Skip to main content

9 razones por las que Google cambiará el mundo

Google

Redacción Computer Hoy

27/02/2016 - 19:30

Todos sabemos que el gigante Google maneja simultáneamente decenas de proyectos y desarrollos innovadores.

Algunos de los inventos de Google verán la luz pronto, otros tardarán más y un buen número, sencillamente, no saldrán jamás. Pero con unos u otros, es claro que Google cambiará nuestro futuro. ¿Sabes cómo?

El espíritu innovador de Google le obliga a dar vueltas tanto a ideas completamente nuevas como a otros usos para las tecnologías ya existentes. Desde ahí saldrán características y funciones que disfrutaremos directamente en sus productos.

Pero además de estas tecnologías de Google, la compañía también maneja proyectos filantrópicos, conceptos, ideas, etc, que ayudarán a conformar el futuro, nuestro futuro. Incluso el futuro de nuestros hijos.

Repasa con nosotros estas nueve tecnologías revolucionarias con las que Google pretende cambiar el mundo y nuestras vidas. 

Tarjetas SD codificadas

Project Vault creará tarjetas microSD con información codificada

Cada vez guardamos más y más datos e información sensible en nuestros dispositivos, lo que implica riesgo de que terminen en malas manos y seamos víctimas de un ciberdelito.

Project Vault tiene como objetivo proteger nuestra privacidad a través de la ranura microSD, donde se introduce una tarjeta que más bien es un pequeño ordenador en toda regla.

Las tarjetas utilizadas en Project Vault integran un procesador ARM, una antena, un chip NFC y varias funciones de encriptación, todo bajo el sistema operativo RTOS (Real Time Operating System). 

El objetivo de Project Vault, presentado durante la conferencia Google I/O para desarrolladores, es el de ofrecer un nivel de seguridad sin precedentes en los dispositivos que incorporen esta tarjeta.

Project Vault, la tarjeta que encripta tus datos

La seguridad de las tarjetas de Project Vault está, a su vez, basada en la de otro de los proyectos de Google, Project Abacus.

Project Abacus reconocerá la forma única en que un usuario sujeta su teléfono o pulsa sobre el teclado junto a sus hábitos y, completándolo con reconocimientos biométricos si es posible, verifica su identidad de una forma extremadamente segura.

En base a ensayos realizados en 33 universidades de E.E.U.U, Google afirma que esta tecnología es diez veces más segura que el escáner de huellas digitales.

Por el momento, Project Vault se probará en el entorno empresarial antes de abrirlo al mercado global. Dado que, al menos por el momento, es un software de código abierto, ya cuenta con un rincón propio en GitHub a través del cual puedes probar, participar y contribuir. 

Teléfonos por piezas

El teléfono modular de Google se estrenará a finales de año

En lugar de comprar un teléfono nuevo cada año, imagínate que puedes actualizarlos añadiendo un procesador más rápido o personalizarlos con una batería de mayor duración.

Es la fórmula ideal para que podamos asumir la espiral de actualizaciones constantes en la que nos hemos sumergido: cambiar el móvil para tener una cámara mejor, más capacidad de almacenamiento, mejor pantalla...

A Proyecto Ara siempre le ha acompañado un montón de rumores, cálculos y noticias de las cuales, en estos momentos, poco está confirmado. Pero sí está claro que Google sigue al pie del cañón en este proyecto.

Entre los datos confirmados o filtrados en su día, los más interesantes apuntaban a 50 dólares como precio del teléfono básico con la estructura para acoger el resto de módulos, pantalla, procesador, batería y Wi-Fi.

También se ha manejado la posibilidad de que el usuario se imprima sus propios módulos con una impresora 3D, dado que se espera infinidad de módulos y diseños de todos los precios y condiciones.

El teléfono modular planteado por Google no es una idea fácil, pero sí muy atractiva. El Proyecto Ara nos permitiría actualizar cualquier componente de nuestro teléfono sin renunciar al resto y, por tanto, reduciendo sensiblemente el presupuesto.

