Skip to main content

ZTE Axon 7 Mini, análisis y opinión

Víctor Pérez

26/01/2017 - 14:45

Turno para el análisis del ZTE Axon 7 Mini, un móvil de gama media con pantalla AMOLED que promete un sonido de buena calidad, ¿merece la pena comprarlo? Te contamos sus puntos fuertes y sus áreas más débiles.

Un nuevo contendiente para la gama media

Meses después del examen a fondo que realizamos sobre el Axon 7 de ZTE, una de las grandes sorpresas del año por su excelente relación calidad precio y su sobresaliente rendimiento en el apartado de sonido, llega el turno del análisis del ZTE Axon 7 Mini, una versión del mismo modelo en tamaño -algo- más reducido que el buque insignia de la compañía.

Sobre el papel la filosofía es idéntica a la del hermano mayor: materiales de buena calidad, una impactante pantalla AMOLED para los amantes del consumo multimedia y una clara apuesta por el audio de alta calidad, un apartado del que algunos fabricantes parecen haberse olvidado en los últimos tiempos pese a que los smartphones siguen siendo para muchos su reproductor de música preferido.

Los 20 mejores móviles en relación calidad precio de 2016

En definitiva, ZTE pone sobre la mesa un nuevo contendiente en la ya difícil batalla por la gama media en la que estos últimos meses han destacado sobre el resto el Moto G4 Plus de Lenovo, el Huawei P9 Lite y el Samsung Galaxy A5 (2016). La pregunta por tanto es evidente, ¿a qué tipo de usuarios les puede interesar este nuevo terminal? 

Diseño metálico diferente al resto

A lo largo del tiempo que hemos tenido para escribir esta review del ZTE Axon 7 Mini hemos constatado de que se trata de uno de esos móviles que llaman la atención del público. Para empezar a muchos les sorprende esa doble rejilla situada por encima y por debajo de la pantalla que se corresponde con los altavoces estéreo de los que hablaremos más adelante.

Por otro lado estamos ante un smartphone con los bordes redondeados, ya que la pantalla 2.5D parece más evidente que respecto a otros terminales de la competencia, dándole un aspecto muy estilizado, y sin apenas marcos en los laterales de la pantalla. Además es bastante ergonómico en la mano y mucho más manejable que su hermano mayor, que se estira hasta las 5,7 pulgadas con unas dimensiones considerables.

Y es que este móvil de ‘Mini’ tiene muy poco. La mayoría de los fabricantes recorta las versiones reducidas de sus móviles más reconocibles por debajo de las 5 pulgadas, pero ZTE ha preferido en este caso priorizar un tamaño que tiene además de presente mucho futuro: las estadísticas dicen que cada vez nos acostumbramos a móviles más grandes, una tendencia que en todo caso deberá frenarse en algún momento si queremos seguir teniendo la posibilidad de llevarlos en el bolsillo.

Sea como sea este Axon 7 Mini resulta más manejable que su hermano mayor, y a nivel de diseño a simple vista no tenemos que renunciar a nada: estamos ante un smartphone unibody metálico, algo que ya comienza a ser requisito imprescindible -si somos exigentes- dentro de su rango de precios.

Los móviles de menos de 300 euros más vendidos en Amazon

A algunos puede que no les entusiasme saber que la cámara principal sobresale ligeramente de la carcasa trasera, lo que puede llegar a hacer que el móvil se tambalee si lo colocamos sobre una superficie plana como una mesa, un “problema” del que adolecen también smartphones de gama alta como los iPhone de Apple.

Lo que sí es un punto a su favor es que los botones laterales de volumen y encendido/bloqueo tienen unos buenos acabados y están colocados en una posición ergonómica, aunque por otro lado no disponen de rugosidad especial. Además todos se sitúan en el flanco derecho, otro aspecto que según el punto de vista de algunos le restará puntos.

Jacky Zhang (ZTE): “Queremos conquistar el puesto número 4 de ventas de móviles en España”

El grosor se queda en unos razonables 7.8 milímetros, por lo que es significativamente más delgado que el Moto G4 Plus pero ligeramente más grueso que el Huawei P9 Lite o el BQ Aquaris X5 Plus. Por otro lado su peso es de 153 gramos, una cifra en línea con la mayoría de smartphones de gama media: no resulta para nada pesado ni incómodo de llevar en el bolsillo.

Para acabar con el apartado de diseño del Axon 7 Mini destacamos que el terminal dispone de un notificador LED que curiosamente parece quedar más a la vista que el visto en el buque insignia y protección Corning Gorilla Glass 4 para esquivar pequeños golpes y arañazos en el cristal. Desafortunadamente no contamos con ningún tipo de protección reseñable frente al polvo o el agua.

