Xiaomi Redmi 3, análisis y opinión

Xiaomi Redmi 3, análisis y opinión

Lo mejor

  • La cámara
  • La batería
  • El diseño

Lo peor

  • Poca innovación
  • Sin lector de huellas
  • 9 GB de espacio aprovechable
Xiaomi Redmi 3

Redmi 3 Xiaomi

Nota de análisis

81
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android -
    Tamaño 5.0 pulgadas
    Resolución 1280x720
    Cámaras 13.0/5.0 mpx
    Capacidad 4100 mAh
    Memoria Interna 16 GB
Diseño sencillo pero elegante

Lo primero que nos encontramos al recibir el Xiaomi Redmi 3 que nos ha cedido la tienda online Geekbuying es un packaging que nos recuerda mucho al de los iPhones. La similitud en cuestión de diseño con Apple es uno de los factores que más se han criticado del fabricante chino pero, como veremos, este terminal tiene sus propios aciertos y virtudes al margen de los de Cupertino.

La caja de cartón duro es sencilla pero resistente. Al abrirla, vemos el teléfono debidamente protegido y presentado sobre una bandeja también de cartón. Debajo está la documentación (un panfleto sin traducir), el cargador y un cable microUSB para alimentar el dispositivo o conectarlo al ordenador.

Análisis del Xiaomi Redmi 3

Este terminal es la apuesta de la compañía para conquistar el mercado de los terminales de gama media. En este análisis del Xiaomi Redmi 3 revisaremos en profundidad sus especificaciones y características, pero ya os adelantamos que estamos ante uno de los smartphones más interesantes de este año por su excelente relación calidad/precio.

El diseño es uno de sus puntos fuertes, aunque no el único. Tiene unas dimensiones de 139’3 mm de alto, 69’6 mm de ancho y 8’5 mm de grosor. Es, por tanto, un móvil de cinco pulgadas con un peso de 143 gramos.

La sensación en la mano es muy agradable, sorprende que estemos ante un teléfono con una batería de algo más de 4.000 mAh. Un buen trabajo de Xiaomi.

Imágenes y análisis del Xiaomi Redmi 3

En ComputerHoy hemos tenido la oportunidad de realizar un análisis del Redmi 3 en su versión dorada, pero también está disponible en gris y plata. Es un smartphone unibody de metal, aunque tiene ciertos detalles, como el marco de la pantalla, que nos hacen sospechar que algunas piezas son de plástico con acabado metálico. Con todo, la sensación al tacto es sólida y robusta.

En la parte frontal, la pantalla ocupa cerca del 70% de la superficie. A diferencia de otros smartphones chinos de peor calidad, no deja espacios extraños ni marcos alrededor.

En el margen superior está ubicado, de izquierda a derecha, el sensor de proximidad, el auricular para las llamadas y la cámara para selfies. En la parte inferior se encuentran una botonera táctil de comandos básicos para Android (opciones, inicio y volver).

Detalles del diseño del Xiaomi Redmi 3

En el lateral derecho está la botonera del volumen y la tecla de bloqueo; en el inferior, un puerto microUSB muy bien ensamblado y el micrófono principal; a la izquierda la bandeja extraíble para la tarjeta SIM y la microSD, aunque esta última se puede sustituir por una nano SIM y, por tanto, utilizarlo como un DUAL SIM; y en el lateral superior está ubicado el puerto mini jack para auriculares, un receptor de infrarrojos para la aplicación MiTV y el micro secundario para cancelar ruidos.

Análisis completo en español del Huawei P9

En el reverso destaca la pieza metálica que cubre la mayor parte del smartphone. Tiene un dibujo geométrico que aporta cierta elegancia al conjunto, aunque sobre gustos no hay nada escrito. En la parte superior nos encontramos con la cámara principal y un flash LED. Abajo, cerca del puerto micro USB y del logo de Xiaomi, el altavoz.

Análisis del Xiaomi Redmi 3

En general, el Redmi 3 está muy bien diseñado aunque puede resultar un poco resbaladizo. Se echan en falta algunas texturas que mejoren el agarre, pero su tamaño es perfecto para manejar incluso con una sola mano. Por otro lado, se agradece que hayan incluído una pequeña protuberancia que impide que el sonido del altavoz se amortigüe cuando el móvil está apoyado sobre alguna superficie. 

