Skip to main content

Características del router gamer perfecto

router gamer

10/05/2015 - 07:50

Seas un gamer de consola o de PC, tanto si perteneces a la raza superior como a los plebeyos, todos los aficionados a los videojuegos tienen una necesidad en común: Internet. 

Tanto si te conectas por WiFi como si lo haces con cable, tu router debe de ser capaz de hacer frente a os problemas de latencia, los retardos o el colapso del ancho de banda. 

Si alguno de estos problemas os resulta familiar, y estáis hartos de jugar con lag, este articulo es para ti.

Te vamos a dejar los seis puntos claves que un router debería tener para que la experiencia de juego no se vea interrumpida por nimiedades. 

Un aviso: si sois malos, sois malos. Un buen router os puede ayudar a jugar de forma rápida y fluida, pero no os va a convertir en hackers. Una cosa es igualar el terreno de juego, y otra daros una ventaja injusta. 

Procesadores de doble núcleo

Características del router gamer perfecto según TP-Link

El corazón de tu router para gamer es el procesador, por lo que si éste no puede gestionar tareas intensivas en el uso de ancho de banda o altos niveles de tráfico, tu experiencia de juego se verá afectada.

Es conveniente que te equipes con un router con una CPU de doble núcleo para conseguir el rendimiento ultra-rápido, estable y sin latencias, que buscas.

Y, por si no lo sabéis, los router que las operadoras nos dejan por defecto no incluyen una CPU de doble núcleo, sino que son más bien escasos en este aspecto. Echad un vistazo a las configuraciones de los router antes de firmar nada. 

Estándar 11ac

Características del router gamer perfecto según TP-Link

Cuando juegas a través de redes inalámbricas se hace absolutamente necesario tener un router gamer que opere en el próximo estándar Wi-Fi 11 ac.

El estándar anterior, 11n, solo puede alcanzar los 300 Mbps mientras que el ac está siendo constantemente actualizado y ya opera a una velocidad tres veces superior. 

Esto es lo más fácil de encontrar, ya que el cambio de un estándar al siguiente repercutía de manera tan directa en la calidad de la conexión que casi todas las operadoras se han asegurado de hacer el cambio.

Banda dual de 5GHz

Características del router gamer perfecto según TP-Link

A la hora de jugar vía wireless, disponer de la banda de 5 GHz es esencial, ya que en la actualidad hay muchos menos dispositivos operativos en esta frecuencia y por lo tanto, este canal está menos congestionado que el de 2,4 GHz.

La banda dual es especialmente útil si también tu router gamer soporta el resto de actividades on-line que se realizan en el hogar como la navegación web. 

Así que si sois de los que tenéis mil aparatos conectados al WiFi (la consola, algunos móviles, puede que varios PC...), os conviene echar un vistazo. 

Beamforming

Características del router gamer perfecto según TP-Link

Beamforming es una tecnología que concentra de forma automática la señal Wi-Fi hacia los dispositivos que están en funcionamiento, llevándola a donde más la necesites.

El router busca donde está el dispositivo y envía directamente la información en esa dirección, lo que se traduce en una conexión muy eficiente y direccionada. 

Resulta especialmente efectivo si en vuestra casa hay muchos elementos de madera: la enemiga acérrima del WiFi. 

Puertos Gigabit

Características del router gamer perfecto según TP-Link

Los puertos estándar ofrecen velocidades de transferencia de 100Mbps mientras que en los puertos Gigabits la tasa es de 1000Mbps.

Esto significa un incremento de diez veces la velocidad y, por lo tanto, una característica imprescindible que debería tener tu router.

Las consolas de última generación ya vienen equipadas con puertos Gigabits  aunque si juegas a través de PC puedes actualizarlo fácilmente, incorporando una tarjeta PCI de extensión de red Gigabit para conseguir la máxima velocidad.

Calidad de servicio

Características del router gamer perfecto según TP-Link

Cuando vas a jugar, la calidad de servicio (QoS) es un aspecto vital. QoS es priorización de tráfico y esta prestación puedes configurarla fácilmente en el router de forma que se dé prioridad al tráfico de unos dispositivos determinados.

Así, aunque haya bajadas importantes en el ancho de banda, el router se ajustará a estos cambios, de forma que tu experiencia de juego no se vea afectada.

Es la forma más fácil de asegurarte de que si tu madre se pone a ver Masterchef en su portátil, tu juego no empiece a laguear y quedarse colgado.