Skip to main content

Samsung M5 de 32”, análisis y opinión

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño
  • Conectividad inalámbrica
  • Función Smart TV
  • Sonido integrado

Lo peor

  • 60 Hz y Full HD para 32”
  • Puertos limitados
  • Sin ajuste de altura del brazo
  • Brillo
Smart Monitor M5 de 32" (2022)

Smart Monitor M5 de 32" (2022)

Smart Monitor M5 de 32" es la unión entre un monitor avanzado para ordenadores, y un televisor de 32" y resolución Full HD con Smart TV que permite conciliar entre el teletrabajo y el ocio sin ocupar espacio de más.

12/03/2022 - 12:01

Samsung ha unificado el concepto de monitor y televisor inteligente para dar respuesta a las necesidades que plantea el trabajo o estudio en remoto con la falta de espacio en los hogares y el compromiso con el diseño. Analizamos el Samsung M5 de 32” y te damos nuestra opinión.

Por si no te has dado cuenta, cada vez es más complicado encontrar televisores de menos de 43 pulgadas, y es mucho más complicado si lo quieres con resolución Full HD y funciones de Smart TV. Esta es una consecuencia directa de la preferencia del gran público por los televisores de gran pulgada.

Sin embargo, el Samsung M5 no es solo un televisor de 32” basado en la plataforma de Smart TV Tizen de Samsung, sino que también es lo que la marca ha venido a denominar como monitor inteligente. Es decir, un monitor inteligente de 32” con funciones de televisor.

La propuesta de Samsung es muy ambiciosa ya que no solo debe cubrir las funciones específicas de un monitor y de un televisor, sino que también debe hacerlo por menos de 250 euros. ¿Lo conseguirá? Analizamos el monitor inteligente Samsung M5 de 32 pulgadas y te damos nuestra opinión.

Samsung M5 de 32”
Dimensiones y peso71,61 x 51,70 x 19,35 mm | 6,2 kg
ResoluciónFull HD (1.920 x 1.080 píxeles) en formato 16:9
Tipo de panelPanel VA | Contraste de 3.000:1 | Soporte HDR10
Refresco60 Hz | Respuesta de 8 ms (G-t-G)
Brillo250 cd/m²
Ángulo de visión178º
Peana y soporteInclinación ajustable con pasacables
Conexión2 x USB 2.0 | 2 x HDMI 2.0 | Alimentación | WiFi 5 | Bluetooth 4.2 | Mirroring | AirPlay2
Sistema operativoTizen
Precio 249,99 euros

Resumen del análisis del Samsung M5 de 32” por apartados:

Monitor moderno que encaja en cualquier lugar de la casa y un mando a distancia que nos suena

Comenzamos con el apartado del diseño donde el Samsung M5 destaca con un diseño minimalista en este caso con acabado en color blanco. En el frontal todo el protagonismo se lo lleva la pantalla, que ocupa gran parte del frontal y queda protegida por un pequeño marco blanco que se entrega desde la trasera.

En realidad, se trata de un efecto óptico ya que al encender el monitor descubrimos que hay un segundo marco dentro de la pantalla que nos separa un poco más del borde. En la parte inferior, queda espacio para el logotipo de Samsung.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

En este punto a Samsung le ha faltado algo de finura en detalles como que el panel tiene las esquinas redondeadas y el marco de plástico que lo protege no, y deja el hueco en la esquina. Llámame tiquismiquis, pero si Samsung quiere jugar la baza del diseño debería hacerlo cuidando estos detalles.

La peana metálica mantiene la estabilidad del monitor y sigue la misma línea minimalista del resto en forma de base sólida de apenas unos milímetros de color blanca, liberando espacio en la mesa bajo el monitor.

Instalar o no la base es opcional ya que el M5 permite usar un soporte VESA de 100 x 100 mm para instalar el monitor en la pared o en un brazo articulado para monitores.

Si se instala la base, en la parte trasera encontramos una columna que une la base con el monitor, permitiendo inclinar la pantalla para acomodar el ángulo visual, pero no el giro de la pantalla. Esto obliga a mantener la pantalla en una posición frontal y, junto a la imposibilidad de ajustar la altura de la pantalla, le resta algo de ergonomía al Samsung M5.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

La gestión de cables se limita a una cincha de silicona que mantiene los cables pegados a la columna central, evitando que queden a la vista desde el frontal, pero no evita que se vean desde la trasera.

La trasera presenta un diseño de líneas horizontales en una carcasa ligeramente curva que disimula bien el grosor del monitor, dándole un aspecto más liviano.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Los conectores están divididos en dos zonas. Por un lado, encontramos dos USB de tipo A, mientras que los puertos HDMI quedan orientados hacia abajo junto al punto de anclaje de la columna de soporte.

Si buscamos bajo el logotipo de Samsung del frontal encontraremos un botón desde el que controlar las funciones básicas del monitor, pero para obtener un control total, los surcoreanos han incluido un mando a distancia como el que encontramos en los televisores de la marca.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Este mando destaca por la simplicidad en el uso marcada por la presencia de muy pocos botones, pero son más que suficientes para obtener un acceso rápido a todas las funciones del monitor.

