Logo Computerhoy.com

Cap_able, la ropa que te vuelve invisible antes las cámaras de reconocimiento facial con inteligencia artificial (vídeo)

Life

Con esta ropa llamas la atención de todo el que te ve, pero la IA te detecta como un animal...

¿Se puede engañar a la inteligencia artificial? La firma de ropa italiana Cap_able afirma que sí. Las texturas, generadas con un algoritmo, tienen formas y dibujos que nos hacen invisibles frente a la IA y las cámaras de reconocimiento facial.

Hoy en día hay cámaras de vigilancia colocadas en prácticamente todas las calles, comercios, y edificios públicos. Si a eso unimos la inteligencia artificial capaz de reconocer rostros y asociarlos a horas y lugares, la realidad es que los gobiernos, las instituciones, y los mercaderes de datos e información, nos tienen completamente vigilados y rastreados.

Cap_able es una firma de moda italiana fundada por Rachele Didero, cuya tesis en la Universidad de Milán consistió precisamente en crear un algoritmo para confundir a las cámaras de reconocimiento facial.

Ropa que nos hace invisibles a la inteligencia artificial

Esta empresa ha creado la línea de moda Manifesto, que utiliza puro algodón 100% egipcio tejido a mano con uno patrones generados por un algoritmo, capaces de confundir a la inteligencia artificial que usan las cámaras de reconocimiento facial. Puedes verlo en el vídeo de apertura de la noticia.

Los patrones que usan estos jerséis, pantalones, hoodies, y otras prendas, confunden a la IA y hacen creer que en lugar de una persona eres una jirafa, una cebra, o un perro, y entonces no realiza el chequeo del rostro.

Reconocimiento facial: ventajas y peligros de una revolución

Cap_able ha probado esta ropa invisible con el sistema de reconocimiento facial YOYO, una red neural especializada en esta tarea. Y efectivamente, como se ve en el vídeo, la inteligencia artificial ignora a las personas que visten esta ropa.

No sabemos hasta qué punto este sistema es efectivo en el tiempo, o si a la inteligencia artificial simplemente le bastaría con añadir estos patrones a su base de datos e identificarlos como ropa de persona. O realmente no puede, porque su entrenamiento le dice que es una jirafa, o una cebra.

En todo caso, estas ropas invisibles ante la inteligencia artificial y las cámaras de reconocimiento facial, no son para todo el mundo: cuestan entre 300 y 500 euros. La privacidad siempre ha tenido un precio...

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además