Google deseaba probar el Proyecto Ara en el mundo real a finales de 2015, poniendo a la venta estos teléfonos en Puerto Rico a modo de prueba, pero finalmente el proyecto ha sufrido un nuevo retraso y ha visto como fabricantes como LG se han adelantado en aplicar parcialmente la idea en el nuevo LG G5:

Los mapas 3D de Proyecto Tango

El futuro de los mapas 3D llegará de la mano de Proyecto Tango

"¿Y si pudiera capturar las dimensiones de su casa simplemente paseando con su móvil antes de ir a comprar muebles? ¿Y si las direcciones a una ubicación nueva no terminaran en la calle? ¿Y si nunca más tuviera que perderse en un edificio?" 

De esta forma nos pone la miel en los labios Google cuando se refiere a su Proyecto Tango, responsable de crear mapas que van mucho más allá del mapeado del que disfrutamos actualmente.

Cuando hablamos de Proyecto Tango no estamos apuntando a una idea que aún no ha tomado forma o una tecnología fechada a medio plazo. El kit de desarrollo de este proyecto para crear mapas 3D ya está disponible en la tienda de Google y al alcance de cualquiera.

Este kit de desarrollo incluye un tablet equipado con cámaras y sensores que analizan el espacio y el movimiento. Gracias a estos, se crean mapas en 3D con una gran variedad de usos que cambiará el mundo.

En primer lugar, pueden ser utilizados en wearables para que los discapacitados visuales conozcan mejor el entorno y sean avisados de obstáculos. Los mapas 3D también se pueden usar para dirigir robots y crear apps de realidad aumentada.

El prototipo del Proyecto Tango que se comercializa como kit de desarrollo realiza más de un cuarto de millón de mediciones 3D por segundo, rastreando el movimiento tridimensional para crear un mapa visual en 3D del espacio a su alrededor.

Las posibilidades, como es fácil adivinar, son inagotables. Esta tecnología puede cambiar la forma en qué nos movemos y relacionamos con nuestro entorno e incluso cómo nos divertimos. 

Denim sensible al tacto

Project Jacquard busca un tejido... con interacción táctil

Estaba cantado: si la tendencia marca una necesidad de convertir todo en "inteligente"... ¿por qué no nuestra ropa también? Es lo que se ha propuesto Project Jacquard.

Google ha trabajado con Levi’s Strauss y otros fabricantes para crear un material llamado “Jacquard yarn” (hilados Jacquard). Se trata de un tejido inteligente con el que se podría crear ropa táctil e interactiva

Para ello, están produciendo material textil en telares industriales en el que se combinan fibras conductoras de aleaciones metálicas con hilos naturales y sintéticos como el algodón, el poliéster o la seda.

De esta manera, la fibra tiene una consistencia lo suficientemente fuerte como para ser manipulada a nivel industrial.

Los hilos conductores pueden utilizarse en partes concretas de una prenda del tamaño deseado para crear una superficie interactiva en áreas determinadas.

Además, en el proyecto también se han diseñado unos componentes electrónicos pequeños y discretos, no más grandes que el botón de una chaqueta, que se pueden integrar fácilmente en las prendas y que permiten unir las fibras conductoras con conectores y circuitos.

Al incorporar estos componentes adicionales se hace posible la interacción táctil de la prenda con dispositivos electrónicos, ya que permite captar los gestos realizados sobre el tejido y transmitirlos de forma inalámbrica a un terminal conectado.

Así, el usuario podrá conectarse a Internet, a aplicaciones o a las funciones del teléfono móvil a través de las prendas que esté vistiendo en ese momento. 

No hay fecha oficial, pero Google ATAP mantiene una web con información sobre Project Jacquard y te ofrece la posibilidad de suscribirte para ser informado de cualquier novedad al respecto. 

Ciudades más amables

La tecnología al servicio de las ciudades: Side Walk Labs

Side Walk Labs no es un proyecto a cargo de Google, sino que la compañía lo apoya financieramente. Está dirigido por Dan Doctoroff, que trabajó como Teniente Alcalde de Desarrollo Económico y Reconstrucción de Nueva York tras el 11S.

