Skip to main content

Samsung Neo QLED QN95A de 65”, análisis y opinión

Samsung Neo QLED QN95A, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño delgado para un LED
  • Control de zonas de atenuación
  • Control de imagen
  • One Connect y gestión de cables

Lo peor

  • Sin Dolby Vision
  • Calibrado del color cálido
  • Sin soporte G-Sync oficial 
  • Sin soporte Dolby Atmos
Neo QLED QN95A

Neo QLED QN95A

Samsung Neo QLED QN95A es el nuevo televisor LED de gama alta de Samsung para 2021 y viene equipado con un sistema de retroiluminación mini LED que mejora el brillo y el contraste gracias a sus 792 zonas de atenuación que acompaña con un sonido espectacular.

07/05/2022 - 09:02

Hemos estado probando durante algunas semanas el Samsung Neo QLED QN95A de 65”, uno de los televisores de gama alta más destacados de 2021 y te damos nuestra opinión.

Durante años Samsung ha estado desarrollando la tecnología QLED en sus televisores LED de gama alta para conseguir un mayor control sobre la luz y los colores. En 2021 esta tecnología dio un importante salto y la marca surcoreana empezó a aplicarla en su recién llegada gama de televisores con tecnología mini LED.

El Samsung Neo QLED QN95A es uno de los primeros modelos de gama en combinar el mejor control de la iluminación que proporciona la tecnología mini LED, con la precisión en los colores y contraste que aporta la tecnología QLED.

El hecho de ser un modelo que, en el momento de hacer este análisis ya lleva algún tiempo en el mercado lo convierte en una de las mejores alternativas para obtener un televisor con tecnología mini LED a un precio interesante. Te contamos todo lo bueno y también lo malo de este Neo QLED QN95A que está disponible por 1.599 euros.

Samsung Neo QLED QN95A de 65”
Dimensiones144,6 x 82,9 x 2,5 cm (sin peana) | 144,6 x 89,1 x 28,5 cm (con peana)
Peso30,3 kg (con peana) / 23,3 kg (sin peana)
Tipo y tamaño de pantallaLCD QLED MiniLED con 792 zonas de atenuación | Panel VA de 65 pulgadas 4K (3840 x 2160 píxeles) | Quantum Matrix Technology | 10 bits
Procesador de imagenNeo Quantum Processor 4K
Sistema operativoTizen 6.0
Formatos HDRQuantum HDR 2000 | HDR10+ | HLG
Control por vozBixby desde el mando a distancia | Compatible con Alexa y Asistente de Google
SonidoSistema con 4.2.2 canales | 70W RMS
Conexiones4 x HDMI 2.1 (1 eARC) | 3 x USB 2.0 | LAN | Salida óptica digital | CI | Coaxial TDT | Satélite| WiFi 5 (802.11ac) | Bluetooth 5.2 | AirPlay 2
Precio1.599 euros
 

Resumen del análisis del Samsung Neo QLED QN95A de 65” por apartados:

Delgada, bien conectada y con conciencia ecológica

En líneas generales el Samsung Neo QLED QN95A mantiene la estética del modelo top de la gama LED de la generación anterior, que analizamos aquí.

Lo que más destaca es el buen aprovechamiento del espacio del que hace gala este modelo, siendo algo más esbelto y aprovechando mejor un frontal que da la sensación de estar flotando sobre el mueble en un ejercicio de poderío de su peana. Si algo funciona para qué vas a cambiarlo.

No estamos ante un televisor pequeño precisamente. De hecho, sobre la mesa tiene unas dimensiones de 144,6 x 89,1 x 28,5 cm, pero deja un perfil de solo 25 mm de grosor en la pantalla gracias a la reducción de espacio tras el panel que ha facilitado la tecnología mini LED. Algo a tener en cuenta si va a instalarse en la pared.

El frontal se ha refinado mostrando únicamente un bisel metálico que protege los laterales de la pantalla y el único elemento del frontal es el logotipo de la marca en la esquina inferior derecha.

