Skip to main content

5 trucos de productividad respaldados por la ciencia

Mujer trabajando en portátil con café

29/03/2019 - 13:45

Los problemas de concentración son algo por desgracia habitual y frecuente, sobre todo en personas que o bien trabajan y estudian en entornos ruidosos o bien en aquellos que, pese a trabajar desde casa, tienen problemas para mantenerse centrados en el asunto que se traen entre manos.

Por fortuna, al igual que existen estos problemas, también existen trucos para aumentar la productividad, cosas simples que te ayudarán a concentrarte mejor y mejorar en tus tareas del día a día, ya sean de trabajo o de estudio.

Estos trucos están respaldados por la ciencia, y es que todo se reduce a la psicología y la capacidad de cada persona para evitar estímulos externos y mantener su atención en un mismo asunto, algo que a algunos les cuesta mucho más que a otros, mala suerte para ellos.

HP y con Windows 10 por 257€: este es el portátil más vendido en Amazon

La solución a tus problemas de concentración no es uno sólo de estos elementos que compartimos a continuación, sino modificar tu rutina con varios de ellos hasta encontrar el punto en el que eres capaz de estirar al máximo tu productividad. 

Evidentemente, cuanto más productivo seas menos tendrás que trabajar para alcanzar el mismo objetivo, algo que redundará positivamente en tu bienestar y te dejará más tiempo libre.

El café, un buen aliado

Comprar una cafetera

No cabe duda de que si en todas las oficinas del mundo se ha disparado el consumo de café, no es por pura casualidad. Quizás sus consumidores no lo sabe, pero una de las propiedades del café es que ayuda a concentrarse mejor y por lo tanto te hace más productivo, siempre que no abuses de él.

Son numerosos los estudios que relacionan el café -más bien la cafeína- con un aumento de la productividad, aunque resulta complicado ponerle una cifra ya que a cada persona le afecta de una forma.

Si no te gusta el café, siempre puedes optar por el té, que contiene teína y sirve para lo mismo.

Haz pausas planeadas y estipuladas

Desayuno oficina

Trabajar durante toda una jornada laboral, sobre todo en trabajos creativos, es agotador para la mente. Hacer una o varias pausas a lo largo de la jornada no sólo es recomendable, sino que debería ser obligatorio.

Hacer pausas cortas de unos 15 minutos es un buen truco para aumentar la productividad, y es que según un estudio, una distracción planeada y temporal te puede hacer "coger impulso" para seguir trabajando después.

Por eso no deberías sentirte culpable por hacer pausas para desayunar a lo largo de la jornada.

Céntrate en una sola cosa en casa momento

Estrés

Aunque hay personas capaz de trabajar en varias cosas a la vez sin que su productividad decaiga, no es ni mucho menos lo normal. Lo habitual es que si estás ejecutando varias tareas termines por no dar el 100% en ninguna de ellas.

Al final, vas a acabar dedicando el mismo tiempo a finalizar todo, así que es mejor hacer cada cosa a su debido momento. Esto te liberará de estrés y a la larga hará que seas mucho más productivo.

Duerme lo suficiente

dormir

Los ritmos de vida que lleva la sociedad actualmente hacen que el insomnio y la falta de sueño voluntaria sean dos problemas habituales. En ciertos países, como por ejemplo España, es visto como normal acostarse pasadas las doce de la noche.

Eso hace que las horas de sueño al día caigan por debajo de las ocho horas, algo que nunca es recomendable y que tendrá un impacto negativo en tu rendimiento al día siguiente.

Si además vas acumulando horas de sueño a lo largo de la semana, para cuando llegue el jueves estarás agotado. De ahí la importancia de dormir lo suficiente cada noche, y es que ni siquiera una buena siesta puede sustituir a un sueño reparador nocturno.

Haz que tu entorno sea más agradable

Oficina coworking trabajo planta maceta

Echa un vistazo a tu entorno de trabajo y cuenta cuántas plantas hay en él. Si no hay ninguna, deberías saber que tú mismo estás limitando tu capacidad para producir más.

Según un estudio de la Universidad de Exeter, las plantas en el entorno de trabajo son un buen truco para aumentar la productividad hasta en un 15%. Es algo fácil y prácticamente gratis.

Una simple planta puede ayudar mucho, así que ¡manos a la obra!