Skip to main content

Cómo será el fútbol en el futuro: un vistazo a 2030 - Página 5

11/06/2016 - 19:55

La revolución del big data

Big data en el fútbol: cómo será el fútbol del futuro (2025)

Con permiso de Jorge Valdano, el fútbol es mucho más que un estado de ánimo. Por mucho que le pese a los románticos, los números también son capaces de descifrar los secretos del balón, de ahí que cada vez más equipos y aficionados se interesen en analizar al detalle la enorme cantidad de datos que se generan en cada partido, en cada entrenamiento.

La revolución del big data acaba de llegar al mundo del fútbol. El análisis de datos se ha convertido en otros deportes, esencialmente el béisbol, en un factor diferencial tanto a la hora de ganar partidos como en los despachos, porque los análisis pormenorizados de los datos son capaces de predecir qué jugador es más recomendable fichar o cuál tiene más posibilidades de lesionarse. Y eso vale mucho dinero.

Moneyball, la notable película protagonizada por Brad Pitt  relata la curiosa historia real de Billy Bean como gerente de los Oakland Athletics de la MLB. Su equipo desbordó todos los pronósticos en 2002 al enlanzar 20 victorias consecutivas con uno de los presupuestos más ajustados de toda la liga,  ¿cuál era el secreto de aquel sorprendente equipo? 

Desde entonces el deporte americano se ha obsesionado con la recopilación pormenorizada de todo tipo de datos durante los partidos y entrenamientos para intentar encontrar la clave que pueda marcar la diferencia sobre el campo. El interés por el big data ha ido calando, muy poco a poco, en el mundo del fútbol.

"El entorno del fútbol europeo está llevando esta tecnología a un siguiente nivel. No sólo recoge y analiza la información de los jugadores en tiempo real, sino que, además, analiza el rendimiento, riesgos y oportunidades del conjunto para poder elaborar mejores estrategias y tácticas en cada momento", explica Sergio García Desplat, Director Database & Technology de SAP España.

El balón sigue siendo imprescindible en cualquier entrenamiento de un equipo profesional, pero también lo son hoy sistemas avanzados de seguimiento.

El FC Barcelona utiliza un chaleco GPS que sigue a cada jugador en todo momento, la selección española sensores en las espinilleras y el Nantes francés una pastilla inteligente -eCelsius- capaz de medir la temperatura gastrointestinal del deportista cada 30 segundos para minimizar los sobreesfuerzos.

Tracking futbol

Una enorme tormenta de datos que recogen los wearables y que no siempre es fácil de digerir para los entrenadores, ya que cualquier dato puede ser analizado. "Por eso una gestión eficiente del big data es fundamental para que entrenadores y jugadores puedan contextualizar la información y extraer conclusiones de cara a optimizar el entrenamiento y las tácticas", añade García.

Los programas avanzados permiten en la actualidad identificar tendencias o áreas en las que debe mejorar cada jugador, lo que permite al entrenador focalizar exactamente en lo que más necesita su equipo para progresar. SAP, por ejemplo, ha trabajado con el Manchester City, Bayern de Munich, TSG Hoffenheim o incluso con la selección alemana, campeona en el pasado Mundial de Brasil.

Pero no solo eso, algunos clubes han comenzado a utilizar el big data también en los despachos. Los números también pueden ayudar en la decisión sobre si fichar o vender a un jugador determinado, un aspecto que mueve millones de euros y genera un impacto trascendental tanto en el campo como en las arcas del club, en función de si el fichaje funciona o no.

La plataforma Scout7 dispone de una enorme base de datos en vídeo con información detallada de más de 100.000 futbolistas. El sistema permite identificar un delantero zurdo que sea suplente en su club pero titular en la selección sub'21 y que apenas haya sufrido lesiones durante su carrera, como si se tratara de un videojuego.

Así reinventará el big data el mundo del fútbol

Otro de los equipos convencidos de las ventajas del big data es el Benfica, que en colaboración con Huawei ha desarrollado un sistema integral para controlar todos los aspectos que pueden afectar al rendimiento deportivo de cada futbolista, hasta el punto de registrar sus horas de sueño.

Y por si fuera poco, el club portugués dispone en sus instalaciones de una habitación interactiva con paneles LED sensorizados que permiten estudiar en profundidad el nivel técnico del futbolística a la hora de ejecutar pases o disparar a puerta.

Football Leaks, la web que desvela los secretos del fútbol

¿Cómo será el fútbol en 2030? El uso del big data será común entre los equipos más potentes del planeta, pero las decisiones seguirán estando del lado de los humanos porque los futbolistas seguirán marcando los goles y los entrenadores decidiendo titulares y suplentes.

"La combinación del big Ddata y el tiempo real permite hacer cosas que antes no podíamos, y sin duda el mundo del deporte es un campo donde las posibilidades son muy grandes", sentencia García.

Ver ahora: