Skip to main content

Las 15 mejores series de risa que puedes ver en Netflix

Blooklyn Nine-Nine

17/03/2019 - 10:00

Estas son las mejores series de risa que puedes ver en Netflix, una selección que incluye temáticas para todos los gustos, pero con un punto en común: el humor es el protagonista. Eso sí, las hay de humor más facilón... y más negro.

Los amantes del cine y las series encuentran en Netflix una plataforma espectacular para consumir contenido. Cada vez hay más series nuevas, tanto por las propias producciones de Netflix como por los derechos que adquieren.

Sin embargo, es verdad que hay que ''filtrar la paja'' para encontrar todo lo que merece la pena de Netflix. Hay mucho contenido y, por tanto, es complicado ver todo lo bueno que hay en cada categoría.

No os preocupéis, porque para eso estamos nosotros, y a continuación os recomendaremos las mejores series de risa que podéis ver en Netflix.

Estas últimas semanas estamos ''diseccionando'' el catálogo de Netflix, y tras contaros cuáles son las 50 mejores series de Netflix, vamos a centrarnos en un género concreto, el de la comedia.

En el género de la comedia entra de todo, desde el humor tonto y facilón hasta el más elaborado, pasando por las sitcom o el humor más negro.

Hemos intentado hacer una lista lo más variada posible, y aquí os dejamos cuáles son las mejores series que podéis ver en Netflix en estos momentos.

Series que te puedes ''tragar'' en un fin de semana

Bojack Horseman

Estas son 15 series indispensables de Netflix que debes ver

Empezamos nuestra lista de las mejores series de risa de Netflix con una que ya hemos recomendado otras veces, pero que no podemos dejar de hacerlo. Y es que, Bojack Horseman es original y, sobre todo, muy, muy entretenida.

Bojack Horseman es una serie brillante. Aunque es de animación, los actores que prestan sus voces son tremendamente conocidos, como Will Anett, Alison Brie y Aaron Paul, entre otras estrellas, y la interpretación es fantástica.

Las 50 mejores películas de Netflix

Aunque tiene 5 temporadas, los episodios se devoran con ansia. Son cortitos, saben mantener el ritmo y, sobre todo, poco a poco nos van demostrando que la serie es mucho más de lo que aparenta.

Es una de las series de dibujos animados más importantes debido al hilo narrativo y, además, nos habla con certeza sobre los puntos altos, y las miserias, de los seres humanos.

Es, sin duda, una de las mejores series de Netflix, pero también una de las mejores comedias que podemos ver en la plataforma.

Friends

Los mejores cameos de Friends

¿Qué podemos decir de Friends que no se haya dicho ya? A estas alturas, todos deberíais conocer Friends y lo que ofrece, pero por si acaso, aquí estamos nosotros.

Es una de esas series que se puede ver ''de fondo'' sin ningún problema, como Los Simpsons, y es fantástica no ya por la historia, que no da mucho de sí, sino por la aparente química de los actores y, sobre todo, por algunas situaciones.

Tiene el ''defectito'' de las risas enlatadas, pero si pasáis eso por alto, tenéis entretenimiento asegurado durante las 10 temporadas que tiene. Lo que está claro es que, por su influencia, es una de las mejores series de comedia de Netflix, y también una de las más importantes de la historia.

New Girl

New Girl

New Girl es una de las mejores series de Netflix que tiene tres protagonistas... ''encantadores''. La que se come la pantalla es Zooey Deschanel, pero no podemos olvidar a Jake Johnson y Max Greenfield, así como a Hannah Simone.

os cuenta la historia de Jess, una profesora de secundaria que se ve obligada a mudarse, y lo hace a un piso con tres hombres. Lo mejor de esta serie, aparte de las propias actuaciones, es la relación entre todos los personajes.

Hay momentos muy divertidos, y aunque no es para reír a carcajadas sí es de las series más notables que podemos ver en Netflix.

Modern Family

Modern Family

Y si Friends es conocida de sobra, lo mismo pasa con Modern Family. Se trata de otra de las grandes sitcom de Netflix que nos cuenta la vida de tres familias de Los Angeles.

Cada una de las familias tiene ''sus cosas'', y lo bueno es que todas están conectadas debido a que, al final, son todos parientes. En sus casi 10 años de emisión, la serie ha vivido momentos muy buenos, pero también algunas temporadas que se han recibido de forma tibia.

