Logo Computerhoy.com

5 sencillos pasos para limpiar tu teclado y dejarlo como nuevo

Teclado en Windows 11

Mantener una buena higiene en nuestro teclado y en los periféricos en general es algo básico pero que muchas veces desconocemos cómo llevarlo a cabo con seguridad. Por eso os dejamos una serie de pasos que te ayudarán a dejarlo impoluto.

Si utilizas el ordenador a diario, es básico saber cómo limpiar un teclado. Teniendo en cuenta la frecuencia con la que se tocan las teclas de un teclado, los gérmenes o bacterias que recogemos en nuestros dedos pueden convertir nuestro periférico en un foco de suciedad. Todo esto además sin tener en cuenta de que puede ser un ordenador compartido, así que imagina todo lo que puede llegar a acumular.

Tal y como explican en Reader Digest, en un estudio de 2018, investigadores pasaron un hisopo por 25 teclados y 25 móviles y analizaron las muestras para detectar la presencia de bacterias. En el 96 % de los teclados se encontraron uno o más tipos de bacterias. Parece que no llegamos a ser conscientes de la suciedad que acumulan.

Y es que, limpiar un teclado no es sólo cuestión de higiene, que ya es bastante. También ayuda a que funcione como es debido. Los teclados sucios pueden empezar a desarrollar problemas, como teclas que se atascan o que dejan de funcionar por completo. Si no tenemos una limpieza adecuada, el teclado podría tener que ser sustituido mucho antes de lo que debería.

Esto, por supuesto, podemos extrapolarlo a cualquier periférico que usemos de forma continua como puede ser nuestro ratón o el monitor. No es algo que debamos hacer cada día, pero hay muchos que pecan de dejarlos años sin limpiar. Es por eso que hoy venimos con una serie de sencillos pasos para dejar el teclado como recién comprado.

Cómo limpiar un teclado de ordenador y eliminar cualquier suciedad o bacteria

1. Lo primero que debemos hacer, parece lógico, es desenchufar nuestro teclado o, en el caso de los inalámbricos, desconectarlo y quitarle las pilas.

2. Tras esto, es recomendable que pongamos el teclado boca abajo y se agite suavemente para que la suciedad suelta caiga, eliminando así una gran parte de los restos que se acumulan.

3. Para limpiarlo, lo mejor es hacer uso de un cepillo de limpieza específico para eliminar cualquier resto de migas o polvo del teclado. Eso sí, también puedes utilizar un cepillo de dientes que ya no uses. Asegúrate de meterte entre las teclas y cepillar también cualquier suciedad en la parte inferior del teclado.  

Hombre limpiando su coche a mano

Otra de las opciones, y realmente la más eficiente, es la de usar un spray de aire comprimido, aunque lógicamente esto sí que tendremos que comprarlo (no son caros). Sin embargo, es la opción más eficiente y más segura. 

Si quieres que sea aún más efectiva tu limpieza, puedes quitar las teclas antes de hacer todo esto. Eso sí, asegúrate de hacer una foto de dónde estaban todas ellas antes de hacerlo, en el caso de tratarse de un teclado mecánico.

4. Una vez ya hemos hecho esto, si las teclas son extraíbles y lo has hecho antes, puedes lavarlas individualmente con agua y jabón, utilizando una esponja o un cepillo pequeño. Asegúrate de que estén completamente secas antes de volver a montarlas.

También puedes utilizar un bastoncillo de algodón humedecido en alcohol para limpiar las teclas. Si no puedes extraerlas, recomendamos usar toallitas con alcohol para desinfectar al 100 % nuestro teclado y por supuesto, debes secarlo a conciencia a posteriori. Si usas un paño de microfibra para darle el toque final, mejor que mejor.

5. Por último, antes de conectarlo, aunque seguramente ya lo hayas secado correctamente, deja tu teclado unos minutos en cualquier superficie para que este proceso, si es que no se ha completado, termine de secarse.

Pareja cocinando en una cocina en color blanco

Cómo limpiar el teclado de ordenador portátil

Ahora bien, muchos otros seguro que hacéis uso de vuestro portátil para el teletrabajo o incluso para jugar y pese a que la cosa no cambia demasiado en cuanto a la limpieza, sí que hay una serie de puntos que deberías conocer.

Por ejemplo, antes de limpiarlo deberá estar completamente apagado y desenchufado de la luz. Por otro lado, es importante seguir los consejos que muchos fabricantes dan a la hora de su limpieza. En el caso de Apple, recomienda que, para un Macbook o Macbook Pro, simplemente apliques aire comprimido mientras mantienes el portátil en un ángulo de 75 grados.

Por otro lado, en este caso, pese a que es recomendable girar nuestro portátil para que caiga la suciedad acumulada, debemos tener especial cuidado por si las teclas llegasen a perder agarre. En cuanto a la limpieza, se recomienda en estos casos un spray de aire comprimido pero, teniendo en cuenta que muchos no disponen de ello en casa, puedes usar el cepillo de dientes.

Por supuesto, asegúrate de no mojar demasiado el teclado y de secarlo inmediatamente después a conciencia.

En cuanto a la frecuencia de limpieza, realmente depende del uso y de lo limpio que lo quieras tener. Si el teclado lo utilizas sólo tú y con poca frecuencia, una vez a la semana o incluso algo más puede estár bien. Pero si lo compartes con otras personas y no quieres propagar gérmenes, tendrás que limpiarlo cada dos o tres días.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.