Skip to main content

Las mejores distros para estrenar tu Raspberry Pi 2 model B

Las mejores distros para estrenar tu Raspberry Pi 2 model B
user

10/02/2015 - 14:39

Pequeña, sí. Una plaquita pequeña y desnuda, y a un precio que poco hace sospechar de qué se trata: 35 dólares (en torno a los 40 € en España).

Sin embargo, la nueva Raspberry Pi 2 model B es, más que nunca, todo un ordenador personal. Con algunas limitaciones, pero completamente funcional y dispuesto a que lo exprimas y descubras mil usos diferentes. Y aprendas en el proceso.

El nuevo modelo de Raspberry Pi de este sorprendente MiniPC mantiene el precio que le ha hecho famoso y multiplica la potencia de modelos anteriores por seis. Viste un procesador ARM Cortex A7 a 900 MHz con cuatro núcleos, 1 GB de RAM, Ethernet, 4 puertos USB, HDMI... y un montón más de características del la nueva Raspberry Pi que ya te hemos comentado hace unos días.

Pero todo tiene un comienzo y, para que puedas entrar con buen pie en el mundo de la Raspberry Pi -que es, en la mayor parte de los casos, el mundo Linux- debes escoger una distro para tu Raspberry Pi 2. Mejor hacerlo sabiendo lo que puedes obtener y sobre todo a qué aspiras.

Es una decisión importante, pero mucho menos drástica que en cualquier otra plataforma. Al fin y al cabo, la Pi funciona con un sistema operativo auto-contenido en una tarjeta microSD por lo que, si ves que la distro que estás probando no te convence, cambiar es tan fácil como introducir otra tarjeta con una nueva distribución.

De todos modos, aquí va un primer consejo: NOOBS ha sido y es la puerta de entrada a la Raspberry Pi para muchos usuarios, y es por algo. Se trata de una configuración preparada para ofrecerte un menú de arranque con seis distros diferentes. La situación ideal para empezar a probar cuál es la tuya.

La oferta de NOOBS incluye Raspbian, Pidora, OpenELEC, RaspBMC, RISC OS y Arch Linux. Algunas de ellas están entre las mejores disponibles. Otras, pueden ajustarse como un guante a tus intereses y necesidades.

En nuestra lista nos hemos limitado a reseñar algunas de las más importantes distros Linux para Raspberry Pi, dejando al margen opciones como RISC OS, Android o la recién anunciada para el futuro, Windows 10. Seguro que entre las siete distros que te vamos a comentar encontrarás aquello que buscas o necesitas.

De todos modos, el objetivo de la Raspberry Pi es muy claro: prueba, aprende, experimenta, modifica... y diviértete. Para eso fue concebida y por eso es el "juguete" favorito de miles de curiosos usuarios. Prueba una, varias o todas las distros que te presentamos a continuación y estarás siendo fiel al espíritu Raspberry Pi.

Moebius

Moebius es una de las distros más ligeras para Raspberry Pi

Lo creas o no, a muchos usuarios de Linux les sobran las tres cuartas partes de los paquetes que incluye la distro. Y, a veces, hasta el entorno gráfico. Moebius es una distribución especialmente orientada a los usuarios que necesiten un sistema realmente ligero y de un mínimo tamaño. En este caso, menos de 33 MB

Aunque algunos piensen que nada se puede hacer con un tamaño como el de esta distro, pero Moebius es perfectamente capaz de satisfacer proyectos de robótica, NAS, programación y un largo etcétera. Al igual que la propia Raspberry Pi, ha nacido para sorprender.

El autor empezó basándose en Raspbian pero poco a poco ha ido desmarcándose de esta distro, despojando de la gran cantidad de paquetes que se asocia por defecto a una distribución Debian y dejándola en un pequeño sistema que cabe en cualquier tarjeta de memoria y puede funcionar con los requisitos más modestos.

Moebius está actualizándose y mejorándose constantemente, la última versión es del pasado 30 de enero. 

RetroPie

RetroPie está destinada a los fans de los emuladores de videojuegos

No es el primer proyecto de emuladores de videoconsolas -es bastante popular PiMAME, más conocido ahora como PiPlay- para RaspBerry Pi, pero RetroPie sí es ahora mismo el más completo y activo, con el aliciente añadido de que ha sido convenientemente actualizado para la nueva Raspberry Pi 2 B

Por si fuera poco, RetroPie aprovecha la interfaz gráfica Emulation Station para presentar unos menús elegantes y amigables, además de soportar carátulas e información descargable para multitud de videojuegos. De este modo, se puede acceder a decenas de plataformas que van desde los ordenadores como Commodore Amiga o Atari ST a un montón de consolas clásicas de 8, 16, 32 y 64 bits o ScummVM

Además de un buen soporte y mucha actividad, el proyecto RetroPie también ofrece "extras" como un adaptador GPIO para conectar mandos de juego.

Es, sin duda, la distro más sólida y completa a la hora de utilizar la pequeña Raspberry Pi como una puerta de acceso a las videoconsolas clásicas, las máquinas arcade y los ordenadores con los que jugábamos hace 25 o 30 años. 

