Skip to main content

Yale Linus Smart Lock, análisis y opinión

Yale Linus Smart Lock

Lo mejor

  • Diseño
  • Silencioso
  • Seguridad y fiabilidad de la app
  • Sistema de notificaciones y gestión usuarios

Lo peor

  • Sistema de calibración algo confuso
  • Sin información de autonomía
  • Apertura automática poco configurable
  • Sin botón de apertura interna automática

30/01/2021 - 15:54

La compañía Yale es una de las más antiguas dentro del campo de las cerraduras. De hecho, fue fundada en 1840 y actualmente pertenece al grupo Assa Abbloy. Esta cerradura Linus Smart Lock se une a la línea de cerraduras inteligentes de la compañía con un diseño muy cuidado y compatibilidad con la mayoría de cerraduras actuales con bombín de doble embrague.

El mundo de las cerraduras inteligentes está despegando y es que, sin duda, son otro elemento a tener en cuenta dentro del ecosistema del hogar conectado. La cuestión, obviamente, no es si funciona o no, sino que es el elemento que puede dejar abierta la puerta de tu casa y de ahí la reticencia de mucha gente.

Nosotros ya probamos la cerradura Nuki y tuvimos una experiencia muy buena y sentó base sobre la cual comparar nuevos modelos como este Yale Linus Smart Lock que llega con un diseño premium con acabado metálico y un motor mucho más silencioso.

Así que vamos a contaros cuál ha sido nuestra experiencia con esta última cerradura que hemos probado tanto de manera independiente como junto a su Bridge que permite la conectividad de la cerradura a Internet y poder abrir o cerrar la puerta en remoto.

  Yale Linux Smart Lock
Tipo Cerradura inteligente de sobreponer sobre tu cerradura actual
Compatibilidad Cerradura con cilindro europeo y doble embrague
Colores Negro o gris mate
Peso 623 g
Dimensiones 58 x 58 x 150 mm
Botones Palanca giratoria de apertura manual
App iOS | Android
Conectividad Bluetooth 4.2 | Wi-Fi (con Bridge adicional)
Cifrado BLE, AES, TLS
Alimentación 4 pilas AA
Precio 249 euros
Yale Linus Smart Lock

Buen diseño y material utilizado

Yale ha conseguido crear un dispositivo premium, con un acabado metálico mate que ha sido galardonado en los Red Dot Winner con el Premio de diseño de producto en las categorías Sistemas de Seguridad y Productos Inteligentes 2020 así como también con el European Product Design Award 2020 en la categoría de Interiorismo - Puertas y Ventanas.

Yale Linus Smart Lock

No en vano da una sensación muy buena al tacto y de manera visual. No está fabricado en plástico y es algo que se nota, en su peso y la estética, hay ciertos detalles que una pintura metalizada no puede replicar de los brillos y reflejos de un material metálico.

Linus Smart Lock tiene un diseño muy estilizado que puede situarse sobre la cerradura actual y requiere muy poco espacio ya que tiene un diseño vertical, disponible en cualquier puerta.

Yale Linus Smart Lock

En términos de diseño, el compartimento de las pilas queda camuflado bajo una tapa con el logo de Yale que tiene forma circular y queda fija de manera magnética. Sí, funciona con cuatro pilas AA, pero no es algo que deba preocuparnos como ya veremos a posteriori ya que la autonomía de muchos meses y la app nos avisará cuando queda poca energía.

Yale Linus Smart Lock

La parte superior es donde encontramos ese mecanismo de apertura manual que está rodeado por un marco de plástico translúcido que se ilumina en color rojo, verde o naranja según la función que se realice y que queda, a mi parecer, muy elegante.

Yale Linus Smart Lock

Es una cerradura inteligente de sobreponer, por lo que en resumen es un motor que gira una llave que dejamos por dentro o bien ese pequeño pomo que abre y cierra la cerradura.

Ahora bien, veamos cómo se instala, si es sencillo o si necesitaremos de ayuda de alguien para instalarlo ya que no es compatible con todas las cerraduras, al menos si quieres seguir manteniendo la opción de abrir la puerta con llave desde fuera.

Compatibilidad y cómo se instala: fácil, en cuestión de minutos

Antes de comprar la cerradura te guiamos al asistente de Yale para comprobar si tu puerta es compatible con Yale Linus Smart Lock, pero ya te decimos que seguramente, en la mayoría de casos solo es recomendable cambiar el cilindro por uno con doble embrague. Veamos los requisitos para instalarla:

Yale Linus Smart Lock
  • Cilindro finlandés y escandinavo, OK
  • Cilindro europeo cumpliendo lo siguiente:
    • Si se encuentra debajo de la manilla
    • Si tienes pomo para abrir el pestillo | Si se usa llave por dentro es recomendable un cilindro de doble embrague | La llave no debe medir más de 6mm de grosor y su cabeza más de 4 cm.

Visto el diseño en persona de esta cerradura confirmo que las medidas de la llave pueden ser algo superiores, sobre todo en grosor y también algo en longitud. 

Veamos cómo se instala. Es una cerradura inteligente de sobreponer encima de tu cilindro y Yale propone dos opciones de montaje. Si tu cilindro sobresale entre 2-3 milímetros de la superficie puede montarse una placa que se atornilla sobre el propio cilindro quedando fijada.

Caja linus smart lock

En caso de se una cerradura que queda a ras de la puerta hay otra placa que se pega con una cinta de doble cara 3M integrada en la superficie de la puerta, para lo cual se recomienda limpiar con alcohol la superficie antes del montaje.

En nuestro caso particular, estamos en el primer caso así que la instalación es simple, cogemos la placa que tiene tornillitos, la pequeña llave Allen que viene en el pack, situamos la placa con el cilindro en su hendidura y procedemos a apretar los tornillos. Es importante no apretar uno al máximo y luego el resto, sino ir apretando poco a poco todos.

Yale Linus Smart Lock

Esa placa se fija en Linus Smart Lock mediante un sistema de dos palancas laterales que nos permitirá desmontarlo fácilmente a posteriori si fuese necesario.

Yale Linus Smart Lock

Además de eso, hay un pequeño imán de forma rectangular en la caja y es el sistema que Yale utiliza para detectar si la puerta está cerrada o abierta. Ese imán tendremos que pegarlo a la altura del compartimento de las pilas en la pared que está a continuación de la cerradura.

En este punto, ya podemos (si no lo hemos hecho antes) instalar las cuatro pilas y cogemos el móvil e instalamos la aplicación Yale Access, para configurar el dispositivo.

Configuración inicial y registro de usuario

La aplicación que ha desarrollado Yale es bastante completa, tenemos Yale Access disponible tanto para iOS como para Android. En nuestro caso solo hemos probado la versión de Android, eso sí, en distintos dispositivos y no ha habido problemas de incompatibilidad si Android es versión 9 o posterior.

No ha fallado en ningún momento y, bueno, puede parecer trivial, pero cuando hablamos de abrir o no la puerta de tu casa según nuestro punto de vista es un aspecto fundamental. Así que, en resumen, bien por Yale en este punto.

Tenemos que registrarnos la primera vez en su plataforma con nuestro correo electrónico y configurando una contraseña. Tras ello podemos añadir la cerradura. 

Yale access nos muestra un pequeño asistente cuando la elegimos tras ser detectada y nos guía paso a paso para que quede calibrada. Nos indica que abramos y cerramos, que la llevemos al punto de abrir el pestillo y que abramos el pestillo.

Es cierto que no son las instrucciones más claras del mundo y ayudaría que nos guiase gráficamente con algún dibujo en esos pasos, pero no es algo que vaya a evitar que puedas instalarla o configurarla perfectamente.

Los últimos pasos son abrir y cerrar la puerta físicamente para que Linus Smart Lock calibre el sensor de puerta abierta o cerrada (no de la cerradura en sí, sino de si se ha quedado entornada y no cerrada). Con eso se termina el proceso de configuración y ya podremos usarla y configurar el funcionamiento desde la aplicación.

Nosotros hemos probado también el Bridge que añade la opción de conectarnos fuera de la conectividad bluetooth mediante wi-fi o datos a la cerradura con lo que podremos abrir desde prácticamente cualquier lugar.

Yale Connect Wifi Bridge

La configuración es también sencilla al añadir el dispositivo desde la aplicación Yale y añadir los datos de nuestra conexión Wi-Fi y asociarlo a nuestra cerradura. Todo ello es un proceso guiado por un asistente y es cuestión de dos minutos. Este dispositivo brinda integración de la cerradura en Google Home, tu sistema domótico Alexa o Apple Homekit.

Yale App

El Yale Connect Wi-Fi Bridge es interesante si quieres tener acceso a la puerta en remoto, alquileres o para poder abrir si alguien se ha olvidado la llave o el móvil (o se ha quedado sin batería).

Aplicación Yale Connect, diseño y opciones

Al abrir la aplicación vemos la casa donde está asignada la cerradura y si entramos tenemos acceso al botón grande rojo que sirve para abrir cerradura y pestillo o cerrar todas las vueltas.

En casi de tener la cerradura sin dar vueltas y la puerta cerrada, aparece un botón verde que pone abrir y si pulsamos, abre el pestillo y si pulsamos el botón grande rojo cierra. Como vemos, sencillo e intuitivo.