Pantalla AMOLED de buena calidad

Empezamos por las buenas noticias. ZTE ha decidido mantener su apuesta por la tecnología AMOLED para el panel de este Axon 7 Mini, algo que se agradece enormemente porque en este rango de precios existen pocas alternativas

Claro que no es exactamente el mismo panel que utiliza el hermano mayor. En este caso la resolución cae del QHD hasta el Full HD, lo que en buena medida parece entendible ya que además de tener un precio bastante más rebajado la diagonal de la pantalla es menor (5,2 pulgadas frente a 5,7 pulgadas) y para el grueso de los usuarios las diferencias a estos niveles no son tan evidentes.

Una de las grandes diferencias de los paneles AMOLED respecto al resto -los que utilizan paneles IPS- es que los píxeles negros no se iluminan, lo que repercute (casi siempre) en un contraste mucho mayor. Por contra normalmente este tipo de pantallas ofrecen al usuario un nivel de luminosidad menor, algo que también queda patente en este terminal a pesar de que las diferencias son casi insignificantes en los tonos más oscuros.

Así es el ZTE Blade V7, la alternativa más económica del fabricante chino

Lo que no nos termina de convencer es la gestión de color que hace este terminal. Y es que a menudo tendremos que lidiar con imágenes más saturadas de lo deseable, algo que podremos corregir solo en parte ya que para calibrar la temperatura de color solo contamos con un par de modos predefinidos.

A pesar de este pequeño contratiempo la pantalla seguirá siendo espectacular a ojos de la mayor parte de los usuarios. Además hay que felicitar a los ingenieros de ZTE por su buen trabajo en lo que a los ángulos de visión se refiere, ya que no tendremos ningún tipo de problema para disfrutar de la pantalla, que incluso se comporta correctamente a nivel de luminosidad en exteriores.

Un rendimiento notable para casi todo el mundo

Las diferencias entre el ZTE Axon 7 Mini y el ZTE Axon 7 comienzan a hacerse mucho más visibles en este apartado. Si en el caso del buque insignia contábamos con uno de los procesadores Android más potentes de 2016 en este caso hablamos de un modelo mucho más enfocado hacia la gama media.

De hecho, el Snapdragon 617 que mueve este terminal es el mismo que se esconde bajo el caparazón de los Moto G4 y Moto G4 Plus de Lenovo con notables resultados. A su lado tenemos 3 GB de memoria RAM -otro cambio respecto al modelo superior- que en principio nos deberían servir para respirar tranquilos si acostumbramos a abrir muchas aplicaciones al mismo tiempo o a ejecutar videojuegos que consuman un alto nivel de recursos.

benchmarks zte axon 7 mini

Según nuestra experiencia de uso el móvil será suficiente para la mayoría de los usuarios, especialmente para todo el grueso de la población que utiliza el móvil sobre todo para tareas básicas como la lectura y envío de correo electrónico, consulta de redes sociales y comunicación a través de servicios de mensajería como WhatsApp.

La fluidez es la norma habitual en el ZTE Axon 7 Mini, pero es cierto que sí hemos detectado algunos tiempos de carga más elevados y pequeños saltos en momentos muy puntuales si apretamos las tuercas al máximo. De hecho, en casi todas las pruebas de rendimiento y benchmarks el smartphone se sitúa por debajo del Huawei P9 Lite y el Sony Xperia XA, dos de sus rivales más directos.

Lo mismo sucede si hablamos de videojuegos. El móvil es capaz de mover las aplicaciones de gráficos muy avanzados con los detalles de calidad al máximo, pero la fluidez no será total como sí podemos presumir en la gama alta con la que por ejemplo se corresponde el Axon 7.Claro que también hay algunos motivos para presumir, como la velocidad de transferencia de datos y escritura en disco, algo que nos recortará un valioso tiempo a la hora de mover grande cantidades de datos. 

El cuerpo metálico hará que el smartphone se vuelva muy frío en ambientes gélidos, mientras que en momentos de uso muy intensivo puede llegar a calentarse más de la cuenta. De todas formas, son momentos muy puntuales: en unos segundos el dispositivo recuperará su temperatura normal sin que llegue a resultar molesto en un uso diario.

¿Qué es más seguro, huella dactilar o reconocimiento ocular?

Acabamos el apartado del rendimiento del ZTE Axon 7 Mini con el lector de huellas ubicado en la parte posterior. Durante nuestro período de pruebas no hemos detectado problemas significativos: el sensor reacciona con celeridad y es razonablemente preciso, sobre todo si los comparamos con otras alternativas dentro de su gama de precios.

