Skip to main content

Los 7 mejores relojes de running y triatlón

Los 7 mejores relojes de running y triatlón

07/05/2016 - 19:08

Los 7 mejores relojes de running y triatlón

El running y el triatlón son disciplinas cada vez más practicadas en todo el mundo. Con su popularización, los productos asociados cada vez son más y con más prestaciones. El más claro ejemplo es el de los relojes, que se han convertido en un elemento indispensable para hacer deporte.

Ya no basta con que un reloj marque la hora y tenga cronómetro. Eso es cosa del pasado. Ahora tiene que incorporar una serie de funcionalidades que hacen más cómodo cada entrenamiento.

Ritmo de carrera, pulsómetro, cuentacalorías y por supuesto GPS son características que deben estar en un reloj de running o de triatlón. Además, si incorpora conectividad móvil, una buena capacidad de almacenamiento o un diseño bonito, mucho mejor.

El sector es gobernado con puño de hierro por el triunvirato formado por Garmin, Polar y TomTom. Las tres compañías, líderes en la prestación de servicios GPS, copan los primeros puestos en número de ventas.

Running para principiantes. Conviértete en un auténtico runner

Como para muchos corredores y triatletas el deporte es una forma de vida, lo de escatimar gastos a la hora de comprar un reloj no es una opción. No se trata sólo de un reloj, sino de un monitorizador, entrenador y un compañero en esas fatigosas horas de entrenamiento.

Estos son los mejores relojes de running y de triatlón, no sólo los de más calidad sino también los que ofrecen una mejor relación calidad-precio.

Polar V800

Polar V800

Por encima de Garmin y TomTom, Polar se sitúa como la compañía reina del sector de smartwatchs para hacer deporte. Ofrece una amplia gama de relojes -tanto de running como multideporte- con precios que van desde lo asequible hasta lo exclusivo. El último caso es el de su reloj tope de gama, el V800.

La joya de la corona de sus características es la prueba ortostática. Es una sencilla prueba que mide tu frecuencia cardíaca tanto en reposo como entrenando. De esta forma el V800 puede detectar y avisarte si hay algo fuera de lo normal con tu corazón.

Es un reloj multideporte, que se adapta a la bicicleta y a la natación, ideal para practicar triatlón. Puede incluso medir tu frecuencia cardíaca bajo el agua. Además, juega con el cada vez más en boda elemento social. A través de la app Strava te permite compartir tus entrenamientos con la comunidad.

El Polar V800 es tu doctor, entrenador y compañero. Hasta te motivará con distintas frases después de cada entrenamiento. Su batería es de larga duración, de hasta 50 horas con uso del GPS.

En definitiva, es un reloj de running y triatlón con todo lo que necesitas tener y más. Si estás dispuesto a gastarte los 300€ que cuesta este Polar V800, es la mejor opción del mercado.

Garmin Tactix Bravo

Garmin Tactix Bravo

El buque insignia de Garmin, el Taxtix Bravo, muestra varias carencias, en especial si lo comparamos con el Polar V800.

Para comenzar, la duración de su batería deja bastante que desear. Aunque en modo reloj se alargue hasta siete semanas, nadie compra un reloj de running para simplemente llevarlo en la muñeca. 20 horas con uso de GPS está bien, pero siendo uno de los mejores relojes de la compañía, la verdad es que sabe a poco.

Se trata de un reloj de running y aventura. Aunque es compatible con otros deportes, como lo son otros dispositivos Garmin de gama más baja, no es su público objetivo. Es muy exclusivo y destinado a deportes en exteriores, de ahí el detalle con el que se ha trabajado su pantalla LED retroiluminada, pensada para ser visible incluso en condiciones de mucha luz.

La conectividad es lo esperado en un reloj de este precio. Por supuesto cuenta con GPS, Wifi y Bluetooth. Puedes compartir con tus conocidos tu actividad deportiva e incluso tu localización.

Sus puntos fuertes son su aspecto y la posibilidad de personalizarlo. Viene con dos correas de nylon incluidas que le dan un aspecto elegante y sobrio. Podremos descargar y añadir aplicaciones desde Connect IQ, la plataforma de Garmin, para adaptarlo a nuestros gustos.

