Logo Computerhoy.com

10 objetos que todos tenemos en casa junto a los que nunca deberías colocar tu router WiFi

10 objetos que todos tenemos en casa junto a los que nunca deberías colocar tu router WiFi

Si notas que tu conexión WiFi es algo lenta, posiblemente su ubicación y cercanía a determinados objetos clave de tu casa esté influyendo.

En la actualidad y con el teletrabajo presidiendo las casas de muchos, una buena conexión a Internet es vital y como ya sabrás, la localización de tu router WiFi puede allanarte el camino o ponerte aún más piedras.

El router WiFi debe proporcionar de base la mejor conexión a Internet (que tienes contratada claro) y no generar problema alguno si hay varios dispositivos conectados a la vez. Sin embargo, esto para muchos es un sueño que, por culpa de la ubicación de este dispositivo, queda muy lejos.

En pocas palabras, si estás lidiando con velocidades lentas y tu proveedor de servicios de Internet no tiene la culpa, deberías echar un ojo a las siguientes posibles causas

Una de ellas, en las que hoy se pone el foco, es precisamente la ubicación del router WiFi. Teniendo esto como base, existen una serie de objetos que seguramente estén interfiriendo con tu señal. Posiblemente te sorprendas al descubrir que el problema puede no estar relacionado con tu proveedor de servicios de Internet o tu dispositivo, sino con la ubicación del router WiFi.

10 objetos junto a los que nunca hay colocar el router WiFi

1. Microondas: los microondas utilizan ondas electromagnéticas de 2,4 GHz para calentar los alimentos. Desafortunadamente, los estándares WiFi más antiguos, 802.11 b/g/n, también usan ondas electromagnéticas a 2,4 GHz, pero con una potencia de transmisión mucho más débil.

Aunque todos los microondas están bien cubiertos, siempre habrá algún grado de "fuga" de ondas, que pese a no ser peligrosa para las personas, sí que afecta a nuestro WiFi.

Microondas con grill

Candy

2. Paredes gruesas: esto es algo que ya muchos sabréis pero las paredes gruesas dificultan que el Internet pase de una habitación a otra, ya que estas absorben la señal inalámbrica y reducirán la calidad de la banda ancha. 

Trata de colocarlo cerca de puertas abiertas (en algún lugar con mucho tránsito de personas, como el salón, por ejemplo), ya que esto permitirá que la señal pase sin obstrucciones al resto de tu casa.

3. Calefacción: cuando las señales tienen que llegar a varios pisos, en el caso de que tengas una casa con varias plantas, la calefacción puede crear problemas para las señales inalámbricas entre uno y otro con bastante facilidad.

Pecera

4. Agua: las impurezas del agua la convierten en conductora de electricidad, lo que significa que el agua tiene la capacidad de absorber la señal WiFi. Además, esta refleja y refracta las ondas de sonido, lo que hace que tarden más en viajar entre los dispositivos conectados y el router WiFi.

5. Televisión: tener el router WiFi detrás de tu televisión causará muchas interferencias debido a los componentes metálicos que se encuentran en ellos.

TV

6. Radios o Monitores para bebés: todos estos dispositivos tiende a usar la misma frecuencia que los estándares WiFi más antiguos 802.11 b/g/n y, por lo tanto, interferirá con la banda de 2,4 GHz.

7. Bluetooth: los dispositivos inalámbricos, como auriculares, teclados y ratones, pueden interferir con las señales WiFi. 

Cuando el equipo que usa Bluetooth salta al rango de frecuencia del equipo que usa WiFi, puede arruinar parte del tráfico y generar retrasos. Como salta con tanta frecuencia, el impacto real en el WiFi será muy variable, lo que hará que estos problemas sean bastante difíciles de solucionar.

router Wifi

8. Router del vecino: si vives en un bloque de pisos con muchos vecinos, es bastante probable que haya mucha interferencia con las redes inalámbricas de las otras personas.

9. Vidrio: el vidrio a menudo tiene aditivos metálicos que pueden absorber en gran medida las señales de WiFi. Entonces, si tu entorno está llena de ventanas o salas con vidrio, afectará a tu señal.

10. Espejos: parece una locura pero los espejos son unos enormes vampiros de señal. Pueden reducir la intensidad de la señal hasta en un 50% porque, en pocas palabr, la reflejan. Sabiendo esto, olvídate de poner tu router en el baño o habitación si tienes demasiados espejos.

Como ves, nuestro hogar parece que está rodeado de objetos bastante problemáticos con nuestra señal. Pese a que ninguno va a absorber por completo tu conexión, sí que es recomendable al menos tenerlos en cuenta para evitar poner el router WiFi demasiado cerca de uno de ellos.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.