Además podemos configurar que cada una de nuestras huellas abra una aplicación determinada, una función que puede ser muy útil para escribir directamente un correo electrónico o abrir WhatsApp para leer los mensajes recibidos.

Software

El ZTE Axon 7 Mini funciona con Android Marshmallow (6.0.1) bajo una abultada capa de personalización bautizada como MiFavorUI en su versión 4.0 que guarda algunas similitudes con Emotion UI, la interfaz que viene incorporada en los móviles de Huawei. Por defecto todas las aplicaciones van directas al escritorio, por lo que tendremos que ordenarlas a través de carpetas ya que no hay cajón de apps. Si te preocupa, debes tener en cuenta que esta configuración muy fácil de cambiar.

¿Se actualizará el Axon 7 Mini a Android 7.0? El fabricante chino confirmó a primeros de 2017 que el buque insignia se actualizaría a Nougat a lo largo del mes de enero, pero por el momento no ha soltado prenda sobre si este modelo también dará el salto. En principio todo parece indicar que sí, ya que incluso el procesador que incorpora cumple con los requisitos.

software zte axon 7 mini

Por lo demás poco que añadir al apartado de software respecto a lo ya escrito en la review del Axon 7. Nos encontramos ante una interfaz que tiene un aspecto bastante discutible, alguna función extra como Mi-Pop que permite manejar más fácilmente el móvil con una sola mano -lo que es mucho más necesario en el modelo mayor-, un modo guantes, y varias funciones de gestos y movimientos para realizar o aceptar llamadas automáticamente, silenciar el teléfono, posponer la alarma o encender la linterna.

Qué tipos de tarjetas microSD existen y cuál elegir

Entre lo más útil para nuestro día a día destaca el modo de bolsillo, una función que pondrá el volumen al máximo si guardamos el smartphone en el bolsillo y no está en modo silencioso para que no nos perdamos ninguna llamada importante. También disponemos del apagado y encendido automático para obligar a nuestro smartphone a descansar por la noche. Por contra, disponemos de un curioso sistema de desbloqueo por voz que probablemente nunca lleguemos a utilizar.

La única versión del ZTE Axon 7 Mini disponible en el mercado se vende con 32 GB de memoria interna, de los que aproximadamente quedan libres unos 21 GB para el usuario tras descontar todo lo que ocupa el sistema operativo y la interfaz implementada por el fabricante. La buena noticia es que podemos ampliar el espacio a través de una tarjeta microSD de hasta 128 GB.

Cámara de fotos

La cámara principal del Axon 7 Mini cuenta con 16 megapíxeles, una amplia apertura (f/1.9), sistema de autoenfoque con detección de fase (PDAF) y flash LED dual. Sobre el papel más que suficiente para un buen gama media, aunque también es cierto que renunciamos al estabilizador óptico de imagen (OIS) y la grabación en 4K de la que presume el hermano mayor.

Los resultados son notables bajo buenas condiciones de luz, especialmente en exteriores, pero encontramos algunos matices. Por lo general los colores tienden a los tonos fríos y al aumentar las fotografías detectamos un nivel de nitidez algo exagerado, con un nivel de calidad significativamente por debajo del buque insignia. 

La calidad de las imágenes nocturnas baja considerablemente, captando muchos menos detalles de lo que cabría esperar aunque por otro lado es verdad que no nos encontramos con el temido ruido que suele destrozar este tipo de fotos. En definitiva el smartphone responde notablemente si la iluminación acompaña.

Camara ZTE Axon 7 Mini

Podemos grabar vídeo en Full HD (1080p) con unos resultados discretos si somos exigentes, ya que no disponemos de estabilización y el sistema de autoenfoque es manifiestamente mejorable.

La ventaja más importante respecto a algunos móviles que se mueven en su mismo rango de precios es que contamos con un amplio abanico de modos de escena predefinidos y, sobre todo, un completo modo manual en el que podemos ajustar el balance de blancos, la luminosidad ISO, la velocidad del obturador, la exposición y el foco.

Los móviles con mejor cámara de fotos de 2016

La cámara frontal de 8 megapíxeles es suficiente para hacernos selfies que compartir en redes sociales, pero tampoco estamos hablando de una de las más avanzadas del mercado.

Sonido sobresaliente y batería razonable

A nivel de conectividad el Axon 7 Mini presume de ser dual SIM, lo que significa que podemos utilizarlo con dos tarjetas telefónicas -y dos números- diferentes. La mala noticia es que solo tenemos dos ranuras en la bandeja, por lo que si nos decantamos por esta opción deberemos renunciar a la microSD para ampliar memoria.

