Skip to main content

Las 5 averías y reparaciones de coche que más cuestan

Las cinco averías más caras que te pueden pasar

Redacción Computer Hoy

03/09/2017 - 08:02

Una de las pesadillas de todo conductor es la visita al taller tras una avería en el coche y es que la factura final, en la mayoría de los casos lleva varios ceros.

Entre las averías más frecuentes destacan aquellas que tienen que ver con el estado de los neumáticos y los frenos.  Sin embargo, pese a que estas pueden ser las más habituales, existen ciertas averías de un vehículo que es incluso mejor cambiar el coche debido al coste de la reparación.

¿Cuáles son las averías más caras que te pueden pasar?

Haciendo un repaso rápido, nos encontramos con la correa de distribución, inyectores y el turbo, la bomba de gasoil o el módulo de control. 

Evidentemente, existen ciertas prácticas y consejos apra evitar estas averías o, al menos, minimizar el riesgo de que ocurran. Una revisión básicaaceite + filtro de aceite + filtro de aire para un coche de gama media como el Seat León, podría costar alrededor de 40€ si el usuario lo hace por su cuenta, mientras que si lo llevan a un taller podría suponer el doble.

Además de comentar cuáles son las averías mas caras que pude sufrir tu automóvil te ofrecemos un rango de precios para que pidas presupuesto antes de efectuar el pago y no te engañen. Es muy importante comparar varios centros especializados para evitar gastar más de la cuenta.

Fuente: Autobild.es

Turbo

Turbo del coche

El turbo es un tipo de compresor que recurre a una turbina conectada con los gases de escape y que sirve para incrementar el rendimiento de los motores, ya sean gasolina o diésel

Lo que hace esta turbina es tomar el aire, comprimirlo e introducirlo en el motor a gran presión para inyectar más potencia. 

Son diversas las causas que pueden provocar que se estropee, desde unos malos hábitos en la conducción, defecto en la fabricación, circular con el motor demasiado revolucionado, exceso de temperatura, falta de engrase, o incluso, el propio desgaste de las piezas. 

Esta es una de las averías más caras de cualquier coche, dependiendo del modelo, el arreglo oscilar entre los 1.000 y 5.000 euros.

Si quieres evitar disgustos, existen una serie de consejos generales para intentar evitar su deterioro. No subir las revoluciones en exceso mientras el motor está frío y dejar que el coche se enfríe un poco antes de apagar el motor al llegar a tu destino.

Módulo de control motor

Módulo de control motor

El módulo de control motor es el encargado de gestionar toda la información de los sensores y actuadores de un motor ya sea diésel o gasolina.

Es un elemento totalmente electrónico y la reparación más correcta es la sustitución por una nueva o de segunda mano en buenas condiciones.

La avería de este elemento puede surgir entre otras cosas, debido a un fallo general en la tensión del vehículo, al agua en su interior, a elementos internos deteriorados o a un fallo general de algún sistema independiente. Si esto ocurre, hay que sustituir el módulo ya que su mal funcionamiento provoca que el motor funcione incorrectamente o que deje de funcionar totalmente. El precio estimado de reparación ondea entre los 650 y 2.500€.

Inyectores

Inyectores

Un fallo en los inyectores es otra de las averías de coche más caras porque son componentes caros, especialmente en los coches diésel.

Los carburadores dejaron paso a los inyectores para alimentar los motores, una tarea que deben realizar con la precisión necesaria para el correcto funcionamiento del mismo. Son los encargados de suministrar el combustible adecuado en cada momento, dependiendo del régimen y carga del motor. 

Los problemas suelen estar provocados por su uso y en ocasiones por la mala calidad del combustible o por virutas de suciedad alojadas en el circuito, lo que provoca su obstrucción imposibilitando su limpieza.

Lo más frecuente es que se averíen de uno en uno, pero ocasionalmente puede ser necesaria la sustitución de todos y en este caso el coste de la reparación dependiendo del tipo de motor y de la mano de obra, ronda los 2.000 euros.

Correa de distribución

Correa de distribución

La correa de distribución tiene la función de sincronizar el giro de la polea del cigüeñal con el piñón del árbol de levas para que las válvulas abran y cierren en su punto exacto. 

Cuando esta se rompe, no hay sincronización, por lo que el pistón toca con las válvulas y estas se doblan. Además, si tienes la mala suerte de que se te rompe conduciendo a altas velocidades,  las piezas rotas pueden salir disparadas y romper otras, encareciendo aún más la reparación. 

Para evitar esta avería tan costosa lo idóneo es llevar un mantenimiento acorde al kilometraje y al tiempo de uso, y sustituirla entre 80.000 y 120.000 kilómetros o cada cinco años.

El coste de reparación de la correa de distribución depende del tipo de motor y del coche, pero va desde los 250 euros hasta los 2.000 euros. 

Bomba de gasoil

Bomba de gasoil

Este elemento es el encargado de suministrar la presión correcta a los inyectores de un motor diésel en el momento exacto. Por ello, es una pieza de mucha precisión y trabaja con altas presiones, desde 100 bar hasta 2050 bar, dependiendo del tipo de motor.

Esta avería en el coche se produce cuando el combustible contiene restos de agua o metal, virutas de metal provocadas por rozamientos indebidos, fallo de los elementos eléctricos y electrónicos internos.

El coste de la reparación en el taller también depende mucho de la marca y del modelo del coche, al igual que del motor, pero ronda entre los 700 y los 2.000 euros.