Skip to main content

Las 7 distros de Linux más populares

Descubre con nosotros la inmensa oferta de distribuciones Linux
user

31/01/2015 - 10:10

De todo tipo y condición. Para todos los gustos, para cubrir cualquier necesidad, con diferentes niveles de complejidad, libertad... el universo Linux es tan inmenso que la oferta de distros para instalar en tu ordenador puede hacer que cualquier neófito se pierda en la elección. ¿Por cuál empezar, cuáles son las distros de Linux más populares?

Es difícil hacer una lista de distros Linux sin agruparlas en base a un criterio muy definido. Nosotros hemos optado por presentarte las más populares, y para ello plasmamos la relación de las distribuciones más visitadas en la página Distrowatch durante los últimos doce meses.

Cómo crear un Live-USB para probar una distro Linux sin tener que instalar nada

Quien busque instalar por primera vez una distro Linux o aquel que haya estado un tiempo separado de este sistema operativo y no sepa bien cuáles son las preferencias actuales de los usuarios, tendrá aquí una referencia útil a la hora de decidirse.

De todos modos, muchos Linuxeros se toman muy en serio qué distro Linux usar y apoyan, en muchos casos colaborando con su trabajo o con dinero, y difícilmente se pasan de una a otra. Es algo así como el equipo de fútbol: "yo soy hincha de Debian", "a mi los Ubunteros me repatean..." pero bromas aparte, cada una tiene sus puntos fuertes y es importante tenerlos presentes antes de decidirte por alguna de las distros de Linux más populares. Más tarde, bien por pasión o por comodidad, te costará más el cambio. 

Arch Linux

Arch Linux es popular entre los estudiantes de informática

Arch Linux ha tenido desde su nacimiento la fama de ser una distro para usuarios muy avanzados, y tiene su razón de ser. El elevado grado de control y personalización que permite tiene también su contrapartida, y es que hay que "meterle mano" al sistema constantemente para tenerlo a punto. 

Es, por eso, una distro muy popular entre estudiantes de informática, ya que te obliga a aprender y buscarte la vida muy frecuentemente. Por suerte, cuenta con su propia wiki llena de respuestas y una comunidad potente y colaboradora, dos ayudas inestimables a la hora de manejarte con Arch Linux.

No hay tanto software disponible para Arch Linux como para otras distros, además de que usa su propio formato de paquetes ("pacman"), pero de nuevo esto puede ser una debilidad que se convierte en fortaleza para quienes quieren aprender: después de todo, cualquier usuario avanzado de Linux debería saber compilar y empaquetar el código de un programa, y con Arch más vale que lo aprendan pronto. 

Además de estable, Arch Linux es poco exigente en requisitos de hardware ya que deja en manos del usuario las decisiones de qué quiere instalar en lugar de "encasquetarte" un rosario de aplicaciones y características que tal vez nunca utilices. Por eso, se merece estar en esta lista de las distros de Linux más populares.

Mageia

El origen de Mageia está en Mandriva Linux

Allá por 2010, un grupo de responsables de la distro francesa Mandriva Linux (actualmente en activo, pero en horas bajas) abandonaron la empresa para crear una distribución más independiente. De esta forma nació Mageia, más enfocada en su espíritu Open Source y manteniendo un alto nivel de accesibilidad para el usuario medio.

A día de hoy, es una distribución Linux apreciada por su estabilidad y por ponerle las cosas fáciles al usuario novato. Cuenta con una buena selección inicial de paquetes para empezar a funcionar desde el primer minuto y su apuesta por el escritorio predeterminado KDE garantiza un aspecto visual atractivo

Un buen ejemplo de su accesibilidad es Mageiawelcome, una ayuda que aparece tras la instalación y que repasa las características de la distro, ofrece tutoriales de introducción y un Control Center para instalar software o codecs de audio y vídeo.

Fedora

Hay numerosas ediciones de Fedora, según tus necesidades

Hay mucho más de lo que parece detrás de Fedora, una de las distros de Linux más populares. Esta distro Linux pertenece a Red Hat, la empresa también propietaria de la distribución Linux más empresarial, con el mismo nombre. No obstante, Fedora se mantiene como gratuita y es el resultado visible del Fedora Project, que engloba otras iniciativas en torno a esta distro.

Además de destacar por el nivel de seguridad que están implementando a la distro, Fedora divide desde el inicio su oferta en tres "sabores" o versiones muy definidas: estación de trabajo, servidor o nube. De este modo intenta adaptarse a distintos tipos de usuarios. 

E igualmente interesante es la variedad de ediciones -llamadas Fedora Spins- que Fedora Project pone en marcha para especializarse aún más: cada una de estas versiones está orientada a una necesidad determinada, una afición o una profesión.

De este modo, entre la lista de Spins disponibles se pueden encontrar paquetes preparados para descargar y empezar a disfrutar de versiones de Fedora enfocadas en Juegos, Robótica, Seguridad, Computación Científica, Música, Diseño...

En la página web de Fedora puedes encontrar cada versión y el contenido que incluye. Un punto de partida excelente si quieres instalarte un Linux y empezar a funcionar según tus intereses desde el primer momento.