Pantalla HD, modesta pero eficaz

La pantalla del Xiaomi Redmi 3 sigue la línea del resto de componentes del smartphone. Integra un panel IPS de alta definición (1280 x 720 píxeles) con una densidad de 294 píxeles por pulgada. Aunque pueda parecer que no está a la altura de otros móviles del mercado -el FullHD (1920 x 1080 px) se ha convertido en el nuevo estándar- el brillo, el contraste y los colores de esta pantalla funcionan muy bien.

Pantalla Xioami Redmi 3, análisis y opinión

El fabricante no ha añadido ninguna tecnología de vanguardia que aporte valor en este aspecto. Ni Touch 3D, ni 2.5D curved, ni siquiera protección Corning Gorilla Glass. La pantalla no es el componente estrella de este terminal de gama media, pero se desenvuelve tan bien y es capaz de mostrar los colores con tanta riqueza que en un primer momento hasta parece un AMOLED.

Entonces, ¿es una buena pantalla? Definitivamente sí. La proporción de píxeles es correcta, el brillo bastante intenso y la saturación aporta calidez.

Además, un panel HD consume menos batería que otro tipo de pantallas con más resolución. Como aspecto negativo, deja un pequeño marco negro de apenas un milímetro

Software, nada nuevo en MIUI

El nuevo Redmi 3 incorpora la versión 5.1 del sistema operativo de Google, Android Lollipop, bajo la capa de personalización de Xiaomi MIUI 7.1. Aunque esta modificación del SO ha sido muy criticada por su similitud con iOS de Apple, es justo decir que la experiencia de uso es muy satisfactoria.

Se ha suprimido el cajón de aplicaciones de Android, de modo que todos los iconos de las apps se ubican en la pantalla. Esto no es ninguna novedad, de hecho es una tendencia que están siguiendo muchos otros fabricantes. Depende de los gustos y preferencias del usuario, pero en nuestra opinión MIUI acierta simplificando todos los elementos del teléfono.

Capturas de pantalla del Xiaomi Redmi 3

Por otra parte, no nos encontramos aplicaciones extrañas, malas traducciones ni ninguna eventualidad típica de los móviles chinos. Entre las funcionalidades por defecto está TubeVideo, una app para descargar vídeos de YouTube; MiTV, para controlar de manera remota nuestra smart TV u otro dispositivo compatible; CleanMaster, para gestionar la memoria del móvil; y un explorador muy completo para bucear por los archivos almacenados.

Cuenta Mi es otra función que está disponible para los usuarios de dispositivos de Xiaomi que añade opciones relacionadas con la nube (Mi Cloud), la tienda de temas para personalizar el móvil y Mi Store, una store de aplicaciones exclusivas de la compañía.

Se echa de menos algún widget que añada algo de valor al conjunto del software. En este sentido, Xiaomi no ha innovado prácticamente nada y se ha limitado a incluir lo más básico: un widget para liberar memoria RAM, un reloj, un calendario, un reproductor de música, el tiempo… nada nuevo que no esté presente en cualquier smartphone Android.

Hardware, buen rendimiento sin alardes

El Xiaomi Redmi 3 integra un procesador Qualcomm Snapdragon 616 de ocho núcleos -la versión ligera del Snapdragon 615-, un chipset que ha demostrado ofrecer muy buen rendimiento en los smartphones de gama media. El 616 alcanza una velocidad de reloj de hasta 1,5 GHz y es uno de los mejores procesadores que nos podemos encontrar en un dispositivo de este precio.

Por otro lado, incorpora 2 GB de memoria RAM y 16 GB de espacio de almacenamiento, de los cuales están disponibles algo más de 9 GB. Además, el usuario también tiene la posibilidad de sacrificar la ranura para la nano SIM para insertar en su lugar una tarjeta microSD de hasta 128 GB, con lo que podremos guardar cualquier tipo de archivo sin problemas. Esto es especialmente interesante para despreocuparnos del espacio que ocupan las fotografías HDR.

Análisis y opinión del hardware del Redmi 3

El Redmi 3 obtuvo 30.756 puntos en AnTuTu (v6.1.2), un resultado que está lejos de los resultados de otros benchmark de terminales de gama alta pero que, en realidad, no hace honor a las capacidades de este smartphone. Es un móvil bastante potente y muy fluido que puede resistir un uso moderado durante, al menos, dos años.

En el terreno de los videojuegos se desempeña bastante bien. No es un smartphone para jugones, pero aguantará bien unas partidas de vez en cuando. Con los arcades tipo Candy Crush o Angry Bird no hemos notado ningún tirón, ni la más mínima complicación. Tampoco así con otro tipo de juegos más exigentes, como los shooters o títulos 3D que requieren más potencia gráfica.