OpenELEC

OpenELEC crea todo un media center para tu Pi

Desde los primeros días de la Raspberry Pi original, uno de los usos más frecuentes para este Mini PC ha sido el de centro multimedia doméstico, aprovechando su conexión HDMI y la capacidad de reproducir vídeos 1080p.

Distribuciones como OpenELEC, Xbian o Raspbmc (ahora discontinuada) han estado siempre entre las más populares y utilizadas por los usuarios de la Pi.

Todas ellas se basan en XBMC, un reproductor multimedia Open Source que ahora se llama Kodi. OpenELEC es la distro más ligera (estrena versión para la nueva Pi y su tamaño es de 103 MB) y pese a su tamaño, se trata de todo un sistema de entretenimiento multimedia con una interfaz espectacular, un montón de funciones y que funciona como la seda.

OpenELEC es fácil de configurar y usar, tiene soporte Plug&Play y difícilmente ofrecerá problemas de compatibilidad con tus dispositivos.

Cuenta con una legión de usuarios, lo que garantiza foros activos y facilidad de encontrar respuestas a tus dudas y problemas. 

Arch Linux ARM

Arch Linux ARM, una distro expresamente concebida para ordenadores ARM

Arch Linux es una distribución sobradamente conocida y estimada por los usuarios, especialmente por aquellos que desean tener un mayor control sobre todo su sistema aunque ello implique contar con cierto nivel de conocimientos.

Y Arch Linux ARM es un port de este sistema operativo para ordenadores ARM, como la propia Raspberry Pi.

Quienes conozcan Arch, no se llevarán ninguna sorpresa con las características de esta distribución.

Como siempre, se trata de una distro ligera en tamaño (224 MB la versión para ARMv7, el caso de la nueva Raspberry Pi 2 B) y también en rendimiento, además de muy personalizable. No es la más indicada para iniciarse en Linux, pero cuenta con una gran comunidad de usuarios para ayudarte ante cualquier problema.

Arch Linux ARM es, al igual que su hermana mayor, una distro rolling-release, es decir, se actualiza y pone al día constantemente descargando pequeños paquetes.

No tienes que esperar una nueva versión del sistema porque siempre estarás perfectamente actualizado, al igual que lo estarán los programas que tienes instalados.

Snappy Ubuntu Core

Snappy Core Ubuntu, un Ubuntu algo diferente

Fruto de la colaboración entre Canonical y la Raspberry Pi Foundation, Snappy Core Ubuntu es el primer Ubuntu disponible para las Raspberry, y solo para el nuevo modelo 2 con su ARMv7.

Es un Ubuntu y al tiempo no lo es, al menos no es el Ubuntu que muchos conocen y consideran como el Linux más popular y extendido.

Core Ubuntu es una versión minimalista y mínima de Ubuntu, y Snappy es un sabor especialmente orientado a Cloud Computing, Internet de las Cosas, etcétera.

De hecho, los paquetes Snappy se distribuyen de una forma diferente (dejan de lado el instalador apt-get), sin dependencias y de forma transaccional para garantizar la seguridad e integridad del sistema.

En definitiva, una distro que no es para todo el mundo pero sí especialmente interesante para los desarrolladores, puesto que Ubuntu Core es parte fundamental de la apuesta de futuro de Canonical y Ubuntu.  

Pidora

Pidora es una versión de Fedora Remix para la Raspberry Pi

No se han roto los cuernos quienes pensaron el nombre de Pidora, una contracción entre Pi y Fedora.

Se trata de una versión de Fedora Remix (a su vez, una versión creada y personalizada para un dispositivo determinado de la distro Fedora) que se ha concebido para correr en las Raspberry Pi.

Pidora está llena de utilidades y herramientas configuradas o creadas para sacar provecho de este Mini PC y tiene un rendimiento notable gracias a utilizar por defecto el escritorio Xfce.

Es muy completa y visualmente atractiva, todo ello en un paquete con un tamaño de 550 MB.

Aunque la instalación no debería dar problemas incluso para los usuarios novatos, en la página de Pidora se puede encontrar un vídeo que ilustra todo el proceso.

Esto, unido a la ventaja del formato tarjeta de memoria que utiliza la Pi, hace que se pueda probar esta distro sin problemas y decidir posteriormente si es la que más nos conviene. 

Raspbian

Raspbian es la distro más conocida para Raspberry Pi

Otro nombre que lo dice todo: Raspbian, o lo que es lo mismo, Debian para Raspberry Pi.

Con todas las ventajas de una de las distribuciones Linux más veteranas y utilizadas, Raspbian se convirtió desde los días de la primera Pi en una de las distros más populares para Raspberry Pi.

¿Sus virtudes? Las mismas de Debian: una enorme comunidad de usuarios, miles de paquetes preparados desde el primer momento para ser utilizados -más de 35.000 en el caso de Raspbian- y optimizados para la Pi. El tamaño de la imagen a descargar, 977 MB. 

La gran mayoría de usuarios de una Raspberry Pi se han iniciado con Raspbian, y eso incluye a muchos que nunca había tocado Linux.

La Red está llena de tutoriales y ayudas y su utilización y puesta en marcha no es complicada. Un primer paso ideal para descubrir todo un Universo de experimentación, aprendizaje y diversión, el de la Raspberry Pi