Skip to main content

Sony AG8, análisis y opinión

Sony AG8, análisis y opinión

Lo mejor

  • Calibrado de color
  • Procesado de movimiento
  • Android 8 en Smart TV
  • Estabilidad de la peana

Lo peor

  • Diseño austero
  • Mando a distancia
  • Recubrimiento de pantalla brillante
  • Input lag algo elevado
AG8

AG8

El Sony AG8 es un televisor OLED de gama media alta que ofrece unas excelentes prestaciones gracias a su procesador X1 Extreme, con el que se obtienen unas imágenes espectaculares y un sonido nítido y envolvente. Cuenta con soporte HDR 10, HLG y Dolby Vision.

25/08/2019 - 09:56

Hemos probado el Sony AG8 un televisor OLED que ofrece muchas de las funciones que podemos encontrar en la gama más top de Sony, pero manteniendo un precio muy contenido. Esto lo convierte en uno de los televisores OLED más interesantes del momento. Te contamos todos los detalles en este análisis para que valores por ti mismo si merece la pena su compra.

El televisor Sony AG8 que tenemos entre manos es la actualización anual que la marca aplica a todos sus modelos pasando de AF8 a AG8. A simple vista apenas se aprecian cambios entre ambos modelos (aunque los hay) y continúa ofreciendo un excelente rendimiento que lo sitúa más cerca de la gama Premium que de la gama media alta que sugiere su precio.

Aunque los 1.954 euros que cuesta el Sony AG8 que vamos a analizar puede no ser baladí, es una de las mejores opciones OLED por precio y prestaciones. A la hora de considerar el precio no hay que olvidar que la tecnología OLED ofrece una experiencia de visualización totalmente distinta la de los televisores LED y por tanto no se presta a comparaciones en términos económicos.

Estamos ante un televisor que, al menos sobre el papel, ofrece una experiencia visual única gracias a la tecnología OLED y al “savoir-faire” de Sony al integrar sus propias tecnologías de procesado de movimiento y calibrado de colores. Ahora le toca a este Sony AG8 demostrar que sus prestaciones no quedan en papel mojado. ¿Merecerá la pena apostar por la tecnología OLED de Sony? Lo descubrimos en este análisis del Sony AG8

  TV Sony AG8
Dimensiones 122,9 x 73 x 29 cm (con peana)
122,9 x 71 x 5,1 cm (sin peana)
Peso 19,8 Kg (con peana)  / 17,6 Kg (sin peana)
Tipo de pantalla OLED TRILUMINOS
Tamaño de pantalla 55"
Resolución de pantalla 3.840 x 2.160 px
Relación de aspecto 16:9
Procesador de imagen 4K HDR X1 Extreme
Formatos HDR Dolby vision, HDR10, HLG
Control de voz Control de voz en el mando
Soporte wifi / DLNA
Integración domótica Google Home, Alexa
Conexiones 4 x HDMI (1x eARC), 1 x Óptica, 1 x LAN, 3 x USB (1x USB 3.0), 1 x Minijack
Wi-Fi ac (2,4 GHz y 5 GHz) y Bluetooth 4.1
Precio  1.954 euros

El análisis por apartados

La sobriedad japonesa alcanza un nuevo hito

El diseño es uno de los aspectos que más llama la atención en un televisor. Sobre todo porque, lo estés usando o no, va a pasar a formar parte de la decoración de tu salón.

Sony acostumbra a aplicar a sus televisores una estética que se mueve en la cuerda floja entre lo austero en detalles y lo elegante en lo que a líneas se refiere. Pero lo que no acostumbran a faltar son materiales de buena calidad.

 

Sony AG8, análisis y opinión

Obviamente el diseño es algo muy subjetivo, pero en nuestra opinión, en el Sony AG8 se han decantado por un diseño demasiado austero. No por haber escatimado en materiales, que se sienten sólidos y de calidad, sino por una cuestión meramente estético ya que el televisor está dominado por unas líneas sobrias, rectilíneas y parcas en florituras que odiarás o amarás, pero que no dejan indiferente a nadie.