A la hora de navegar podremos descargar a hasta 300 Mbps (la velocidad dependerá de las posibilidades de la red a la que nos conectemos) por lo que el smartphone tiene el sello LTE Cat6. La mala noticia es que no disponemos de soporte para conectarnos a las redes inalámbricas bajo la banda de 5.4 GHz, una característica que cada vez es más común incluso dentro de la gama media premium.

Por otro lado disponemos de NFC, lo que es una ventaja para los pagos móviles, jack para auriculares -poco a poco veremos cada vez menos móviles que lo incorporen-, acelerómetro, giroscopio y USB de tipo C reversible. Eso sí, la velocidad de este último es 2.0, otra diferencia respecto a su hermano mayor.

¿Cuánto dura la batería del ZTE Axon 7 Mini? El smartphone tiene una capacidad de 2700 mAh, una cifra bastante ajustada si tenemos en cuenta que la pantalla AMOLED ofrece resolución full HD y que el procesador está fabricado en 28 nanómetros. En nuestras pruebas hemos conseguido alrededor de un día de autonomía con un uso moderado, pero hemos necesitado recargarlo a media tarde con un uso intensivo, lo que le deja muy lejos de los mejores.

Para estirar su uso contamos con la tecnología de carga rápida (Quick Charge 2.0) que funciona como la seda en este caso y con varios modos de ahorro de energía, incluido uno bastante agresivo que capa casi todas las funcionalidades del teléfono. 

Y por fin llegamos al apartado de sonido en este análisis del ZTE Axon 7 Mini, donde el teléfono brilla bastante por encima de todos sus competidores. Los altavoces frontales que dan un aspecto diferente al móvil también son responsables de ofrecer una experiencia sobresaliente a la hora de reproducir todo tipo de audio, sobre todo si activamos el modo Dolby Atmos que consigue mejorar si cabe la calidad de sonido y expandirlo para conseguir un efecto estéreo mucho más conseguido.

Amazon Music Unlimited: toda la música por menos de 4 euros

La potencia del altavoz es bastante considerable, por lo que no tendrás problema ni siquiera para utilizarlo en la ducha siempre que no se moje. En la caja de venta encontramos además unos altavoces de buena calidad con los que podremos disfrutar igualmente de un sonido bastante notable fruto del trabajo del procesador de sonido AKM 4962, ganándose el derecho a aparecer en todas las listas de mejores móviles para escuchar música junto a su hermano mayor o el fantástico LG V10.

Conclusión

En definitiva nos encontramos ante un smartphone muy enfocado al consumo multimedia que ha intentado trasladar la filosofía del buque insignia de la compañía con bastantes luces y alguna que otra sombras como describimos a continuación.

  • El Axon 7 Mini es una opción muy recomendable si acostumbras a reproducir vídeos y música con tu móvil, tanto a través del altavoz como con los auriculares puestos.
  • Diseño diferente al resto gracias a los altavoces de la parte frontal. Cuerpo unibody metálico con muy buenos acabados.
  • Pantalla AMOLED con resolución Full HD. Calibración de los colores mejorable y visibilidad en exteriores por debajo de la media.
  • Rendimiento suficiente para la mayoría del público, pero lejos de los buques insignia. Lo mismo sucede con la cámara de fotos, el software y la batería.
  • Precio muy ajustado

En tiempos en los que los fabricantes lanzan al mercado una variedad casi infinita de smartphones que guardan muy pocas diferencias entre sí el esfuerzo de ZTE es digno de alabar. El Axon 7 Mini es un móvil de gama media interesante sobre todo para el público joven que no se cansa de ver vídeos, series, películas ni escuchar música a través de su teléfono.

Llegamos así al final de nuestro análisis del ZTE Axon 7 Mini, cuyo precio oficial es de 299,00 euros, pero puedes conseguirlo ya por un importe mucho menos elevado. La gama media tiene un nuevo rival a batir.

Lo mejor

  • Sonido sobresaliente
  • Diseño de buena calidad
  • Lector de huellas

Lo peor

  • Cámara de fotos
  • Batería algo escasa

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

7/10

Batería

7/10

Conectividad

9/10

Sonido

7/10

Nota técnica

78

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Sobre el autor

Víctor Pérez

Editor de Tecnología en Business Insider

Acostumbrado a 'cacharrear' desde que tengo uso de razón. Apasionado por el mundo del I+D y por las últimas tendencias de Internet.

Te recomendamos