Logo Computerhoy.com

Los sencillos consejos de un urólogo para no tener que ir al baño en mitad de la noche

Los sencillos consejos de un urólogo para no tener que ir al baño en mitad de la noche

Con la edad, es normal que aumente el número de veces que nos levantamos a orinar por la noche, especialmente en el caso de los hombres. Un urólogo nos ofrece tres sencillos consejos para reducir las visitas nocturnas al baño.

A medidas que cumplimos años, el sueño se vuelve más ligero, y la vejiga pierde elasticidad, por eso se tienen más ganas de orinar por la noche.

Es algo natural levantarse una o dos veces por la noche, a partir de los 40 o 50 años. Pero si son más, hay que comprobar que no se trate de un problema de salud.

Los consejos de un urólogo para no ir al baño por la noche

Una infección de orina, o un problema en la próstata, aumentan el número de veces que acudimos al baño por la noche. Hay que hacerse una revisión médica. También le ocurre a las personas que retienen líquidos. Acudir muchas veces al baño por la noche es una molestia llamada nicturia.

 Acudir muchas veces al baño no tiene por qué deberse a una enfermedad. Hay personas que tienen la vejiga hiperactiva, o pequeña o, como hemos comentado, se retienen líquidos.

El urólogo Edward Ted Schaeffer, de la Universidad Northwestern en Chicago, EEUU ofrece en Business Insider unos sencillos consejos para reducir el número de veces que vamos al baño por la noche.

Persona mayor con un reloj inteligente Apple Watch

Si hemos eliminado problemas de salud puntuales, con infección de orina o problemas en la próstata, la principal razón por la que se orina por la noche es obvia: porque el cuerpo pide expulsar líquidos.

Por tanto, según explica este urólogo, el primer consejo obvio para reducir el número de veces que vas al baño por la noche es... no beber agua antes de acostarte. En concreto, dos horas antes por la noche.

Para muchas personas, es algo imposible. En ese caso, hay que tomar el mínimo posible.

El segundo consejo, es no tomar alcohol dos horas antes de acostarte. La razón es que, además de ser un líquido que tendrás que orinar, el alcohol inhibe la hormona antidiurética (ADH), que regula la cantidad de orina que se produce. Esto hará que tengas más ganas de orinar.

Cuántas cervezas, vinos o chupitos hay que tomarse al día para que los médicos te consideren un alcohólico

El tercer consejo está enfocado a las personas que retienen líquidos, especialmente en los pies y las piernas. Se nota porque las piernas o los pies se hinchan un poco durante el día, y se reduce cuando nos levantamos por la mañana.

Cuando te tumbas a dormir los líquidos vuelven al torrente sanguíneo y los riñones lo filtran hacia la vejiga, obligándote a levantarte a orinar.

En ese caso, hay que ponerse unas medias de contención o medias de varices. Llegan hasta las rodillas y, como presionan un poco, reducen la retención de líquidos, y con ello, las ganas de orinar por la noche.

Son consejos fáciles de seguir, y realmente funcionan: reducirás el número de veces que vas al baño por la noche.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud, Familia