La única diferencia que encontramos con respecto a los mandos que acompañan a los televisores de Samsung lo encontramos en la línea de botones de acceso directo donde, además de ofrecer el habitual acceso inmediato a Netflix y Prime Vídeo, se incluye un botón de acceso al navegador web, algo muy infrecuente en los televisores.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

La presencia de estos botones de acceso directo a las principales plataformas de streaming ya diferencia al Samsung M5 de la mayoría de sus rivales, y lo posicionan más cercano al segmento de los televisores de 32” con buenas prestaciones, que al de los monitores para trabajar.

A esto hay que sumarle las funciones de voz integradas en el mando que lo hacen compatible con Alexa, el Asistente de Google y Bixby, sirviendo como puerta de entrada al ecosistema de domótica del hogar.

Panel VA que nos acerca a los televisores y nos aleja del gaming

Visto el llamativo diseño de este monitor inteligente, pasamos a uno de los aspectos más importantes tanto para un monitor como para un televisor: su pantalla.

En este caso nos encontramos ante un panel de tipo VA a 60 Hz y una resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) que ofrece buenos niveles de contraste, pero no cuenta con el respaldo de un brillo muy destacado apenas superando los 250 cd/m2.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Este bajo nivel de brillo y una tasa de refresco tan básica dejan al Samsung M5 en una posición complicada. Ni puede hacer frente al brillo y espacio de color ampliado que ya ofrecen algunos monitores en este rango de precios, ni cuenta con la viveza de colores y tecnología de control de imagen de los televisores de la marca al reproducir contenido en HDR.

Nos ha gustado el recubrimiento antirreflejos de la pantalla que consigue dispersar de forma eficiente los molestos reflejos de las luces y ventanas cercanas, así como sus generosos ángulos de visión.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Todo ello contribuye a mejorar la legibilidad de la pantalla, algo muy positivo para un monitor para teletrabajar o estudiar, aunque puede restar viveza en los colores en su vertiente como televisor.

Samsung M5 ofrece funciones de mejora de la visualización y ajuste del color bajo el nombre de Modo descanso de ojos, que utiliza un sensor de brillo y temperatura de luz ambiental para ajustar el color de la pantalla en tiempo real a las características de la luz ambiente y ofrecer siempre el brillo y tono adecuado.

Lo cierto es que el sensor reacciona muy bien en cualquiera de sus modos de funcionamiento, aunque en ocasiones hace un ajuste de brillo a la baja y con una tendencia a mostrar tonos más cálidos de la cuenta, por lo que hemos tenido que corregirlo.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Ofrecer una resolución Full HD en un formato de 32” es una idea estupenda para un televisor que, con toda probabilidad, vas a ver a más de 1,5 metros. Sin embargo, puede que no lo sea tanto cuando hablamos de un monitor que vas a ver a menos de 70 cm.

La consecuencia directa es que los píxeles se hacen más evidentes, sobre todo en textos cuando se utilizan algunos de los métodos de conexión inalámbrica que más adelante detallaremos.

El M5 cuenta con un Modo Juego que desactiva alguna de las mejoras de imagen para reducir la latencia, pero no es suficientemente rápido como para poder considerarlo un monitor apto para gaming. Una tasa de refresco de 60 Hz, 8 ms de tiempo de respuesta y la ausencia de soporte para tecnologías Freesync o G-Sync dan buena fe de ello.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Es por eso que nos sorprende que Samsung siga insistiendo en añadir funciones orientadas al gaming, como el modo Ultrawide Game View, que cambia el factor de forma de la imagen a 21:9 para ampliar el campo visual de juegos como FiFA o de simulación de conducción.

Definitivamente, pese a la presencia de estas funciones, comunes en todos los televisores de Samsung, no podemos recomendar este monitor para jugar (aunque evidentemente se puede) pero sí ofrece la calidad suficiente para trabajos de oficina por su amplitud de pantalla.

El apartado del sonido queda cubierto con un sistema de altavoces ubicado en la parte inferior que proyectan un sonido más que decente para cumplir con las necesidades básicas como monitor o para ver los programas de televisión, pero puede quedarse algo corto para ver contenido de cine, y no contamos con un jack para auriculares.

Tizen funciona muy bien aportando mucha conectividad inalámbrica pero pocos puertos físicos

Las funciones de monitor se sustentan principalmente sobre la base de la calidad de imagen que ofrece el Samsung M5, pero para hablar de su comportamiento como televisor debemos profundizar un poco más en su sistema operativo Tizen.

Utilizar el M5 como televisor no dista demasiado de hacerlo como cualquier otro televisor de la marca. En la práctica el funcionamiento de este sistema operativo es muy fluido y permite ajustar parámetros en la calidad de imagen y sonido.

