Skip to main content

ZTE Axon M, análisis y opinión: buen concepto, pero para usuarios de nicho

ZTE Axon M

Jesús Maturana

13/02/2018 - 21:00

ZTE presentó el pasado año en Nueva York su innovador smartphone de doble pantalla abatible Axon M y es ahora cuando llega a España. Estamos ante un diseño único, que nos recuerda a móviles como el Xperia Tablet P o el Kyocera Echo, ambos del año 2011. ¿Merece la pena este nuevo Axon M?

Axon M y la apuesta por una doble pantalla, otra vez

ZTE presentó el pasado año en Nueva York su innovador smartphone de doble pantalla abatible Axon M y es ahora cuando llega a España. Estamos ante un diseño único, que nos recuerda a móviles como el Xperia Tablet P o el Kyocera Echo, ambos del año 2011. ¿Merece la pena este nuevo Axon M?.

Está claro que no es el primer smartphone Android que ve la luz con dos pantallas pero sí que es de los pocos que hoy día se desvincula de la línea de diseño actual "todopantalla" o dispositivos sin marcos en aras de poder ofrecer un dispositivo que puedas llevar en el bolsillo y que, cuando necesites más pantalla, pueda dártela.

Demo bisagra 90º ZTE Axon M

Así nace el nuevo ZTE Axon M, un smartphone que visto en 2018 puede parecer un diseño tosco y grande, con un peso de 230 gramos que seguramente eche para atrás a más de uno. Sin embargo, cuando la pantalla trasera rota gracias a la bisagra instalada la cara de la gente y su impresión cambia radicalmente. Pero ello no quiere decir que estemos ante un móvil grande, con cuerpo metálico y aristas bien marcadas salvo en las esquinas.

Este móvil monta una pantalla de 5,2 pulgadas FullHD en la parte frontal, con acabado en cristal 2,5D Gorilla Glass 5 y otra pantalla idéntica en la parte trasera. Tiene una parte gruesa donde se alberga la batería y resto de componentes y una parte más delgada que es la que podemos abatir y que contiene la pantalla trasera.

Una vez "desdoblas" el terminal, llega la magia, tenemos una superficie conjunta de pantalla equivalente a una diagonal 6,75 pulgadas. Es algo que incluso gigantes como el Mi Max 2 de Xiaomi con 6,44 pulgadas no pueden darte y mucho menos volver a un tamaño más razonable para llevarlo en el bolsillo.

ZTE Axon M - escritorio una pantalla vs 2 pantallas

El concepto en sí es curioso o interesante y en el apartado del software analizamos a fondo sus posibilidades, pero te damos una pequeña pincelada. Podrás usar el móvil como un smartphone tradicional de una pantalla (plegado). Con doble pantalla tendremos la opción de duplicar la pantalla principal, expandir el escritorio Android o utilizar cada pantalla por separado con aplicaciones distintas.

ZTE Axon M - modo dual

Este trabajo de optimización y adaptación a multipantalla es un trabajo de desarrollo que ha llevado a cabo ZTE y viendo las especificaciones del terminal está claro que les ha llevado tiempo si queremos considerarle como gama alta, ya que hace gala de un chip top Qualcomm de hace dos generaciones.

Conector y parte inferior del móvil - Grosor

Ello conlleva un consumo más elevado que los chips más modernos como el Snapdragon 835 o bien el inminente Snapdragon 845 y, claro, en un dispositivo con dos pantallas el consumo es uno de los puntos críticos.

Análisis YotaPhone 2, otro móvil con doble pantalla

La bisagra para plegar la pantalla trasera ocuba todo el lateral derecho del terminal y en el lateral izquierdo tenemos un botón al que podemos asignar distintas acciones con pulsación prolongada o doble pulsación.

Lateral botones Axon M

Encima de él tenemos el botón de encendido que dobla función como lector de huellas y para finalizar encontramos el botón doble de volumen y la bandeja para microSD y nanoSIM.

