Skip to main content

Sonos Arc, análisis y opinión

Sonos Arc

Lo mejor

  • Experiencia Dolby Atmos
  • Un sonido totalmente envolvente
  • Barra muy versátil

Lo peor

  • Quizás eches de menos un subwoofer
  • TruePlay exclusivo de iPhone
  • Precio por encima de la media
Arc

Arc

La primera barra de sonido de Sonos con Dolby Atmos. Formada por 11 amplificadores digitales, 8 woofers y 3 tweeters, además de cuatro micrófonos para el asistente por voz.

04/06/2020 - 15:04

Sonos trae al mercado una barra de sonido que convierte cualquier salón en una estancia con la mejor experiencia inmersiva. Además, también sirve como altavoz para escuchar música o podcast sin necesidad de encender el televisor. Probamos Sonos Arc, la barra de sonido disponible por 899 euros.

La compañía americana Sonos probablemente no requiera presentación alguna ante cualquier amante del audio: fue fundada en 2002, y es un fabricante especializado en equipos de audio que lleva años ofreciendo soluciones para los melómanos. Concretamente, lo suyo son los altavoces, y con la barra de sonido Sonos Arc la marca quiere abrirse un hueco en la selecta categoría de los usuarios que buscan llevar su experiencia de cine en casa a otro nivel.

Sonos Arc es la primera barra de sonido con Dolby Atmos de Sonos, un producto orientado a ofrecer una experiencia inmersiva a la hora de ver películas o series en el salón. Llega para sustituir a las anteriores PlayBar y PlayBase, dos modelos que llevaban ya varios años en el mercado y que ahora se ven renovados con la nueva Arc, cuyo precio es de 899 euros.

Hemos tenido la oportunidad de probar a fondo la nueva barra de sonido de Sonos en nuestro propio salón. La hemos conectado a un televisor de LG de 49 pulgadas, y la hemos utilizado a través de un cable HDMI ARC, así como también hemos controlado su funcionamiento de forma inalámbrica desde un iPhone SE (2020) con la nueva aplicación Sonos S2 que estará disponible para todos los usuarios a partir del día 8 de junio.

  Especificaciones
Dimensiones 1,14 m x 115,7 cm x 87 cm (ancho x profundidad x alto) | Tiene un ancho un poco más largo que una tele de 49 pulgadas
Peso 6,25 kg
Colores Blanco y negro
Altavoces 11 x amplificadores digitales Clase D + x8 woofers + x3 tweeters
Micrófono Sí, x4 micrófonos
Procesador Quad Core 1,4 GHz (A-53) | 1 GB memoria SDRAM + 4 GB memoria NV
Indicador LED Sí, indica estado del altavoz y el micrófono | Se ajusta automáticamente a las condiciones de luz de la estancia
Conectividades inalámbricas WiFi (802.11b/g, 2.4 GHz), AirPlay 2, infrarrojos y control desde la aplicación Sonos S2
Puertos HDMI, Ethernet (10/100 Mbps) y alimentación (100-240 V, 50-60 Hz AC)
Precio 899 euros

Antes del análisis con nuestras opiniones, veamos algunas pinceladas de las características de este dispositivo: estamos ante una barra cuyas dimensiones son equivalentes por lo ancho a un televisor que ronde las 49 pulgadas. La barra viene lista para instalarla en un soporte en la pared, aunque dicho componente no está incluido con la compra: Sonos tiene a la venta un soporte de pared por un precio de 79 euros.

El reparto de componentes ya nos da una pista de la calidad de audio que ofrece Arc: 11 amplificadores digitales, 8 woofers, 3 tweeters... todo ello acompañado, además, de cuatro micrófonos, ya que no hay que olvidar que esta barra también es inteligente y es compatible tanto con Alexa como Google Home.

Hay muchas más características de las que hablar de Sonos Arc, pero todo eso vamos a repartirlo a lo largo de este análisis con opiniones, apartado por apartado. Vamos allá con nuestra experiencia de usuario tras haber probado esta barra de sonido.

Índice de contenidos:

Es tan grande como un televisor de 49", así que necesitarás espacio (o un soporte)

Sonos Arc debajo de un televisor de 49 pulgadas

Sonos Arc es una barra de sonido de grandes dimensiones: comparada con el televisor de 49 pulgadas (110 centímetros de ancho) que hemos utilizado durante esta review, hemos comprobado que el ancho de la barra (114 cm) ocupa un poco más que la propia TV. La barra tiene además 87 cm de alto por 115,7 cm de profundidad, por lo que si tienes ancho suficiente su instalación no debería generarte dolores de cabeza por estas dos últimas medidas.

