Skip to main content

Los 9 dominios más caros de todos los tiempos

Los 9 dominios más caros de todos los tiempos

15/08/2016 - 12:00

Los 9 dominios más caros de todos los tiempos

A la hora de ponerle nombre a una web, hay que valorar varias cosas. La originalidad, el SEO o la longitud son tres de ellas. Sin embargo hay una aún más importante: que esté disponible. Si no lo está, toca buscar otro nombre o comprar un dominio. Claro que esta opción puede salir por un riñón, aunque no sea uno de los dominios más caros de la historia de Internet.

Si eres una gran empresa y aún no tienes página web, tendrás que hacer una. Y tu imagen de marca no puede adaptarse tan fácilmente a la disponibilidad de dominios en Internet, por lo que si alguien tiene registrado el que quieres, no te quedará más remedio que sacar la chequera.

Se han dado caso de dominios comprados por una buena cantidad de millones. Poseer uno de los más buscados y evidentes es una garantía de tráfico para tu web, con los consiguientes ingresos publicitarios. Por ello son muy demandados, alcanzando precios desorbitados.

Estos son algunos de los dominios más caros de todos los tiempos.

Casino.com

Casino.com

El juego online mueve muchísimo dinero en todo el mundo, incluso en España. Casino es además una palabra común en varios idiomas, sobre todo en el español y el inglés, los dos lenguajes más globales.

Con tales mimbres, una empresa especializada en apuestas y juegos de azar no pudo resistirse y compró el dominio casino.com. Sólo a través de buscadores deben recibir millones de visitas sin necesidad de moverse.

La compra tuvo lugar en el año 2006, cuando aún estaba en marcha toda una burbuja de dominios en Internet. En aquella época, justo antes del estallido de la crisis, llegaron a pagarse auténticas millonadas por dominios online. En este caso el precio fue de 5,5 millones de dólares.

Conociendo la forma de trabajar de estas empresas, el nombre de la empresa que aparece como propietaria del dominio no es indicativo. Según indica Techcrunch, la verdadero dueña es Mansion, una compañía especializada en juego online con sede en Gibraltar.

FB.com

Facebook

FB es la abreviatura que casi todo el mundo utiliza para referirse a Facebook. La compañía lo sabe y por eso decidió hacer una inversión millonaria para comprar el dominio correspondiente. Es lo mismo que Apple está haciendo con los dominios que empiezan por la letra i.

FB.com es ahora una web que redirecciona a la página principal de Facebook. El dominio ya es propiedad del conglomerado empresarial Facebook Inc., que lo compró en 2010 por 8,5 millones.

Antes era propiedad de la American Farm Bureau Organization, una organización agraria que habría sacado mayor tajada de haber aguantado unos años. Actualmente Facebook pagaría bastante más dinero por hacerse con el control de la dirección.

Porno.com

Porno.com

La mayoría de los usuarios de Internet ha buscado páginas webs porno en Internet alguna vez en la vida. Para saberlo no hay más que ver el tráfico que generan las webs de vídeos porno gratis.

La industria de los vídeos para adultos es la gallina de los huevos de oro en Internet, por eso las webs más directamente relacionadas con ella se cuelan entre los dominios más caros de la historia.

Lo más curioso es que es un dominio estadounidense, pese a que el nombre de la web esta en español. Es una muestra de la pujanza del castellano entre la población norteamericana.

Porno.com es actualmente una web anticuada que muestra contenido pornográfico explícito. Fue comprada por 8,9 millones de dólares en 2015.

Porn.com

Porn.com

Porn fue un dominio comprado de forma temprana. Allá por 2007 fue todo un bombazo que un fondo de inversión lo comprase por 9,5 millones de dólares. Las posibilidades de negocio de un dominio con nombre tan sencillo y directo eran y siguen siendo infinitas.

No hace falta decir que Porn es una de las primeras palabras que los angloparlantes buscan cuando quieren ver porno gratis en Internet. Esto convierte a Porn.com en una de las webs porno con más visitas, aunque sea de rebote.

