Los mejores vídeos de Youtube de la semana

El Lobo de Wall Street ha hecho de un simple golpe en el pecho un éxito musical alrededor del mundo con remix incluído. Además te mostramos a una joven simulando perfectamente hablar idiomas, 20 jóvenes desconocidos besándose y un trío cantando en la mes a capella el tema Hey Brother de Avicii 

#1 El remix definitivo

La música es una de las protagonistas en los mejores vídeos de Youtube de esta semana.

¿Cuántas veces nos han dicho que en la mesa no se canta? Te mostramos un trío que ha decidido saltarse esa norma por todo lo alto. 

Además, te enseñaremos la reacción de 20 personas que tienen que besarse sin haberse visto jamás

También te invitamos a seguir el "modus operandi" de la joven que simula hablar tantos idiomas que perdemos la cuenta pero que, en el fondo, no sabe hablar.

Aunque pensamos que el mejor vídeo de esta semana es el remix del popular golpe en el pecho de la peícula "El Lobo de Wall Street". Simplemente genial.

 

#2 Besame sin conocerme

 

Las reacciones del ser humano ante una situación desconocida pueden ser muy dispares. Este el caso de estas personas que, sin conocerse, tienen que besarse sin más. 

Timidez, verguenza, risa floja....las reacciones son muy curiosas. 

#3 En la mesa no se canta

 

Cuando nuestras madres nos decían que en la mesa no se canta pretendían evitar justo lo que escenifican estos tres jóvenes en el vídeo.

Una muy buena adaptación "a capella" de la canción Hey Brother de Avicii.

#4 Digo todo y no digo nada

 

Observar a esta chica hablando diferentes idiomas puede resultar sorprendente ya que parece que tiene la capacidad de hablar cada idioma a la perfección.

Pero nos damos cuenta del truco cuando le toca hablar el nuestro propio. Imita perfectamente los sonidos de cada lengua. Tanto que parece controlar todos de forma excelente. 

Sin duda uno de los mejores vídeos de Youtube de la semana.

#5 Nuevo deporte de riesgo

 

Con la Fórmula 1 apunto de comenzar nos llega un deporte que le va a hacer la competencia.

Como podemos ver, este es un deporte de riesgo pero ¿para el piloto o para el cerdo?

Podéis juzgar vosotros mismos.