Skip to main content

Los mejores drones que se pueden comprar en España en 2015

Drones 2015

02/01/2016 - 20:32

¡Drones!

Desde que vimos un coche radiocontrol con una cámara en "Sólo en Casa 3", somos muchos los que hemos soñado con poder mandar pequeños espías motorizados a ver el mundo desde la seguridad de nuestro sótano. Ahora la tecnología nos permite hacer justo eso, y mucho, pero que mucho más. Hablamos de los drones radiocontrol, unos aparatos tremendamente versátiles que pueden moverse por tierra mar o aire dependiendo de su configuración. Pero claro, son relativamente una novedad y no siempre sabemos cuál elegir ni en qué debemos fijarnos a la hora de comprar un Dron, por ello te planteamos esta listas con los mejores drones de consumo de 2015 (que nosotros sepamos). 

Tened en cuenta que estamos hablando de drones pensados para un público general. Eso quiere decir que ya podéis olvidaros de aviones Predator del ejército estadounidense, y de los drones cuadricópteros de profesionales de la imagen, fotografía y vídeos. Vamos a drones que cualquiera que no sea demasiado torpe puede controlar, un regalo moderno, original y geek que le encantará a vuestro cuñado. 

Y vamos a hacer la lista lo bastante variada como para que encontréis vuestro compañero perfecto. Esta elección no será sencilla, y dependerá mucho de donde viváis, y de lo que queráis hacer con el dron. Un dron marítimo en una ciudad puede hacer más bien poco, salvo que os busquéis una fuente pública o una piscina. Y un dron como el Sphero que necesita un suelo perfectamente plano no servirá de prácticamente nada en el campo. 

Así que decidnos que buscáis y dejad que la lista de mejores drones de 2015 os guíe en vuestra compra. Trataremos de enlazar al precio más barato, por si estáis dispuestos a hacer la compra sobre la marcha. Y dentro de lo posible, también os buscaremos alguna que otra página de recambios por si sois un poco trastos manejándolos. Todo puede pasar. 

Arañas luchadoras de HEXBUG

drones 2015

Vamos a dejarlo claro desde el principio: son exáctamente lo que parecen. HEXBUG ha diseñado un juego que consiste en controlar dos pequeños robots insectoides armados con láser que se disparan entre ellos. Por supuesto, estamos hablando de un láser invisible, y los robots son algo torpones... pero aun así el juego parece lo bastante entretenido, y digno de aparecer en nuestra lista de los mejores drones de 2015.

Se controlan con dos pequeños mandos muy sencillos, y en la parte superior de cada insecto robot hay un sensor para localizar cuando ha sido alcanzado por el enemigo. Para ganar hay que acertar al menos 10 veces en el sensor de tu contrincante, y se pueden añadir más robots a la pelea. 

Eso sí, tened en cuenta que cada disparo acertado paralizará al perjudicado durante un segundo, que es exáctamente el tiempo que tarda el aparatito en recargar. La parte mala es que en total cada pack necesita 10 pilas de botón LR44: 3 para cada robot y 2 para cada mando. 

Sí, como dron no son especialmente llamativas... pero pueden servir para introducir a los más pequeños a las delicias de manejar un robot radiocontrol y hacerle disparar a cosas. Justo el tipo de valores que queremos que aprendan los científicos del mañana. 

Skywalker Mini

drones 2015

El Drone Skywalker Mini es uno de los más sencillos que podéis encontrar en el mercado, pero con la mejor relación calidad precio. No os engañéis, por 50 euros no estáis comprando una cámara 4K ni dos horas de batería: es el prototipo perfecto de "Mi primer dron". 

El Skywalker es muy pequeño, lo que lo hace perfecto para interiores. Se monta dentro de una pequeña jaula que le permite lanzarse contra paredes, techos o suelos sin problemas, y sin causar demasiados destrozos. Las hélices nunca tocan el exterior de la jaula, así que por lo general, estamos a salvo. 

El Skywalker Mini cuesta 58 euros en Amazon

En el tema del manejo es donde se complica un poco más. No estamos ante uno de esos cómodos drones que se manejan con el smartphone, que se quedan quietos en el aire cuando no tocamos el mando y que compensan automáticamente las posibles corrientes leves de aire. El Skywalker Mini necesita un control constante mediante su mando, y os avisamos de que no es demasiado fácil.

El usuario que se lo compre tendrá que aprender a calibrar sus movimientos con muchísimo cuidado, ya que en el manejo de drones un milímetro mas o menos puede ser determinante. Por eso precisamente empezar con este dron y cogerle el truco nos ayudará a que todos los drones siguientes nos parezcan absurdamente fáciles de controlar. 

La batería no dura mucho, dado que es más bien pequeña, y hay que tener cuidado para cargarla. Por lo demás, un aparato muy recomendable y un buen comienzo para nuestra lista de mejores drones de 2015.

Parrot Jumping Sumo

Os avisamos desde ya que Parrot es una marca que se va a repetir bastante en nuestra lista de mejores drones de 2015. Los franceses se han puesto muy en serio con los drones radiocontrol, y están haciendo auténticos progresos acercando al usuario medio a los drones de consumo. 

Lo han conseguido en parte gracias a una interfaz muy sencilla de manejar unida a un software capaz de compensar todo lo que el piloto no sabe del manejo del dron, y lo ha rematado con un hardware capaz. Además, eso de manejarse con el smartphone abre muchas puertas. Uno de los ejemplos más claros es el Jumping Sumo

Desde su aparición el año pasado, hemos visto varias versiones del pequeño dron terrestre. Desde la versión original hasta los nuevos modelos, Parrot ha estudiado cómo los pequeños cambios en la forma y la estructura del Jumping Sumo podrían mejorar la experiencia de juego. Y han acertado de pleno. 