La sensación que deja el Garmin Taxtix Bravo es que pese a costar 759€ es un reloj incompleto. Quizás más orientado a deportes como la escalada que al running, deporte para el que Garmin tiene otros relojes mejores, que analizaremos a continuación.

Garmin Fenix 3

Garmin Fenix 3

Se trata de uno de los relojes de triatlón más deseados. Aunque su precio es alto, no es desorbitado si tenemos en cuenta sus prestaciones. El Garmin Fenix 3 es la apuesta de la firma en el mercado especializado en triatlón.

En piscina es capaz de indicarte la velocidad media, los metros y la cantidad de brazadas por vuelta. Para ello sólo tienes que señalar cuánto mide la piscina, algo indispensable en relojes relojes de natación.

Por lo demás, el Fenix 3 es un reloj que no sólo sirve para hacer triatlón. Su acabado es de una factura bastante agradable y casual. No resulta aparatoso lucirlo en la muñeca cuando no estás practicando deporte. Dispone de una versión Zafiro, 100€ más cara y aún más elegante.

La frecuencia cardíaca, el GPS, medición de ritmo de carrera, conectividad móvil y bluetooth son algunas de las cosas que nos ofrece este reloj de triatlón. Nada fuera de lo normal en un reloj gama alta, aunque en este caso hay que decir que tampoco se echa nada en falta.

Es un reloj completo de principio a fin, sin fallas. El Garmin Fenix 3 cuesta 479€ precisamente por eso, porque comprarlo es ir a tiro hecho, sin asumir los riesgos que entrañan otros. La garantía de calidad de Garmin se une al precio, más competitivo que el del Polar V800.

Garmin Forerunner 620

Garmin Forerunner 620

Ahora vamos con los relojes de running y triatlón correspondientes a una gama intermedia. No necesariamente tienen que ser mejores los productos más caros; de hecho, en el caso de estos dispositivos, hay modelos ya superados que siguen ofreciendo una mejor relación calidad-precio. Es el caso del Garmin Forerunner 620.

Superado levemente por el modelo 630 de la misma marca, el Furerunner 620 sigue siendo mejor opción. Por 120€ menos ofrece casi las mismas prestaciones que el recién llegado. Por ejemplo, aunque en modo entrenamiento el 630 aguanta más horas, el 620 hasta dos semanas más de duración en modo reloj.

Quizás sea menos eficiente en el uso del GPS y la conectividad, pero probablemente su precio acabará bajando más y más rápido que el nuevo modelo. Es algo un elemento a valorar seriamente.

La conectividad es su punto flaco. No ofrece sincronización de notificaciones con los smartphone como sí lo hace el 630. Sin embargo, en cuanto a características puramente relacionadas con el running, el Garmin Forerunner 620 le llega a sacar los colores a su hermano. Dispone de Virtual Pacer, una herramienta para comparar el ritmo actual de carrera con el ritmo objetivo.

Por lo demás, las prestaciones son casi las mismas, las esperadas de un reloj de running de gama media. Cuentacalorías, alertas de ritmo y gran capacidad de almacenamiento de registros son algunas de sus funcionalidades.

Hay que remarcar que aunque ambos son resistentes al agua, no son compatibles con la natación. El modo multideporte hace referencia exclusiva al ciclismo. Pueden usarse en piscina pero en modo carrera, midiendo la distancia y la velocidad, pero no son relojes específicos para practicar natación.

Por los 251€ que cuesta el Garmin Forerunner 620 puedes tener un reloj de running muy competitivo. El ahorro es considerable con respecto al Forerunner 630, cuyo precio es de 375€, pese a que como hemos visto la diferencia entre ambos no es notable.

TomTom Runner 2 Cardio Music

TomTom Runner 2 Cardio Music

¿Te apasiona la música? ¿No puede salir a correr sin escuchar a tu artista favorito? Probablemente el TomTom Runner 2 Cardio Music es tu reloj de running. Con la gama Runner 2, TomTom ha buscado segmentar su propio mercado en función de los gustos y necesidades de su público.