Así, a primera vista, lo que destaca es una pantalla de 55 pulgadas reducida a su mínima expresión con un grosor de 7 mm. Tras este fino panel, se la ha añadido una cubierta trasera de 45 mm de grosor en la que dominan las líneas rectas, cuyo cometido es el de alojar toda la electrónica y sistemas de sonido del televisor.

Sony AG8, análisis y opinión
Sony AG8, análisis y opinión

Con un televisor de unas dimensiones de 122,9 x 73,0 cm Sony ha querido darle un merecido protagonismo a su pantalla, mostrando un diseño frontal minimalista hasta el extremo, que prescinde en todo lo posible de marcos y otros elementos que puedan distraer al espectador de lo que realmente importa. Para proteger la pantalla es suficiente con un fino marco de metal negro de apenas 4 mm que perfila toda su silueta salvaguardando sus extremos.

Sony AG8, análisis y opinión

En la parte inferior de la pantalla sí encontramos un marco un poco más pronunciado, pero que apenas supera los 10 mm, y en cuya esquina se muestra un discreto logotipo de la marca. En su zona central se oculta la luz de estado y el sensor de luz ambiental que permite ajustar el brillo y tono de las imágenes a la luz de la estancia.

Sony AG8, análisis y opinión

Sin embargo, la Sony AG8 que protagoniza este análisis no lleva la pantalla hasta el extremo visible, sino que se crea un segundo marco integrado en la pantalla de 6 mm y de 10 mm en la parte inferior.

Bajo la pantalla se ubica una de las bases más estables que nos hemos encontrado hasta la fecha. Consiste en una fina base metálica con acabado negro mate de poco menos de 5 mm de grosor en forma de C. De esta base surgen dos anclajes que se atornillan a la trasera del televisor en un sistema de anclaje variable en altura.

Sony AG8, análisis y opinión

Si no tienes previsto incluir una barra de sonido, puedes elegir su posición más baja, quedando a unos 2 cm del mueble. En cambio, si tienes pensado conectar una barra de sonido al Sony AG8, solo tendrás que girar la base 180° y atornillarla en la trasera permitiendo elevarla unos 60 mm dejando espacio suficiente bajo la pantalla para instalar la barra.

El sistema de anclaje de la base es realmente sencillo y solo necesitarás un destornillador y un par de minutos para finalizar el montaje. El resultado es tremendamente estable quedando la pantalla ligeramente inclinada hacia atrás para afianzar todavía más esa estabilidad.

La parte trasera de los soportes que sirven de anclaje queda cubierta por unas tapas de plástico que hacen la función de gestión de cables ocultando y dirigiendo los cables desde la trasera del televisor a los distintos dispositivos.

Sony AG8, análisis y opinión

Si prefieres instalarla colgada en la pared, la Sony AG8 es compatible con soportes VESA de 300 mm por lo es compatible con la mayoría de soportes disponibles en el mercado.

En parte trasera encontramos una carcasa monolítica en policarbonato con un acabado rugoso en negro, muy habitual en los televisores de Sony, que presenta rejillas de ventilación en todo el perímetro.

Sony AG8, análisis y opinión

Esta carcasa es notablemente más pequeña que el resto de la superficie. La pantalla que queda “al aire” protegida por una trasera metálica que le sirve de soporte, ya que la pantalla OLED está formada por una fina lámina flexible.

El toque de diseño en la trasera lo protagoniza una franja con acabado de metal cepillado en la parte superior en la que se lee BRAVIA, en referencia a la línea de televisores de Sony.

Sony AG8, análisis y opinión

Como viene siendo habitual, los conectores traseros se encuentran divididos en dos espacios ubicados en el flanco derecho. De ese modo, las conexiones que se consideran como fijas (antena, redes, etc.) se mantienen ocultas, mientras que las conexiones puntuales (auriculares, USB, etc.) están siempre accesibles incluso cuando el televisor está instalado en la pared.