El objetivo de Side Walk Labs es mejorar la vida en la ciudad a través de sus servicios: conseguir un transporte más eficiente, reducir el consumo de energía... por supuesto, aplicando la tecnología como solución. 

Side Walk Labs es un proyecto con una trayectoria muy corta a sus espaldas: nacido el pasado mes de junio, aún mantiene una página web con poco contenido, en el que avanza tímidamente sus intenciones.

El primer proyecto de Side Walk Labs ha sido bautizado como Intersection y es muy simple, la sustitución de 10.000 cabinas telefónicas por puntos en los que se ofrecerá conexión Wi-Fi gratuita, llamadas locales e incluso tablets al servicio de los ciudadanos. 

Google ofrecerá Wi-Fi gratis en Nueva York

El proyecto Intersection tendrá un coste estimado de 200 millones de dólares. Un comienzo prometedor que confirma que el hecho de contar a la cabeza con un responsable como Dan Doctoroff, calificado como un verdadero visionario y experto en este sector, es una garantía de que Side Walk Labs estará muy presente en el futuro de nuestras ciudades, lo que es decir también que estará muy presente en nuestro propio futuro.

Al tiempo, la decisión de Google de involucrarse en el proyecto y sostenerlo económicamente es, sin duda, otra prueba de que no se trata de una idea destinada a quedarse en un puñado de buenas intenciones.

Carreteras más seguras con la autoconducción

El coche sin conductor de Google reducirá los accidentes

Serán cómodos, serán eficaces, puede que hasta rápidos... pero lo que no siempre se destaca del coche sin conductor de Google es que, además de todo eso, muy probablemente será mucho más seguro. 

Las cifras lo demuestran: tras recorrer 3 millones de kilómetros en los últimos seis años sólo se han visto involucrados en 11 accidentes, y “en ninguna ocasión fue el coche de Google la causa del accidente”, dijo Chris Urmson, director del proyecto.

Algunos accidentes fueron causados mientras los humanos conducían el coche de Google y el resto fueron causados por otros conductores.

Todos conocen ya el coche sin conductor como uno de los proyectos de Google más ambiciosos. El hecho de que el proyecto esté tan avanzado y circule en pruebas por algunas carreteras no significa que no sea un proyecto increíble que puede cambiar el mundo.

Imaginar un viaje leyendo o viendo una película en nuestro coche mientras circula sin necesidad de nuestras acciones aún suena a ciencia-ficción. Pero aquí está el Google Self-Driving Car. Y funciona.

No solamente constituirá un revolucionario modo de transporte que nos hará más cómodo y seguro el viaje, sino que abre un abanico de posibilidades aún por descubrir.

Al tiempo, pone a disposición de los usuarios discapacitados una forma de viajar hasta ahora vetada para ellos. El coche sin conductor de Google es un formidable proyecto que ha demostrado ser mucho más complejo de lo que podría pensarse, y no solamente en cuanto a los aspectos técnicos.

Otros aspectos como los legales, los imprevistos que puedan ocurrir en las carreteras y mil detalles más han tenido que ser estudiados y probados hasta la saciedad.

Pero cuando el coche sin conductor esté definitivamente listo y a la venta, Google habrá dado un puñetazo sobre la mesa y se colocará la camiseta con la leyenda: Hemos vuelto a cambiar el futuro. Como tantas otras veces.

Transformando la industria inalámbrica

Google quiere ofrecer la red móvil más asequible

Ocurre constantemente: un mes se nos queda corta la tarifa de datos contratada con nuestro operador y al mes siguiente nos sobra la mitad. ¿La solución? Google está en ello, y se llama Project Fi

Google quiere ser el proveedor de la red móvil más asequible de EEUU y al mismo tiempo, la más flexible e inteligente. La idea es que los usuarios de Project Fi paguen solamente por los datos que consuman.

De este modo, con la cuota básica de 20 dólares tendrías derecho a consumir 2 GB de datos (a razón de 10 dólares cada GB), pero a final de mes, el importe de todos los datos no consumidos se te devolvería en la factura. 

