Skip to main content

Cómo preparar tu iPhone o iPad para actualizar a iOS 10

actualizar a iOS 10

13/09/2016 - 13:32

Una de las ventajas de Apple es la actualización unificada. No hay apenas fragmentación, ya que los dispositivos compatibles se pueden actualizar simultáneamente cuando se lanza un nuevo firmware. El último de ellos es iOS 10, el nuevo sistema operativo de los iPhone y iPad.

Si vas a dar el paso, deberías primero conocer todas las características del nuevo iOS 10. No son pocas, ya que Apple quiere dar un salto cualitativo a sus terminales. Después de varios meses en beta, el SO llega en su versión definitiva. Eso sí, si vas a actualizar tu iPhone o iPad a iOS 10, deberías primero seguir algunos pasos previos y consejos.

Apple ha trabajado a lo largo de los años para que su software se actualice de forma más o menos automática y sencilla. No son necesarios cables ni otros gadgets adicionales, sólo un móvil, una tablet y una conexión a Internet. Como mucho, necesitarás un ordenador en el caso de querer actualizar tu iPhone vía iTunes.

iOS 10 es el sistema operativo del nuevo iPhone 7 y iPhone 7 Plus, aunque hay una lista de dispositivos compatibles que ya están en el mercado. En teoría, está optimizado para mejorar el rendimiento de todos, no sólo de los últimos lanzamientos.

Aprovecha el lanzamiento del iPhone 7 para conseguir el 6 al mejor precio en Amazon España

Sus características hacen de iOS 10 un sistema operativo más interactivo y dinámico, con la posibilidad de añadir widgets a la pantalla inicial y sobre todo con un nuevo modo de desbloqueo. Fue presentado en mayo, aunque desde entonces se ha ido puliendo gracias al trabajo de los betatester y desarrolladores implicados en el Apple Beta Program.

Aunque actualizar el iPhone y iPad es fácil, es mejor hacerlo bien y preparar algunos aspectos para que su rendimiento sea el mejor posible. Por supuesto, antes de nada es recomendable hacer una copia de seguridad, por lo que pueda pasar.

Comprueba que tu dispositivo Apple es compatible

actualizar a iOS 10

El ciclo de actualización de los dispositivos Apple es limitado, al igual que el de los móviles Android o cualquier dispositivo que se precie. Las compañías acaban abandonando los terminales que tienen dos o tres años. De otra forma, se verían sobrecargadas con la tarea de optimizar su sistema operativo para una interminable lista de teléfonos y tablets.

Es el motivo por el que no todos los iPhone y iPad son compatibles con iOS 10. Por ejemplo, el iPhone 4 no se podrá actualizar a la nueva versión, dejando a la intemperie a los propietarios de uno. Tendrán que conformarse con iOS 9 o comprarse un nuevo móvil.

Apple ha publicado una lista de dispositivos que se podrán actualizar a iOS 10, los que tendrán que seguir las instrucciones necesarias para estar preparados. Es la siguiente:

Nuevo iPhone 7 sin minijack y resistente al agua

Como se puede comprobar, de esta clasificación están ausentes todos los iPhone anteriores al 4S, los iPod Touch previos a la cuarta generación y el primer iPad.

Si tendrán actualización, por ejemplo, los iPhone 5, lanzados en 2012. Esto sitúa el ciclo de actualización de Apple en cuatro años, bastante más que el de la mayoría de las marcas. Sin ir más lejos, hay móviles Android que sólo reciben nuevas versiones del sistema durante dos o tres años.

Por una vía distinta va la actualización de los MacBook y iMac a macOS Sierra. El sistema operativo de escritorio fue presentado en la misma keynote que el móvil, aunque su lanzamiento se produzca una fecha distinta.

¿Merece la pena una actualización limpia a iOS 10?

descargar iOS 10

Las actualizaciones del iPhone, ya sean vía OTA o a través de iTunes, se pueden hacer de dos formas: instalación limpia o instalación “sucia”. La primera hace referencia a la que se realiza borrando todos los archivos que se encuentran en el dispositivo, apps y fotos incluidas. La segunda, la que aprovecha todos los que ya tiene y se limita a actualizar el firmware.

Si realizas una actualización limpia, te encontrarás tu iPhone o iPad con iOS 10 como nuevo, con el sistema como recién salido de la tienda. La instalación sucia puede ser más cómoda, pues no tienes que reinstalar aplicaciones y volver a transferir fotos, pero limita el impacto de la experiencia del nuevo sistema operativo.

Hay que valorarlos todos a la hora de elegir qué hacer. Es posible que si te decantas por una instalación sucia de iOS 10 te encuentres con incompatibilidades de software. Algunas aplicaciones aún no trabajan con el nuevo sistema operativo, algo habitual en todos ellos. Al borrarlas todas y volver a empezar, te aseguras de tener en tu teléfono sólo apps compatibles con el sistema.

Comparativa: iPhone 7 vs Samsung Galaxy S7 vs Huawei P9 vs Note 7 vs iPhone 6S

No obstante, este método mucho más tedioso que una instalación sucia, aunque la fluidez con la que empezarás a disfrutar de iOS no tiene nada que ver.

Eso sí, ten en cuenta que la actualización denominada sucia no tiene por qué causar errores o fallos en el sistema, al menos no de gravedad. Por parte de Apple se ha trabajado mucho para hacer la actualización de los iPhone lo más simple posible, y eliminar quebraderos de cabeza de este tipo ha sido uno de sus objetivos principales.

Hay motivos a favor y en contra de los dos tipos de instalaciones de iOS 10. Estos son algunos de ellos.

A favor de la instalación limpia: 

  • Mejor experiencia de usuario de inicio
  • Mejor fluidez del sistema,
  • Evita posible incompatibilidades de software
  • Elimina problemas de espacio

En contra:

  • Tienes que volver a reinstalar todas las aplicaciones
  • Hace imprescindible una copia de seguridad
  • Se tarda mucho más tiempo en actualizar iOS

Realizar una copia de seguridad en iCloud o iTunes

novedades iOS 10

Como hemos visto, la actualización de tu iPhone, iPad o iPod a iOS 10 puede hacerse de dos formas. En una de ellas no te queda más remedio que eliminar todos los datos de tu teléfono y empezar desde cero, mientras que la otra respeta todos tus archivos. En cualquier caso, es recomendable realizar una copia de seguridad de tu dispositivo Apple antes de actualizar, siempre.

Puede que durante la actualización surjan problemas, no ya con el propio proceso sino derivados de él. No tiene por qué, pero es mejor curarse en salud y realizar un backup de tu iPhone por lo que pueda pasar.

Además, la copia de seguridad siempre estará ahí para cuando la necesites, guardada en iTunes o iCloud. Este último método tiene una ventaja fundamental: se realiza de forma inalámbrica vía WiFi, sin necesidad de conectar tu dispositivo Apple a un ordenador.

Para hacer un backup de tus datos en iCloud sólo tienes que ir a los Ajustes del Teléfono > iCloud y activar Copia en iCloud. Asegúrate de que ésta ha terminado antes de actualizar a iOS 10, pues de lo contrario podrías perder información por el camino.

La otra forma de hacerlo es conectando tu iPhone o iPad a iTunes a través de un ordenador y seleccionar esta opción en el apartado de Resumen > Copias de seguridad.

Apple iPad Pro: últimas unidades disponibles en Amazon España

Si no te decides, siempre puedes optar por ambos métodos, aunque quizás la copia de seguridad en la nube sea el más fácil, rápido y cómodo, especialmente para usuarios inexpertos.

Apple dispone en su web de una página en la que se explica qué archivos se guardarán en su servidor en caso de realizar una copia de seguridad. Los contactos, fotos y calendario están entre ellos, así como las aplicaciones descargadas o los ajustes de Apple Pay.