Así, entre los conectores del apartado que queda más oculto encontramos los conectores coaxiales de antena y satélite, una toma LAN Ethernet, salida óptica de audio digital, dos conectores HDMI 2.0 y un tercero con soporte ARC con retorno de audio. Además, se incluye un puerto USB 3.0 con funciones de grabación al que le puede conectar un HDD externo de hasta 2 TB.

Sony AG8, análisis y opinión

Junto a esta batería de conectores, pero ubicados en el borde lateral de la carcasa, encontramos el resto de conectores entre los que se integra una ranura CI, salidas de audio y auriculares, dos puertos USB 2.0 y el cuarto conector HDMI 2.0. Tampoco le faltan las funciones de Chromecast integrado, Bluetooth y Wi-Fi ac de doble banda en el apartado de conexiones inalámbricas.

Justo debajo de estas conexiones encontramos los tres únicos botones de control presentes en el Sony AG8 que estamos probando. Con estos botones se controlan las funciones básicas del televisor como son el volumen, cambio de canal, cambio de entrada de vídeo y apagado del televisor.

Sony AG8, análisis y opinión

Dado que el Sony AG8 utiliza un sistema Android 8.0, la puesta en marcha te resultará muy familiar si utilizas un smartphone Android ya que es prácticamente igual. Esto supone una gran ventaja ya que permite configurar y sincronizar automáticamente las cuentas de YouTube y otros servicios que tengas activados en tu smartphone.

Un mando a distancia “muy Sony”

Sony no ha querido arriesgar con el mando a distancia del Sony AG8 y ha optado por utilizar el mismo mando a distancia que ya vimos en modelos LED como el XF75 que puedes ver en este análisis.

El mando a distancia del Sony AG8 mantiene la distribución de botones característica de los televisores Sony, aunque en esta ocasión presenta algunos cambios en la forma de los botones y en los acabados.

Sony AG8, análisis y opinión

En términos de distribución, el mando presenta la misma estructura que ya habíamos visto en modelos anteriores, formada por tres partes claramente diferenciadas: en la parte superior los botones de selección de entrada y numéricos para los canales; en la zona central los botones de configuración y control dispuestos en círculo y en el tercio inferior los botones de control de reproducción de medios.

Sony AG8, análisis y opinión

Los botones del mando tienen un perfil bajo y un tacto gomoso, que ofrecen una buena experiencia de uso. Algunos de estos botones, como el pad central, el botón 5 o el de cambiar de programa, cuentan con muescas y puntos de referencia para identificarlos en la oscuridad.

Resulta curioso como un televisor que ofrece una de las mejores experiencias de visionado a oscuras, en las que la oscuridad de la pantalla y la de la propia estancia se funden, no cuenta con un mando retroiluminado que se pueda manipular a oscuras. Esta es una opción que Sony debería considerar en el futuro.

La parte trasera del mando presenta un acabado rugoso, que visualmente imita la textura de piel, pero con un tacto de plástico. En este sentido, tal vez nos habría gustado ver un mando a distancia con un acabado un tanto premium más propio de la gama alta. Algo como el mando a distancia que incluye la Sony XG95 que analizamos en su día.

Sony AG8, análisis y opinión

Dejando a un lado su diseño, el mando a distancia mantiene la facilidad de acceso a los principales controles y funciones del Sony AG8 que estamos probando.

Destacan los dos botones de acceso directo a Google Play Películas y a Netflix. Ambos accesos están llenos de simbolismo para este Sony AG8 ya que mientras que el de Google Play Películas representa el compromiso de Sony con Android como plataforma de Smart TV para sus televisores, mientras que el de Netflix supone el compromiso con la plataforma de entretenimiento que le ha servido para obtener incorporar un modo de calibración específico para Netflix.