Análisis del Xiaomi Redmi 3

Estamos ante un smartphone de gama media con buenas capacidades que se desempeña fluidamente. No hemos notado lags ni ralentizaciones, en general no ha habido ninguna muestra de flaqueza en el apartado de rendimiento. No obstante, los puntos fuertes de este móvil están orientados a convencer a un tipo de usuario activo en redes sociales más que a los gamers.

Primeras impresiones del Xiaomi Mi5

La compañía ha sido conservadora con el Redmi 3 y no ha incluído lector de huellas dactilares, un extra cada vez más presente en los nuevos smartphones. Se entiende que con este precio no puede contar con características punteras o de alta gama, pero sí que hay otros móviles chinos lowcost que han añadido este sensor. 

La calidad del sonido está en sintonía con el resto de especificaciones. El audio es nítido y potente, pero Xiaomi tampoco ha implementado ninguna tecnología novedosa en este aspecto: la calidad de las llamadas está dentro de lo habitual. El sonido proporcionará una buena experiencia inmersiva a pesar de que el altavoz está situado en la parte posterior del dispositivo

Cámara a la altura de un gama alta

La cámara del Xiaomi Redmi 3 es, junto a la batería, su principal punto fuerte. A decir verdad, fue toda una sorpresa descubrir que un móvil económico y de procedencia china puede hacer fotografías de gran calidad. Actualmente no hay muchos smartphones en el mercado que por poco más de 150 euros ofrezcan una cámara de este nivel.

La cámara principal tiene un sensor con una resolución de 13 megapíxeles y con una distancia focal de 2F. A priori no parece nada nuevo o, al menos, nada distinto de lo que nos podemos encontrar en otros móviles chinos. Sin embargo, su desempeño real es muy superior a lo que podemos suponer en un primer momento.

El enfoque es muy rápido y, por lo tanto, hacer fotografías con el Redmi 3 es un proceso mucho más ágil que con otros smartphones con un precio muy superior. Basta con pulsar el disparador para que, en una fracción de segundo, la captura ya esté guardada en la galería. Esta velocidad es la misma a la hora de hacer fotografías nocturnas, hecho que dice mucho sobre el trabajo de Xiaomi en este apartado.

Análisis de la cámara del Xiaomi Redmi 3

La interfaz que ha implementado la compañía en la aplicación de cámara es limpia y minimalista. En la pantalla principal nos encontramos con el disparador, un acceso directo a la galería, un botón para pasar al modo de grabación de vídeo, un icono para activar o desactivar el flash y otro para cambiar a la cámara para selfies.

Deslizando la pantalla a la derecha nos aparecen algunas opciones como el temporizador, panorámica, el modo beauty… y deslizando a la izquierda podemos aplicar alguno de los 12 filtros disponibles.

No hay ninguna funcionalidad novedosa, pero el software de la cámara está muy compensado y, dentro de sus posibilidades, funciona muy, muy bien. Hemos probado a hacer fotografías en todo tipo de situaciones y condiciones de luz y el resultado está muy por encima de lo que se espera de un teléfono de esta gama.

Las fotografías nocturnas son brillantes y nítidas, incluso parece que la óptica es más luminosa de lo que en realidad es. La principal debilidad que hemos notado en condiciones de oscuridad es que el enfoque es ligeramente más lento y existe el riesgo de que las fotos salgan movidas. Pero con un poco de paciencia y pulso, el resultado puede ser muy digno.

Galería de fotosFotografías hechas con el Xiaomi Redmi 3ver las 13 fotos

Por el día la cámara del Xiaomi Redmi 3 no tiene rival en esta horquilla de precios. Sencillamente captura con gran riqueza todos los detalles sin rastro de aberraciones ni de ningún otro defecto habitual en los móviles chinos. Hace fotos nítidas y con una riqueza cromática muy interesante.

Hemos probado a hacer fotografías a contraluz para poner a prueba el rango dinámico y, una vez más, este terminal ha demostrado tener pedigree. Al enfocar una zona iluminada por la luz del mediodía cualquiera esperaría que las zonas en sombra pierdan detalles y texturas y que las zonas expuestas al sol se quemen, pero no fue así. Es, definitivamente, una cámara muy bien construída.

Análisis de la cámara del Xiaomi Redmi 3Fotograma de un vídeo grabado con el Redmi3. La definición es bastante buena, pero el rango dinámico es un punto débil de la cámara.

La cámara delantera o cámara para selfies del Redmi 3 tiene un sensor de 5 megapíxeles y una óptica de 2.2F. No está al nivel de la principal, pero cumple con su función.