Las líneas limpias y minimalistas del diseño Ultra Slim de Samsung se transmiten también en la trasera, con un diseño más refinado que los modelos anteriores donde predomina el acabado en plástico de color gris con textura, y los únicos elementos destacables son las ranuras de ventilación de la parte superior, el conector de One Connector y el anclaje de la peana.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Ya que hablamos de conexiones y peanas, mencionar que es la misma de las dos últimas generaciones. Su diseño sólido y la robustez del metal consiguen mantener en volandas y con total seguridad los 23,3 kg que pesa esta pantalla manteniendo el estilo sobrio y elegante del televisor.

Por su parte, One Connect se mantiene como una de las mejores soluciones de conectividad ya que permite externalizar todas las conexiones del televisor en un dispositivo aparte que puede ocultarse fácilmente en el mueble, reduciendo a uno –y transparente— los cables que llegan hasta la trasera del televisor.

El diseño de este HUB de conexiones ha cambiado ligeramente y ahora es más estrecho y viene con un acabado mate y rugoso en su carcasa, eliminando el delicado y sucio negro brillante de versiones anteriores. En definitiva, ahora One Connect es más discreto, pero igual de versátil.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

En la parte trasera del One Connect encontramos:

  • 4 HDMI 2.1 (uno de ellos con función eARC)
  • 3 puertos USB 2.0
  • Conector Ethernet
  • Salida de digital óptica
  • Ranura CI
  • Entradas coaxiales (TDT y satélite)

Además de la conectividad física, el Neo QLED QN95A cuenta con WiFi 5 y Bluetooth 5.2 con soporte para AirPlay 2 y Chromecast integrado para enviar contenido en streaming desde el smartphone.

El mando a distancia One Remote mantiene su icónica forma y tamaño, con un diseño compacto que, en un primer vistazo se hace algo parco en botones, pero que pronto se revelan como suficientes para controlar todas las funciones del televisor e incluso de algunos dispositivos externos.

VIDEO

Así es el mano a distancia del Samsung Neo QLED QN95A

La principal novedad la encontramos en su parte trasera, donde los surcoreanos le han integrado una pequeña célula solar que le permite recargarse automáticamente con la luz ambiental del salón o, en su defecto, conectándolo al cargador del móvil mediante el puerto USB C de su base. 

Ya pudimos probar este One Remote ecológico en el Samsung QLED Q60A que analizamos hace algunos meses, y la experiencia ha sido igual de satisfactoria con un funcionamiento estable mediante sincronización Bluetooth y la comodidad que aporta contar con botones de acceso directo y control por voz pulsando el botón del asistente del mando.

MiniLED sube el nivel y se acerca a los OLED sin sus inconvenientes

Una de las principales novedades que presenta este modelo es la incorporación de un sistema de iluminación mini LED tras el panel, en lugar del sistema LED de la generación anterior.

Este cambio no solo impacta sobre el diseño del televisor, sino también sobre la calidad de imagen ya que cambia por completo la forma de controlar la luz que llega al panel LCD y su intensidad.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Hablamos de un panel VA de 10 bits que ofrece una resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 píxeles) en una diagonal de 65 pulgadas y soporte para HDR10+, HLG y Quantum HDR 2000, pero se deja en el tintero el soporte para Dolby Vision que no está presente en este modelo.

Tras este panel encontramos una matriz FALD (Full Array Local Dimming) de luces mini LED que, en el modelo de 65”, se encuentran agrupadas en 792 zonas de atenuación que trabajan de forma independiente reduciendo al máximo la contaminación de luz (blooming) en imágenes muy contrastadas combinando las tecnologías Quantum Matrix, que controla el brillo de cada zona y Black Detail Boost que lo hace con el contraste.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

El aumento de zonas de atenuación y la implementación de nuevos filtros para controlar la calidad de imagen han hecho que Samsung integre un nuevo procesador Neo Quantum Processor 4K que utiliza algoritmos de Inteligencia Artificial múltiple para mejorar funciones como el escalado de contenido a 4K o el procesado de movimiento.

En este sentido no se puede negar que el nuevo procesador hace un buen trabajo ya que el contenido en resoluciones inferiores a 4K gana en calidad prescindiendo de ese ligero halo de enfoque forzado de generaciones anteriores, consiguiendo un escalado más orgánico y natural.