Sony AG8, análisis y opinión

En la parte superior destaca el botón de control por voz del asistente de Google integrado en el televisor, que solo funciona mientras se mantiene presionado. Una opción que nos parece acertada ya que mantiene la privacidad del usuario.

OLED, calibrado de color y procesador, el trío de ases de Sony

Sony ha jugado su mano con este AG8 y se ha marcado un órdago con un trío de ases que escondía en la manga. El primero de los ases del Sony AG8 es su panel OLED TRILUMINOS de 55 pulgadas con resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles) con soporte HDR 10, HLG y Dolby Vision.

Como era de esperar al tratarse de un panel OLED, la calidad de imagen es extremadamente nítida y contrastada.

Sony AG8, análisis y opinión

La primera “bofetada” de nitidez viene desde los textos que se muestran en los menús del propio televisor o de plataformas como Netflix. Aquí se deja notar la definición de los caracteres sobre el fondo oscuro, y parece como si, literalmente, estuvieran pintados sobre la superficie de la pantalla debido al elevado contraste y a la ausencia de contaminación lumínica en los píxeles adyacentes que proporcionan los paneles OLED.

Este es precisamente uno de los principales problemas de los televisores con retroiluminación LED y una de las grandes fortalezas de los paneles OLED.

Sony AG8, análisis y opinión

El contrapunto negativo lo pone el acabado brillante de la pantalla, lo cual puede suponer un problema para ver el contenido de la pantalla si se instala el televisor frente a una ventana o si le llega una luz intensa desde el lateral.

La tecnología OLED ofrece más ventajas que inconvenientes a la hora de obtener una buena experiencia visual, pero controlar más de 8 millones de pequeñas luces encendiéndose y apagándose de forma independiente no nada fácil de gestionar.

Sony AG8, análisis y opinión

Por ello Sony ha optado por montar el procesador X1 Extreme en el Sony AG8. Este procesador se sitúa en un lugar muy cercano al X1 Ultimate que montan los televisores Master Series de la gama más alta de la marca y, de hecho, ofrece algunas opciones adicionales en el procesamiento de movimiento que no están presentes en el procesador más premium de Sony.

Sony AG8, análisis y opinión

La magia de Sony no se produce tanto en el panel como en los algoritmos que el procesador aplica a las imágenes. De hecho, son tres tecnologías las que se aplican en cada fotograma que se representa en la pantalla del Sony AG8:

  • Dual database processing: se encarga de analizar cada fotograma y compararlo con dos bases de datos con miles de instantáneas eliminando el ruido y mejorando el nivel de detalle.
  • Object base HDR re-master: identifica los objetos que forman el fotograma y les aplica un ajuste de color y contraste independiente, para después aplicar un filtro que mejora el contraste general de la imagen.
  • Por último, Super Bit Mapping 4K aplica un filtro que suaviza los degradados de los colores y las luces para evitar el banding en las transiciones de color.
Sony AG8, análisis y opinión

Esto, en la vida real, se traduce en unas imágenes realmente impactantes por su realismo, en las que las luces y las sombras en una imagen pueden convivir en un espacio muy cercano sin que ello interfiera lo más mínimo en la precisión de los colores o en su nitidez.

Al tratarse de un panel OLED la profundidad de los negros es absoluta dado que los píxeles se apagan para conseguirlo. Por lo tanto, se obtiene una gran uniformidad de tonos al mostrar la pantalla en negro o en blanco, sin que aparezcan las características manchas de luz tan habituales en los televisores con retroiluminación LED.

Sony AG8, análisis y opinión

También cabe destacar los amplios ángulos de visión que hemos obtenido, en los que es necesario ver el televisor desde unos ángulos muy pronunciados antes de apreciar la más mínima alteración en los colores o el contraste.

El calibrado del color nos ha parecido muy acertado y no hemos necesitado ningún ajuste adicional para disfrutar de un buen equilibrio de colores al ver distintos tipos de contenido gracias a los 12 perfiles de calibrado de color que ofrece y espacios de color sRGB, DCI- P3 y BT.2020, los más utilizados en series y películas.

