Tipos de auriculares: consejos, diferencias y guía de compra

Unos buenos auriculares pueden ser el mejor regalo para cualquier amante de la música, pero no siempre es fácil acertar con el modelo adecuado con tantas diferencias entre los tipos de auriculares: in ear, auriculares abiertos o cerrados, circumaurales, supraaurales, inalámbricos... En esta guía vas a poder descubrir los principales consejos, claves y diferencias entre los diferentes tipos de auriculares para comprar unos buenos cascos.

La mayoría de la gente no es consciente de que los auriculares suenan muy diferentes entre ellos, imposible comparar el sonido que ofrecen esos pequeños y odiosos cascos que regala Renfe en los trayectos largos y que no dejan de caerse con los mejores auriculares del mercado, equipados con la última tecnología, con sistemas de cancelación del ruido o aislamiento exterior para proporcionar una experiencia mucho más fiel al sonido original.

¿Cuál es la mejor canción para probar unos auriculares? La pregunta del millón asalta a cualquiera antes de comprar unos auriculares nuevos. Puedes probar con la Sinfonía nº5 de Beethoven o La Flauta Mágica de Mozart, pero te servirá de poco. El truco para encontrar unos buenos auriculares es tan sencillo como probarlos con la música que habitualmente escuchas, ya que solo así sabrás si se adaptarán a lo que estás buscando.

Estos son los mejores auriculares con cancelación de ruido

Antes de perderte entre conceptos técnicos complejos o pasar a diferenciar unos auriculares in ear de unos cascos circumaurales cerrados debes entender un par de cosas. Primero, que varias investigaciones apuntan a que la música mainstream que habitualmente suena en la radio cada vez se parece más y, por si fuera poco, está demostrando que la industria ha elevado el volumen de las canciones a lo largo de las últimas décadas, afectando para mal al rango dinámico.

Otra de las claves a la hora de comprar unos buenos auriculares tiene que ver con la tendencia de los fabricantes a desarrollar cascos y auriculares que potencian los bajos, sacrificando a menudo la fidelidad del sonido en toda la gama de frecuencias. La razón es simple: la gente se ha acostumbrado a escuchar música de una determinada manera, por lo que suelen rechazar los cascos que representan los sonidos graves de una forma más fiel a la realidad.

Los mejores auriculares inalámbricos para móvil o portátil

¿Qué debo comparar antes de comprar unos auriculares nuevos?

Frecuencias: La inmensa mayoría de auriculares cubre el espectro audible por el oído humano (de 20Hz – a 20KHz). Unos cascos con unas frecuencias mayores no tienen que ser necesariamente mejores, ya que la clave está en cómo reproducen el sonido a lo largo de todas las frecuencias. Además el oído evoluciona a lo largo de los años como puedes comprobar en este enlace.

Los expertos comparan la respuesta en frecuencia de los auriculares a través de una gráfica. Sobre el papel debería ser plana, pero en la práctica los auriculares acentúan los graves para dar sensación de profundidad y dibujan curvas en los agudos. 

Impedancia: Una de las características fundamentales a la hora de comprar unos cascos es fijarse en su impedancia, que es un valor que mide en ohmios la oposición al paso de la corriente. A mayor impedancia se requiere una potencia mayor -más voltaje-, por lo que si vas a utilizar los auriculares con un teléfono móvil o un ordenador conviene elegir unos con una impedancia máxima de 80Ω.

Sensibilidad. Mide en decibelios hasta qué punto unos auriculares pueden reproducir sonidos. A más potencia mayor volumen, pero también más probabilidad de sufrir distorsión, de ahí que resulte recomendable elegir unos auriculares con una sensibilidad máxima de 100 dB, lo que equivale a una perforadora eléctrica en funcionamiento.

Distorsión. Buena parte de los auriculares presentes en el mercado prometen una distorsión inferior al 1%, lo que se considera aceptable para el oído humano, aunque algunos buscan un porcentaje de precisión todavía mayor. Muchos auriculares para DJs prometen una distorsión inferior al 0,3% y algunos de estudio aseguran situarse por debajo del 0,1%.

Cancelación de ruido. Los auriculares con cancelación de ruido "escuchan" lo que ocurre en el exterior para generar una onda que contrarreste el ruido ambiental. Este sistema, que necesita energía externa, funciona bien ante sonidos bajos y graves, pero deja bastante que desear ante sonidos medios y altos, generando a veces siseos de fondo, de ahí que los más avanzados incorporen varios modos en función del ruido al que se enfrenten.

Aislamiento de ruido. Se trata de un sistema pasivo ya que se basa en la arquitectura de los propios auriculares, que taponan físicamente la entrada del resto de sonidos. Por lo general aislan mejor, especialmente en los cascos de diadema, ya que los auriculares in ear dependen de su capacidad de adaptarse al oído de cada persona.