No hay risas enlatadas, y lo más divertido son algunas relaciones entre personajes, casi más que las situaciones en las que se ven envueltos. Destaca la manera de grabar la serie, como si fuera un falso documental (al principio) y las veces en las que los personajes rompen la cuarta pared.

Rick y Morty

Rick y Morty

Rick y Morty es una de las mejores series de risa de Netflix. Rick es un científico loco que, junto a su nieto Rick, vive espectaculares aventuras.

La serie traspasa constantemente la cuarta pared y, además, cuenta con un humor inteligente, pero también salvaje, ya que el personaje de Rick es bastante... cuestionable.

Es divertidísima, original y tan creativa que nos recuerda a Hora de aventuras o Gumball. Aunque sea de dibujos, y mucho más ligera que Bojack Horseman, no es para tener de fondo, ya que su humor y otro tipo de bromas se ''capta'' mejor si estamos pendientes.

Lo mejor es ponerse un bol con snacks de aperitivo y disfrutar de lo que la serie tiene que ofrecer, que no es poco. Y es que, es tremendamente original, como decíamos.

Padre de familia

Y de un humor, aunque salva,e medianamente inteligente, pasamos a Padre de Familia. Es otra de las series que no necesita presentación debido a que está en Neox, y nos habla de los Griffin, una familia disfuncional creada por Seth MacFarlane (y como todas sus obras, ya sabéis lo que podemos esperar).

Es soez, repleta de humor negro y situaciones que te hacen exclamar ''pero cómo les han dejado publicar esto'', pero también momentos brillantes y otros en los que, de manera irremediable, soltamos una sonora carjacada.

Es irreverente y gusta, eso está claro. Se ha cancelado un par de veces desde su creación en 1999, pero las demandas del público hicieron que volviera... y ya van más de 320 episodios, spin-off aparte. Es de las mejores series de risa de Netflix, pero no para todos los públicos.

Orange is the New Black

Orange is the new black

Otra comedia dramática cargada de humor negro y crítica social, en principio, aunque se aleja de eso poco a poco. 

La serie nos mete en una cárcel de mujeres en la que conocemos personajes que no solo valen la pena, sino que resultan encantadores (dentro de que son reclusas) y enseguida les cogemos cariño.

Es una de las mejores comedias de Netflix, aunque en este caso debéis saber que no se trata de una comedia al uso, sino de algo que nos hará plantearnos ciertas cosas y que, además, tiene algunas situaciones complicadas ya que, básicamente, la protagonista está en una cárcel.

La serie parece estar lejos de terminar, pero de momento podéis ver sus seis temporadas en la plataforma.

Santa Clarita Diet

Santa Clarita Diet - Temporada 2

Una comedia de terror, según sus creadores. Santa Clarita Diet nos mete en la piel de Sheila Hammond y Joel Hammond, un matrimonio que ve cómo sus vidas cambian de la noche a la mañana.

No os vamos a decir por qué, aunque no sería spoiler, pero desde que pasa cierta cosa, la carne cruda parece atraer bastante a Sheila.

Esto, como podéis imaginar, da pie a capítulos muy divertidos con situaciones disparatadas. No llega, en ningún momento, a asustar, pero sí es cierto que, si sois algo aprensivos, debéis tener cuidado.

Es divertida, sus 20 capítulos se ven enseguida y es de lo mejor que podemos encontrar en Netflix.

Brooklyn Nine-Nine

Estas son 15 series indispensables de Netflix que debes ver

Brooklyn Nine-Nine es otra de esas series que fue cancelada y que renació gracias a la petición de los usuarios por redes sociales. Básicamente, como The Community y Padre de Familia.

Es una genial serie de humor que tiene a medio reparto de Saturday Night Live y a un Terry Crews que... bueno, hace de Terry Crews (Terry Jeffords, una mole que dirige el grupo de detectives, pero teme el peligro). Andy Samberg, Melissa Fumero, Stephanie Beatriz y Chelsea Peretti logran convertirse, prácticamente, en miembros de nuestra familia.

La serie es genial porque cada uno de los personajes protagonistas tiene una serie de ''taras'' que provocan situaciones disparatadas. No hay risas enlatadas, hay un hilo argumental que une los episodios y terminamos cogiéndole cariño a todos los miembros de la comisaría 99 de la policía de Nueva York

Sin duda, de las mejores comedias de Netflix.

Weeds

Weeds

Weeds es una de las mejores series de risa de Netflix, 102 episodios de una media hora de duración que nos habla de Nancy Botwin y su desestructurada familia. 

Tras la muerte de su marido, termina vendiendo marihuana en el barrio para poder subsistir, lo que da origen a situaciones muy divertidas.

