Skip to main content

Los 13 mejores trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

27/07/2018 - 06:01

Las calurosas noches de verano suponen todo un reto a la hora de conciliar el sueño. Empiezas a dar vueltas en la cama, abres las ventanas con la esperanza de que se cuele una brisa de aire que te dé consuelo e incluso la bañera ya no te parece tan incómoda con tal de aliviar el calor que te impide descansar durante las noches de verano.

La temperatura óptima para dormir se encuentra entre los 16° y los 21°, aunque para conciliar el sueño correctamente, el cerebro necesita estar un poco más fresco que el resto del cuerpo. Algo que no siempre es sencillo con una temperatura nocturna que, en muchas localidades, pueden situarse en los 28° durante los días más calurosos del verano.

Estos son algunos de los mejores trucos para dormir en verano y no pasar calor. Con ellos conseguirás conciliar el sueño más rápidamente y ganarle la batalla al calor, haciendo que descanses correctamente y te levantes fresco como una lechuga.

Elegir correctamente el tejido de la ropa de cama, vigilar lo que se cena los días más calurosos o colocar la cama en un lugar estratégico de la casa pueden ser alguno de los trucos para evitar el calor y dormir en verano sin aire acondicionado. Pero hay más y a continuación te los contamos todos.

1.Mete las sábanas en el congelador

Puede parecer un método un tanto drástico, pero realmente funciona. Antes de irte a dormir, mete las sábanas que vayas a usar esa noche dentro de una bolsa, y déjala unos minutos en el congelador.

7 trucos para dormirte antes y descansar mejor

Ese tiempo será suficiente para que te refresquen mientras concilias el sueño, que es la fase más crítica.

Si no tienes suficiente espacio en el congelador para meter las sábanas, al menos inténtalo con la funda de la almohada. La sensación de frescor que proporciona hará bajar tu temperatura corporal y te ayudará a conciliar el sueño en las calurosas noches de verano.

2. Refresca los puntos estratégicos de tu cuerpo

En el cuerpo existen determinadas zonas estratégicas en las que, si consigues enfriar el flujo sanguíneo que pasa por ellas, lograrás bajar tu temperatura corporal y con ella la sensación de calor que te impide conciliar el sueño en verano.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

Para lograrlo, usa una bolsa de agua (como las que tu madre te ponía cuando estabas enfermo en invierno) rellena con agua fría y métela en el congelador o en la nevera. Cuando te vayas a dormir, coloca la bolsa sobre rodillas, tobillos, muñecas, cuello, ingles y codos.

Al cabo de un rato notarás que la sensación de calor se ha reducido y tu cuerpo estará listo para caer en brazos de Morfeo.

3. Cremas de aloe vera

Muchas cremas, lociones y aftesuns están fabricados a base de aloe vera o mentol por sus propiedades refrescantes. Uno de los mejores trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor es aprovechar ese frescor para combatir el calor antes de irte a dormir.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

El aloe vera, además de cuidar tu piel e hidratarla te proporciona una sensación de frescor que te ayudará a bajar la temperatura de tu cuerpo hasta alcanzar un punto confortable que hará que te duermas plácidamente incluso en las noches más calurosas de verano.

Para incrementar esa sensación puedes conservar el frasco de crema o loción dentro de la nevera.

4. Para dormir, mejor algodón

La correcta elección de los tejidos que entrarán en contacto con tu piel durante la noche tienen una gran incidencia en tu temperatura corporal. Elige sábanas finas de algodón de calidad y, si usas pijama, evita los tejidos sintéticos.

El algodón te ayudará a mejorar la transpiración de la piel y te mantendrá más fresco toda la noche actuando como un regulador de temperatura.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

5. Vigila lo que cenas

La comida es nuestra principal fuente de energía, por lo que para digerirla también se quema parte de esa energía en forma de calor.

Procura evitar ingerir demasiadas proteínas durante la cena ya que estas requieren un mayor esfuerzo metabólico para su digestión y hará que aumente tu temperatura corporal. Algo que debes evitar a toda costa si quieres dormir bien en verano.

La sandía, la fruta que no puede faltar en tu dieta este verano

Además, procura comer alimentos ligeramente picantes, pero siempre hazlo al menos tres horas antes de irte a dormir. Estos alimentos harán que sudes y esto refrescará tu cuerpo.

6. No hagas deporte por la noche

ES importante evitar las horas de más calor del día para hacer deporte, ante el riesgo para la salud que eso supone. Esto hace que muchas personas aplacen sus actividades deportivas hasta que cae el sol y las temperaturas se suavizan.