A la venta están el Runner 2, Runner 2 Music, Runner 2 Cardio y por último el que nos ocupa, el Runner 2 Cardio + Music. En el caso del reloj para hacer deporte más completo de la gama, la capacidad de almacenamiento interno es de 3GB, lo que da para almacenar hasta 500 canciones.

Su diseño, en colores muy vivos, encantará a los que gusten de llamar la atención mientras practican deporte. Es uno de sus rasgos diferenciales con respecto a otros relojes de triatlón de gama media.

No es que sus otras características no destaquen, ni mucho menos, sino que están en la media de lo ofrecido por otros modelos y marcas. La música es lo que lo distingue de otros relojes de running. TomTom conoce a sus usuarios y sabe lo que quieren.

Con modo multideporte, los TomTom Runner 2 sí ofrecen modo natación. Sin embargo parece que muchos usuarios están teniendo problemas al respecto. La medición de las brazadas no está bien calibrada y a veces se producen errores a la hora de detectar los giros. Quizás los Runner 2 sean buenos relojes para deportes de exteriores, pero dejan que desear en el agua.

Pese a este último punto negro, el precio de la gama es muy competitivo. El precio del TomTom Runner 2 Cardio Music es de 249€, pero podemos estar por el modelo más básico, el TomTom Runner 2, disponible por sólo 149€.

Garmin Forerunner 25

Garmin Forerunner 25

Siendo un modelo con varios años de antigüedad, el Garmin Forerunner 25 sigue siendo una de las mejores opciones del mercado. Teniendo disponibles Garmin otras gamas más avanzadas, el Forerunner 25 ha quedado como una opción para gente que se inicia en esto del running.

Con GPS y sólo compatible con modo carrera, no es un reloj para triatletas, sino para corredores. Es uno de los relojes más básicos de Garmin, aunque cuenta con características como su conectividad con Garmin Connect Mobile. Desde la app móvil podremos compartir nuestra actividad con quien queramos.

Al ofrecer menos prestaciones que otros dispositivos, su batería dura más. Hasta ocho semanas en modo reloj, superando a la gama alta de Garmin, TomTom y Polar. Es un reloj fiable por un precio competitivo.

Disponible en varios colores, el precio del Garmin Forerunner 25 es de 140€. Si sólo quieres cuantificar tu actividad física y no eres muy exigente, ya tienes reloj de running. Pero no te olvides de resetear periódicamente tus registros, pues sólo se pueden almacenar en él hasta siete actividades.

Polar M400

Polar M400

El Polar M400 y el V800 son dos relojes distintos para dos públicos distintos. Sin embargo, si sólo vas a practicar el running, quizás debas pensártelo bien antes de gastarte 400€ en el tope de gama de Polar

El V800 es un reloj de triatlón, por lo que aunque tenga características como la prueba ortostática, te vendrá grande si no vas a nadar o montar en bici. Por mucho menos dinero puedes hacerte con el M400, cuyas prestaciones son notables pese a su bajo coste.

La monitorización de la actividad física funciona casi de la misma manera que la de su hermano mayor. Mide el estado de recuperación posterior al entrenamiento para advertirte si no estás descansando bien. También valora la carga de entrenamiento a la que te estás sometiendo para aconsejarte al respecto.

En lo que a running se refiere, el Polar M400 tiene todo lo que puedas desear. Son características comunes a todas las gamas de la marca, comprometida con la prestación de una serie de servicios en cualquiera de sus dispositivos.

La conectividad con smartphones es la misma que en relojes de gama media y alta. Te muestra las notificaciones de tu móvil en su pantalla, aunque no ofrece la función de vibración.

La visibilidad de la pantalla cumple con creces incluso cuando hay mucha luz, y la batería tiene una autonomía de ocho horas de entrenamiento con GPS activado, alargándose hasta 20 días en el modo reloj.

Al igual que el Garmin Forerunner 25, si sólo vas a correr, es tu smartwatch para hacer deporte. Incluso se puede afirmar que por sólo 151€, el Polar M400 es el mejor reloj de running en cuanto a relación calidad-precio. Por menos de 200€ y alejado de los precios más prohibitivos, puedes tener en tu muñeca las prestaciones de un gama alta.