Skip to main content

Samsung Galaxy S6 y S6 Edge: rendimiento, cámara, batería...

Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

25/03/2015 - 18:01

Te contamos todo lo que debes saber antes de comprar de los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge: rendimiento, cámara, batería...

Desde su presentación en el pasado MWC 2015 de Barcelona, mucho se ha hablado ya de los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge, los dos nuevos buques insignia de la compañía coreana que llegan al mercado con la clara misión de hacer olvidar las malas críticas cosechadas -sobre todo en lo que a diseño y calidad de los materiales de construcción se refiere- por su antecesor, el Galaxy S5.

Pese a lo rompedor y llamativo de su diseño, sobre todo en el Galaxy S6 Edge con pantalla curvada, los nuevos S6 incorporan un comprendido de nuevas funcionalidades y prestaciones que tal vez han quedado eclipsadas por la nueva estética, pero que una vez “superado” el impacto estético, resultarán mucho más atractivas y útiles en el uso cotidiano que, en definitiva, es lo que realmente importa.

El sistema de carga inalámbrica, la posibilidad recargar hasta un 30% la batería del Samsung Galaxy S6 con tan sólo 10 minutos de carga, la pantalla Super AMOLED con las nuevas funciones extra que aportada la pantalla curva con resolución 2K del Samsung Galaxy S6 Edge, o las posibilidades fotográficas de la nueva cámara principal, son sólo algunos ejemplos de funcionalidades que van mucho más allá del diseño o los materiales de construcción.

No llegarán a las tiendas hasta el próximo día 10 de abril, y si estas pensado en hacerte con uno, solventamos todas tus dudas en 5 explicativos vídeos, en los que te contamos todo lo que debes saber sobre el diseño, la batería, la cámara, el rendimiento y los accesorios de los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge. ¿Te lo vas a perder?

Rendimiento y pantalla de Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

En su interior el Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge incorporan un potente procesador Exynos 7420 Octa Core (Quad 2.1GHz + Quad 1.5 GHz) de 64 bits con tecnología de 14 nm, 3 GB de memoria RAM LDDR4 y almacenamiento interno UFS 2.0 de 32, 64 o 128 GB -un nuevo tipo de memoria con un funcionamiento similar a los discos SSD que permite alcanzar velocidades de hasta 300 MB/s-.

Una decisión no exenta de polémica, ya que es la primera ocasión en la que Samsung apuesta por procesador propio para un gran lanzamiento, en lugar de los procesadores de Qualcomm.

Unos procesadores Qualcomm 810 por los que si han apostado marcas como HTC con su One M9 o se espera que hagan otros grandes, como LG o Sony, en sus próximo lanzamientos.

Cámara de Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

La cámara es, sin duda, uno de los elementos que más interés despierta actualmente en los usuarios, por lo que Samsung ha decidido poner especial atención en este aspecto, no sólo en la cámara principal, también en la frontal, una cámara que ha pasado de ser un mero actor secundario a protagonista gracias auge de los selfies.

La cámara del Samsung Galaxy S6 y S6 Edge incorpora un sensor IMX240 de 16 MPX con Flash Dual LED y apertura f1.9, el mismo rango de apertura que su cámara frontal, aunque en este caso la resolución baja hasta los 5 MPX.

Ambas cámara cuentan con funciones de control manuales y modos fotográficos automáticos y semiautomáticos, además de una nueva función de acceso rápido con la que es posible tener la cámara activa en sólo 0,7 segundos con sólo pulsar dos veces el botón de inicio.

Batería de Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

En lo que respecta a la batería del Samsung Galaxy S6 y S6 Edge, la compañía coreana ha realizado una arriesgada propuesta ya que en lugar apostar por baterías de mayor capacidad -2.550 mAh y 2.600 mAh respectivamente- apuesta por unos componentes, pantalla y procesador principalmente, cuyos requerimientos energéticos sean menores.

Aunque tal vez las mejoras más interesantes en lo que respecta a la batería de los nuevos Samsung Galaxy S6 sean las funciones de carga rápida –hasta un 30% de carga  con sólo 10 minutos conectado a la red, o lo que es lo mismo, hasta 4 horas de uso– y la compatibilidad con los sistema de carga por inducción o carga inalámbrica, que permite llenar la batería sin necesidad de cables.

Además, el sistema de carga inalámbrica de los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge, utiliza un estándar compatible con el de otros dispositivos de marcas como LG, Google o Microsoft Lumia.

Diseño de Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

Con los nuevos Galaxy S6 y S6 Edge Samsung ha querido dar un golpe de efecto en lo que a diseño se refiere. El abandono del policarbonado a favor del aluminio y el cristal Corning Gorilla Glass 4, además del peculiar diseño de pantalla curva del Samsung Galaxy S6 Edge, certifican el cambio de rumbo que la compañía coreana ya había adelantado en modelos como el Samsung Galaxy Alpha o los nuevos Galaxy A3 y A5.

Aunque no todo es positivo, con el cambio de diseño el Samsung Galaxy S6 se ha llevado por delante la ranura para tarjetas de memoria SD, la posibilidad de cambiar la batería de forma sencilla, o la protección frente al agua con la que si contaba el Samsung Galaxy S5 o incluso su versión pequeña Galaxy S5 Mini.

La pantalla QHD del Samsung Galaxy S6 y S6 Edge es uno de sus mayores alicientes, y ya ha sido considerada por expertos como el móvil con mejor pantalla del mundo. De tipo Super AMOLED, tiene un tamaño de 5.1 pulgadas, cuenta una resolución 2K de 1440x2560 y una densidad de píxeles de 577 ppp, o lo que es lo mismo, nada menos que 3,68 millones de píxeles. 

Accesorios de Samsung Galaxy S6 y S6 Edge

Como todo gran lanzamiento que se precie, los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge vendrán acompañados de una nutrida gama de accesorios.

Destacan las fundas o covers que protegerán, pese a contar con la protección del cristal Corning Gorilla Glass 4 en ambas caras,  el Galaxy S6 de posibles caídas o roces, tanto en la parte trasera como el la pantalla delantera.

Diversos materiales y colores conforman una línea de accesorios para el Galaxy S6 y S6 Edge, que no dista en exceso de lo visto en el Galaxy Note 4.

Tal vez el accesorio más relevante, y casi indispensable, la base de carga inalámbrica. Disponible en blanco y negro, cuesta 30 euros, aunque puedes conseguirla gratis si realizas una pre-reserva de alguna de las dos versiones: Samsung Galaxy S6 o el Samsung Galaxy S6 Edge.