Permite añadir filtros e incluye un acceso directo especial para activar o desactivar la opción beauty que, por otra parte, no aporta especial valor aunque el efecto "retrato al óleo" es bastante discreto. También han añadido en el software una función que reconoce los rostros y calcula la edad del sujeto a fotografiar con más o menos acierto.

Los mejores móviles chinos de 2016

El vídeo, ya por último, no está a la altura del apartado fotográfico. Graba con una calidad de 1080p a 30 fotogramas por segundo, el estabilizador funciona bien pero el rango dinámico flaquea en ciertas condiciones de luz. Con todo, la cámara del Xiaomi Redmi 3 es formidable y los puntos débiles no lo son tanto si tenemos en cuenta el precio de este terminal. 

Batería y conectividad

La batería de litio es, junto a la cámara, una de las principales características del Xiaomi Redmi 3. Tiene una capacidad de 4.100 mAh, un dato bastante por encima de la mayoría de smartphones actuales. Sorprende además que con un cuerpo metálico y una batería de este calibre solo pese 143 gramos.

Soporta la tecnología de carga rápida 5V/2A, pero de acuerdo con nuestra experiencia no es un móvil precisamente rápido en este aspecto. Tarda unas buenas horas en completar el proceso de carga. No obstante, su rendimiento es tan bueno que en dos semanas de uso moderado apenas tuvimos que cargarlo un vez cada dos o tres días.

Análisis del Redmi 3 de Xiaomi

Xiaomi también ha incluido varias opciones relacionadas con la gestión de la energía que permiten al usuario sacarle mayor partido. Hay tres perfiles de energía principales: por defecto, para limpiar los procesos en segundo plano cuando el móvil está bloqueado; maratón, que apaga el WiFi y los servicios de datos; y Dormir, que desactiva todas las funciones de red, como el modo avión, excepto la alarma.

Todos estos perfiles se pueden personalizar o, directamente, crear uno nuevo a nuestro gusto. También podremos decirle al teléfono cuándo queremos que alterne entre los distintos modos, no necesariamente hay que activarlo manualmente. Por ejemplo, podemos programarlo para que a las 12:00 de la noche cambie automáticamente al modo “Dormir”.

En cuanto a la conectividad, este terminal se comporta como la mayoría de smartphones chinos. En interiores es difícil que establezca una conexión estable con los satélites, pero en exteriores rinde sin complicaciones. 

Conclusiones

El Xiaomi Redmi 3 es la apuesta de la compañía por conquistar el mercado de los terminales de gama media. Sus especificaciones, su diseño y, sobre todo, su precio lo convierten en uno de los smartphones más interesantes de este año.

El diseño es una de sus virtudes. Tiene unas dimensiones de 139’3 mm de alto, 69’6 mm de ancho y 8’5 mm de grosor. Pesa solo 143 gramos con una batería de 4.100 mAh e, independientemente a este dato, la sensación al sostenerlo es muy ligera y agradable. Al mismo tiempo, es un terminal muy robusto que se maneja cómodamente con solo una mano. 

Análisis del Xiaomi Redmi 3 en Computerhoy

La pantalla tiene una resolución HD. Esto puede parecer una característica algo modesta, pero funciona muy bien. La saturación produce un efecto cálido que resalta los colores y es perfecta para jugar, hacer fotografías o simplemente navegar. La cámara, por otro lado, es lo mejor del Redmi 3. Nítida, rápida, luminosa... puede con todas las condiciones de luz, incluso las más extremas. 

En el apartado de software tampoco hay grandes innovaciones, pero el buen trabajo de Xiaomi se nota al explorar la capa de personalización, la aplicación de cámara, el explorador de archivos... En este análisis del Redmi 3 hemos echado en falta algunos widgets que añadan valor al smartphone y lo distingan de la competencia, pero los aspectos básicos están bien cuidados. 

Análisis del bq Aquaris X5, ¿merece la pena comprarlo?

En definitiva, es un móvil bastante potente pero no cuenta con ninguna característica puntera, como el lector de huellas dactilares. Sin embargo, su rendimiento y acabados hacen que merezca la pena. Su precio oficial es de 159 euros pero comprándolo en Geekbuying se puede conseguir un descuento muy interesante. Pocas opciones hay en el mercado con esta relación calidad/precio.

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware88/10
  • Software77/10
  • Cámara99/10
  • Batería88/10
  • Conectividad77/10
  • Calidad/precio1010/10