Skip to main content

3 mitos sobre el reciclaje que no deberías creer

Cubos de basura

Getty

20/11/2019 - 07:45

Llevamos años haciéndolo y todavía hay muchos que tienen dudas sobre cómo hay que reciclar o se creen algunos de los bulos que existen. Sin embargo, lo primero que se debe saber es que el reciclaje es una actividad necesaria para combatir la crisis climática y que la salud de nuestro planeta no empeore.

Hay que admitir que no toda nuestra basura se puede reciclar y que aún cometemos errores. Por ejemplo, vemos a gente tirar cartones sucios de comida al contenedor de papel. Pero poco a poco vamos aprendiendo y, según los ayuntamientos colocan infraestructura y contenedores, los ciudadanos reciclan más.

Vamos a repasar 3 mitos sobre el reciclaje.

Los materiales solo se pueden reciclar una vez

Este es un mito muy difundido y que no es cierto con la mayoría de materiales.

Aunque el plástico suele ser bastante problemático para reciclarlo una y otra vez, hay materiales como el cristal o el cartón a los que es posible darles más de una y dos vidas.

No hay que tener dudas ni utilizar esto como excusa, lo primero es dividir siempre la basura y después ya se verá en los centros de reciclado qué se puede aprovechar y qué no.

Reciclar contamina más que fabricar

Contaminación

No existen pruebas de que esto ocurra. Reciclar siempre ha sido una actividad más saludable para el medio ambiente que fabricar. 

Según la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU., con el reciclaje de aluminio se ahorra un 95% de energía o con el de papel un 60%.

Lo mejor es no creer mitos que a veces solo son excusas para no reciclar.

Las bolsas de plástico son reciclables

Bolsa plástico Carrefour
Reuters

Uno de los principales motivos por los que se está acabando con las bolsas de plástico es que son extremadamente contaminantes y muy complicadas de reciclar.

Esto no es solo un problema de cara a su propio reciclaje, es que además estorban en todas las plantas de reciclaje y se mezclan con los materiales hasta dificultar en gran medida los procesos.

Las bolsas de plástico no se reciclan casi nunca, una triste realidad.