Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

Ulefone Be Touch

Lo mejor

  • El lector de huellas
  • El rendimiento
  • El software limpio y bien traducido

Lo peor

  • La carcasa trasera de plástico
  • El modo nocturno de la cámara
  • Puede calentarse un poco
Ulefone Be Touch

Be TouchUleFone

Nota de análisis

68
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0 Lollipop
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 1080x1920
    Cámaras 13.0/5.0 mpx
    Capacidad 3050 mAh
    Memoria Interna 16 GB
Muy posiblemente, el chollo que estabas buscando

Hay una leyenda negra asociada al mercado de smartphones chinos, que asegura que si sabes dónde buscar puedes comprar móviles absurdamente baratos y con los mismos componentes y capacidades de smartphones de gamas altísimas. 

Por lo general, esto es una sucia mentira. En realidad no hay ningún príncipe nigeriano desesperado por darte dinero, ni tampoco has ganado un iPad por disparar a un patito en un banner. Todo eso es mentira.

Pero sí que, muy de vez en cuando, los astros se alinean y llega al mercado occidental una pieza de ingeniería como el Ulefone Be Touch. 

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

 El mercado chino nos ofrece un terminal completo hasta lo absurdo. Y no es fácil encontrarse con un producto así por ese precio. A lo largo del análisis vamos a darle una vuelta a cada componente con cuidado, echando un vistazo a los pros y los contras de cada pieza por separado. 

Porque, efectivamente, tiene pros y contras. Habrá usuarios que miren sospechosamente el procesador, o que no terminen de fiarse del lector de huellas. Efectivamente, hay componentes que rinden algo menos, y aunque el balance general es positivo, os advertimos exactamente de con qué debéis tener cuidado.

Diseño: ¿notáis la inspiración?

Es fácil notar el parecido entre el Ulefone Be Touch y el iPhone 6 Plus. Resulta innegable que los fabricantes chinos están inspirandose con cierta regularidad en los diseños de Apple. Se puede ver en los detalles, como en el botón de inicio redondo con el lector de huellas incorporado. 

Una vez reconocido este detalle, pasemos al diseño en sí. El terminal tiene un cuerpo delgado con suaves bordes redondeados metálicos, que dan un punto extra de protección al teléfono. Los marcos laterales de la pantalla son relatiavamente pequeños,y el superior e inferior también son responsablemente ajustados. 

Galería de fotosUlefone Be Touchver las 14 fotos

En el borde inferior encontramos los delatores botones de Android, y en el superior está la cámara frontal, el flash frontal y el micrófono.

Además, no tenemos muy claro si es por que se trataba de una unidad para prueba o será así en todas las unidades que se pongan a la venta, pero el Ulefone Be Touch venía con un protector de pantalla extra. 

En la parte trasera es donde encontramos los problemas. El primero, (para quien le moleste o sea un problema) es que el objetivo sobresale algo así como un milímetro por la parte trasera. Bajo él tenemos el flash LED, y justo después el logo de Ulefone. Con ese logo os recomendamos que tengáis cuidado, porque no le sienta demasiado bien el calor y puede descascarillarse (como nos ha pasado a nosotros).

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

La carcasa trasera es extraíble, con lo que podremos buscarnos una batería extra (que cuestan unos 13 euros online) y sustituirla cuando os haga falta un empujón, o no podamos cargar. Una vez abuerta, podemos ver el detalle que la gente de Ulefone nos ha dejado en la parte trasera de la carcasa de batería. Parafraseando a Apple, los detalles no tienen por qué estar a la vista para demostrar que el producto está bien trabajado. 

 

Un hardware potente, de orígenes desconocidos

Por lo general, el problema de los componentes chinos es que funcionan muy bien sobre el papel, pero cuando llega el momento de usarlos nos encontramos con taras de fábrica, sobrecalientamientos, malfuncionamientos... en algunos casos, comprar un teléfono chino puede ser una lotería. 

Puede que nosotros nos haya tocado el gordo, pero lo cierto es que el procesador MediaTek del Ulefone Be Touch no nos ha dado ningún problema. Se trata de un chip de ocho núcleos con arquitectura de 64 bits a 1,7 GHz de potencia, que actúa como centro neurálgico de todo el smartphone. 

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

El RAM, como en los móviles de alta gama, llega a los 3 GB. Eso nos ha permitido movernos con bastante fluidez entre aplicaciones medianamente pesadas mientras haciamos streaming a un Chromecast.