Dos pantallas FullHD, cuando dos no es mejor que una

Hablemos de las pantallas. Ya que este móvil integra dos, pero no como vimos últimamente en smartphones como el LG V10 con su pequeña pantalla adicional en el frontal sino que hace uso de dos pantallas iguales de 5,2 pulgadas con resolución FullHD.

ZTE Axon M abierto - modo extendido

En especificaciones cada pantalla hace gala de un panel IPS con buenos ángulos de visión y un brillo máximo que pasa los 420 nits, por lo que es usable incluso a plena luz del sol.

Si hablamos de la calibración de color nos ha sorprendido el grado de precisión, ya que tiene un perfil muy plano, alejándose de modos hipersaturados y ofrece un resultado muy real.

escritorio extendido Axon M

Sobre estas pantallas cae un cristal 2,5D Gorilla Glass 5 que se encastra perfectamente en el cuerpo metálico, bien sea el cuerpo principal o el añadido abatible. La sensación en mano, una vez plegado es de un único bloque.

Ahora bien, veamos en detalle cómo es el funcionamiento conjunto de ambas pantallas. En los ajustes podemos ajustar la temperatura de color de cada una por separado, en nuestra unidad, ambas estaban bien calibradas y no mostraban tendencia fría o caliente ni tampoco difería entre ambas.

ZTE Axon M abierto, vista inferior (conectores)

Abatimos la parte trasera sobre la bisagra hasta que suena un clic y quedan ambas pantallas sobre el mismo plano, hasta aquí todo correcto, pero, ¿y esta parte central? Sí, pese a los esfuerzos de ZTE por minimizar el marco lateral, tenemos un marco de cerca de 2 milímetros por pantalla, por lo que casi llegamos a 4 milímetros de separación entre ambas por ese marco negro conjunto.

¿Es molesto? Pues la cuestión va en gustos y según el tipo de uso que le demos. Si estamos navegando o jugando a algún juego casual tipo Candy Crush o similar tampoco es excesivamente molesto pero si hablamos de ver contenido multimedia, esa línea divide completamente la acción.

Detalle del marco entre pantallas

Además, la continuidad entre las pantallas es pixel a pixel, es decir, pese a tener casi 4mm de separación, la imagen continúa directamente en la parte superior sin tener en cuenta ese espacio. Eso está por una parte bien, ya que no perdemos contenido, pero por otra parte estás viendo contenido que muestra cierta deformación.

Esta solución de dos pantallas de 5,2 pulgadas FullHD ofrece, trabajando conjuntamente, una diagonal de 6,75 pulgadas y resolución de 1.920 x 2.160px. Sin embargo, está claro que el hándicap del hueco entre ambas es difícil de salvar frente a una pantalla que puede ser algo más pequeña como la del Mi Max 2.

Modos multipantalla, ¿cómo funcionan?

ZTE ha desarrollado una funcionalidad en forma de tecla en la barra de accesos directos Android. Esa tecla tiene un icono en forma de M y si la pulsamos podemos elegir entre los distintos modos de funcionamiento multipantalla: pantalla única, modo dual, modo extendido y modo espejo.

Cambio entre modos de pantalla

El modo de pantalla única se activa automáticamente con el terminal plegado. De esta forma podemos utilizar el Axon M como un smartphone normal con pantalla de 5,2 pulgadas FullHD, aunque algo más grueso y pesado, claro.

Al abrir el terminal comienza el modo multipantalla y arrancará en el último modo que hayas utilizado. Para cambiar entre modos multipantalla pulsamos la tecla M y elegimos el que queramos.

Modo escritorio extendido

El primero de ellos (-A-) es el modo Extendido con el que la pantalla Android se expande hasta cubrir las dos pantallas. El cambio tarda alrededor de un segundo. Con este modo tenemos una mayor superficie para mostrar información, podremos navegar con una experiencia cercana a un tablet o equipo sobremesa.

