Logo Computerhoy.com

La taquilla se desangra, y esta es la única solución que ven desde Sony para salvar el cine

Los fracasos en taquilla se suceden a un ritmo vertiginoso desde hace un par de años, y Hollywood no parece dar con la tecla para devolver a la gente a las salas de cine. Ahora, Sony tiene una propuesta sencilla para revertir la situación. 

La taquilla se desangra, y esta es la única solución que ven desde Sony para salvar el cine
Foto del redactor Enrique Luque de GregorioFoto del redactor Enrique Luque de Gregorio

Que el cine pasa por un momento crítico, al menos en su vertiente tradicional, parece fuera de toda duda. Son tantos los fracasos en taquilla que se van encadenando (incluyendo películas de superhéroes o grandes producciones como Furiosa), que lo extraño empieza a ser lo contrario: que una cinta cumpla las expectativas y sea más o menos rentable económicamente. 

¿Qué puede hacerse para revertir la solución, si es que acaso es eso posible? Esa es una pregunta que a buen seguro muchas productoras se están haciendo en estos momentos, a la hora de seleccionar qué proyectos deberían o no ver la luz en los próximos años. Sin embargo, hay una compañía que plantea una solución, y tiene poco que ver con el tipo de película que se haga. 

Los problemas de taquilla, el cine se hunde

Quizá sería buena idea que te hicieses la siguiente pregunta: ¿cuánto hace que no vas al cine? Si la respuesta es que mucho, debes saber que no eres un caso aislado. El principal problema que sufre el cine no parece estar en la competencia que suponen las plataformas de streaming como Netflix o Amazon Prime Video (y que también tienen lo suyo encima, por cierto). 

Mucha gente piensa que uno de los inconvenientes principales por los que la gente ya no va a las salas de cine es la falta de creatividad. Desde hace más o menos un par de décadas, Hollywood ha apostado descaradamente por un concepto de franquicia-secuelas por el que parecían planificarse los estrenos al menos de tres en tres (véase las películas de superhéroes, por ejemplo).

Sin embargo, mucha gente achaca la situación a otro fenómeno muy diferente: el ser humano es un animal de costumbres. En este sentido, la pandemia supuso un punto de inflexión. La gente tuvo que dejar de ir al cine como consecuencia de las restricciones sanitarias, y después, todo parece indicar que no ha recuperado el interés que tenía antes de que se tomaran estas medidas.

Ya sea por unas razones o por otras (o muy posiblemente, como suele suceder en estos casos, por la suma de todas), la situación invita poco a la esperanza. La industria del cine debe actuar, y debe hacerlo rápido. La gran pregunta es: ¿cómo? Sony es la que ha dado la primera respuesta y, sorprendiendo a todo el mundo, ha detectado cómo arreglarlo: mirando al bolsillo de los espectadores.

Sony quiere salvar al cine

El presidente de Sony Pictures, Tom Rothman, tiene claro que el problema del cine es un problema de dinero: las entradas son demasiado caras. “Mira los martes”, ha dicho el ejecutivo. “Los martes son los días que más entradas se venden de la semana en Estados Unidos. ¿Por qué? Porque cuestan la mitad. 

De hecho, ¿y si la solución más sencilla fuese la ideal para resolver los problemas de taquilla? Rothman, al menos, lo tiene más que claro, como recogen desde Film: “es simple economía de consumo: baja los precios y venderás más. Lo compensarás en volumen y concesiones”. 

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Sony, Cine