Limpia tu dispositivo de apps y archivos que no usas

instalar iOS 10

Toda actualización necesita espacio para instalarse. iOS 10 no es una excepción, aunque si actualizas a través de iTunes ahorrarás algo. No obstante, es probable que la mayoría de los usuarios de iPhone lo hagan vía OTA, el proceso que más almacenamiento consume.

Si tienes suficiente espacio libre en tu móvil o iPad no tienes que preocuparte, aunque los que tengan un iPhone de 16 GB quizás si tengan algún problema que otro. Por eso, aunque no es imprescindible, no está de más borrar las aplicaciones que no uses y los archivos que guardas en la nube.

Es precisamente el sentido de iCloud: dar más espacio al sistema operativo iOS para operar, librándose de archivos que no son físicamente necesarios en la memoria del dispositivo. Si durante la actualización del firmware se detecta falta de espacio, el software te pedirá permiso para borrar algunos archivos y aplicaciones, que posteriormente restaurará por sí mismo.

Si vas a actualizar tu iPhone a iOS 10 de forma limpia, no tendrás que preocuparte por este paso. La actualización limpia se encargará de hacer un borrado generalizado de todos tus archivos, así que con que hayas hecho una copia de seguridad adecuada tendrás asegurada la posibilidad de recuperar tus fotos, contactos y ajustes preferidos.

Apple ofrece 2 TB de almacenamiento en iCloud

Otra ventaja de liberar espacio en un iPhone o iPad antes de actualizar el sistema es la rapidez. A más espacio disponible, más veloz será la instalación de los nuevos ficheros del SO. Además, tras una instalación sucia ganarás unas décimas a la hora de ejecutar aplicaciones y procesos gracias a una mayor fluidez del sistema.

No hay una lista de aplicaciones compatibles con iOS 10, por lo que es imposible desinstalar aplicaciones sabiendo a priori que no funcionarán tras la actualización. Toca ir a ciegas y hacer limpieza después, aunque ya os contamos que la mayoría de apps de iTunes han sido programadas para que funcionen en el nuevo sistema operativo.

Carga tu iPhone y conéctate a una red WiFi

iphone con iOS 10

A la hora de preparar el iPhone o iPad para actualizar a iOS 10, es importante que la batería esté completamente cargada. La actualización se tomará su tiempo, así que para evitar sustos inesperados hay que disponer de la mayor autonomía posible.

Es un consejo que resultará útil, aunque no hay que alarmarse en exceso: el proceso de actualización de un sistema operativo tarda, pero no lo suficiente como para agotar un ciclo de batería. Más que cargar el iPhone antes de actualizar, se podría decir que lo que no tienes que hacer es hacerlo con un 50% de batería o menos. 

Además del aspecto energético, está el de la conexión. Hay dos formas de actualizar los dispositivos de Apple: a través de los ajustes o desde iTunes. Ambas operaciones tienen sus ventajas e inconvenientes, y estos coinciden plenamente con los pros y los contras de las dos vías para hacer una copia de seguridad.

Si has decidido que no merece la pena la actualización con iTunes, asegúrate de estar conectado a una red WiFi estable, preferiblemente doméstica y de alta velocidad. No lo hagas conectado a una red pública, pues su ancho de banda disponible suele sufrir oscilaciones que las hacen altamente inestables. Cualquier desconexión, por breve que sea, puede dar al traste con todo el proceso.

¿Qué es Lightning? El nuevo cable de carga y audio de los productos Apple

Si recurres al ordenador para descargar e instalar iOS 10 en el iPhone, el WiFi valdrá, aunque para maximizar la seguridad también puedes conectarte mediante un cable Ethernet. No es estrictamente necesario, eso sí.

Es posible que surjan errores durante el proceso. En este caso, desconecta los dispositivos USB adicionales de tu ordenador, descarga la última versión de iTunes y actualiza el SO de tu ordenador y reinícialo.

El consejo en el que se puede resumir la máxima de este paso es el siguiente: no te la juegues. Evita cualquier posible interferencia o interrupción de la conexión a Internet mientras actualizar el iPhone.