Mario Run, extendido

Esta solución es buena para navegar o utilizar aplicaciones de mensajería instantánea o Facebook, pero se nos viene abajo a la hora de ver contenido multimedia popr el gran marco que une ambas pantallas.

Otro de los modos es el modo Dual (A/B) con el que podremos tener dos aplicaciones abiertas, una en cada pantalla de manera independiente. Viene ser una versión ampliada del modo multiventana de Android pero, eso sí, cada aplicación en una pantalla de 5,2 pulgadas y no en una pequeña porción de ella. Sin duda un modo a tener en cuenta para los que hacen multitarea intensiva.

Modo dual - Axon M (Youtube y Chrome)

Aquí tenemos que comentar que si corremos dos aplicaciones que reproduzcan audio, solo podremos escuchar una de ellas. Será la que tenga la barra de accesos directos Android activa. Para mover tanto la barra como aplicaciones de una pantalla a otra, tan solo tenemos que arrastrarlas con tres dedos en la dirección de la otra pantalla.

El modo espejo (A/A) duplica la pantalla de tu móvil Android en ambas pantallas. Eso hace posible que puedas situar el móvil con ambas pantallas en un ángulo de 45 grados sobre una mesa y compartir de manera eficiente un vídeo, una foto, un tweet, etc. Esto evita el momento de apiñarse para ver un vídeo ya que cubrimos los dos lados con el mismo vídeo.

Modo espejo

ZTE Axon M también puede ser usado en ese modo espejo para jugar a una partida por turnos, ajedrez o damas por ejemplo, sin necesidad de tener que andar pasando el móvil.

En resumen, tenemos cuatro modos disponibles. Y ahora, la primera pregunta del millón: ¿usas en el día a día las opciones doble pantalla? hay una variedad de posibles usos casi ilimitados, cada usuario tendrá que encontrar el suyo. En mi caso, me ha parecido muy útil el poder estar viendo un vídeo en YouTube a toda pantalla y twitteando o mandando WhatsApps con la otra.

También es cierto que navegar con la resolución extendida es una gozada. En juegos o viendo contenido multimedia a toda pantalla la experiencia no ha sido tan buena por mi parte con la resolución extendida.

Modo dual Axon M - Navegador y aplicaciones

Nuestra experiencia durante estos días de prueba del terminal es que en la mayoría de situaciones hacemos uso del móvil como un móvil tradicional y es en ocasiones determinadas o momentos puntuales cuando desdoblamos el terminal y sacamos partido a la doble pantalla. Ejemplo: para consultar un whatsapp o una notificación que acaba de entrar, para hacer una consulta rápida en Google nos quedamos en modo de pantalla única. Sin embargo, si quieres pasar un rato navegando, la experiencia multipantalla sí es diferencial.

Rendimiento y software, buen compromiso

Parte trasera extendida Axon M

Abríamos este análisis comentando que este smartphone tenía un chip de gama top de hace dos generaciones, aunque, siendo sinceros el Snapdragon 845 aún no ha llegado al mercado y seguramente no sea hasta MWC 2018 cuando lo haga.

Este smartphone monta un Snapdragon 821, modelo MSM8996 Pro AB. Es un chip quad-core fabricado en 14nm, la CPU tiene dos clusters de 2 núcleos a 1,5 GHz y otros dos Kryo que llegan hasta esos 2,15 GHz. El terreno de la aceleración 2D y 2D está cubierto por la GPU Adreno 530 que rinde cerca de 500 GFLOPs.

ZTE Axon M - Traffic rider modo extendido

En términos generales, este chip sigue ofreciendo buen rendimiento y lo único que podemos echar en falta en el día a día es una mayor eficiencia energética que la de las nuevas generaciones y mayor rendimiento en apps optimizadas para uso multinúcleo. 