El primer cambio ha sido la integración de dos pequeñas bombillas LED que permiten que el Jumping Sumo ilumine su camino. La cámara frontal será la principal beneficiada de esta mejora, gracias a la cual podremos movernos con seguridad por entornos oscuros sin que el dron se nos quede atascado en un desnivel.

En otro modelo se han mejorado las ruedas y el motor, permitiendo que el Jumping Sumo tenga más velocidad y mejor maniobrabilidad. Además con la última actualización de software también podremos hablar a través de él. Dentro de nada, Parrot estará lanzando drones de presencia virtual. 

Sphero 2.0

drones 2015

Sí, el Sphero tampoco tiene cámara, pero tanto su forma como su modo de uso y la cantidad de juegos extra que monta nos hace incluirla en nuestra lista de los mejores drones de 2015. 

Sphero 2.0 es dos veces más rápida que su primera versión y alcanza una velocidad máxima de 2 metros por segundo. Es más brillante, pudiendo reproducir una extensa variedad de colores, Orbotix comenta que más de los que puede visualizar el ojo humano aunque, claro, está, no hemos podido comprobarlo.

Fabricada en policarbonato, es más robusta y resistente con la ayuda de las nuevas fundas de silicona Nubby, que la convierten en un poderoso todoterreno que incluso puede sumergirse en el agua.

También es más inteligente… con una experiencia de conducción más suave y precisa, que hace que sea más sencillo realizar giros y todo tipo de saltos acrobáticos con sus dos pequeñas rampas incluidas.

Y si sois fans de la Guerra de las Galaxias, a lo mejor queréis echarle un vistazo a su versión BB-8. Este dron es más vistoso, aunque se mueve a menor velocidad y no puede realizar ningún tipo de acrobacias. 

Parrot Rolling Spider

drones 2015

En un principio, cuando conocimos al Rolling Spider, no nos pareció gran cosa. Bien es cierto que entonces este tipo de drones estaban empezando a aparecer, pero no lo terminábamos de entender. 

Ahora, con más camino recorrido, nos damos cuenta de la cantidad de trabajo que este pequeño robot con cara de cabreo tenía detrás. No sólo era tremendamente fácil de utilizar, sino que también permitía hacer algunas maniobras y acrobacias bastante increíbles. Creednos, fue bastante difícil capturarlas en vídeo. 

El dron incorpora la posibilidad de hacer fotografías desde una cámara situada en la parte inferior del mismo, aunque tenemos que decir que el ángulo es bastante escaso, y sólo salen las cosas que están debajo del aparatito. 

El único problema que encontramos es el de siempre: la batería. Muchas horas de carga para 20 minutos de manejo. La parte positiva es que cuando se queda sin batería no se limita a apagarse, sino que empezará un aterrizaje de emergencia para asegurarnos de que no nos quedamos sin Rolling Spider. 

Está disponible en Amazon por 85 euros.

Drone Volador VCAM HD II

drones 2015

El drone VCAM HD II es uno de los más ajustados de presupuesto que hemos podido probar con buen resultado. Para empezar, está el tema de que se puede controlar mediante radiofrecuencia, con un mando que nos permite manejar el dron desde 150 metros. 

Además tenemos la opción de control absoluto, que nos permirá  manejar el dron en la dirección equivalente a la del mando, dando igual a donde esté orientado el dispositivo. Eso hace que el control sea tremendamente intuitivo. 

El problema, como siempre, es la autonomía. Sólo permite 8 minutos de vuelo (ojo, de vuelo intenso, si estáis haciendo pruebas durará más), pero al menos la batería se carga rápidamente.  El diseño es muy ligero, y las protecciones son bastante prácticas, ya se mantienen sujetas al dron mediante pequeños tornillos. 

El mando monta una pequeña pantalla que nos permitirá controlar continuamente el nivel de batería del dron, así como hacer vídeos y fotos con una cámara colocada en la parte baja del aparato. La cámara se puede extraer, por cierto. 

Cuenta con LEDs de posición para volar de noche, aunque no lo recomendamos porque es el momento en el que comienzan los accidentes, y lo más probable es que acabemos perdiendo el dron

Parrot Bebop

drones 2015

El tope de la lista, lo mejor que podemos comprar para un usuario inexperto al que se le hace la boca agua con los drones es sin duda alguna el Parrot Bebop 2. No es ya sólo que vuele, y que con el mando pueda alcanzar una distancia de 2 Km de radio. No es sólo que el chasis sea uno de los mejores que hemos visto en drones de consumo. El gran punto positivo del Parrot Bebop 2, por lo que encabeza nuestra lista de mejores drones de 2015, es su cámara. 

Los 13 megapíxeles y el ojo de pez se notan: mientras que el A.R  de Parrot sólo nos permitía ver lo que teníamos justo delante (y con muy mala calidad), el Parrot Bebop 2 nos deja movernos sin despegar los ojos del smartphone o del mando. Podéis comprobarlo en nuestro análisis.

Con esto lo que queremos decir es que sin duda el dron del mercado con el que más fácilmente podremos grabar contenido en calidad profesional. Es el dron que necesitas si lo que quieres es grabar un par de planos de una boda, una merienda campestre o vuestro perro en plan amateur, sin tener que compraros un DJI Phantom de 3000 euros que no sepáis utilizar. 

El gran problema del Parrot Bebop 2 es el coste. Aunque ha bajado de precio desde su lanzamiento, aún se nos escapa un poco del presupuesto. Cuesta 949 euros en su versión completa, con el mando radiofrecuencia, tres baterías, recambio de hélices... nuestra recomendación oficial.