Además, Fedora ofrece una comunidad activa y entusiasta con una buena cantidad de apoyo y publicaciones periódicas como una revista. 

Open Suse

OpenSUSE es la versión abierta de la veterana distro Suse

Nunca ha sido la más popular, pero hubo un tiempo en que la alemana SUSE era una distribución conocida y reconocida como una de las distros de Linux más populares, ejemplar en algunos aspectos y con herramientas propias que a día de hoy siguen activas y cumpliendo muy bien su papel, como el gestor de instalación YaST. 

OpenSUSE es la versión abierta de SUSE y al igual que su hermana mayor, detrás de la misma se encuentra Novell. Mientras que la distro Linux SUSE es conocida en el entorno empresarial, donde presume de ofrecer la mayor compatibilidad de hardware y software disponible para Linux, OpenSUSE aspira a ser una versión de escritorio gratuita y libre para todo tipo de usuarios. 

Robusta y fiable, OpenSUSE sigue fiel a los principios sobre los que se ha sustentado, así como fiel al formato de paquetes .RPM y el escritorio KDE. No tiene el soporte de otras grandes -sin que le falten partidarios- y algunos la tachan de conservadora en cuanto al ritmo e intensidad de sus avances, pero también es cierto que, aunque a pasos cortos, nunca deja de mejorar.

Una opción más que puede servir para introducirse en el mundo Linux sin temor a los sobresaltos.

Debian

Muchas distros populares se basan en Debian

Debian es mucho Debian. No sólo es una de las distros de Linux más populareses también una referencia -y una de las más veteranas, desde 1993- en la que se basan muchas otras como Ubuntu, sino que nunca se ha desviado del "espíritu" del software libre. Aún a día de hoy, Debian rechaza el software privativo y lo excluye de su sistema base.

Un millar de desarrolladores y entusiastas en todo el mundo cooperan para hacer de Debian lo que es, un mastodóntico proyecto que continúa funcionando en base a un rígido contrato social y el objetivo de proporcionar software libre y gratuito a cualquier usuario

La cantidad de programas disponibles en formato .deb, el que utilizan los paquetes de Debian, es espectacular, y solamente en los DVDs de instalación se incluyen 37.500 paquetes de software. Y, por supuesto, los recursos de ayuda tanto en español como en inglés son inagotables. 

Es Debian es una distribución Linux tan estable como tú quieras - ahí están las opciones a la hora de actualizarla, escogiendo todo tipo de novedades o limitándote a lo que ha sido profundamente testeado - y una de las que más se ciñen al término "free software" con todo lo que ello conlleva. 

Ubuntu

La distribución Ubuntu incluye software comercial

Ubuntu es, sin lugar a dudas, distros de Linux más popular cuyo nombre suena más conocido para el gran público. En los últimos años ha ocupado el primer puesto de una forma incontestable, si bien en los últimos tiempos ha visto a algunos rivales con muchas opciones de aspirar a su podio.

La distro de Canonical se hizo tremendamente famosa por la facilidad que ofrecía al interesado más nuevo. La instalación era y es sencilla, la interfaz bastante amigable y, sin dejarte escoger apenas, Ubuntu se encarga de llenarte el disco duro del software que supuestamente podría interesarte.

Precisamente esas ganas de Canonical de sacarle beneficios económicos - por otra parte, legítimos - a su sistema operativo le ha empujado a tomar decisiones muy discutidas, como la inclusión de software privativo y comercial o enlaces a ofertas como las del gigante Amazon, que no todos los linuxeros han aceptado bien.

Además, el empeño en prescindir de estándares y componentes de la comunidad de desarrolladores, para ir integrando otros propios ha terminado de reducir la popularidad entre los usuarios más críticos. Con todo, las cifras indican que siguen siendo líderes. 

Por un lado, muchos acusan a Ubuntu de ser un sistema operativo gratuito pero no libre. Por el otro, una gran cantidad de usuarios siguen beneficiándose de él y están muy contentos por las facilidades de uso y el buen funcionamiento general de la distro de Canonical

Linux Mint

Linux Mint es ideal para los más principiantes

Ahora mismo, Linux Mint es la distribución Linux que muchos recomendarían instalar a su abuela. Salvo que la noble anciana tenga un equipo cargado de componentes raros o se de una combinación fortuita extraña, todo el proceso irá como la seda. Detectará su hardware, instalará un software bonito y eficaz y la vida le sonreirá

Linux Mint aprovecha lo mejor de Debian y Ubuntu y, tras un poco de refinamiento, lo presenta en un paquete muy atractivo. Se beneficia de la gran cantidad de software disponible en los repositorios de sus competidores, de la facilidad de uso con la que tantos adeptos ganó Ubuntu, del atractivo entorno de escritorio Cinnammon (un fork de Gnome)... y al final gana. 

Linux Mint, la distro Linux más refrescante

En resumidas cuentas, que si estás pensando en probar Linux, no quieres grandes complicaciones y es tu primera experiencia, no hay mejor decisión que Linux Mint. Instálalo, pruébalo y disfruta de lo mejor de este gran sistema operativo.