Las mejores distros para estrenar tu Raspberry Pi 2 model B

Pequeña, sí. Una plaquita pequeña y desnuda, y a un precio que poco hace sospechar de qué se trata: 35 dólares (en torno a los 40 € en España).

Sin embargo, la nueva Raspberry Pi 2 model B es, más que nunca, todo un ordenador personal. Con algunas limitaciones, pero completamente funcional y dispuesto a que lo exprimas y descubras mil usos diferentes. Y aprendas en el proceso.

El nuevo modelo de Raspberry Pi de este sorprendente MiniPC mantiene el precio que le ha hecho famoso y multiplica la potencia de modelos anteriores por seis. Viste un procesador ARM Cortex A7 a 900 MHz con cuatro núcleos, 1 GB de RAM, Ethernet, 4 puertos USB, HDMI... y un montón más de características del la nueva Raspberry Pi que ya te hemos comentado hace unos días.

Pero todo tiene un comienzo y, para que puedas entrar con buen pie en el mundo de la Raspberry Pi -que es, en la mayor parte de los casos, el mundo Linux- debes escoger una distro para tu Raspberry Pi 2. Mejor hacerlo sabiendo lo que puedes obtener y sobre todo a qué aspiras.

Es una decisión importante, pero mucho menos drástica que en cualquier otra plataforma. Al fin y al cabo, la Pi funciona con un sistema operativo auto-contenido en una tarjeta microSD por lo que, si ves que la distro que estás probando no te convence, cambiar es tan fácil como introducir otra tarjeta con una nueva distribución.

De todos modos, aquí va un primer consejo: NOOBS ha sido y es la puerta de entrada a la Raspberry Pi para muchos usuarios, y es por algo. Se trata de una configuración preparada para ofrecerte un menú de arranque con seis distros diferentes. La situación ideal para empezar a probar cuál es la tuya.

La oferta de NOOBS incluye Raspbian, Pidora, OpenELEC, RaspBMC, RISC OS y Arch Linux. Algunas de ellas están entre las mejores disponibles. Otras, pueden ajustarse como un guante a tus intereses y necesidades.

En nuestra lista nos hemos limitado a reseñar algunas de las más importantes distros Linux para Raspberry Pi, dejando al margen opciones como RISC OS, Android o la recién anunciada para el futuro, Windows 10. Seguro que entre las siete distros que te vamos a comentar encontrarás aquello que buscas o necesitas.

De todos modos, el objetivo de la Raspberry Pi es muy claro: prueba, aprende, experimenta, modifica... y diviértete. Para eso fue concebida y por eso es el "juguete" favorito de miles de curiosos usuarios. Prueba una, varias o todas las distros que te presentamos a continuación y estarás siendo fiel al espíritu Raspberry Pi.