Skip to main content

Las cinco mejores aplicaciones de máquinas virtuales

máquinas virtuales
user

25/06/2016 - 12:18

Las máquinas virtuales son una excelente opción para los usuarios que quieren probar un sistema operativo sin tener que modificar su ordenador para evitar arrepentirse. Básicamente, su funcionamiento consiste en emular un segundo ordenador dentro del tuyo propio, siendo posible realizar todo tipo de acciones dentro de dicha máquina virtual sin que afecten al equipo.

Lógicamente, esta es solo una de las utilidades que tiene utilizar un software de virtualización, puesto que por ejemplo también podemos instalar una máquina virtual con Windows dentro de otro sistema operativo con Windows si así lo queremos. Las posibilidades para aprovechar algo así son prácticamente infinitas, y más aun cuando se le piensa dar un uso profesional.

Por ejemplo, un posible uso para una máquina virtual instalada en un equipo con Windows podría ser instalar Ubuntu Server en ella, para conectarnos al servidor de nuestra página web mediante SSH y utilizar dicha máquina virtual como un repositorio para almacenar todos los archivos locales de una segunda versión de nuestra web, donde realizar cambios sin temor a afectar directamente a los archivos de Windows.

Pero no hace falta complicarse tanto para poder aprovechar una máquina virtual, basta con querer probar un sistema operativo diferente al que tenemos. Imagina que tienes Windows 10 instalado pero quieres probar Linux para ver cómo es, ¿qué mejor opción que instalar una máquina virtual?

Los portátiles más vendidos de Amazon

De este modo te aseguras que todo lo que ocurre dentro de una máquina virtual queda dentro de la máquina virtual, siendo este una especie de espacio cerrado dentro de tu PC. Lógicamente, mientras esté activa hará uso de parte de los recursos de tu dispositivo, dependiendo de cuánto le hayamos permitido usar durante su configuración.

En esta lista veremos unas pocas opciones disponibles para crear máquinas virtuales en Windows, Linux y Mac, existiendo opciones tanto gratuitas como de pago, aunque en algunas plataformas solo la última opción esta disponible si no queremos salir del ámbito legal. Incluso al final encontrarás una aplicación para crear particiones con Mac, si es lo que buscas.

VirtualBox

VirtualBox es uno de los programas de virtualización preferidos por miles de usuarios en todo el mundo gracias a la combinación de características como el hecho de que es gratuito, cuenta con soporte multiplataforma y otras muchas opciones que facilitan la tarea de ejecutar y mantener máquinas virtuales.

Con VirtualBox las descripciones y parámetros de las máquinas virtuales creadas se almacenan en archivos de texto plano XML otorgando un alto grado de portabilidad y una enorme facilidad a la hora de compartir archivos. Además, cuenta con las populares Guest Additions.

Las Guest Additions básicamente son módulos, controladores y aplicaciones del sistema que mejoran el rendimiento y la usabilidad de la propia máquina virtual. Al estar ya alojadas en el servidor solo sería necesario instalarlas, siendo posible así obtener privilegios adicionales para tareas como compartir archivos, unidades y periféricos.

VirtualBox funciona del mismo modo independientemente de la plataforma que instalemos, pues es compatible con Windows, Linux y Solaris, e incluso ofrece virtualización 3D, resoluciones para configuraciones de múltiples monitores, y muchas más opciones. Puede que no sea la opción más rapida, pero al ser gratuita, las posibilidades que ofrece son más que suficientes.

VirtualBox Windows ejecutando Linux

VMware

VMware es un programa de virtualización que está disponible en tres variantes: VMware Fusion, destinado para un uso personal, mientras que el resto de opciones como VMware Fusion Pro, VMware Workstation Pro, y VMware Workstation Player ahora están destinadas a todo tipo de profesionales así como grandes, medianas y pequeñas empresas.

Hasta hace unos años VMware ofrecía una alternativa gratuita para los usuarios domésticos, sin embargo ahora todas las opciones requieren un pago, siendo la opción más barata VMware Fusion a un precio de 80 dólares/euros aproximadamente. Con su compra se incluyen 18 meses de soporte gratuito, 3 meses de suscripción a McAfee Anti-Virus Plus, y una serie de recursos.

