Skip to main content

Las nuevas historias de terror ya no se cuentan alrededor de una hoguera: han llegado los creepypastas

Slender Man

Sony Pictures

26/10/2019 - 08:15 | Actualizado 31/10/2019 - 23:00

Los creepypasta se han extendido en los últimos años a un ritmo vertiginoso, quién sabe si por el impulso de Slender Man o por haber encontrado un público fiel a nivel mundial. Estas leyendas o medios de transmisión de historias de terror cuentan con un buen número de espacios y relatos. Pero, ¿sabes en qué consisten?

La transmisión oral ha quedado anclada en el pasado, y desafortunadamente son pocos los momentos en los que la gente se reúne alrededor de una hoguera para contar historias. En la actualidad se ha impuesto la realidad en la que vivimos, en donde absorbemos la mayoría de historias por fuentes digitales.

Las leyendas e historias de miedo han sido parte de nuestra historia. Algunas de las circunstancias que han impulsado la expansión de este nuevo género son el auge de foros y blogs, la posibilidad de crear y compartir contenido, el cooperar en dar difusión a las historias y el amor hacia lo macabro. Estas son algunas de las explicaciones por las que los creepypasta han triunfado en los útlimos años.

¿Pero sabes qué es? ¿Conoces esta forma narrativa y sus historias más conocidas? Si no lo tienes muy claro, sigue leyendo porque te vamos a explicar qué es un creepypasta y cuáles son los relatos más populares. 

¿Qué es un creepypasta y cuáles son sus características?

Lugares de terror

La etimología de creepypasta ya os ofrece una pista acerca del significado de este género o forma narrativa, según se quiera ver. El término se ha acuñado combinando dos conceptos: creepy y copy-paste. Por un lado está creepy, que se refiere a su acepción más común: desagradable, terrorífico, tenebroso, etc. Por otro lado tenemos copy-paste, copiar y pegar en español, que es la manera en que la información se transmite por la red: cogemos algo y lo copiamos en otro lado, un foro, una red social… Y por el camino puede que hagamos alguna modificación.

Una característica que comparten muchos de los creepypasta es que se desconoce quién es el autor. Aunque en algunos casos sí sabemos quién los ha escrito, como veremos con Slender Man, hay muchos que carecen de autoría. Nacieron de un foro o un hecho real y han ido modificando su narrativa con el paso de los años y las personas, al igual que ocurre con las leyendas con el tiempo, que dependiendo de quién las cuente van cogiendo un tono distinto, como jugar al teléfono roto.

Como en su mayoría provienen de fuentes anónimas o nacen de distintas personas, se pueden encontrar de todas las clases y temáticas. No hay ninguna regla más que la de tratar de crear inquietud o asustar.

¿Pero de qué tratan los creepypasta? Son historias de terror que se hacen pasar por verídicas o basadas en hechos reales. Pueden ser las clásicas historias de presencias en una casa que empujan a la gente a hacer algún acto, pero también de locuras producidas por videojuegos que existen en la realidad, capítulos perdidos de alguna serie… No tienen que ser muy originales en la localización, aunque lo sean en la historia que cuentan.

Suele haber cierta similitud en los personajes, que habitualmente son niños o jóvenes. Además de situarse en sitios que todos conozcamos o podamos imaginar: el cuarto de un gamer, el baño de un instituto, un parque de atracciones… Lugares en los que es fácil situarse.

¿Leyendas del siglo XXI? ¿Continuación de las narrativas de finales del siglo XX? Depende de la fuente hay distintas formas de entenderlo, pero no hay mejor manera de hacerlo que conociendo un par de ejemplos.

El creepypasta más conocido: Slender Man

Slender Man

Sony Pictures

Sin lugar a dudas, Slender Man es el creepypasta más popular hasta el momento. Tanto es así que ha saltado a la realidad de un modo que, incluso contado de la forma más fría, es una historia de terror.

Nació o fue invocado en 2009 en un foro de Something Awful a través de un usuario llamado Eric Knudsen, quien creó un par de imágenes para un concurso que invitaba a dar forma a alguna figura terrorífica.

Las imágenes que creó eran situaciones con niños en los que se podía ver tras ellos a este monstruo. Un hombre alto, alargado, sin forma muy definida, pero extremidades afiladas, que no hacía más que vigilar o acechar a los niños. Las imágenes eran en blanco y negro y él vestía un traje y parecía pálido, pero sin demasiados matices.

Slender Man

Quién sabe por qué, pero estas imágenes causaron sensación y su difusión fue tan masiva que desde foros como 4chan empezaron a crear imágenes similares en las que mutaba su nombre a The Tall Man, Mr. Slim o The Operator… Pero seguía siendo él.

A partir de aquí son incontables las historias de terror que existen sobre él, se han hecho videojuegos, webseries, documentales y escrito infinitud de relatos de terror.

Pero esta historia cogió mayor relevancia cuando en el año 2014 dos niñas estadounidenses de 12 años apuñalaron 19 ocasiones a un compañero y dijeron que lo habían hecho influidas por Slender Man, quien amenazaba a sus familias y al que debían complacer de este modo. Ambas fueron juzgadas y vivirán internadas durante décadas en centros psiquiátricos.