Hay varios personajes bastante trastornados, y lo ''peor'' es que consiguen sacarnos más de una sonrisa con su - bestia - humor negro.

Eso sí, como Modern Family, hay ''demasiado drama'', por lo que resulta irregular en algunos momentos. Es una montaña rusa de gran calidad, aunque es cierto que algunos episodios debemos tolerarlos para llegar a los buenos de cada temporada.

Archer

Archer

Bojack Horseman es de la escuela de Archer, por lo que ya debéis intuir por dónde van los tiros con Archer. Se trata de otra serie de animación para adultos que nos pone en los zapatos de Sterling Archer, un espía egocéntrico que trabaja en una agencia repleta de personajes con una personalidad muy marcada.

Es una especie de James Bond con talento, pero al que solo le importa llevar una vida lujosa. Es una de las mejores series de risa de Netflix, precisamente, por esto, por la personalidad de cada uno de los personajes.

Además, no se sabe muy bien en qué época está ambientada, ya que tan pronto nos encontramos una ambientación de las películas de James Bond de los 80 con tecnología actual... como referencias a la Gran Guerra.

Lo que es cierto es que es una serie genial, e igual que en Bojack Horseman, las actuaciones de doblaje son espectaculares.

Big Mouth

Otra serie de animación para adultos (mucho menos cuidada que Archer, por ejemplo) que consta de capítulos de una media hora que se ven en un santiamén.

Es humor más del tipo Padre de Familia y South Park que de Bojack Horseman, y si os gusta ese tipo de humor, es mucho mejor que - la fallida - Desencanto.

Básicamente, nos habla de Nick y Andrew, dos mamigos que van al instituto y que se basa en las vivencias de sus guionistas y creadores. La serie explora el desarrollo sexual del cuerpo humano durante la adolescencia, y por eso, avisamos, no es para los pequeños de la casa.

Y es que, no trata esos temas con delicadeza, la verdad. Eso no quita para que haya momentos desternillantes.

Queridos blancos

Queridos blancos

Tras dibujos animados y humor absurdo, es el momento de hablar de Queridos blancos, una serie imprescindible y una de las mejores series de risa de Netflix.

Es una mezcla entre drama y comedia que, en estos tiempos, no viene nada mal. Es cierto que no explora el tema de la política racial norteamericana como debería, pero es una de las series que mejor trata el tema, sin duda alguna.

Nos habla sobre un grupo de estudiantes negros en una prestigiosa universidad de blancos, de cómo superan diferentes adversidades y de algunas situaciones de racismo cotidiano.

Por cómo trata los temas, es de las series que hay que ver sí o sí, pero además, también es una gran comedia de Netflix.

Glow

GLOW 2

¿Ha llegado ya la tercera temporada de Glow? No, sabemos que no, pero es lo que muchos os preguntaréis cuando terminéis el último episodio de la segunda temporada.

Glow tiene un poco de comedia, por diferentes situaciones que presenta, pero también de drama. Es un 50-50, pero 100% diversión que nos habla de la vida de 12 mujeres, muy diferentes entre sí, que un día coinciden para grabar un programa de lucha libre femenino.

Tiene esos tintes de comedia y drama que también vemos en Orange is the New Black (la creadora de dicha serie es productora de Glow, de hecho) y nos habla de Ruth Wilder, una actriz que no encuentra trabajo y se une al elenco de esa serie de lucha libre.

Ella sabe que es la mejor actriz del grupo, e intenta demostrarlo continuamente, pero lo que la mete en la serie es una brutal pelea entre ella y Debbie Eagan, su exmejor amiga.

Arrested Development

Mejores series de comedia que ver en Netflix

Terminamos la lista de las mejores series de risa que podéis ver en Netflix con Arrested Development, una de las grandes series de los últimos años.

Casi 100 episodios y 10 años en antena, Arrested Developmen nos habla sobre una familia disfuncional que lleva un ritmo de vida a todo tren... hasta que lo pierden todo y los miembros de la familia se ven obligados a cuidarse entre sí.

Es una serie desternillante que cuenta con un gigantesco Will Arnett y un gran Michael Cera, bueno, y Jason Bateman, tres de los principales miembros de la familia Bluth. Es de esas series que hay que ver, y tenéis las cinco temporadas en Netflix. Los episodios vuelan, ya que duran unos 20 minutos.

Hasta aquí nuestra lista con las 15 mejores series de Netflix, 15 producciones que os harán partiros de risa.