Un buen truco para dormir bien en verano y no pasar calor es procurar hacer deporte al amanecer, en lugar de cuando ya ha caído el sol y estás más cerca de la hora de dormir.

¿Se puede hacer running a más de 30 grados en verano?

Cuando haces deporte tu cuerpo se activa y eleva su temperatura. Ese efecto se alargará durante unas horas después de haber realizado la actividad deportiva, algo que te interesa evitar para conciliar el sueño en verano.

7. Date una ducha tibia

Cuando estás sofocado por el calor lo que más te apetece es darte una ducha bien fría. NO obstante, a pesar de que en principio se obtiene una sensación muy reconstituyente, minutos más tarde tiene un efecto rebote y terminarás teniendo más calor que antes de la ducha.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

En su lugar, ajusta la temperatura de agua para que esté ligeramente tibia. Esta similitud de temperatura entre el agua de la ducha y tu temperatura corporal crea un efecto similar al que realiza el sudor y equilibrará tu temperatura creando una sensación de confort más duradera.

Es uno de los mejores trucos para dormir mejor en verano y sin pasar calor.

8. Mantén tu casa fresca

Tu casa en verano debe ser como un oasis al que llegas tras cruzar el desierto: un lugar fresco en el que recuperarte después de un día de verano pasando calor. Evita que tu casa se caliente durante el día y te costará menos conciliar el sueño durante la noche.

Para ello, ventila toda la casa durante las primeras horas del día y antes de irte a dormir. El resto del día, procura proteger las ventanas con toldos, bajar persianas, cerrar ventanas y correr cortinas. Todo lo que sea necesario con tal de evitar que se escape ese aire fresco y entre en aire caliente del exterior.

Trucos para mantener tu vivienda fresca en verano

Cerrar las puertas también te ayuda a mantener tu casa fresca durante el verano aislando las zonas que más se calientan de tu casa durante el día, de las más frescas.

9. Apaga los aparatos electrónicos

Los aparatos electrónicos generan calor cuando se usan ya que al conducir la electricidad por sus circuitos se calienta el aire que hay a su alrededor. Por ese motivo es una buena idea mantener todos esos aparatos electrónicos alejados de tu cama.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

Si es posible, sácalos fuera de la habitación o evita usarlos antes de irte a dormir. Dentro de esta categoría también se incluyen los ambientadores eléctricos y las regletas de enchufes.

Estos dispositivos están permanentemente conduciendo electricidad, por lo que están constantemente produciendo una pequeña cantidad de calor.

10. Mantén tus pies fuera

Es uno de los trucos más sencillos para conciliar el sueño en verano, pero mantener tus pies frescos te ayudará a conciliar más rápido el sueño.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

Tal y como vimos en los primeros trucos para dormir mejor en verano, refrescar determinados puntos contribuyen a bajar la temperatura corporal. Los pies son una zona con una elevada incidencia en la regulación de la temperatura, por lo que mantenerlos fuera de la cama hará más sencillo conciliar el sueño, aunque haga calor.

11. Evita beber agua antes de ir a dormir

Durante los meses de verano es importante mantenerse hidratado ya que aumenta la sudoración y el riesgo de perder demasiado líquido es elevado. No obstante, evita beber demasiada agua antes de irte a dormir.

10 mitos sobre el verano que pueden poner en peligro tu salud

Conciliar el sueño con calor es algo realmente agotador y una de las fases clave para descansar durante la noche, por lo tanto, procura no arruinar todo el esfuerzo que has hecho para conseguir conciliar el sueño teniendo que levantarte al baño a media noche.

Si eso sucede, es muy probable que te cueste volver a dormir teniendo que comenzar de cero todo el proceso para bajar la temperatura de tu cuerpo.

12. Mejor dormir solo

El verano es la época perfecta para encontrar el amor, pero si quieres seguir disfrutándolo por la mañana, mejor no compartas la cama con nadie. Dos cuerpos, doble calor.

Trucos para dormir mejor en verano y no pasar calor

El efector es todavía peor si no dispones de una cama amplia ya que si uno de los dos se duerme antes generará más calor, poniéndole las cosas más difíciles al que todavía está despierto.

13. Busca la zona más fresca de la casa

Si tu casa tiene dos pisos, procura dormir en la planta más baja. El aire caliente tiende a subir, por lo que las plantas superiores siempre tendrán una temperatura más elevada que las inferiores.

El efecto es todavía más notable si se trata del último piso ya que el tejado recibirá calor durante todo el día e irá calentando el aire en el interior haciendo imposible conciliar el sueño por el calor acumulado.