A partir de este suceso, se ha rodado un documental en HBO, Beware the Slenderman, una película que solo es terrorífica por lo mala que resulta, e infinidad de libros. En España el ensayo de cabecera es Homo Tenuis, de Francisco Jota-Pérez.

Pero más allá de donde nacieron o las consecuencias que han tenido, hay muchas historias que merecen la pena ser contadas.

Abandoned by Disney

Lugares de terror

Este título es un gran ejemplo del género creepypasta. Narra la historia de una isla de las Bahamas en la que Disney creó un complejo hotelero y parque de atracciones llamado La isla del tesoro. El lugar empezó a recibir visitas de cruceros en los que Disney les ofrecía una experiencia similar a la que se viven en sus conocidos parques de atracciones.

Dicen que costó treinta millones de dólares, pero quedó abandonado por motivos no muy claros, quizá eran las aguas impracticables en algunos momentos para los barcos, o puede que por culpa de unos trabajadores que no acababan de gustar a la compañía.

A partir de esta situación, quién sabe si real o no, se teje una historia en primera persona que cualquiera puede encontrar en internet y donde se narra cómo alguien va a esa isla y lo que encuentra allí, que quizá es mejor que no la lea una persona aprensiva.

En Abandoned by Disney dicen que las mismas corporaciones pagan a Google por borrar los resultados y que por eso puede que no aparezca nada referente a la isla en los resultados de búsqueda ni en Google Maps.

¿Entonces, existe o no? ¿Qué hay de leyenda y qué de realidad?

Este creepypasta tiene algunos de los momentos más efectivos del género. Si quieres, puedes leerlo en internet, pero también te recomendamos que lo escuches si eres aficionado a los podcasts. En Normal Podcast For Normal People hay narrados unos cuantos, entre los que se encuentra este, así como su posterior explicación. Todo en español.

Lavender Town Syndrome

Pokémon GO Mensaje terrorífico

El Pueblo Lavanda es una localización de algunos videojuegos de Pokemon representada como un cementerio con una música misteriosa. El problema de esta música es que en 1996 empezó a provocar un fuerte malestar en muchos niños japoneses: dolores de cabeza, sangrados por la nariz. La música tenía algunos tonos en frecuencias que no afectaban a los adultos. Ellos, impasibles, no notaban el efecto que causaba en sus hijos.

Esto que empezó como un problema fácilmente subsanable pronto degeneró en un importante suceso que empujó al suicidio a más de 100 niños japoneses. El Síndrome del Pueblo Lavanda trató de ser ocultado, así como las partes de los videojuegos donde aparecía de dicha música. Sin embargo, en la red se pueden encontrar algunos momentos del videojuego si sabes dónde buscar. Pero no te recomendamos que lo veas o escuches con un niño cerca.
 

Creepypastas sin límites

Lugares de terror

Estas tres historias son buenos ejemplos de creepypastas que muestran que un relato de este tipo tiene que ser actual para que cause inquietud, partir de espacios conocidos pero distorsionados, o empujar hacia ellos, y mezclar conspiración con realidad. 

Pero también hay otros que recuerdan más a las historias de toda la vida. Entre ellos encontramos el relato de Sally Play With Me, que cuenta un suceso en el que una niña de ocho años sufre abusos sexuales por parte de su tío. La pequeña le cuenta lo que ha pasado a su madre, pero ésta cree que es un sueño, y finalmente su tío se la lleva y la asesina. 

Otro creepypasta muy popular es El rastrillo. Narra la historia de una extraña criatura que, cuando se acerca a las personas, les provoca diferentes sentimientos, que van desde el miedo y el malestar a la alegría y la curiosidad, y que finalmente conduce al suicidio. La narración se apoya en supuestos documentos que datan desde el siglo XII a la actualidad. 

Tails Doll es otro creepypasta muy extendido en Internet. Trata sobre un muñeco de trapo del personaje con apariencia de zorro que se podía desbloquear en el juego de carreras Sonic R para Sega Saturn. Aunque su apariencia es inocente, en realidad Tails Doll es un muñeco diabólico poseído por un demonio que asesina a la gente cuando tiene ocasión.

Otro relato popular es el de Zalgo, una entidad maligna parecida a Cthulhu de HP Lovecraft que vive en un plano dimensional distinto y que, cuando aparece, causa locura y destrucción. O la historia de Smile Dog, en la que la visualización del archivo smiledog.jpg, una terrorífica imagen que llega por correo electrónico, tiene resultados nefastos. 

Si quieres pasar un buen rato, busca historias creepypasta, léelas, después mira si hay adaptaciones en YouTube, dibujos hechos por aficionados, comentarios en foros… Y así podrás comprobar cómo crecen las historias cual leyendas. Y, si puedes, investiga qué hay de realidad en cada una. Aunque te recomendamos que no profundices demasiado para evitar la invocación de alguna sombra que haya en tu casa.