Teniendo en cuenta que este Axon M invita a hacer uso de multitarea, los 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento que monta son correctos. Durante nuestro uso diario hemos notado cómo el software mantiene en segundo plano aplicaciones e incluso algún juego pesado pudiendo retomarlo más tarde.

ZTE ha personalizado Android 7.1.2 con su tecla M de cambio de modo multipantalla y poco más. Estamos ante una versión muy limpia de software y es algo de agradecer. No es Android Oreo, ni una versión pura con servicios de Google pero llega con lo básico, bien por ZTE que se aleja de las cargadas capas que vimos en anteriores Axon. 

Interfaz software Axon M

La compañía ha prometido actualización a Oreo, aunque aquí queremos dejar claro que toda la optimización de multipantalla ha sido desarrollada por ZTE y optimizarla para que corra sobre Oreo o futuras versiones será una gran carga de trabajo, por lo que quizá tarde más de lo que nos gustaría. 

Como añadidos tenemos soporte de Dolby Atmos y el móvil hace uso de dos altavoces para emitir sonido, el de conversación y el altavoz externo propiamente dicho que se encuentra en la parte inferior del terminal, al lado del conector USB-C.

¿Qué es Dolby Atmos?

Cámara, una para todo

En una actualidad frenética en la que vemos dobles cámaras en la mayoría de móviles, por la parte trasera y la parte frontal, e incluso parece que algún fabricante presentará en MWC un móvil con triple cámara trasera nos encontramos con Axon M, un móvil que monta una única cámara.

Detalle Cámara Axon M

Esta cámara, gracias a las dos pantallas que monta el terminal, se puede usar como cámara frontal o trasera por lo que realmente es una apuesta inteligente por parte de ZTE que deja hueco en el interior del móvil para otros componentes.

La cámara en sí, 20 Mpx con lente de apertura f/1.8 y flash LED doble tono. Tiene enfoque por detección de fase, PDAF, y también estabilización electrónica EIS aparte de grabación de vídeo 4K. En cuanto a especificaciones todo parece bueno y más cuando vemos la interfaz y nos encontramos con que tenemos modo manual, HDR y HDR automático y una serie de modos preestablecidos de foto muy pintones.

Modos de disparo

Durante el día nos hemos encontrado con una cámara que funciona bien, muestra una buena cantidad de detalles y el modo HDR consigue aumentar ligeramente ese rango dinámico resaltando más la diferencia entre luces y sombras. Sin embargo, esta cámara nos ha defraudado cuando la luz ha comenzado a escasear.

Tenemos en cuenta que ese punto es el más crítico para estos pequeños sensores, pero el conjunto de cámara del ZTE Axon M se ha comportado mucho peor que otros smartphones en su gama de precio, alrededor de 620 euros.

Controles manuales en cámara

Nos ha costado poder realizar una fotografía sin trepidación durante la noche, el tiempo de exposición es demasiado alto en el modo automático y si lo paliamos fijándolo en el modo manual nos encontramos con capturas mucho más oscuras que las que consigue la competencia (Galería en tamaño original).

No es mala cámara pero está un paso por detrás de la calidad que consiguen smartphones top de 2017.

Autonomía: batería para el día y carga rápida

Este sea seguramente uno de los puntos que más nos hicieron dudar cuando la compañía presentó el móvil el pasado año. El ZTE Axon M monta una batería de 3.180 mAh no extraíble y uno de los elementos que más energía gastan del smartphone es la pantalla. Montar dos pantallas de esas dimensiones no parece ser un buen augurio en términos de autonomía.

Sin embargo es cierto que no vamos a estar usando la doble pantalla en todo momento y esa cantidad de batería nos hace alcanzar el final del día incluso haciendo un uso intensivo del terminal de manera tradicional.

ZTE Axon M

Según cuánto usemos el modo multipantalla, veremos recortada la autonomía en mayor o menor medida. Para haceros una idea, en PCMark corriendo en modo extendido a doble pantalla con un nivel de brillo elevado (cerca del máximo) hemos conseguido 3 horas 38 minutos, y resta un 15% de autonomía.

Como nota positiva, Axon M hace gala de carga rápida Quickcharge 3.0 (trae cargador compatible) y nos ha sorprendido la velocidad porque necesitas solo una hora y media para cargar el terminal de 0% a 100%, más rápido que otros terminales con baterías similares.

La autonomía no es el punto más fuerte del terminal, pero tampoco es tan malo como podríamos intuir de ante la existencia de esas dos pantallas. Se puede llegar al final del día con un uso normal del terminal y periodos eventuales con doble pantalla.

Conclusiones: móvil que unos pocos apreciarán y muchos odiarán

Este es uno de esos móviles que se salen de la media, hacen uso de un diseño completamente distinto al que se ve hoy día y ofrece algo nuevo al gran público: una pantalla muy grande en un dispositivo que puedes llevar en el bolsillo cómodamente, a diferencia de otros phablets.

ZTE ha sido valiente y lo ha conseguido, aunque eso sí, llegando a ciertos compromisos en el diseño: 230 gramos y un grosor que es prácticamente el doble que otros terminales como el LG V30, Note 8 y iPhone X, entre otros.

Durante estos días de prueba hemos notado que la bisagra es uno de los elementos más cuidados. Ofrece un feedback táctil y sonoro al abrirlo y cerrarlo: un click como el que oíamos en los móviles plegables de antaño. El diseño de bisagra es muy robusto, una vez abierto tenemos que vencer cierta resistencia para volver a plegarlo y es todo un acierto. Sin embargo, este mismo diseño plegable es un arma de doble filo.

Axon M - modo una pantalla

Cuando sacas el móvil del bolsillo es habitual desbloquear el teléfono bien con el botón, lector de huellas, y no saber porqué la pantalla no se enciende hasta que caes en que lo has cogido al revés y estás mirando la pantalla trasera. Lo mismo sucede cuando abres la cámara y te invita a dar la vuelta al smartphone para hacer una fotografía. El flujo de uso habitual del móvil se ve empañado con estas pequeñas cosas.

A esto hay que sumar que si bien hay usos como la navegación web, o la lectura de ebooks son grandes beneficiados de esa gran pantalla extendida, hay multitud de usos multipantalla en los que el usuario tiene que caer que es beneficioso para él. Una vez te das cuenta de ello, puedes sacar partido pero, repetimos, no es una experiencia de aprendizaje sencilla o a la que te acostumbres en poco tiempo.

Dicho esto, el terminal se pone a la venta con Vodafone en España a un precio final según tarifa que pasa los 810 euros financiado en 24 meses de permanencia (18 en tarifa):

También podrá adquirirse más adelante en el mercado libre a un precio de 850 euros.

Visto el precio... tener que atarte a una operadora por ese tiempo y tener un smartphone que no es lo más top del mercado en rendimiento o cámara hace complicado recomendar al gran público el nuevo móvil de ZTE. Sin embargo, si esos apartados no son lo más importante para ti y sí que piensas que podrías sacar partido a los distintos modos multipantalla del Axon M, adelante, no te defraudará.

Lo mejor

  • Sistema de doble pantalla
  • Software muy limpio
  • Carga muy rápida
  • Soporte Dolby Atmos

Lo peor

  • Marco entre pantallas
  • Procesador antiguo para el precio
  • Diseño confunde durante el uso
  • Incómodo abrir/cerrar a diario

Nuestra valoración

Diseño

6/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

6/10

Batería

7/10

Conectividad

7/10

Sonido

9/10

Nota técnica

71

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Sobre el autor

Jesús Maturana

Responsable Hardware - ComputerHoy.com

¿La tecnología para vivir o vivir para la tecnología?

Te recomendamos