Sony AG8, análisis y opinión

Por ejemplo, para ver contenido general, como programas de TV, hemos utilizado el perfil Estándar, mostrando unos tonos de piel naturales y un buen equilibrio en todos los colores. Para ver series en Netflix, Amazon Prime Video y películas nos ha convencido el modo de imagen Cine profesional que no abusa de los tonos excesivamente cálidos y apagados que encontramos en el modo Cine en casa.

Sony AG8, análisis y opinión

Además, cuenta con un modo Juego que no solo optimiza el balance de blancos y el perfil de color, sino que también reduce el procesado para mejorar el input lag situándolo en los 31 ms, por lo que es un televisor adecuado para jugar a videojuegos sin que se aprecie un retraso entre la pulsación del control en el mando y su ejecución en pantalla.

Los paneles OLED se han granjeado la fama de ofrecer un brillo de pantalla algo pobre y, efectivamente, los OLED no alcanzan los picos de brillo de los LED. Ni falta que les hace.

Escucha"Episodio #22: HDR - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Merece la pena activar el modo HDR automático para que el procesador cambie automáticamente el modo de HDR que soporte el contenido y así tener la certeza de que se está mostrando el perfil HDR adecuado en todo momento. Al hacerlo se aprecia cómo se amplía el rango tonal y mejora el brillo de la imagen, pero sin llegar a verse artificial o forzado.

Sony AG8, análisis y opinión

Incluso en una estancia muy luminosa, lo colores mantienen su intensidad y brillo, aunque cuando verdaderamente se aprecia la calidad de un panel OLED es al verlo en una estancia a oscuras, donde la profundidad de los negros se confunde con la oscuridad de la sala difuminando los límites de la pantalla. Literalmente, en esta situación, no se sabe dónde termina la pantalla y empieza la oscuridad.

Sony AG8, análisis y opinión

Otro de los aspectos en el que el procesador X1 Extreme que monta el Sony AG8 brilla con luz propia es en el procesado de movimientos. En otros modelos de Sony analizados con anterioridad ya pudimos comprobar por nosotros mismos el buen resultado que la firma nipona obtiene con su tecnología Motionflow XR. Sobre un panel OLED, los movimientos se han mostrado bien definidos y sin saltos sin estelas durante las escenas con más acción de las series y películas.

Audio convincente para no echar de menos una barra de sonido

Sony lleva ya varias generaciones explorando diversas soluciones que permitan emitir el sonido directamente desde la pantalla del televisor, de forma que el sonido se percibe más natural ya que proviene desde el mismo lugar que se ve en pantalla.

Hemos visto este sistema de transmisión de sonido en televisores como el Sony XG95, pero en aquella ocasión la tecnología no nos acababa de convencer. En cambio, la experiencia de sonido con el Sony AG8 que estamos analizando sí ha sido más satisfactoria.

Tal vez sea porque al tratarse de un sistema OLED el sonido no encuentra tantos obstáculos y elementos para transmitirse por la pantalla, pero en el caso del Sony AG8 el sonido nos ha parecido más claro y consistente.

Sony AG8, análisis y opinión

También es cierto que, a pesar de estar basado en un sistema de actuadores situados en la trasera de la pantalla que vibran para transmitir el sonido a la pantalla y convertirla en un enorme altavoz que proyecta el sonido al espectador, la forma de implementarla es ligeramente diferente a lo que ya habíamos visto en la gama LCD LED de la firma nipona.

El Sony AG8 monta un sistema de sonido Acoustic Surface Audio que consta de dos actuadores estéreo situados tras la pantalla que la hacen vibrar para generar las frecuencias más altas, mientras otra pareja de altavoces se encarga de generar los tonos medios y bajos ofreciendo una potencia total de 40W (4x 10W).

mejores auriculares HiFi de gama alta

Sony WH-1000XM3

Sony WH-1000XM3 son unos auriculares Hi-Fi Bluetooth con cancelación de ruido que ofrecen una gran calidad de sonido gracias al códec LDAC que usa su amplia respuesta de frecuencias de entre 4 Hz y 40.000 Hz.