Detalle barra de sonido Sonos Arc

En caso de que se te quede grande para el mueble del televisor, existe la opción de comprar el soporte adicional que Sonos vende por separado (79 euros) para colgar Arc en la pared. La barra cuenta con dos puntos de anclaje (a través de tornillos) en la parte trasera.

Bajo un diseño redondeado, Sonos Arc se presenta con un aspecto discreto en el que el minimalismo gana presencia respecto a cualquier botón, luz o control que puedas ver en otras barras de sonido: tan solo hay tres controles táctiles en el centro (bajar volumen, reproducir/pausar y subir volumen), un LED de estado –el cual además baja su iluminación durante la noche, para no molestar– y el indicador del micrófono.

Sonos Arc

Por la parte trasera, lo que encontramos en el centro son tres conexiones físicas: HDMI ARC, alimentación y Ethernet. Además, hay un botón físico para vincular el dispositivo –en cualquier caso, no es un botón que vayas a usar más allá de la configuración inicial.

 

Es importante señalar que no viene ningún mando de control remoto: en lugar de eso, la barra se sincroniza con el mando del televisor para controlar su volumen con el propio mando de la TV. También se puede ajustar el volumen mediante la aplicación Sonos S2 en el móvil, desde AirPlay 2 o a través de órdenes de voz con Alexa o Google.

Sonos Arc lateral

La unidad que nosotros hemos probado era de color negro, pero también estará disponible en blanco. En la caja se incluye el cable de alimentación, un cable HDMI y un adaptador de audio óptico, además de un manual con instrucciones para la puesta en marcha.

Llegados a este punto, poco más nos queda por decir sobre su diseño. Pasemos al siguiente apartado.

Compatibilidad: cómo saber si tu TV es compatible con Sonos Arc

Puerto HDMI Arc

Llega la primera pregunta: ¿puedo utilizar Arc en cualquier televisor? La forma más sencilla de averiguar si tu televisor será compatible con la barra de sonido Arc pasa por asomarte a la parte trasera de la TV y comprobar si alguno de los puertos HDMI tiene el texto "ARC" en su nombre. Lo más probable es que así sea, en cuyo caso puedes estar tranquilo: podrás conectar la barra a tu televisor y hacer uso de todas sus funciones.

En caso negativo, siempre tendrás la opción de recurrir al adaptador de audio óptico para hacer funcionar el equipo con tu TV. La desventaja es que, frente al HDMI Arc que sí es capaz de transmitir señal en Dolby Atmos, el audio óptico no tiene esta característica y la señal se queda en Dolby Digital 5.1.

  Sonos Arc
Número de canales 5.0.2
Número de altavoces 11 x amplificadores digitales Clase D + x8 woofers + x3 tweeters
Conectividades HDMI ARC, Audio Óptico
Conectividad inalámbrica WiFi, AirPlay 2

Por lo demás, realmente da igual si tu TV tiene más o menos años de antigüedad, si es de gama más alta o más baja, o si es de Samsung, LG o cualquier otra marca: la barra funcionará en cualquier modelo –a excepción de los televisores CCFL fabricados entre 2004 y 2012.

De hecho, hemos probado incluso a conectar un Chromecast a nuestro televisor con Arc también conectado por HDMI a otro puerto: podemos confirmar que la barra emite sin problemas el sonido mientras reproduces un contenido desde Netflix por Cast, con lo cual se podría utilizar incluso en una tele que no sea Smart TV. Eso sí, recuerda que en este caso no tendrás acceso al sonido Dolby Atmos en aplicaciones como Netflix o Prime Video (dado que estarán corriendo a través del Chromecast, y no de forma nativa en el televisor).

Por último, está el requisito propiamente dicho de la tecnología Dolby: para aprovechar al cien por cien este producto, también necesitarás que la tele que vayas a utilizar sea capaz de funcionar con Dolby Atmos. Las más antiguas y las de gama media-baja no siempre son compatibles, en cuyo caso tendrás que conformarte con la salida de audio 5.1 (que, para la mayoría de los mortales, ya de por sí resulta sorprendente).

Funcionamiento y control: el mando de la tele sirve para el volumen y poco más

Arc se sincroniza con el mando de tu televisor para que puedas controlar el volumen desde ahí mismo, tal y como lo harías en tu TV. El problema es que ahí termina todo lo que puedes hacer con el mando: si de verdad quieres sacarle el máximo partido a la barra de sonido, tendrás que sincronizarla con la aplicación Sonos S2.

