Logo Computerhoy.com

Un instituto de Massachusetts lleva año y medio con las luces inteligentes encendidas las 24 horas, porque no pueden apagarlas

Energía
Un instituto de Massachusetts lleva año y medio con las luces inteligentes encendidas las 24 horas, porque no pueden apagarlas

Son tan inteligentes... que nadie es capaz de apagarlas sin cargarse toda la instalación.

Se ideó como un sistema para ahorrar energía, pero está costando miles de dólares al mes en facturas de la luz. El instituto público regional Minnechaug de Massachusetts lleva año y medio con las luces inteligentes encendidas las 24 horas del día, porque se han estropeado y... no se pueden apagar.

Detrás hay una historia rocambolesca que es difícil de entender. ¿El instituto no tiene un interruptor general que apague todas las luces, o no pueden hacerlo desde la compañía eléctrica? Pues sencillamente... no.

La pesadilla comenzó hace 10 años, cuando el mencionado centro de enseñanza instaló un novedoso sistema inteligente de iluminación, que supuestamente ahorraría energía.

Según cuenta NBC News, una compañía llamada 5th Light instaló un sofisticado software creado por ellos para gestionar la luz en función de la iluminación ambiental. Este software sube o baja la intensidad de las luces, según la luz natural que hay en el ambiente.

Luces tan inteligentes... que no se pueden apagar

Uno de los múltiples fallos de este sistema de iluminación es que es capaz de bajar la luz de una bombilla hasta que no ilumine, pero en realidad la bombilla no está apagada. El sistema no tiene un modo de apagado, siempre está encendido. Por la noche la intensidad de las bombillas cae a cero, pero no se apagan.

Todo fue bien hasta que en agosto de 2021, la luces dejaron de regularse. Las 7.000 bombillas y fluorescentes se quedaban encendidos a su máxima potencia las 24 horas del día. Esto no solo supone un problema de gasto: los profesores no podían bajar las luces para poner vídeos con proyector en las clases.

Como hemos dicho no existe un interruptor de apagado, y si se corta la luz físicamente, se apagan zonas completas del instituto, e incluso casas del barrio. Si se cortase por completo la luz, el software no se reiniciaría, y dejaría al colegio sin iluminación en pleno curso.

La solución radical es cortar todo y hacer una instalación de luz nueva, pero tiene un coste de 1,2 millones de dólares, y el colegio cerrado durante semanas.

Luces eternas en el instituto

Matt Nighswander, NBC News

Así que el instituto público regional Minnechaug optó por repararlo. Pero resulta que la empresa 5th Light había cambiado varias veces de dueño. Tardaron semanas en encontrar al responsable de la nueva empresa.

Allí nadie sabía cómo funcionaba el sistema de iluminación, así que invirtieron más semanas en encontrar a alguien que lo entendiese. Cuando finalmente se puso manos a la obra, descubrió que había que cambiar algunas partes de la instalación, para lo que se requerían varios pedidos a diferentes empresas chinas.

Pero estos pedidos coincidieron con el cierra de fábricas y los confinamientos masivos en China por el covid, lo que impidió fabricar los componentes que faltan. Al final, ha pasado año y medio... y aún no han recibido las piezas.

Iluminación LED

Mientras, la factura de la luz asciende a varios miles de dólares al mes, que pagan los ciudadanos, al ser un instituto público. Justo en el momento en el que hay restricciones al consumo y altos precios de la energía en Estados Unidos.

Las arriesgadas decisiones que a veces se toman cuando el dinero no es tuyo, la incompetencia, la pandemia, y la mala suerte, han hecho que un instituto de Massachusetts lleve años y medio con las luces inteligentes encendidas las 24 horas, porque no las pueden apagar. Y ahí sigue...

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además