Los mejores supermercados para comprar online desde casa

Con el ritmo de vida cada vez más ajetreado que llevamos, ir al súper se acaba convirtiendo en una molestia. No es extraño que cada vez más gente opte por hacer la compra a través de Internet. Existen abundantes supermercados online, y aunque la mayoría disponen de un servicio sólido y satisfactorio, la realidad es que tienes la sensación de que podrían dar más de sí.

El problema reside en que muchos sólo están en la Red por obligación. El Corte Inglés, Carrefour, Eroski o Mercadona se han gastado cientos de millones de euros en construir centros comerciales para que vayas a comprar allí, con el objetivo de que entres con cuatro cosas en la cabeza y salgas con diez que no habías pensado. Este sistema de negocio no funciona en Internet, en donde todo se iguala porque las páginas ofrecen una experiencia de compra similar. Además una web no puede tentar al cliente como lo hace un centro comercial.

Por otro lado existen supermercados que sólo funcionan online, como Ulabox o Tudespensa.com, pero poseen un único almacén y carecen de centros locales como los anteriores, asi que tienen muchos problemas para servir a todo el territorio nacional artículos frescos o congelados. Son dos formas de entender un mismo negocio, cada una con sus puntos fuertes y débiles.

El problema de las etiquetas

Una de las limitaciones de hacer la compra online, es que no puedes ver físicamente los productos. Los hipermercados online lo solucionan con fichas descriptivas y fotos. Pero casi todos ellos fallan a la hora de mostrar algo tan básico como las etiquetas y el envoltorio. A los compradores nos gusta ver lo que pone en los envases, leer los rótulos y las etiquetas. Tudespensa.com y Ulabox lo ofrecen en la mayoría de los productos gracias a una función de “zoom” interactivo. Pero el resto sólo muestran fotos pequeñas en donde no se puede leer texto. Mercadona no tiene fotos de sus productos.

Es un aspecto que requiere mucho esfuerzo, cierto, pero deben mejorarlo si realmente quieren reducir las barreras entre la compra real y virtual.

Una de las novedades de los últimos meses es que al fin han estrenado las apps para comprar desde el móvil o la tablet. Arrastras productos o añades tu lista de la compra, y listos.

También es una novedad la entrega en el coche. Sin bajarte de tu vehículo te traen la compra que hayas hecho online directamente al maletero, para que no pierdas tiempo. Pero sólo se ofrece en unos pocos centros.

Elegir entre dos mundos

La llega de Amazon a España ha influido de forma indirecta en los supermercados online. Hace un par de años sólo podías pagar con tarjeta y había unos gastos fijos. Ahora la mayoría de los supermercados aceptan PayPal y otros sistemas, y tienen opciones de gastos de envío gratis.

Los grandes hipermercados como El Corte Inglés, Mercadona, Eroski o Carrefour usan su centros locales para servir los pedidos online. La ventaja es que sirven en toda España, incluso en pueblos, con franjas horarias de dos horas y entrega refrigerada en camiones frigoríficos. Sin embargo consideran este servicio online como un extra, y por eso siguen cobrando gastos de envío elevados.

Los supermercados exclusivos online, por su parte, cuidan más al cliente, con más opciones de pago, o gastos más baratos. Pero al disponer de un único almacén sólo sirven alimentos perecederos en las provincias cercanas.

Si vives en un pueblo alejado de la capital, ningún supermercado llegará hasta tu casa.

Son hándicaps que aún deben superarse, aunque también hay que alabar sus ventajas. Los supermercados online ofrecen un servicio muy sólido, como demuestran las altas puntuaciones que han conseguido.

Echa un vistazo a los análisis, y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.