Skip to main content

Sony OLED XR A80J de 55”, análisis y opinión

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Lo mejor

Buen diseño

Calidad de imagen y sonido

Procesador XR

Google TV

Lo peor

Sin gestión de cables

Soporte HDMI 2.1 limitado

Sin mando retroiluminado

Precio

03/07/2021 - 11:02

Si habláramos en términos vinícolas, podríamos decir que 2021 está siendo una añada excelente para los televisores de Sony que han conseguido mantenerse en la vanguardia de la imagen y el sonido. Analizamos el Sony Bravia XR A80J y te damos nuestra opinión.

Hace unos meses probábamos las mieles del Bravia XR A90Jaquí tienes su análisis—, un auténtico titán que actúa como punta de lanza para la gama de televisores OLED de Sony para 2021. Su principal “inconveniente”: su precio. La calidad extrema tiene su precio.

El Sony Bravia XR A80J que tenemos entre manos, no ofrece los mismos niveles de brillo o la misma calidad de sonido. Pero casi, y lo hace con un precio de 1.699 euros notablemente más barato que el OLED más top de Sony.

¿Merece la pena este XR A80J o es un salto cualitativo demasiado grande entre los dos modelos? Descubrimos todo lo que nos ofrece la nueva generación de televisores OLED de Sony en este análisis del Sony Bravia XR A80J y te damos nuestra opinión.

 Sony Bravia XR A80J
Dimensiones y peso122,7 x 71,2 x 5,3 cm | 17,8 kg
Tipo y tamaño de pantallaOLED TV 4K (3.840 x 2.160 píxeles) | 55"
Procesador de imagenSony XR Cognitive Processor
Formatos HDR y modos de imagenDolby Vision IQ | HDR 10 | HLG | IMAX Enhanced | Netflix Calibrated Mode
Control por vozDesde el mando a distancia
SonidoAcoustic Surface Audio+| Dolby Atmos y DTS | 40W (2x Subwoofer de 10 W + 2x actuadores de 10 W)
DomóticaGoogle TV y Asistente de Google desde el mando | Alexa.
Conexiones4 x HDMI (2x HDMI 2.1, 1x HDMI eARC) | 3 x USB 2.0 | LAN | Salida óptica digital | CI | Coaxial TDT | Satélite| WiFi 5 (802.11ac) | Bluetooth 4.2 | Chromecast integrado | AirPlay 2 y Homekit
Precio1.699 euros (55") | 2.299 euros (65")

Resumen del análisis del Sony Bravia XR A80J por apartados:

Mantiene la esencia de los A8 y pierde la retroiluminación en el mando

Empezamos este análisis del Sony Bravia XR A80J hablando de su diseño y es que los modelos de la gama A8 son los que más fieles se han mantenido a su estilo con el paso de las distintas generaciones.

,

Hablamos de un televisor muy sobrio en las formas y elegante en el porte, que se yergue sobre nuestra mesa de pruebas soportada por una pareja de patas con aspecto austero y minimalista que esconden un sistema de montaje en las patas que no necesita ni tornillos ni herramientas. Solo insertar el soporte de la pata en su ranura y presionar ligeramente.

El televisor XR A80J permite montar las patas en tres posiciones distintas. En dos de ellas el televisor queda levantado poco más de 20 mm del mueble, permitiendo montar las patas a cada extremo de la pantalla; o en una posición más centrada para salvar la situación en caso de no contar con un mueble lo suficientemente largo.

La tercera posición levanta la pantalla unos 80 mm para dejar espacio a una barra de sonido entre ambas patas y que esta no tape la parte inferior de la pantalla.

Estéticamente al A80J de 2021 guarda muchas similitudes con los modelos anteriores dejando todo el protagonismo del frontal a la pantalla con unos estrechos marcos metálicos que protegen los bordes del panel OLED y prolonga esta protección hasta la trasera sirviendo de soporte para la pantalla.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

En el borde inferior se mantiene el marco de unos 15 mm en el que encontramos el logotipo de Sony, el LED de estado y los sensores de iluminación ambiental que aporta la información para mejorar la representació de colores en contenidos Dolby Vision.

Si nos vamos a la trasera nos encontramos con la ya tradicional “mochila” rectangular de las A8 que, en este modelo, luce un patrón de cuadrados y líneas diagonales muy atractivo. Una pena que quede deslucida con una nula gestión de cables, que quedarán colgando de sus respectivos conectores hasta la trasera del mueble.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Los conectores se dividen en dos zonas, las tomas de antena, LAN y HDMI se concentran en la trasera quedando ocultos si se opta por instalar el televisor colgado en la pared, mientras que el resto de conectores permanecen accesibles desde el lateral.

En este mismo lateral encontramos el único botón físico del televisor que, mediante distintas pulsaciones cortas y largas, permite realizar las funciones básicas del televisor sin necesitar el mando a distancia.

Un mando en el que también encontramos algunas novedades con respecto a al modelo del año pasado, pero que calca la distribución que ya vimos en el análisis del Sony Bravia XR A90J.

Al igual que en el control remoto de aquel modelo, la principal novedad es la incorporación de dos nuevos botones de acceso directo, brindando un lugar privilegiado a las apps de YouTube, Netflix, Disney+ y Prime Video.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

 En el XR A80J se pierde el acabado metálico que lucía el mando a distancia del modelo más top y el sistema de retroiluminación de los botones, que ha quedado reservado en exclusiva para la gama alta. Lo que sí incluye es un botón dedicado al Asistente de voz que responde únicamente al mantenerlo pulsado.

En esencia continúa siendo el mismo mando a distancia extralargo en aspecto pero muy cómodo en el uso...salvo si estás viendo la tele a oscuras.

Un A90J con menos músculo que flaquea en conectividad

La tecnología OLED está dando muchas muestras de encontrarse en su momento más dulce. Lo vimos con el increíble rendimiento del Sony Bravia XR A90J, capaz de ofrecer un nivel de brillo y control de la imagen inédita hasta la fecha en un panel OLED, pero también lo hemos visto fuera de los muros de Sony en modelos como el LG OLED C1 que analizamos aquí hace unas semanas.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Los avances en la tecnología OLED ya no van a ser tan significativos como hemos visto años atrás, y se van a centrar en la optimización y el perfeccionamiento de las tecnologías que ya existen en el mercado.

Uno de los avances más importantes de Sony en 2021 ha sido la llegada del nuevo procesador cognitivo XR que supone una mejora de prestaciones en términos de calidad de imagen y sonido, por mucho que el panel sea exactamente el mismo que encontramos en el OLED C1 de LG.

Hablamos de una pantalla OLED de 55 pulgadas con resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles), 10 bits de profundidad de color y amplio soporte HDR (HDR 10, HLG y Dolby Vision IQ).

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

La principal diferencia de esta pantalla con respecto al Bravia XR A90J es el extra de brillo que proporciona la nueva generación de paneles con la lámina de disipación mejorada que monta el modelo más top. Al no ser el mismo tipo de panel, la intensidad del brillo se mantiene en los mismos niveles que el modelo del año pasado, que tampoco está nada mal.

Sin embargo, el XR A80J incorpora el mismo procesador cognitivo XR que su hermano mayor, gestionando de forma espectacular el contenido HDR y ofreciendo una calibración de color de color excelente cubriendo casi el 99% del gamut de color DCI-P3.

Buena muestra del compromiso de Sony con la fidelidad del color son los perfiles de imagen predeterminado, que tanta importancia están adquiriendo en estas nuevas generaciones de televisores OLED, con los que se consigue modificar y ajustar el comportamiento del procesador al mostrar distintos tipos de contenido.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Creemos que este buen tratamiento del color es el punto fuerte de este XR A80J Sony frente a otros rivales con los que pugna en prácticamente igualdad de prestaciones como es el caso del OLED C1 de LG que hemos mencionado antes.

La mano del procesador cognitivo XR se aprecia en el tratamiento de imagen que aplica de forma inteligente ajustando la nitidez por niveles con respecto al punto de vista del espectador para aportar profundidad a las imágenes. El resultado son unas escenas con mayor sensación de realismo, más cercanas a lo que estamos habituados a ver los humanos.

Además del tratamiento HDR y los perfiles de color, el procesador XR que monta el Bravia XR A80J hace un trabajo increíble en el escalado de contenidos en SDR (Standar Dynamic Range) desde fuentes con resolución inferior como TDT, DVD o BluRay.

En este escenario de uso, la reducción de los macrobloques y artefactos, tan habituales en este tipo de contenidos por la compresión de las emisiones, se reduce drásticamente o directamente desaparece. Esto mejora la calidad final del contenido ganando nitidez.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Otro punto en el que se aprecia la mano en la sombra de los algoritmos del procesador XR es en la gestión del movimiento permitiendo generar escenas de acción o con mucho movimiento más nítidas sin que la inserción de fotogramas afecte de forma significativa al brillo.

Esto, en un año tan importante para el deporte como es este 2021, con una Eurocopa a pleno rendimiento y unos Juegos Olimpicos en los que Sony juega en casa, son cualidades muy deseadas en un televisor OLED para ver deporte.

Al Bravia XR A80J tampoco se le dan nada mal los videojuegos. A nivel visual, el hecho de incorporar conectores HDMI 2.1 garantiza una buen ejecución de los perfiles HDR en 4K, pero Sony arrastra un problema con el estándar de los HDMI en sus últimos modelos. Y este XR A80J no iba a ser una excepción.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Parece que a Sony se le ha atragantado el estándar HDMI 2.1 y repite los mismos fallos que ya comentamos en la review del Sony Bravia XR A90J, en la que solo dos de los cuatro HDMI cumplían con el estándar 2.1. Además, le sumamos que la marca nipona ha ocupado uno de los HDMI 2.1 con el canal de retorno de audio (eARC), por lo que si usas un sistema de sonido, el número de puertos HDMI 2.1 disponibles se limita a uno.

Estos puertos cuentan con un modo automático de baja latencia (ALLM) que ya incorporan las consolas PS5 y Xbox Series X, en el que el televisor activa el modo Juego automáticamente quitando todo el procesado de imagen para bajar la latencia de entrada (Input Lag) hasta los 8,7 ms y favorecer la inmediatez en el control de los personajes del juego.

Otra de las características de la norma HDMI 2.1 es la tasa de refresco variable o VRR por sus siglas en inglés. Esta tecnología permite sincronizar los fps que se generan en la GPU de la consola o PC gaming, con la tasa de refresco del televisor.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Sin embargo, esta característica no se encuentra habilitada de entrada en los HDMI de este modelo. Sony ha anunciado que llegará a finales de año en forma de actualización de firmware.

Este soporte a medias y con solo dos puertos choca frontalmente con lo que ofrecen sus rivales: HDMI 2.1 con soporte completo y en cuatro HDMI en lugar de solo dos.

Otro cambio significativo en esta generación es la llegada de Google TV a los televisores de Sony. Lo cierto es que a la nueva versión del sistema operativo de Google le ha sentado de maravilla.

Una de las mejoras evidentes es que todo el contenido está más accesible y se han mejorado considerablemente las opciones de conectividad e integración con otros dispositivos de terceros con los que convive en el salón (decodificadores, sistemas de sonido, reproductores, etc.) permitiendo controlarlos todos desde el mando del televisor, algo que no siempre se lograba con versiones anteriores.

Google TV también ha supuesto la integración definitiva con el Asistente de Google, que ahora responde de forma más eficiente y se extiende a Alexa de Amazon y a los protocolos de conectividad de Apple con soporte para Airplay 2 y HomeKit.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Sony también ha incluido su plataforma de vídeo a demanda Bravia Core en este modelo, trayendo todo el catálogo de la sección de entretenimiento de Sony en sus televisores.

Menos potencia de audio que el buque insignia, pero igual de bien definido

Si en términos calidad de imagen, existen pequeñas diferencias entre el modelo más top de la marca y este Sony Bravia XR A80J, en el apartado de audio la historia se repite.

El XR A80J baja un escalón en términos de potencia de sonido total pero, a diferencia de lo que sucedía en los modelos de 2020, este año sí mantiene la misma tecnología de procesamiento de sonido Acoustic Surface Audio+ que convierte la pantalla en un altavoz de 55 pulgadas que proyecta el sonido directamente hacia el espectador.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Para este sistema de sonido el tamaño de la pantalla es determinante. A mayor diagonal de pantalla, mejor separa el sonido y aplica la direccionalidad de forma más notable para el espectador.

El Sony Bravia XR A80J que estamos probando tiene un tamaño de 55 pulgadas y 40 W de potencia que distribuye entre la pareja de woofer de amplio rango y una pareja de actuadores que hacen vibrar la pantalla para emitir el sonido. Esta vibración no afecta en absoluto a la calidad de imagen.

El procesador cuida mucho los tonos más graves entregando una atmosfera de sonido rotunda en las escenas de acción, pero sin perder el detalle en los diálogos.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

El sonido cumplirá con las necesidades de la mayoría de usuarios y permite llenar de sonido un salón de unos 25 m2 sin tener que subir mucho el volumen. Pero no va a ser suficiente para los más sibaritas del sonido que necesitarán una barra de sonido de gama alta o sistema de sonido envolvente.

En ese caso, el televisor permite decodificar el sonido envolvente Dolby Atmos y DTS, por lo que las opciones de sonido envolvente quedan cubiertas.

La calidad y prestaciones de los OLED más top por fin al alcance de los mortales

Llegamos al final de este análisis gratamente sorprendidos con el rendimiento de este XR A80J. Si bien supone bajar un escalón en determinados aspectos en los que el hermano mayor de la Master Series de Sony brilla con luz propia, no es una diferencia de calidad tan grande entre ambos modelos como encontrábamos en los televisores del año pasado.

Sony OLED XR A80J, análisis y opinión
R. Andrés

Uno de los responsables de ese buen rendimiento es, sin duda alguna, el procesador cognitivo XR de Sony, que exprime al máximo la capacidad del panel y de los altavoces para obtener unos resultados realmente buenos en algo tan habitual como el escalado de los contenidos en los canales de la TDT u obtener un sonido con mucho cuerpo al ver tus series de Netflix.

Inexplicablemente el HDMI 2.1 continúa siendo la piedra en el zapato para los televisores Sony de 2021, que queda muy rezagado con respecto a sus rivales en este apartado tanto por número de conectores compatibles con este formato, como por el despliegue de sus especificaciones con la promesa de actualizaciones futuras.

El modelo de 55 pulgadas que estamos analizando llega al mercado por unos 1.699 euros, mientras que para el mismo modelo con 65 pulgadas la factura subirá hasta los 2.299 euros.

Puesto en un contexto de televisor OLED de gama alta, que lo es a pesar de ser el primero de la gama, es un precio bastante competitivo. En contrapartida, sus rivales no se han dormido en los laureles y modelos equivalentes como el OLED C1 de 2021 están disponibles por 1.549 euros, unos 150 euros menos, y un soporte HDMI 2.1 completo que harán las delicias de los más jugones.

El Sony Bravia XR A80J se posiciona como una de las opciones más interesantes si te planteas comprar un televisor OLED de la firma nipona, ofreciendo un rendimiento muy cercano al que encontramos en el Sony Bravia XR A90J y, sobre todo, por un precio mucho más atractivo.