Logo Computerhoy.com

¿Podemos impedir que nuestros robots mueran en Marte?

Ha sido una de las muertes más trágicas de nuestro pasado reciente en el Espacio. Por suerte, solo tuvimos que decir adiós a un robot que estaba explorando por nosotros. Eso nos hace preguntarnos: ¿podríamos crear rovers que no terminasen jubilados por el polvo?

Misión de la NASA para ir a Marte

El módulo de aterrizaje InSight de la NASA en Marte murió lentamente a causa del polvo la semana pasada. Durante meses y meses, el robot, construido para estudiar la actividad tectónica en el Planeta Rojo, ha estado funcionando con cada vez menos energía.

A medida que su conjunto de energía solar de 4,2 metros cuadrados desaparecía gradualmente bajo una gruesa capa de polvo. El miércoles 21 de diciembre, la NASA anunció que hacía días que no tenía noticias del módulo de aterrizaje, dando oficialmente por muerta la misión. 

InSight, que aterrizó en la cuenca de Elysium Planitia, al sur del ecuador de Marte en noviembre de 2018, superó en dos años la duración prevista de su misión. Aun así, muchos se preguntaron si se podría haber hecho algo para salvar al robot, ya que este solo murió por falta de energía.

En un hilo de Twitter publicado unas seis semanas antes de la desaparición definitiva de InSight, la NASA explicaba las disyuntivas a las que se enfrentan los ingenieros a la hora de diseñar una misión para el polvoriento Marte, ese planeta con el cual está obsesionado Elon Musk.

No sale rentable

"La gente suele preguntar: ¿no tengo una forma de quitarme el polvo? Es una pregunta justa, y la respuesta corta es esta: un sistema como ese habría añadido coste, masa y complejidad. La forma más sencilla y rentable de cumplir mis objetivos era llevar paneles solares lo suficientemente grandes como para alimentar toda mi misión, cosa que hicieron", explicaron.

El rover Curiosity, que se encuentra en su undécimo año en Marte y sigue funcionando a pleno rendimiento, ha sido testigo de varias temporadas de tormentas de polvo, lo que ha permitido descubrir que InSight no tuvo mucha suerte con la limpieza natural de Marte.

Rover InSight

El rover incluso ha realizado mediciones de la cantidad de polvo acumulado en sus sensores y cubierta, revelando cómo los vientos estacionales y los remolinos de polvo ayudan a los rovers a seguir funcionando durante más tiempo.

Los remolinos de polvo son famosos por haber limpiado la antigua generación de vehículos exploradores de la NASA, Spirit y Opportunity. Opportunity, en particular, fue capaz de continuar su misión durante más de 14 años.

Los barridos regulares de los remolinos de polvo y las limpiezas provocadas por el viento desempeñaron un papel importante en esta misión récord.

Paneles solares

Pexels

Paneles solares inclinados, la posible solución

Los expertos están de acuerdo de que el enfoque de la NASA de paneles solares de gran tamaño es el mejor, más seguro y más barato cuando se trata de proteger contra el polvo las naves espaciales que exploran Marte.

Sin embargo, Airbus está estudiando la posibilidad de añadir una capacidad específica de defensa contra el polvo, y tienen tiempo de sobra para hacerlo. La misión, construida en cooperación con Rusia, se suspendió a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

curiosity rover marte NASA

Cuando se concibió la misión ExoMars, los ingenieros de Airbus consideraron una plétora de tecnologías de limpieza del polvo, incluidos cepillos, limpiadores, sopladores de gas y limpiadores electrostáticos para deshacerse del polvo.

En aquel momento, decidieron que el rover, cuya misión nominal en Oxia Planum estaba diseñada para durar solo 180 días marcianos no necesitaba autolimpiarse. Ahora que la nueva fecha de lanzamiento no está prevista antes de 2028, se están replanteando de nuevo su enfoque.

Así es como la NASA se prepara ante un aterrizaje forzoso en Marte, los dummy test del espacio

Intento de autolimpieza de InSight que no funcionó

A pesar de que InSight no se construyó para limpiarse el polvo, la NASA hizo algunos intentos de último recurso para ayudar al módulo de aterrizaje a eliminar parte del polvo en los últimos meses de su vida a medida que disminuía la cantidad de electricidad generada por sus paneles. 

En mayo, los controladores terrestres ordenaron al brazo robótico de InSight que esparciera un poco de arena sobre uno de los paneles cubiertos de polvo del módulo de aterrizaje. Cuando el viento sopló los granos de arena a través del panel, recogieron parte del polvo por el camino.

La operación permitió al módulo de aterrizaje ganar unos 30 vatios-hora de energía en ese momento, según un comunicado de la NASA. Pero, como siempre, al final ganó la Madre Naturaleza. Y parece que en el futuro seguirá ganando esta batalla.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: NASA