Pero hay más. Lo que pretende Google con Project Fi es que si te encuentras en un punto donde puedas acceder a una conexión WiFi, o en un lugar en el que una cobertura 4G es mejor que otra, Fi seleccione automáticamente la opción que mejor señal ofrezca. La conexión inteligente nos redirigirá a la red más rápida a medida que nos vayamos desplazando. 

Además, en Project Fi se plantean hacer que el smartphone ya no sea el único teléfono, sino que podamos hacer llamadas con cualquier dispositivo con conexión a Internet. Y hablamos de llamadas-llamadas, nada de VoIP o Skype: llamadas de voz. 

Es cierto que, por el momento, esta iniciativa de Google se limita a Estados Unidos y a terminales Nexus, pero también es cierto que si Project Fi alcanza el éxito esperado, muy probablemente se extienda a otros países.

Control gestual al estilo Minority Report

Google busca un mejor control gestual con nuestros dispositivos

Si las pantallas táctiles y los botoncitos ya nos parecen algo innovador, imagina no tener que tocar nada con tus manos, tan sólo usar algunos gestos para poder realizar las acciones cotidianas que hacemos con nuestros dispositivos, como regular el volumen de la música.

Project Soli se basa en la detección del movimiento para ejecutar las acciones. Para ello utiliza radares en lugar de cámaras. Estos radares detectan los objetos en movimiento a través de unas ondas de radio de alta frecuencia.

Permiten capturar hasta 10.000 frames por segundo, con lo que son mucho más precisos que los sistemas basados en cámaras.

La detección del movimiento mediante radares ofrece un enfoque diferente a lo que hasta ahora estamos acostumbrados, explica el jefe de diseño del proyecto, Carste Schwesig. Aunque, eso sí, es necesario "enseñar" a las máquinas para que puedan detectar los gestos gracias a la señal recibida.

Sin duda, Project Soli podría abrir un verdadero universo de posibilidades a desarrolladores y diseñadores, permitiéndoles crear experiencias que por el momento no imaginamos. Aunque, por de pronto, toca esperar a que este proyecto tome toda su forma y se convierta en una realidad.

Universalizar Internet con globos

Los globos de Project Loon llevarán Internet a todas partes

Internet para todos. Project Loon ya está preparado para poner en órbita miles de globos con los que proveer de Internet gratis a todo el planeta y cambiar de este modo el futuro de millones de personas, actualmente sin acceso o con uno muy deficiente. 

Este proyecto inició su andadura en junio de 2013, con el objetivo de crear una red aérea que se comunica con antenas en tierra de proveedores de Internet para ofrecer cobertura de telefonía y datos.

Los globos de Project Loon son capaces de proporcionar 22 MB por segundo a las antenas, y 5 MB por segundo a los smartphones.

Todo está preparado para lanzarse el 31 de diciembre de 2015 en Sri Lanka, aunque el servicio no comenzará a funcionar hasta el 31 de marzo de 2016.

Los globos de Google conectarán Sri Lanka

Para lanzar los globos a la estratosfera, se emplean unas grúas automatizadas. Un centro de control lleva a cabo el seguimiento de cada globo, guiándolos a las zonas que necesitan cobertura de Internet.

Un equipo de operaciones recogerá los globos cuando aterricen. Entre los progresos que se han llevado a cabo desde los inicios del proyecto, destaca la mejora de los materiales de los globos, que ahora son más duraderos, de manera que ya no pierden aire y tienen menos riesgos de caer al suelo.

Por otra parte, también cabe destacar la optimización de los procesos de fabricación, lo que permite al equipo construir los globos de una manera más rápida.

Al principio tardaban tres o cuatro días en elaborar cada globo, mientras que en la actualidad pueden producirlos en unas pocas horas. En palabras de Mike Cassidy, que lidera este proyecto, "nos estamos acercando al punto en el que podemos desplegar miles de globos", y asegura que en la actualidad son capaces de poner en órbita alrededor de doce globos al día.