Sonos Arc

La primera pega que le vemos a este sistema es que, al menos en nuestro televisor, no se mostraba ningún indicador de volumen en la pantalla: tan solo aparecían los iconos de "+" o "-" al ajustar el nivel, sin saber realmente en qué nivel estás. Por otra parte, otra cosa que hemos detectado es que cuando enciendes la TV en modo de televisión después de haber estado viendo Netflix, te encontrarás con que el volumen salta extremadamente alto y tendrás que bajarlo manualmente desde el mando.

Además, hemos notado que la barra tarda algunos segundos de más en encenderse cuando entra en modo reposo. Si pausas una película y después quieres retomarla, verás que pasan unos segundos entre que la imagen ya ha empezado y el sonido todavía no está listo.

Experiencia de sonido en películas y series: una barra de altos vuelos

Comparado con el sonido que probablemente ofrezca tu televisor a través de los altavoces que trae de serie, una barra de sonido como la Sonos Arc hará que la experiencia de ver una película o una serie pase a otro nivel. Una vez lo pruebes, es como si descubrieras que todos estos años has estado viendo mal Netflix, HBO y Prime Video.

Sonos Arc lleva los detalles del audio a una dimensión superior: consigue transmitir cada sonido de una película prácticamente como si estuvieras allí gracias a que con matices como la apertura de una puerta o los pasos de una persona –sonidos que normalmente se pierden en los altavoces de cualquier TV– se consigue una experiencia totalmente inmersiva. Sonos la define como 5.0.2 –cinco canales en horizontal y dos para el audio en Atmos.

Si nos metemos en materia técnica, veremos que este equipo cuenta con una rejilla curvada de una única pieza (con 76.000 orificios en su superficie) que alcanza los 270 grados de cobertura sonora. Los altavoces están orientados en diferentes ángulos para conseguir un sonido 3D compatible con Dolby Atmos, tal y como podéis ver en la siguiente imagen de su diseño.

Sonos Arc, la barra de sonido inteligente de gama premium que convierte tu salón en una sala de cine

Sonos

Dolby Atmos consigue hacerte sentir que formas parte de la escena, creando un campo de sonido envolvente a tu alrededor gracias a que los altavoces están proyectados hacia arriba (otros apuntan hacia delante, y otros hacia los lados) y, con ello, logran hacerte llegar todos los detalles exactamente tal y como se muestran en la escena. Siempre y cuando estés viendo un contenido compatible, eso sí: por suerte, la mayoría de las aplicaciones en streaming tienen cada vez más catálogo compatible con Atmos.

El sonido es muy limpio, con detalles tanto en el diálogo de los personajes (hay un modo para incrementar el volumen en los diálogos, hablaremos de él más adelante) como con graves potentes en las explosiones o disparos de las escenas. Incluso aunque no tengas ni vayas a tener un subwoofer adicional en el salón, lo cierto es que la calidad de los graves es muy buena.

Si te sabe a poco, siempre te podrás lanzar a por el "pack" completo que incluye Sonos Arc + x2 One SL (altavoces inalámbricos) + x1 Sub de 3ª generación (subwoofer inalámbrico) por... 2.096 euros. También existe la opción de adquirir Arc + Sub de 3ª generación por 1.698 euros.

Encontrar contenido Dolby Atmos en aplicaciones como Netflix o Prime Video sigue siendo una tarea bastante tediosa: en Netflix, de hecho, necesitarás una cuenta Ultra HD para poder disfrutar de esta tecnología. El camino de cualquier amante del buen sonido en la era de las aplicaciones de streaming no es nada fácil.

Pero Sonos Arc no es solo cine: también puede animar cualquier fiesta

Un aspecto interesante de este modelo de barra de sonido es que, al poder controlarse desde la aplicación Sonos S2, te permite olvidarte por completo del televisor y reproducir la música que quieras desde el móvil. ¿Vienen amigos a casa? Olvídate de altavoces portátiles: con esta barra, tendrás sonido de sobra para animar cualquier fiesta.

Hablemos de la aplicación antes de seguir con este apartado.

Esto es lo que puedes hacer desde la app Sonos S2

App Sonos S2

En lo referido a la configuración del sonido desde Sonos S2 en el móvil, desde la aplicación puedes activar o desactivar el Sonido de noche (elimina los sonidos altos y sube los más bajos –es una opción de lo más útil por la noche, para que no tengas que andar subiendo y bajando el volumen con cada explosión mientras hay alguien durmiendo), activar o desactivar la mejora de discurso, configurar un tiempo de reposo y, por supuesto, ajustar a tu gusto graves y agudos.