VIDEO

Muestra Samsung M5 - Interfaz

La función Smart TV viene avalada por una tienda de aplicaciones muy completa en la que no hemos echado de menos ninguna de las grandes plataformas de contenido y, a las ya mencionadas Netflix y Prime Vídeo que ocupan un lugar privilegiado en su mando a distancia, se unen YouTube, Disney+, Apple TV, PlutoTV, HBO Max o Spotify entre muchas otras.

Tizen también cobra protagonismo al hablar de la conectividad de este monitor inteligente. Es precisamente en las opciones de conectividad donde el Samsung M5 de 32” destaca sobre el resto de monitores y televisores, aunque también tiene algunas carencias importantes.

Para empezar, cuenta con dos puertos HDMI, pero estos son HDMI 2.0, por lo que sus funciones quedan algo limitadas a un ancho de banda inferior. También cuenta con dos puertos USB de tipo que permiten reproducir contenido directamente desde una unidad externa.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

El M5 de Samsung no ofrece precisamente la conectividad física más avanzada del momento, nos hubiera gustado encontrar más versatilidad en este apartado con algún conector DisplayPort o USB- C para ampliar el abanico de opciones habituales en ordenadores, consolas y portátiles.

En conectividad inalámbrica destaca el soporte para Airplay2, que permite enlazar un dispositivo de Apple y utilizar el M5 como una segunda pantalla para extender el escritorio o duplicar la pantalla del dispositivo, aunque la resolución y la nitidez se ve afectada de forma notable con este tipo de conexiones.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

También es compatible con la pantalla inalámbrica de Windows 11, permitiendo extender o duplicar el escritorio de un PC con Windows muy fácilmente y de forma inalámbrica. De nuevo, la nitidez y la precisión de los colores se verá afectada por este tipo de conexiones inalámbricas, pero hay que reconocer que son muy cómodas.

Como no podía ser de otro modo siendo un monitor Samsung, el M5 también ofrece soporte inalámbrico para DEX, el sistema de escritorio basado en Android que incluyen los últimos Galaxy S22.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

La conectividad Bluetooth y WiFi del Samsung M5 le permite instalar un teclado y un ratón directos al monitor y usarlo como un ordenador con solo conectar alguno de los dispositivos compatibles con DEX.

En nuestro caso lo hemos probado con el Samsung Galaxy S22+ que analizamos hace algunas semanas, que también nos ha permitido conectarlo al monitor usando la función Tap View que vincula ambos dispositivos con solo dar un golpecito con el smartphone en el lateral del monitor.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Una función que nos ha gustado en el M5 es la posibilidad de utilizar la suite de productividad online Microsoft 365 de forma independiente desde el monitor, sin necesidad de conectarle ningún ordenador, móvil o tableta. 

Solo hemos necesitado un teclado y ratón Bluetooth conectado directamente al M5 para comenzar a editar un documento online gracias a la conectividad WiFi 5 que incorpora el monitor.

Perfecto como 2 en 1 unificando las necesidades de un Smart TV de pequeño formato con un monitor para teletrabajar

Uno de los efectos indirectos de la pandemia ha sido la implementación de teletrabajo en mayor o menor medida, obligando a muchos usuarios a habilitar espacios de productividad en sus casas. El problema es que no siempre se dispone de ese espacio extra y optimizarlo al máximo se ha convertido en una prioridad.

Nos ha gustado la propuesta del Samsung M5, uniendo las funciones de un televisor de 32” con resolución Full HD, con un monitor especialmente indicado para productividad.

Samsung M5, análisis y opinión
R.Andrés

Sobre el papel la idea parece buena, pero este modelo tiene algunos errores en la ejecución que conviene tener en cuenta, quedando en ocasiones a medio camino entre las funciones que debería cubrir un monitor y el rendimiento que debería ofrecer un televisor, obligando al usuario a asumir algunos compromisos.

Por ejemplo, una resolución Full HD para un televisor de 32” es más que buena. Sin embargo, muestra unos píxeles demasiado grandes para un monitor con esa diagonal que va a usarse a escasos 70 cm de los ojos del usuario.

Smart Monitor M5 de 32" (2022)

Smart Monitor M5 de 32" (2022)

Smart Monitor M5 de 32" es la unión entre un monitor avanzado para ordenadores, y un televisor de 32" y resolución Full HD con Smart TV que permite conciliar entre el teletrabajo y el ocio sin ocupar espacio de más.

Los 250 euros que cuesta este monitor inteligente con funciones de Smart TV lo colocan en una posición muy competitiva en ambos segmentos, posicionándose como una opción muy versátil cubriendo las funciones de segundo televisor que amplía sus funciones para ampliar el escritorio de un portátil, consola u otro dispositivo.

Creemos que ha sido todo un acierto de Samsung dotar al M5 de una cierta independencia convirtiéndolo en un Thin client de Microsoft 365 que permite trabajar online sin más requisitos que un teclado y un ratón conectados al monitor.

Nota técnica

79

Y además