Logo Computerhoy.com

El primer cohete impreso en 3D bate varios récords, pero no consigue todos sus objetivos

El lanzamiento del Terran 1 abre las puertas a un nuevo tipo de cohete infinitamente más barato y rápido de fabricar: con una impresora 3D.

El primer cohete impreso en 3D bate varios récords, pero no consigue todos sus objetivos

El pasado miércoles, un nuevo cohete espacial de 33,5 metros de largo despegó de Cabo Cañaveral, en Florida. Es algo que ocurre con frecuencia desde hace 60 años, pero en esta ocasión, era muy especial. El Terran 1, el primer cohete impreso en 3D, despegó con éxito y ascendió durante dos minutos hacia la órbita baja.

Dotado de 9 motores impulsados por gas natural líquido, este cohete fabricado con una impresora 3D consiguió desplegar con éxito el módulo que debía transportar los satélites. Se separó de los motores principales... pero los cohetes del módulo no se encendieron, o no funcionaron bien. El módulo terminó en el Océano Atlántico, sin poder alcanzar la órbita programada.

Pese a todo, Relativity Space considera este primer vuelo del Terran 1 un gran éxito. No solo ha conseguido despegar sin explotar, sino que además ha completado la Fase 1, desplegando con éxito el módulo con la supuesta carga.

Terran 1, un cohete espacial fabricado con impresora 3D

Igual de importante es que el cohete superó la zona de presión dinámica máxima, que es la máxima presión que iba a soportar durante todo el vuelo.

A falta de conocer los datos del fallo, que harán público, todo apunta a que no tiene que ver con la propia estructura del cohete, por lo que la principal prueba del vuelo, demostrar la viabilidad de un cohete impreso en 3D, ha sido un gran éxito.

En este vídeo puedes ver brevemente cómo se imprimió el cohete en 3D, así como el despegue y la separación del módulo:

EL cohete espacial Terran 1 mide 33,5 metros de largo, tiene un diámetro de 2,28 metros, y pesa 9.280 Kilos. Es capaz de poner en órbita hasta 1.250 kilos de carga, a una altitud de 500 Kilómetros.

Como ha sido impreso en 3D posee 100 veces menos piezas que un cohete tradicional, se puede fabricar desde cero en solo 2 meses, y solo ha costado 12 millones de dólares.

Actualmente el proceso de impresión en 3D fabrica el 80% del cohete, pero Relativity Space quiere llegar al 95% en próximos modelos.

verticalImage1678515973118

El Terran 1 utiliza 9 motores Aeon para vencer a la gravedad, y un Aeon Vac para salir al espacio. Emplea una combinación de oxígeno líquido y gas natural líquido como combustible, pero modelos futuros emplearán metano.

Y aunque esperan usar el Terran 1 durante varios años, ya están trabajando en el Titan R, que podrá transportar hasta 20.000 Kilos de carga, y además será reutilizable.

Este primer vuelo del Terran 1 demuestra que los cohetes espaciales impresos en 3D son perfectamente viables. Se abre una nueva vía para explorar el espacio y poner satélites en órbita, infinitamente más barata y rápida.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: Impresoras 3D