Las 7 peores consolas de la historia

Entre las peores consolas de la historia hay bastante donde elegir. Dispositivos llamados a revolucionar en su momento el mercado de los videojuegos y que lo único que consiguieron fue pasar a engrosar el cementerio de los productos muertos antes de tiempo, con ideas mal ejecutadas y peor vendidas

#1 Philips CD-i

Philips CD-i

Entre las peores consolas de la historia, la Philips CD-i ocupa un lugar destacado.

Lanzada en 1991, nació como un producto multimedia centrado tanto en juegos como en educación, pero su catálogo, plagado de títulos de dudosa calidad, un diseño muy cuestionable de los controles y un desorbitado precio (cercano a los 700 dólares), convirtieron a esta apuesta basada en los «Compact Discs interactivos» en un fracaso.

Y todo ello pese a contar con el apoyo de Nintendo, que llegó a crear algunos títulos de Zelda y Mario para esta consola.

#2 RCA Studio II

RCA Studio II

Cuando la industria del videojuego apenas había comenzado a caminar, llegó en 1977 la extraña RCA Studio II, una de las peores vídeoconsolas de la historia.

Hay que reconocerle ser una de las primeras máquinas en utilizar cartuchos ROM, pero su controlador es posiblemente uno de los peores jamás creados, basado en teclas numéricas e incrustado en el propio chasis, sin posibilidad de extraerlo.

Eso sí, su estética retro sigue haciendo furor entre los coleccionistas.

#3 Nintendo Virtual Boy

Nintendo Virtual Boy

A la vista de su aparatosísimo diseño, no es de extrañar que la Nintendo Virtual Boy sea considerada uno de ls grandes fracasos del mundo gamer.

Pese a la promesa de jugar a juegos en tres dimensiones y en perspectiva de primera persona (aprovechando la popularidad de la película El Cortador de Césped, un hito de la realidad virtual), este producto estuvo plagado de problemas: usuarios que se quejaban de terribles dolores de cabeza a los pocos minutos de estar jugando, mareos, un catálogo de apenas 14 títulos y una vida efímera.

Tras ser lanzada en 1995, un año después desapareció sin tan siquiera llegar a comercializarse en Europa.

#4 Nokia N-Gage

Nokia N-Gage

Es indudable que Nokia supo ver el potencial (actualmente indiscutible) de aunar telefonía y videojuegos, pero N-Gage se adelantó a su tiempo en 2003 con un diseño que ahora nos parece inconcebible: teclado numérico, mal móvil, mala consola y unas ventas estrepitosamente bajas antes de ser retirada del mercado.

Apenas tardó seis meses en ser remplazada por un nuevo modelo, la Nokia N-Gage QD, que resolvía algunos de sus «pecados mortales»: para cambiar de juego había que extraer la tapa trasera y la batería (¿nadie pensó en una ranura?), y como el micrófono y el altavoz estaban en un lateral, hacer llamadas con él era algo verdaderamente aparatoso.

#5 Tiger Telemtacis Gizmondo

Tiger Telemtacis Gizmondo

No aprender de los errores del rival tiene sus consecuencias, y la gente de Tiger Telematics pareció no enterarse del fracaso de la N-Gage de Nokia.

Apenas dos años después (en 2004), lanzaron una máquina con pantalla de 2,8 pulgadas que pretendía competir con ella, y el batacazo no tuvo nada que envidiarle: 25.000 unidades vendidas en su corta vida, inferior a un año, lo que provocó la bancarrota de la compañía.

Si tenemos en cuenta que por aquel entonces ya tenía que competir con grandes como la Nintendo DS o la PSP, no es de extrañar que sea considera como una de las peores consolas de la historia.

#6 Mega Drive 32X

Mega Drive 32X

No cabe duda de que la Mega Drive de Sega (o Genesis al otro lado del Atlántico) fue una de las consolas más populares de la década de los 90.

Tanto quiso la compañía nipona exprimir su gallina de los huevos de oro que el lanzamiento de nuevos periféricos se le fue de las manos con la Mega Drive 32X, un añadido que permitía ejecutar juegos de 32 bits en la consola original (de 16 bits).

Apenas se desarrollaron juegos para ella, que nunca pudo emular la mayor popularidad de otro accesorio anterior: Mega CD.

Al anunciar Sega la sucesora de la Mega Drive, Sega Saturn, el proyecto quedó definitivamente tocado de muerte, pues casi todos los desarrolladores decidieron esperar y «pasaron» de la 32X.

#7 Apple Bandai Pippin

Apple Bandai Pippin

Antes de triunfar con sus dispositivos iOS, Apple se dio un batacazo monumental en 1996 con Pippin, una de las peores consolas de la historia.

Diseñada por la compañía de la manzana, se trataba de un dispositivo multimedia licenciado para que otras empresas la fabricasen, y apenas logró llamar la atención de Bandai.

Con él, se prometía jugar a videojuegos, navegar por Internet y reproducir contenidos multimedia, pero en ninguno de estos campos logró ser eficaz. Así, pese a tratarse de una especie de ordenador barato, acabó sepultada por la pujanza de la hegemónica por aquel entonces, la primera PlayStation de Sony.

Con un rendimiento pobre, un precio elevado y sin apenas juegos y programas, nunca llegó a encontrar su hueco en el mercado.

Cuando Steve Jobs retomó las riendas de Apple en 1997, canceló definitivamente el proyecto.