El efecto de este peculiar sistema que sale directamente de la pantalla es especialmente notorio en escenas con diálogos, donde las voces de los personajes coinciden perfectamente con su posición visual en la pantalla y no procede de la parte inferior del televisor o de los laterales, por lo que consigue proyectar un sonido nítido y sin distorsiones directamente sobre el espectador.

El AG8 de Sony ofrece una buena potencia de sonido y una buena respuesta en todo el rango de frecuencias, incluyendo las frecuencias más graves que aportan una mayor consistencia al sonido. Sin embargo, la física juega en su contra y no es posible equipararlo con un sistema de sonido dedicado, aunque en el 80% de las películas o series probablemente no echarías de menos una barra de sonido o un Home Cinema.

Sony AG8, análisis y opinión

En lo relativo al sonido envolvente, los resultados obtenidos han sido un tanto inconsistentes. El Sony AG8 soporta sonido envolvente Dolby Digital, Dolby Digital Plus y DTS Digital Surround. Pero, durante las semanas que han durado nuestras pruebas, podemos contar con los dedos de una mano las ocasiones en las que el sistema de emulación de sonido envolvente ha conseguido sorprendernos con un sonido con direccionalidad.

No obstante, el hecho de que lo haya conseguido en esas contadas ocasiones ya indica que es capaz de hacerlo, aunque será una experiencia fugaz que se irá de la misma forma que vino. El resto del tiempo el sonido seguirá manteniendo toda su nitidez y frontalidad que le imprime haber convertido la pantalla en un gran altavoz.

Android 8 con todas las aplicaciones que necesitas

Si algo funciona, no lo cambies. Esa es una máxima que se respira en cada rincón de este Sony AG8 que estamos analizando. El fabricante nipón parece sentirse muy cómodo con Android TV como plataforma de entretenimiento y una vez más repite experiencia tras la considerable mejora en la fluidez del sistema que ha traído Android 8.0 Oreo.

Si eres usuario de Android, navegar por los distintos menús de la plataforma Smart TV te resultará muy familiar ya que comparte la esencia de lo que puedes encontrar en cualquier smartphone Android.

Sony AG8, análisis y opinión

De hecho, como comentábamos al principio de esta review del Sony AG8, durante el primer encendido puedes sincronizar el televisor con tu smartphone para sincronizar las cuentas de los servicios de Google, algo que resulta tremendamente útil para obtener una extensión de tu smartphone en tu televisor.

La integración de Google no solo se limita a la tecla de Google Play Películas del mando a distancia, también permite acceder a toda la colección de apps y servicios disponibles en Google Play, pudiendo instalar un buen número de aplicaciones gracias a los 16 GB de almacenamiento interno disponibles en este televisor.

Sony AG8, análisis y opinión

Entre el contenido que se puede instalar desde Google Play también se encuentran los últimos juegos, que pueden jugarse directamente en el televisor sincronizando un mando de juegos mediante Bluetooth.

Esta sincronización por Bluetooth no solo se limita a mandos de juegos, también pueden conectarse auriculares, teclados y ratones o altavoces mediante esta tecnología inalámbrica de con la misma sencillez que lo haces en tu smartphone.

Sony AG8, análisis y opinión

Todo el contenido multimedia disponible en las distintas apps instaladas se muestra en la sección Home a la que se accede directamente desde su propio botón en el mando.

La navegación entre los distintos menús en Android 8.0 es realmente fluida, situándose muy cerca de otras plataformas de Smart TV. Nada que ver con los menús lentos y farragosos que encontrábamos en versiones anteriores de Android.