Yale Connect abrir

¿Qué opciones nos permite configurar la aplicación? Pues podemos elegir el tiempo que se mantiene abrir el pestillo cuando empieza el proceso de desbloqueo. Podemos configurar la apertura automática cuando nuestro móvil detecte la señal bluetooth de la cerradura y la opción de dar todas las vueltas a la cerradura tras cerrar la puerta instantáneamente o tras un tiempo predefinido.

Yale Connect automatización

A diferencia de otros modelos no hemos podido configurar la intensidad de la señal bluetooth y cada móvil Android es un mundo en este aspecto. Viviendo en un tercero y subiendo por las escaleras hay móviles que empezaban el desbloqueo desde el primero mientras que los ha habido que casi tenía que llegar al último descansillo para que detectase la cerradura y empezase a abrir.

Sin esta opción de personalización en nuestro caso hemos decidido abrir manualmente cuando vamos subiendo por las escaleras y sin problema.

Otra de las opciones que podemos configurar desde la aplicación es que nos mande notificaciones si la puerta se queda abierta o si alguien abre o cierra la puerta.

Yale Connect alertas

También podemos añadir usuarios, es decir, dar una llave virtual a más miembros de la casa como usuarios o como invitados. Estos últimos no pueden variar ninguna configuración de la cerradura ni usar el desbloqueo automático, podrán abrir o cerrar desde su móvil siempre, recurrentemente en cierto horario o bien sólo en determinada fecha -casos de alquileres vacacionales, por ejemplo-.

Yale connect invitacion

Otro de los apartados de la app es el registro de sucesos en el que vemos cuándo se ha abierto o cerrado la puerta incluso podremos configurar una alerta para que nos avise cuando un usuario concreto haya abierto o cerrado la puerta.

Una buena solución: segura y silenciosa

Algo que nos ha llamado mucho la atención es la diferencia sonora entre Nuki Smart Lock 2.0 que ya probamos y este Yale Linus Smart Lock. Este último es tan silencioso que alguna ocasión nos ha sorprendido oír el sonido de los bulones saliendo de nuestra cerradura tras cerrar la puerta ya que desde fuera el sonido del motor es casi imperceptible.

El funcionamiento de esta cerradura es impecable y solo pediríamos como mejora una posible calibración de la señal bluetooth necesaria para la apertura de la misma de forma automática o bien una mejora en las claridad de las instrucciones de la calibración inicial. Y bueno, ya que estamos pidiendo. Pues un botón en la propia cerradura para que se abra automáticamente, como bien encontramos en, por ejemplo, la cerradura Nuki.

Está claro que con el puente Wi-Fi se accede a funcionalidades extra como es la posibilidad de comprobar el estado en remoto así como la posibilidad de apertura o cierre y es algo que algunos usuarios agradecerán, pero tiene un coste de 79,99 euros adicionales.

Yale Connect Wifi Bridge

Por lo demás, creemos que es un sistema muy completo, a la altura del resto de opciones del mercado y que, sin duda, permite la flexibilidad de utilizar tu puerta con una llave en el peor de los casos. 

Veamos, en resumen, qué métodos de apertura tenemos con esta solución:

  • Abrir con móvil registrado Yale Access e invitados que estén cerca de la cerradura (rango bluetooth)
  • Abrir con llave física 
  • Abrir con móvil registrado en remoto (requiere Yale Connect, como puente Wi-Fi)

Aquí solo echamos la opción de poder abrir desde un sistema de verificación web en lugar de app, ya que en el supuesto de que llegue a casa y mi móvil haya muerto o lo haya perdido, puedo pedir el favor a un vecino de que me deje el móvil pero tengo que instalar la aplicación y configurar mi usuario.

Así que si tienes vecino de confianza, casi mejor que le des una llave virtual, por lo que pueda pasar. En otras marcas existe la opción de logearte vía web segura y abrir la cerradura.

En cuestión de autonomía o batería, Yale Linus Smart Lock promete meses de uso con 4 pilas AA alcalinas así que, de momento, y tras dos meses de uso solo podemos confirmar que sigue como el primer día. Aunque no hay indicación ninguna de nivel de las pilas en la app, Yale nos ha confirmado que nos avisa cuando quede poca energía y que, además, lo notaremos en la velocidad de apertura y cierre.

En resumen Yale Linus Smart Lock es un sistema que funciona bien, es silencioso, de fácil instalación y que nos permitirá integrar otro sistema domótico más en casa, aprovechando nuestra cerradura y puerta sin necesidad de cambiar nada, o el bombín en el peor de los casos.

Nota técnica

85

Y además