ZTE Axon Mini, análisis y opinión

Análisis y opinión del ZTE Axon Mini

Lo mejor

  • La pantalla
  • La calidad del audio
  • La solidez del terminal
  • La capa de personalización

Lo peor

  • Ciertos detalles del diseño
  • La batería
  • 21 GB de espacio real
ZTE Axon Mini

Axon mini ZTE

Nota de análisis

77
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.1.1
    Tamaño 5.2 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 13.0/8.0 mpx
    Capacidad 2800 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Diseño

Las primera impresión con el ZTE Axon Mini es muy buena. En cuanto al packaging, este terminal se presenta en una caja negra, poco más ancha que el teléfono, con una textura y unos grabados en dorado que, ya de entrada, transmiten la sensación de ser un producto premium.

En el interior todo está bien presentado. Esto es lo que nos encontramos: teléfono protegido con un film desechable, cargador europeo, auriculares, cable micro USB y la documentación correspondiente. En este aspecto, ZTE ha cuidado los detalles.

Caja del AXON Mini de ZTE

El Axon Mini es un dispositivo unibody de 143 mm de alto, 72 de ancho y solo 7.9 mm de grosor. A primera vista no parece muy "mini", pero el tamaño resulta agradable y el tacto en la mano es sólido. No hay problemas en cuanto al tamaño o al peso (132gr), las dimensiones en este terminal están dentro de lo razonable.

El cuerpo del teléfono está construído en metal. Pero no es un metal vulgar y corriente, se trata de una aleación de titanio y aluminio que, al parecer, también se emplea en la construcción de ciertos aviones. Desconocemos si este material de primera calidad aporta realmente algún valor añadido, pero que ZTE se haya empeñado en publicar este dato indica una clara intención de conquistar la gama alta

En conjunto, este móvil no es ni el más fino ni el más ligero, pero es muy robusto. Seguramente parte del público de esta compañía tiene experiencia con móviles chinos. En ocasiones, estos dispositivos asiáticos enseguida crujen ante un poco de presión y dan la sensación de ser como un juguete. El Axon Mini está muy lejos de esto, parece un pedazo de metal compacto y frío. Una gozada teniendo en cuenta su precio: 389 euros!

Perfiles y botones del ZTE AXON Mini

¿Qué nos encontramos? En el lateral izquierdo se ubican los botones para subir y bajar el volumen; en la parte superior está el puerto mini jack para los auriculares, una buena posición para que nada nos estorbe mientras manipulamos el teléfono; en el lateral derecho está el botón de bloqueo y también la bandeja extraible para las dos tarjetas sim (una micro y una nano), que nos permitirá tener dos líneas de forma simultánea; en la parte inferior solo está el puerto micro USB, un conector bastante bien ensamblado y resistente.

En el frontal, el diseño está marcado por las rejillas de metal que esconden, en el marco superior, el auricular para las llamadas y, en el marco inferior, los micrófonos y altavoces. Es una inteligente manera de camuflar estos componentes y darle una utilidad al diseño, pero desconocemos como reaccionará esta rejilla de metal después de algún tiempo de uso. ¿Acumulará algún tipo de suciedad? ¿Es una buena idea poner tanto recoveco?

Detalles del ZTE AXON Mini

En la parte posterior, la carcasa de metal dorado cobra especial protagonismo. La mayoría de la superficie está cubierta por una pieza de aluminio liso donde solo destaca la cámara, el flash y el detector de huellas dactilares.

Según nuestra experiencia en esta review de Axon Mini de ZTE, el detector de huellas es bastante preciso. Tal vez no llegue al 100% de exactitud, pero no hemos tenido problemas reseñables desbloquear el teléfono con la huella con total comodidad, en ocasiones hay que insistir un par de veces, pero la fiabilidad de este componente está a la altura de otros terminales de alta gama. La ubicación también es buena, es fácilmente accesible con el dedo índice y no hace falta ningún esfuerzo para que reconozca nuestra huella. 

Por otra parte, en el margen superior e inferior hay dos motivos grabados en el metal que no terminan de convencernos, aunque sobre gustos no hay nada escrito. ZTE ha elegido una imitación de cuero para estas dos franjas que si somos sinceros no aportan nada, incluso se puede apreciar un falso bordado que pretende simular ser un tejido y, en nuestra opinión, resta un poco de elegancia al conjunto del diseño. 

ZTE Axon Mini, una pantalla que convence

¿Por dónde empezar? Teniendo el Axon Mini entre las manos apetece empezar por la pantalla. Sin duda, es el componente estrella de este ZTE. Tiene un tamaño de 5,2 pulgadas con un panel AMOLED. Esta tecnología se caracteriza por su excelente rendimiento a la hora de representar los colores, la saturación aporta una riqueza cromática que se nota en cualquier actividad que realicemos con este teléfono. 

Pantalla AMOLES ZTE AXON Mini

En los márgenes de la pantalla se puede ver una ligera curva, esto se debe a la tecnología 2.5D display que, realmente, solo aporta una mejora ergonómica y estética respecto a las pantallas convencionales. Por el resto, tiene una resolución Full HD (1920x1080) con una densidad de 423 píxeles por pulgada. En conjunto, el panel AMOLED, con esta calidad y este brillo, ofrecen una experiencia al usuario muy parecida a la que se puede obtener con otros terminales de alta gama, como por ejemplo el Samsung Galaxy S6.

Las novedades con la pantalla no se acaban aquí. También incorpora su propia versión de la tecnología Force Touch, popularmente conocida por ser una apuesta de Apple para su iPhone. Este sistena reconoce la presión que el usuario ejerce sobre el panel y permite generar funciones mejoradas y facilitar la experiencia.

Hemos probado esta característica con la aplicación de piano que viene instalada por defecto en el terminal. Al pulsar las teclas virtuales se comprende al instante cuál es el funcionamiento del Force Touch. Cuanto más suave tocamos la pantalla más ligero suena el piano y, por el contrario, ejerciendo más fuerza el sonido es más brusco. La experiencia de uso durante el análisis del ZTE Axon Mini es muy satisfactoria y no desmerece frente a la propuesta de Apple que, eso sí, cuenta actualmente con un mayor número de funcionalidades asociadas. 

De momento esta innovadora tecnología brinda a los usuarios la posibilidad de acceder a opciones básicas aplicando una mayor presión sobre la app e incluso añadir un patrón de seguridad mejorado con una contraseña 3D para variar la complejidad. 

Android y capa de personalización

El ZTE Axon Mini cuenta con el sistema operativo Android 5.1.1 Lollipop e incorpora la versión 3.2 del launcher de ZTE Mifavor. El aspecto de esta capa de personalización es muy limpio: diseños muy marcados por el diseño vectorial y el flat desing, iconos de bordes redondeados y otros elementos por el estilo. Nada nuevo pero tampoco nada estridente, lo cual se agradece teniendo en cuenta que es un terminal chino. 

También cabe decir que apenas incluye un par de aplicaciones residuales sin traducir. Por otra parte, la experiencia de uso es muy agradable y han respetado los puntos básicos de Android. En la barra de estado podemos encontrar la mayoría de comandos que usaremos habitualmente (brillo, WiFi, Bluetooth...) y a la hora de cerrar las aplicaciones podremos detener todos los procesos en activo con sólo pulsar un botón. 

Capturas de la capa de personalización

Mifavor también incorpora un submenú que nos permite modificar la apariencia de algunos temas superficiales del teléfono: los colores y los fondos, el estilo de los iconos y el tipo de efecto al pasar de una pantalla a otra. 

En cuanto al menú principal, está dividido en dos pestañas en las que se recogen los distintos submenús que incluyen todas las opciones de configuración del teléfono. En la pestaña de la izquierda encontramos la pestaña "común", esto es, en una misma interfaz encontramos los comandos de uso más habitual en Android (WiFi, Bluetooth, pantalla, sonido y vibración...). 

Capa de personalización MiFavor de ZTE

En la pestaña "Todos" se organiza el conjunto de opciones del dispositivo en diferentes submenús: conexiones inalámbricas y redes; operación, donde se pueden seleccionar distintas maneras de interactuar con el móvil; dispositivo, donde se puede cambiar las opciones de pantalla, almacenamiento, aplicaciones...

Hardware y rendimiento

¿Qué esconde el Axon Mini de ZTE en su interior? Este terminal incorpora un procesador de ocho núcleos de la familia Qualcomm, concretamente el Snapdragon 615 de 64 bits con una GPU Adreno 405. Se trata de un procesador recortado que funciona con una frecuencia de reloj de 1.5 GHz. Normalmente las versiones mini de los terminales suelen funcionar con componentes de hardware un poco inferiores a sus homólogos de tamaño normal.

A pesar de que la etiqueta "mini" no se corresponde con el tamaño de este ZTE y que bien podría incorporar el Snapdragon 620, teniendo en cuenta que se venderá por menos de 400 euros, tiene un hardware muy interesante.

Como hemos podido comprobar de primera mano en esta review del ZTE Axon Mini, el procesador en comunión con los 3 GB de memoria RAM DDR3 funciona muy bien. Nada de tirones, ni saltos, ni bugs, ni de ninguna irregularidad, por pequeña que sea, que influya en nuestra experiencia como usuarios. La fluidez está garantizada. 

Este terminal se vende con una capacidad de almacenamiento de 32 GB, de los cuales 8 GB no estarán disponibles. Total, entre Android, la capa de personalización y las aplicaciones que vienen por defecto y que no podemos eliminar, quedan 21 GB de espacio libre en el smartphone. No está mal, pero podrían haber aligerado un poco más el software para no "robar" tanto espacio de almacenamiento. No obstante, se puede ampliar con una tarjeta microSD de hasta 128 GB.

Benchmark del ZTE Axon Mini B2016

¿Es un móvil potente? Hemos realizado todo tipo de pruebas al ZTE Axon Mini con algunos de los juegos más exigentes a nivel gráfico del mercado, principalmente shooters, y las sensaciones son buenas. Pudimos notar algún que otro trompicón, pero nada grave. El terminal responde muy bien, desprende calor al cabo de cierto tiempo pero, al fin y al cabo, también otros móviles mucho más caros. Sin duda el rendimiento es muy bueno y la pantalla AMOLED se beneficia de esta fluidez porque la experiencia en conjunto es muy agradable.

Las puntuaciones de los benchmark (36.250 en AnTuTu) no han destacado ningún aspecto de su rendimiento. Los fríos datos de los tests no admiten comparación con los móviles más populares del mercado, pero la mayoría de usuarios no llegarán a descubrir los límites de este ZTE. Tanto el procesador como la RAM resuelven muy bien la multitarea

Este terminal destaca por integrar tres sistemas de seguridad: a través del reconocimiento de voz, mediante la huella dactilar y también con un escáner de iris. Este escáner no es tan futurista como parece, en realidad no está muy lejos del reconocimiento facial típico de Android. Hay que acercarse a la cámara frontal, abrir los ojos y esperar a que el teléfono reconozca nuestros ojos. Es un buen intento por parte de ZTE, pero este escáner de iris del ZTE Axon Mini no es muy práctico para un uso cotidiano.

Finalmente, destacar el hardware de sonido. Este dispositivo incorpora varios micrófonos duales con el chipset AKM4961 Hi-Fi, una tecnología que permite la reproducción de sonido con una calidad de 32 bit en alta fidelidad. Más allá de los detalles técnicos, suena muy bien, tiene bastante potencia de bajos y una calidad notable. Sin duda, el sonido ayuda a afianzar la sensación de lujo en el usuario. 

Cámara

Incorpora una cámara trasera de 13 megapíxeles con un sensor Exmor de Sony y una cámara frontal de 8 megapíxeles. En principio, ZTE no ha puesto el mismo empeño en el apartado de la cámara como sí lo ha puesto en la pantalla, por ejemplo. Sin embargo cumple con su cometido e incluso tiene sus puntos fuertes, no podemos perder la perspectiva y olvidar que se trata de un móvil con una relación calidad precio excelente.

La cámara del ZTE Axon Mini funciona bien. En condiciones de buena iluminación no se perciben problemas de calidad, efecto gelatina, aberraciones... su desempeño es muy bueno y el autoenfoque es rápido. Con abundante luz ambiental incluso se puede sacar partido al modo ráfaga, pero la óptica podría haber sido más luminosa: sólo F2.2. 

Como punto positivo también mencionar que el equilibrio entre los colores, el brillo y el contraste es, desde nuestro punto de vista, bastante agradable para tratarse de un móvil. Las imágenes tienen fuerza, no palidecen ni pierden intensidad. Así que, dentro de lo normal, tiene puntos positivos interesantes. 

Test cámara ZTE AXON Mini

Cuando la luz ambiental es más escasa salen a relucir alguna que otra debilidad. Si la ISO es alta se percibe ruido y el sistema de enfoque no es infalible. Esto también describe el comportamiento de la cámara del Axon mini en interiores, incluso cuando en el exterior hay un día soleado.

Sin embargo, aunque no es el componente estrella de este terminal, en general tiene más virtudes que defectos. A la hora de hacer una fotografía macro, descubrimos que captura realmente bien las texturas y los pequeños detalles. Además, el juego de la distancia focal y los colores saturados dan como resultado una imagen muy interesante.

Macro de la cámara del Axon Mini

Por otro lado, el software de la cámara que incorpora ZTE en este smartphone no es ninguna maravilla. Incluye ocho comandos sencillos que se pueden seleccionar desde un menú desplegable que se ubica en el lateral izquierdo de la interfaz. De esta manera, hacer capturas HDR, panorámicas, aplicar filtros o configurar el disparador es fácil y rápido.

Camara test Axon Mini

El filtro beauty es especialmente útil para los selfies que se hacen con la cámara frontal. Se entiende que han puesto empeño en aportar algo de valor añadido que satisfaga al público actual. No obstante, lo que hace este filtro es aplicar un desenfoque que te deja la cara libre de imperfecciones, pero al alto precio de convertir tus imágenes en algo parecido a un retrato al óleo.

Fotograma vídeo test ZTE Axon Mini

Esta imagen es un fotograma de un vídeo grabado con el ZTE Axon Mini con resolución FullHD (1920 x 1080px) a 30fps. A pesar de que la cámara estaba en movimiento, el estabilizador hace un gran trabajo a la luz del día. Todos los elementos de la fotografía están bien enfocados y también se pueden apreciar los detalles. El rango dinámico, por otro lado, es un poco pobre y se pierden algunas texturas en las zonas más ocuras de la imagen y en otras partes que se queman con a luz. 

Galería de fotosTest de cámara del ZTE Axon Miniver las 7 fotos
Batería y conectividad

En el Axon Mini de ZTE nos encontramos con una batería de 2.800 mAh. Teniendo en cuenta el hardware de este dispositivo, especialmente su pantalla AMOLED y los 3GB de RAM, parece difícil que soporte uno o dos días de uso intenso. Nuestra experiencia con el teléfono no confirmó nada anormal respecto a otros smartphones: los usuarios de aplicaciones multimedia exigentes deberán enchufar el Axon todos los días.

Este móvil incorpora un gestor de energía que nos permite administrar las aplicaciones en segundo plano, activar el modo espera prolongada, programar el ahorro de energía… pero todas estas opciones son poco accesibles. En general no hay mucho que hacer más allá de cerrar las apps que dejaste abiertas y bajar el brillo a la pantalla.

Batería axon mini

Implementar modos de ahorro de energía hubiese sido un acierto. Sin embargo, esto no impedirá a los usuarios disfrutar de todas las virtudes de este teléfono, aunque puede ser un inconveniente para los que estén acostumbrados a sacarle mucho partido a los vídeos y a navegar por Internet. El análisis de ZTE Axon Mini corrobora que con un uso moderado no hay problema en llegar a un día de autonomía e incluso dos.

En cuanto a la conectividad cuenta con los principales estándares de Android: GSM, GPRS, 4G LTE y HSPA. Esto garantiza la operatividad del terminal en cualquier circunstancia alcanzando velocidades de descarga razonables. También integra aGPS, bluetooth 4.1, WiFi y micro USB.

Conclusiones

El ZTE Axon Mini tiene puntos fuertes que le dan bastante valor. El principal es la pantalla, un panel AMOLED de 5.2 pulgadas y resolución Full HD. Un componente que le aporta cierto atractivo magnético. En definitiva da gusto interactuar con este terminal.

En cuanto al diseño, que es el otro aspecto que "entra por los ojos" además de la pantalla, está cerca de estar bien. Lamentablemente los detalles imitando a cuero de la parte trasera del terminal son una apuesta arriesgada y, desde nuestro punto de vista, hubiese sido mejor ahorrárselo.

Otro aspecto positivo es que los acabados finales son de primera calidad. El puerto microUSB es muy sólido, los botones muy robustos... El lector de huellas funciona bien en la media del resto de teléfonos que incluyen este sistema. La cámara, a su vez, no es espectacular pero resuelve bien la mayoría de retos, suficiente para casi cualquier tipo de usuario excepto los más exigentes.

Fotografía ZTE Axon Mini

El resto del hardware del Axon Mini de ZTE es algo menos interesante. No es tecnología puntera pero se trata de un terminal muy competitivo. Con el procesador Snapdragon 615 y 3 GB de RAM están garantizados un par de años de rendimiento y de operatividad. La batería va en línea con la mayoría de los componentes de este móvil: no sorprende. No ha habido sustos ni drenajes inexplicables.

El software es agradable, no hay apenas aplicaciones extrañas y el aspecto es muy limpio. Han acertado con la capa de personalización MiFavor y han demostrado que, pese a ser un móvil chino, entienden la elegancia de las líneas sencillas y las interfaces sin mucho alboroto. A pesar de esto, ocupa casi 11 GB de los 32 GB de espacio del terminal

El Axon Mini sale a la venta en España el 16 de febrero y estará disponible la versión libre del terminal en El Corte Inglés por 389 euros. Teniendo en cuenta todas las características de este teléfono, y tras un análisis del ZTE Axon Mini muy exhaustivo, hemos de concluir que la relación calidad/precio es realmente alta, encontrándonos con un smartphone muy a tener en cuenta si se busca un terminal de buenas prestaciones y calidades, sin tener que realizar una fuerte inversión. 

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware77/10
  • Software77/10
  • Cámara77/10
  • Batería77/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio88/10