Sony ha implementado un menú de ajustes rápidos para acceder a las configuraciones más habituales mientras estás usando el televisor, como es el acceso a los perfiles de color o sonido o la sincronización con otros dispositivos externos, ahorrándote tener que navegar hasta esas opciones en el menú de Ajustes del televisor.

Otra de las funciones de conectividad la encontramos en el Chromecast integrado, que te permite enviar contenido de tu smartphone o tableta al televisor de forma sencilla para ver en pantalla grande las fotos y vídeos de tu smartphone.

Sony AG8, una opción sólida para entrar en el mundo OLED

De una forma u otra parece que el OLED va ser el reemplazo de la tecnología LCD LED , que se irá apagando poco a poco como hicieron los tubos de rayos catódicos. Sinceramente, si el futuro nos depara televisores como este Sony AG8, ya están tardando en extinguirse los LCD LED.

Sin embargo, no todos los OLED son iguales. Hay modelos que ofrecen mejores prestaciones – como su hermano mayor el AG9—, pero también hay muchos modelos que no aprovechan todo el potencial de los OLED.

Sony no basa todo el peso del Sony AG8 en montar un panel OLED. Su estrategia está más centrada en la “trastienda”, aplica toda la experiencia de años fabricando televisores para aplicarle un procesado a la imagen y exprimir al máximo el potencial de ese panel.

Sony AG8, análisis y opinión

Gracias a esa fuerte carga de algoritmos y procesado de imágenes, Sony consigue minimizar los puntos débiles intrínsecos a la tecnología OLED, como es el hecho de mostrar un menor nivel de brillo que los paneles LCD.

En términos generales, la experiencia visual al sentarte frente a un Sony AG8 es propia de un televisor de gama alta desde el primer minuto. Sony acostumbra a cuidar mucho el calibrado de los colores, pero su habitual pericia con los colores ahora se ve respaldada con un panel que los aplica de forma certera con unos resultados muy naturales y aportando la nitidez y contraste infinito propio de los OLED.

Sony AG8, análisis y opinión

En el apartado de sonido el Sony AG8 ha aportado algo de luz al siempre aciago trámite del sonido en unos televisores en los que su delgadez apenas deja margen de mejora.

El sistema Acoustic Surface Audio, que nos había dejado un tanto indiferentes en modelos anteriores, nos ha dejado con muy buen sabor de boca. En el Sony AG8 sí se aprecia un incremento de la calidad de sonido permitiendo que muchos usuarios puedan permitirse prescindir de una barra de sonido. Los más puristas y entusiastas del sonido seguirán apreciando la mejor calidad de graves que aporta un sistema de sonido dedicado.

Sony AG8, análisis y opinión

En lo meramente estético, nos parece que en el Sony AG8 se han pasado de sobrios y minimalistas ya que para tratarse de un televisor de 1.954 euros no se ha prestado demasiada atención a detalles como la calidad de los materiales en el mando a distancia, o apostar por un estilo algo más refinado y no tan “industrial”. En ocasiones es necesario tener un punto de vanidad y no solo ser bueno, también hay que parecerlo.

AG8

AG8

El Sony AG8 es un televisor OLED de gama media alta que ofrece unas excelentes prestaciones gracias a su procesador X1 Extreme, con el que se obtienen unas imágenes espectaculares y un sonido nítido y envolvente. Cuenta con soporte HDR 10, HLG y Dolby Vision.

En definitiva, nuestra experiencia con el Sony AG8 que protagoniza este análisis ha sido muy satisfactoria y nos quedamos con la sensación de estar ante una de las mejores opciones en tecnología OLED por su buena relación entre sus prestaciones y su precio.

Obviamente no es una opción barata. Ningún OLED lo es –por el momento—pero si lo que buscas es una muy buena calidad de imagen por un precio razonable (para ser OLED), este Sony AG8 que hemos analizado debería ser uno de los candidatos de tu lista.

Nota técnica

93

Ver ahora: