámara principal hace un buen trabajo consiguiendo imágenes con ese toque ligeramente saturado en los cielos y en los verdes tan típico de Samsung, pero con muy buen rango dinámico.

Sin embargo, al sacar estas muestras a un monitor calibrado, descubrimos que para lograrlo aplica un procesado excesivo en el que se potencia la nitidez dejando unas muestras algo artificiales y con bordes difusos.

La cámara gran angular ofrece luces y sombras. Si nos quedamos en el centro de las imágenes obtenemos un buen nivel de enfoque sin demasiada distorsión. Basta con ir alejándose de ese centro para empezar a notar cómo los bordes se desenfocan y las líneas pierden su rectitud.

El tratamiento de color es coherente en todas las cámaras lo cual es muy de agradecer, pero apostar por un angular de 123º y no hacer una corrección más agresiva del enfoque en los bordes hace que esta cámara pierda muchos enteros frente a la principal.

La app de cámara ofrece un zoom digital de 2x a la hora de disparar, y ese zoom puede aumentarse hasta los 10 aumentos digitales. Sin embargo, no recomendamos superar los 2 aumentos ya que a partir de este zoom la calidad cae sustancialmente.

El Galaxy Z Flip 4 no cuenta con un modo Macro como tal, pero sí permite hacer un enfoque bastante cercano. El resultado es mucho mejor que las cámaras de 2 Mpx dedicadas, pero el desenfoque del fondo y, de nuevo, el exceso de procesado de la foto hace que el aspecto de la foto sea demasiado duro.

El modo Noche, por su parte, tienen un buen comportamiento aportando un extra de brillo a las imágenes consiguiendo que, incluso con condiciones de luz muy precarias, se rescaten los colores.

El nivel de ruido se ha mantenido en unos niveles contenidos, pero de nuevo el exceso de procesado y la agresividad añadiendo filtros de enfoque en los bordes de la imagen resta realismo y naturalidad a las fotos hechas con este modo.

El modo Retrato y los selfies en el Galaxy Z Flip 4 tienen algunos matices con respecto al resto de smartphones, ya que la presencia de la pantalla trasera que se activa para monitorizar los selfies, permite hacer retratos tanto con la cámara frontal como con las traseras.

El modo Retrato en ambos casos está muy bien resuelto, aunque debo decir que, sorprendentemente, me han parecido más acertados los resultados de la cámara frontal con 10 Mpx, que los de la trasera con 12 Mpx y un mayor soporte de Inteligencia Artificial. Tal vez por eso mismo, por ofrecer un procesado más natural.

La cámara frontal hace muy buen trabajo con las pieles y controla perfectamente el recorte, aunque en algunos casos complicados ha caído en las típicas trampas y ha enfocado partes del fondo que no debería.

En cambio, las cámaras traseras, han hecho más hincapié en ofrecer nitidez por encima de todo dejando unas pieles demasiado saturadas y un recorte que no siempre acertaba en el recorte del pelo o que mostraba tendencia a diluir los bordes creando la sensación de estar desenfocado.

VIDEO

Muestra de vídeo del Samsung Galaxy Z Flip 4 en 4K a 60 fps

VIDEO

Muestra de vídeo del Samsung Galaxy Z Flip 4 en 1080p a 30 fps

VIDEO

Muestra de vídeo del Samsung Galaxy Z Flip 4 en modo Retrato

En el apartado de vídeo tenemos unos resultados similares, en los que el exceso de procesado en la nitidez deja unas imágenes muy poco orgánicas.

La estabilización está bien conseguida incluso en 4K a 60 fps en los que, con un poco de pericia, se consiguen tomas de buena calidad. No obstante, lo mejores resultados en estabilización los hemos conseguido con el modo Estabilización que baja la resolución a 1080p y 30 fps.

Batería justita para completar el día y una carga (poco) rápida que se echa mucho de menos

Una de las quejas más habituales en los usuarios del Galaxy Z Flip 3 era su escasa autonomía que, en muchos casos, no alcanzaba a completar un día completo de uso. Samsung ha querido mitigar esta situación y ha conseguido meter una batería de 3.700 mAh en un chasis que mantiene las dimensiones de la generación anterior.

Con ello el Galaxy Z Flip 4 ha conseguido arañar al menos una hora más de uso y, en nuestro caso, hemos conseguido una media de 4 horas y media de uso de pantalla en un día de uso. No son cifras espectaculares, pero sí supone una mejora.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Se puede activar la la función de Batería Adaptable para que el sistema aprenda los patrones de uso y ajuste el consumo de batería.

Lo hemos estado probando en distintos escenarios y configuraciones: con la tasa de refresco de 120 Hz, con la Estándar a 60 Hz, con brillo automático, etc., y lo cierto es que hace un buen trabajo ya que no se aprecian grandes diferencias en los tiempos de uso. Cuando sí drena la batería es cuando se abusa de la cámara o de los juegos.

Gráfica de carga del Samsung Galaxy Z Flip 4

Sin embargo, esta mejora habría sido todavía más destacada si Samsung hubiera integrado un sistema de carga rápida de 65 W o superior para que con unos minutos de carga el Galaxy Z Flip 4 recuperara su autonomía, tal y como ya hacen la mayoría de móviles que cuestan la mitad.

En cambio, mantiene la carga “rápida” de 25 W que obliga a hacer una parada técnica en el cargador de 28 minutos para recuperar el 50% y de 1 hora y 18 minutos para completar el 100%.

El cargador no está incluido, por lo que si no se usa el cargador adecuado el tiempo de carga puede ser mayor. El Galaxy Z Flip 4 es compatible con carga inalámbrica de 10 W y permite la carga inversa de otros dispositivos como unos auriculares, algo de lo que no se debería abusar ya que el móvil no va sobrado de batería precisamente.

Un paso más para los plegables tipo concha, pero no es el final del camino

Tras pasar mis vacaciones con el Galaxy Z Flip 4 como smartphone principal he podido usarlo en muchos más escenarios de uso de lo habitual, y acercarme a los perfiles de uso que pueden hacer otros usuarios como tú, que estás leyendo estas palabras.

El Galaxy Z Flip 4 es un paso más en el camino que deben recorrer los móviles plegables de tipo concha para alcanzar su madurez como producto, pero andar ese camino en solitario (con la excepción del Motorola Razr 2022) hace que el avance sea algo más lento.

Samsung Galaxy Z Flip 4, análisis y opinión
R.Andrés

Por eso el Galaxy Z Flip 4 debe tomarse como una evolución del Galaxy Z Flip 3 en aspectos muy puntuales. El diseño, la resistencia de la pantalla, ahora se siente mucho más sólida, o la mejora en la capacidad de batería son algunos de los logros conseguidos.

No son baladí, pero todavía queda mucho margen de mejora en una batería que llega muy justita al final del día, con una carga rápida casi obsoleta y con problemas en la refrigeración.

Me ha sorprendido que un móvil con este potencial no apueste más por la fotografía y se limite a cubrir el expediente cogiendo la configuración de cámaras que montaba en el Galaxy S22+ –que analizamos aquí— para un móvil que cuesta 1.099,90 euros.

En cualquier caso, el Galaxy Z Flip 4 es un dispositivo atípico al que no se le puede aplicar la misma vara de medir que al resto ya que está muy condicionado por esa pantalla plegable que no pasa desapercibida cuando lo sacas del bolsillo.

Nota técnica

87

Y además