Pero hay más. También es posible añadir un Sub o configurar sonido envolvente; activar Trueplay (para conseguir un sonido ajustado a cada estancia –cabe decir, eso sí, que esta función sigue siendo exclusiva de iPhone); poner un límite de volumen; configurar alarmas; poner controles parentales; reproducir música desde Spotify, la radio de Sonos o cualquiera de los cientos de servicios compatibles; y un sinfín más de opciones que en este caso solamente son posibles desde la aplicación, que está disponible tanto para Android como en los iPhone.

Sonos Move

Sonos Move, análisis y opinión

Sonos se ha lanzado al mundo de los altavoces Bluetooth con el Sonos Move, su primer altavoz inalámbrico con batería para exteriores. Lo hemos estado utilizando en nuestro salón durante varias semanas, y en este análisis os traemos una prueba a fondo con nuestras opiniones.

Sonos S2 es una aplicación que, en mi opinión, tiene probablemente el abanico de funciones más completo dentro de su categoría pero, a su vez, es algo tosca de utilizar: da la sensación de ser lenta, tarda en abrir ciertos menús y hay algunos apartados que aparecen duplicados en la interfaz. Esto, al menos, es en base a la versión beta que nosotros hemos probado durante este análisis con opiniones. La versión definitiva de la aplicación llega el día 8 de junio.

Elige tu asistente favorito: Google o Alexa

Un aspecto interesante de Arc respecto a otros modelos del mercado es que trae el asistente de voz integrado, de tal forma que puedes utilizar el Asistente de Google o Amazon Alexa sin necesidad de pasar por un altavoz inteligente externo. Arc es, en su propia forma, una barra de sonido inteligente.

Asistente de voz en Sonos S2

Desde Sonos S2 se configura la elección de tu servicio de voz preferido, de tal forma que en cuestión de minutos puedes tener tu altavoz totalmente operativo por la parte inteligente. Podrás encenderlo, apagarlo o controlar el volumen a través de órdenes de voz.

Volviendo a la experiencia de sonido con música

Retomando el tema de la experiencia con música, cabe decir que sin el apoyo de un altavoz adicional de tipo subwoofer se nota que la barra se queda algo floja por defecto en los graves, algo que por otra parte se puede solventar yendo a los ajustes y subiendo manualmente dicho nivel.

En cualquier caso, esta versatilidad de tener un altavoz universal es un aliciente muy interesante de cara a plantearte los 899 euros que cuesta Arc como una inversión que combine en un mismo dispositivo una barra de sonido con un equipo de música para el salón, por ejemplo.

Conclusiones: no es la opción más asequible, pero tampoco quiere serlo

Los productos de Sonos no acostumbran a ser precisamente baratos, de manera que a nadie le sorprenderá el hecho de que Arc no sea un producto que venga al mercado para competir en relación calidad/precio: cuesta 899 euros, con lo cual es más caro que otras alternativas que hemos probado recientemente como por ejemplo la barra de sonido Samsung HW-Q70R (3.1.2).

Sonos Arc es un producto totalmente recomendable para todo aquel que esté dispuesto a hacer una inversión para dar el salto a una experiencia inmersiva en su salón. Si has comprado recientemente un televisor nuevo y todavía te queda presupuesto, no te lo pienses dos veces a la hora de decidirte por una barra de sonido: merece cada euro que gastes en ella, y una vez la pruebes no querrás volver a los altavoces de tu TV.

Sonos Arc barra de sonido

El problema de Arc es que, además de los 899 euros que cuesta, habría que sumarle el subwoofer que personalmente te recomendaría adquirir para terminar de cerrar la experiencia inmersiva ya puestos a realizar este desembolso. Si te ciñes al catálogo de Sonos, por 1.698 euros –que ya son palabras mayores– podrás adquirir el conjunto de Arc + Sub (el subwoofer inalámbrico de la marca).

Sonos no busca competir en precio. Lo que la marca ofrece, además de un producto redondo en todos los sentidos, es una experiencia de usuario única que se complementa con la aplicación Sonos S2. Por otra parte, cabe recordar que la barra cuenta con micrófonos integrados que permiten utilizar el asistente de Google o el de Amazon (Alexa) sin necesidad de vincular la barra con un altavoz externo, cosa que no todos los modelos del mercado tienen.

Sonos Arc se puede adquirir ya en la tienda oficial de Sonos por 899 euros. Las primeras unidades comenzarán a enviarse a partir del día 10 de junio.

Arc

Arc

La primera barra de sonido de Sonos con Dolby Atmos. Formada por 11 amplificadores digitales, 8 woofers y 3 tweeters, además de cuatro micrófonos para el asistente por voz.