El calibrado de color en origen es muy bueno, pero ha dado un giro radical en el balance de blancos y, si tradicionalmente los televisores de Samsung han pecado de azulear levemente su calibrado, en esta ocasión se les ha ido la mano hacia la calidez dejando una leve pátina amarilla en los tonos.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

No es nada grave ya que basta con ajustar ligeramente el balance de color y se corrige casi por completo con solo cambiar el perfil de color. Para contenidos de televisión en general hemos obtenido los mejores resultados en el modo Estandar, mientras que el Modo Filmmaker se ha establecido para ver series y películas en HDR.

Cabe destacar el excelente comportamiento del Neo QLED QN95A con los detalles en sombra, donde en escenas muy oscuras no aplasta los negros como los LED anteriores, si no que da un poco más de margen consiguiendo unos negros sorprendentemente cercanos al OLED y sin mostrar macrobloques ni manchas grises.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Las 792 zonas de atenuación independientes hacen que la presencia de contaminación lumínica al mostrarse imágenes brillantes sobre un fondo negro sea muy inferior a lo que habitualmente encontrábamos en modelos de gama alta, y de nuevo, se sitúan un paso más cerca de los resultados que ofrecen los televisores OLED.

En contenidos en 4K nativo y HDR el resultado es espectacular gracias a los 2.000 nits de brillo pico que alcanza en el modo Dinámico, pero el control de ABL (Automatic Brightness Limiter) hace su trabajo manteniendo unos picos contenidos que no pierden detalle tanto en escenas muy iluminadas, como en las tenebrosas de Caballero Luna en Disney+.

Disney Plus logo

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

El nuevo procesador Neo Quantum Processor 4K también hace un buen trabajo en el procesado de movimiento y, aunque la unidad que hemos estado probando muestra un leve efecto Ghosting en forma de estelas, no resulta evidente en el uso cotidiano con contenido, ofreciendo un buen balance entre nitidez, fluidez y brillo en las escenas de acción.

Samsung se ha tirado de cabeza a la piscina del gaming en pantalla de gran pulgada, y lo hace con todos sus conectores habilitados para el estándar HDMI 2.1 completo con una tasa de 40 Gbps, 120 Hz en 4K, funciones ALLM y tasa de refresco variable (VRR) con soporte FreeSync Premium Pro que ofrece un mejor rendimiento HDR en juegos.

Sin embargo, no cuenta con certificación oficial para Nvidia G-Sync, aunque lo reconoce como hardware compatible, pero queda limitado a una tasa de refresco menos amplia.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Cuando detecta un dispositivo de juegos (consola o PC gaming) el televisor activa el modo Juego, desactivando las ayudas al procesado de imagen para sí bajar la latencia del televisor por debajo de los 10 ms.

Además, Samsung ha añadido un menú específico para ajustar los parámetros de juego en forma de Barra de juegos que aparece en la parte inferior de la pantalla, desde la que se puede seleccionar el formato de la pantalla activando la función Modo de Juego Panorámico (Super Ultrawide GameView).

Tizen se mantiene en forma como un sistema sólido y estable

En un primer vistazo el sistema operativo del Samsung Neo QLED QN95A no presenta demasiadas diferencias con respecto a los modelos anteriores.

Sin embargo, Tizen nos llega en su versión 6.0 que aporta algunas novedades en conectividad al tiempo que asienta la estabilidad y fluidez que siempre le ha caracterizado.

VIDEO

Así funciona Tizen 6.0 en una Samsung Neo QLED QN95A Samsung Neo QLED QN95A

La interfaz es la misma, ocupando solo el tercio inferior en lugar de mostrar los ajustes y recomendaciones en pantalla completa como sí hacen WebOS de LG o Android TV. Esto permite seguir viendo el contenido mientras se cambia el perfil de color o de audio.

Aunque no ofrece el enorme catálogo de Android TV, Tizen se mantiene en la cresta de la ola ofreciendo soporte para las principales apps de contenido, servicios y herramientas que un usuario puede necesitar, con pesos pesados como Netflix, Amazon Prime, Disney+, HBO Max e incluso Apple TV, así como las de los principales proveedores de TV a demanda como Movistar Plus+.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Cobra importancia el HUB de contenido desde la Guia Universal de Samsung, que destaca el contenido en tendencia de cada una de las plataformas con apps instaladas en el televisor, evitando la tarea de tener que ir aplicación por aplicación seleccionando la serie o película que quieres ver.

Una de las características que más me han gustado en las últimas pantallas de Samsung que he analizado es su integración con el resto de dispositivos que forman un salón o un hogar en 2022, permitiendo integrar el televisor en ecosistemas del hogar conectado como el Asistente de Google, Alexa, AirPlay 2 o el ecosistema de Samsung con SmartThings.

Además, mejora considerablemente la experiencia de uso del televisor aunando en un solo mando a distancia el control de los distintos dispositivos conectados al televisor pudiendo, por ejemplo, navegar por las opciones del descodificador de Movistar Plus+ desde el mando One Remote del Neo QLED QN95A.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

También nos ha gustado el modo Tap View que, una vez activado, permite enviar el contenido del smartphone al televisor con solo tocar el borde de la pantalla con el smartphone.

En cuanto a fluidez de uso, Tizen 6.0 mantiene su agilidad al pasar de una app a otra y facilita el contenido en multiventana entre dos canales o mostrando el contenido de televisión o de tu smartphone en una pantalla dividida.

Sonido con cuerpo que se mueve por la escena y función Q-Symphony

Como no podía ser de otro modo, el Samsung Neo QLED QN95A viene equipado con un sistema de sonido acorde con lo que se espera de un televisor de gama alta, los cuales, todo hay que decirlo, cada vez ofrecen mejor calidad de sonido.

En el caso del Neo QLED QN95A, Samsung ha optado por una distribución de 4.2.2 canales impulsado por la tecnología Object Tracking Sound+, una especie de Dolby Atmos propio que aísla y posiciona el sonido en pantalla.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Esta tecnología se deja notar en escenas con diálogos donde se aprecia de dónde procede cada voz y amplía la escena sonora más allá de los límites de la pantalla, pero se mantiene en el plano frontal y no puede considerarse como un sistema de sonido envolvente.

De cualquier modo, es un sonido muy convincente para venir integrado en un televisor tan delgado.

En términos de potencia y calidad, los 70 W que entrega este sistema de sonido suben un poco más el listón consiguiendo un sonido más que aceptable para ver contenidos de televisión o series y películas con mucho diálogo, pero la ausencia de un subwoofer dedicado hace que flaquee un poco en escenas de acción con explosiones.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

La relación de Samsung con Dolby parece estar en un momento frío ya que el gigante surcoreano no solo ha prescindido del soporte para Dolby Vision, sino que tampoco permite decodificar sonido Dolby Atmos nativo, aunque sí permite hacer Passthrough dejando pasar la señal de audio a un sistema de sonido o amplificación externa.

Para quienes buscan un sonido más consistente nuestra recomendación es instalarle una barra de sonido de gama alta. Si esta es de la misma marca, el Neo QLED QN95A facilita su conexión y funcionamiento ya que es compatible con la función Q-Symphony que sincroniza televisor y barra de sonido para sumar sus altavoces en una escena de audio más precisa.

Contenido Extra: Barra de sonido Samsung HW-Q950A

Junto al Neo QLED QN95A Samsung nos ha enviado una de sus mejores barras de sonido del momento. Se trata de la Samsung HW-Q950A, un impresionante sistema de sonido con distribución de 11.1.4 que, literalmente, te pone en el centro de una escena sonora formada por 22 elementos entre radiadores pasivos y altavoces que entregan una potencia total de 616 W afinados por Harman Kardon.

El sistema de sonido está formado por una barra de sonido que encaja como un guante bajo una pantalla como la Samsung Neo QLED QN95A de 65 pulgadas que estamos analizando.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

El espectáculo de esta barra comienza con el elemento principal en el que se integran 3 altavoces centrales, 2 laterales y 2 superiores que proyectan el sonido hacia el techo. Además, cuenta con un refuerzo de los bajos en forma de 2 radiadores pasivos situados en la parte central de la barra.

Sin embargo, todo el peso de la gestión de bajos recae sobre el impresionante subwoofer inalámbrico de 8 pulgadas que entrega unos bajos profundos y pesados que caen como bombas haciendo que el sofá tiemble con las explosiones.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

El conjunto lo cierra una pareja de altavoces satélite inalámbricos que no se quedan atrás en potencia y direccionalidad, aportando los 2 altavoces del canal trasero, 2 laterales traseros y 2 superiores traseros que, junto a los del frontal, se encargan de generar el sonido vertical.

Esto se traduce en una de las barras de sonido que mejor han emulado un sistema de sonido Dolby Atmos real de todas cuantas hemos probado, incluida la fantástica Creative SXFi Carrier que probamos hace algunas semanas.

Cuando se usa junto a un televisor Samsung compatible con Q-Symphony el sonido se ajusta para mejorar el posicionamiento de los objetos sonoros generados por el sistema OTS+ desde los altavoces del televisor y es compatible con Dolby Atmos y DTS:X.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Aunque se use con un televisor de otra marca, cuenta con su propio sistema de calibración que detecta la forma de la sala y posición de los muebles para optimizar la proyección del sonido.

Los altavoces satélite hacen un trabajo excelente encargándose de los canales traseros, de forma que, en más de una ocasión me he girado sorprendido por la nitidez de los sonidos. Lo mejor de todo ello es que, al ser inalámbricos como el subwoofer, solo necesitas tener un enchufe cerca para alimentarlos, olvidándote del cableado de audio.

La Samsung HW-Q950A viene muy bien cubierta en conectividad, con un dos entradas HDMI 2.1 y una salida con función eARC que se pone a la última en cuanto a rendimiento gaming, así como conectividad WiFi y Bluetooth.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

El sistema de sonido se integra con el mando One Remote del Neo QLED QN95A desde el que se puede controlar el volumen y funcionamiento de la barra, aunque cuenta con asistente por voz de Google y funciona con Alexa.

Es compatible con AirPlay 2 y permite reproducir contenido de Spotify como altavoz externo y permite controlar toda la configuración y modos de sonido de la barra desde el móvil con la aplicación SmartThings.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

En definitiva, me ha parecido una de las mejores opciones para conseguir el realismo de una sala de cine con Dolby Atmos en casa, para un perfil de usuario que prefiere la sencillez de una instalación libre de cables.

Sin embargo, nadie ha dicho que este vaya a ser una alternativa barata, aunque considerando su rendimiento, pagar 1.199 euros por un sistema de sonido de esta categoría tampoco es un precio descabellado.

Unir QLED con mini LED acerca a los Neo QLED a la calidad de los OLED sin sus inconvenientes

La primera incursión de Samsung en la tecnología mini LED aplicada a un televisor no podía haber sido mejor.

Al reducir el tamaño de los puntos de luz con el mini LED y aumentar su densidad, se pueden agrupar en más áreas logrando mayor precisión en el control de la retroiluminación, pero sin renunciar al brillo típico de los televisores LCD LED.

Samsung Neo QLED QN95A
R.Andrés

Esto aporta muchas ventajas para aquellos usuarios que van a instalar el televisor en un salón iluminado sin perder su calidad y viveza en los colores.

Los más jugones tienen en el Neo QLED QN95A un buen candidato gracias al amplio soporte con todas las tecnologías implicadas en el gaming, que permiten exprimir al máximo el rendimiento gráfico de las consolas de última generación sin sufrir por la degradación del panel con el uso prolongado en juegos.

Neo QLED QN95A

Neo QLED QN95A

Samsung Neo QLED QN95A es el nuevo televisor LED de gama alta de Samsung para 2021 y viene equipado con un sistema de retroiluminación mini LED que mejora el brillo y el contraste gracias a sus 792 zonas de atenuación que acompaña con un sonido espectacular.

El contrapunto lo ponen las ausencias de funciones tan extendidas en la industria del entretenimiento como el Dolby Atmos o Dolby Vision, poniéndole las cosas un poco más complicadas a los usuarios que quieren decodificar contenido compatible.

La conectividad y el sonido tampoco se quedan atrás ofreciendo un conjunto muy equilibrado capaz de ofrecer unos niveles de calidad altos por 1.599 euros. Un precio bastante razonable para tratarse de un modelo de gama alta. Al menos, hasta la inminente llegada a las tiendas de los modelos de 2022.

Nota técnica

93

Y además