Otro componente que funciona mucho mejor de lo que cabía esperar en el Ulefone Be Touch es el lector de huellas. Esperábamos que fuese un complemento decorativo, que apenas funcionara y que estuviese ahí por cumplir. Lo cierto es que nos hemos encontrado con que el sensor funciona bastante bien, es tremendamente rápido y resulta fácil de configurar y admite un montón de huellas guardadas. 

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

En cuanto a la memoria, esta es la única parte que podríamos decir que se queda algo escasa sobre el papel. Se queda en los 16 GB, aunque como suele suceder podemos ampliarlo mediante tarjetas MicroSD de hasta 64 GB.

Al margen de esto, contamos con los típicos detalles que nos endulzan la compra de un teléfono, como el lector de huellas, Corning Gorilla Glass 3, Bluetooth 4.0 para conectarlo para wearables o el hecho de que incorpore carga rápida.

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

Cámaras

Como os hemos comentado, en la parte trasera el Ulefone Be Touch monta un objetivo de 13 megapíxeles con un sensor Sony IMX214. Como veis, el hardware está muy a la altura, pero parece que hay un pequeño problemas de drivers. 

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

Según parece, el Ulefone Be Touch no termina de aprovechar todo lo que debería la cámara trasera por la noche. Lo bueno de que el problema sea de software es que tiene solución, y que estamos sólo a una actualización de que los pequeños fallos de la cámara se corrijan. 

Además, todos los posibles problemas de la cámara se reunen en el modo nocturno. Lo cierto es que a la luz del día las fotos quedan mejor que decentes. Los modos de cámara también están bastante completos, tanto en fotografía cómo en vídeo. 

Además, tampoco está de más el hecho de que la cámara frontal, de 5 megapíxeles, incorpore su propio flash frontal. Dado que esta cámara se mueve en distancias más cercanas, no tendremos problemas de cámara, y se podrá aprovechar a fondo. 

Software: una piruleta casi sin chupar

Y es que desde Ulefone no ha querido hacer como otras marcas y empezar a meterle capas y capas de personalización al sistema operativo. Es decir, no tenemos un Android puro "Nexus Style", pero sí un sistema operativo despejado, sin una rémora de RAM constante. 

Una vez dicho esto, tenemos otro punto positivo: si habéis escarmentado con las apps preinstaladas de marcas como Samsung o HTC, el Ulefone Be Touch es una refrescante sorpresa. No ocurrirá como en otros casos, donde nos encontramos con que de la memoria prometida realmente nos llega la mitad, por la cantidad de apps preinstaladas que no podemos borrar. 

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

Al margen de eso hay un detalle importante que solemos encontrar en los smartphones chinos y que nos ha alegrado muchísimo no detectar en el Ulephone Be Touch: el tema de las traducciones del chino. 

Más veces de las que podemos contar nos hemos encontrado con un software mal traducido, sin sentido o con las fuentes trastocadas. En este caso, el mayor problema que nos hemos encontrado es que la app de brújula no tiene mayúscula al principio. Punto y final. 

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

Los menús están en un perfecto castellano, y como mucho podríamos señalar que echamos de menos un extra de opciones. Regular el LED de notificaciones hubiese estado bien, como poder habilitar los mensajes con la pantalla de bloqueo... en fin, nos falta un poco para rizar el rizo. 

Conclusión: más pros que contras

No lo vamos a negar: como cualquier smartphone hoy en día, el Ulefone tiene sus problemillas. Sin embargo, si nos ponemos a valorar en una tabla los pros y los contras de este terminal, los resultados son bastante obvios. 

Lo primero, no perdamos de vista el precio. A ver cuantos iPhone, Samsungs, Sonys o HTC conseguís por 200 euros con estas características: lector de huellas, 5,5 pulgadas, carga rápida, dual SIM, chip con arquitectura de 64 bits...  

Ulefone Be Touch: el análisis completo del gigante chino

Por supuesto, eso no implica que sea perfecto: seguimos teniendo el fallo de la cámara nocturna, y la carcasa trasera es de plástico. Pese a todo es muy tranquilizador saber que los problemas mas graves del Ulefone Be Touch se solucionan con una actualización y una carcasa. 

Nuestra valoración

  • Diseño66/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware77/10
  • Software88/10
  • Cámara66/10
  • Batería77/10
  • Conectividad66/10
  • Calidad/precio88/10