El resto de opciones que ofrece la compañía en su página web van desde los 130 euros hasta los 250 euros por licencia, aunque lógicamente cada una dispone de todo lo que sus posibles clientes puedan necesitar. Por ejemplo, la versión Workstation Pro está destinada a profesionales que necesitan realizar su trabajo constantemente en diferentes entornos.

VMware Fusion 8

Parallels Desktop 11

Parallels Desktop 11 es el software de virtualización por excelencia para los usuarios de Mac, capaz de ejecutar sobre este sistema máquinas virtuales con Windows o Linux de forma rápida y sencilla. Su última versión es compatible con OS X El Capitan, permitiendo a sus usuarios instalar incluso Windows XP, hasta Windows 10, la versión más reciente.

Permite ejecutar aplicacion Mac y Windows sin complicaciones y sin reinicios, al mismo tiempo que ofrece toda clase de opciones para mover archivos entre sistemas operativos, lanzar programas desde el dock de Mac, o acceder a servicios de almacenamiento en la nube. Aunque cuenta con versión de prueba, su versión más básica tiene un coste de 79,99 euros.

A la hora de utilizarlo los usuarios menos experimentados se toparán con un excelente asesor para principantes que les ayudará durante todo el proceso. Además, si así lo desean, también se podrán realizar instalaciones de sistemas operativos Linux y Solaris sin ningún problema, aunque la mayor integración se realiza con sistemas operativos Windows.

Parallels Desktop 11

QEMU

QEMU, abreviación de "Quick EMUlator", es la solución de virtualización ideal para los que utilizan Linux como su sistema operativo principal, y que desean poder contar con las mismas posibilidades de personalización a la hora de crear una máquina virtual bajo cualquier distribución del mismo.

Aunque para su funcionamiento utiliza un proceso de traducción binaria dinámica, QEMU puede emular cualquier tipo de hardware y software al mismo tiempo que pasa por encima de los privilegios administrativos para lograr ejecutar sistemas operativos "invitados" sin ningún tipo de problema.

El software ejecuta el "código invitado" en la máquina en la que se alejo, consiguiendo un rendimiento caso nativo, es decir, como si estuviésemos haciendo una instalación directa. Además, gracias a su posibilidad de funcionar sin concederle privilegios administrativos, es perfectamente apta para crear máquinas virtuales que quepan en una unidad USB.

Sin embargo, tendrás que estar familiarizado con la Terminal de Linux para configurarla, pero la naturaleza de open-source del proyecto produce que sea una de las opciones más actualizadas disponibles. No hace falta decir que se trata de un programa totalmente gratuito.

QEMU

Boot Camp

Boot Camp es un software de máquina virtual creado por Apple e incluido en todos los ordenadores Mac, que aunque no es capaz de crear máquinas virtuales, sí facilita la tarea de ejecutar otro sistema operativo en dispositivos de escritorio de Apple. En concreto, es capaz de permitir una segunda instalación de Windows sin alterar el propio OS X.

En lugar de emular un sistema operativo como el resto de las opciones vistas anteriormente, Boot Camp te ayuda a crear una partición en tu disco duro para que puedas instalar cualquier versión de Windows. Al ejecutarse directamente desde el disco duro, Boot Camp ofrece una experiencia final mucho mejor que cualquier programa de virualización.

El único problema que algunos usuarios pueden encontrar en esta solución es que, lógicamente, el disco duro quedará dividido y será imposible comunicar los servicios y aplicaciones de Mac y Windows. En su lugar, durante el encendido del ordenador habrá que elegir uno de los dos sistemas operativos con el que iniciar.

Además, lógicamente cada vez que quieras cambiar al otro sistema tendrás que reiniciar el dispositivo. Se trata de una solución ideal para quienes simplemente quieran utilizar a menudo Windows en su Mac, sin que este sistema operativo pueda comunicarse con el otro que viene por defecto en todo ordenador de Apple.

Boot Camp Windows 10