Ahora mismo se dedica a indexar vídeos porno gratis para todos aquellos que no quieran gastar dinero en contenidos de pago. Este tipo de plataformas son de las más populares en Internet; dos de las que más vídeos porno y usuarios tienen son Pornhub y Xhamster.

Fund.com

Fund.com

Fund.com es un dominio que ahora mismo está caído, y lleva así bastante tiempo. Según Techworm, una compañía llamada Fund.com lo compró por 9,9 millones en 2008, seguramente esperando hacer negocio con él.

Lo que no sabían los creadores de esta empresa es que la crisis mundial estaba a la vuelta de la esquina. Menos de un año después, se declararon en bancarrota y tuvieron que cerrar la web.

No se sabe que ocurrirá con una dirección tremendamente jugosa para compañías financieras. Ahora mismo no es posible comprobar la titularidad del dominio. Seguramente reaparecerá en poco tiempo como web principal o redirección a algún servicio relacionado con la bolsa y el negocio bancario.

Sex.com

Sex.com

Si “porno” o “porn” son búsquedas prioritarias para todos aquellos que quieren ver vídeos porno en Internet, “Sex” no se queda atrás. E incluso puede que algunos de los que teclean esta dirección busquen algo más que disfrutar en solitario.

Muchos de ellos sin duda acaban aterrizando en el dominio Sex.com, hábilmente comprado por 13 millones en 2010. En su día fue el dominio más caro de la historia, aunque se ha visto superado de forma posterior.

Es una de las búsquedas más realizadas en Google y otros motores. Algunos rumores indicaron que la compañía dueña del dominio, se había visto obligada a venderlo. El propietario actual prefiere guardar anonimato. Es posible que sea uno de los negocios que tiene en marcha una gran compañía.

Insure.com

Insure.com

Hasta 2012 fue el segundo dominio más caro de todos los tiempos. Adquirido por 16 millones por QuinnStreet, una compañía de marketing, Insure se dedica a la comparación y comercialización de seguros.

Hay que recordar que en Estados Unidos el de los seguros es uno de los sectores más boyantes. La ausencia de una sanidad pública universal y de calidad hace que sea prácticamente obligatorio tener un seguro privado.

A la hora de elegir, no son pocos los estadounidenses que recurren a esta web. Elegir un buen seguro es una decisión importantísima en la vida, literalmente de vida o muerte. Debida a la importancia de este elección, QuinnStreet no dudó en pagar una millonada por el dominio. Ahora mismo deben estar esperando a recibir una oferta demasiado buena como para rechazarla.

PrivateJet.com

PrivateJet.com

¿Quieres alquilar un avión privado? No hay problema, puedes hacerlo por Internet desde la web PrivateJet.com. Sin duda te costará mucho dinero, pero si no puedes pagarlo es porque no eres el público objetivo del dominio.

La dirección fue comprada por 30 millones de dólares en 2012. El objetivo es monetizar al máximo esta web, destinada a un público millonario dispuesto a gastar lo que haga falta por volar en un jet privado. Debe ser un negocio extremadamente rentable.

Un ejemplo de las tarifas que maneja PrivateJet es el coste de un vuelo desde Los Ángeles a Las Vegas, dos ciudades relativamente cercanas. 4.000$ es el precio que tiene para el público. Sorprendentemente es una de las rutas más demandadas en este dominio, que también ofrece vuelos de larga distancia.

VacationRentals.com

VacationRentals.com

El dominio relacionado con los alquileres vacacionales fue adquirido por la cifra récord de 35 millones de dólares en 2007. Lo compró HomeAway, una empresa del sector.

El CEO de la compañía confirmó en su día que no necesitaban el dominio, pero que lo compraron para evitar que cayera en manos de sus rivales. Es uno de los casos en los que el propietario del dominio se ha servido de la competencia como arma negociadora.

Las vacaciones mueven mucho dinero, pues una familia media puede gastar como mínimo varios cientos de euros una vez al año. He ahí la importancia de poseer todos los dominios relacionados de forma más evidente con la industria.

Actualmente VacacionRentals.com se integra dentro del holding de HomeAway como una parte más del mismo.