Skip to main content

Estos son los 7 errores que debes evitar para cuidar tu SSD

SSD

07/07/2018 - 08:01

Cambiar tu viejo disco duro por un SSD es uno de los mejores regalos que puedes hacerle a tu ordenador. Con ese cambio notarás una gran mejora en el rendimiento de tu PC que hará que te olvides para siempre de la diferencia de precio entre ambos sistemas de almacenamiento. Estos son los 7 errores que debes evitar para cuidar tu SSD y obtener siempre el máximo rendimiento.

Las unidades SSD han robado el protagonismo a los tradicionales HDD como disco principal en ordenadores de sobremesa y portátiles gracias a su increíble rendimiento, ofreciendo velocidades que, en el peor de los casos, duplica las tasas de los discos duros mecánicos.

Si quieres cuidar tu SSD para que mantenga el rendimiento del primer día, será necesario no caer en algunos errores que, bien por la costumbre de usar discos duros mecánicos o por simple desconocimiento, pueden hacer que tu SSD se degrade en menos tiempo y pierda su buen rendimiento. Estos son los 7 errores que debes evitar para cuidar tu SSD.

Los SSD y los HDD utilizan tecnologías muy diferentes para el almacenamiento de la información. Por eso, la configuración y uso de los SSD también debe ser ligeramente diferente.

A diferencia de los discos duros, las unidades de estado sólido tienen un número limitado de usos de sus celdas de información— equivalente a unos 7 años de uso intensivo—, por lo que un uso innecesario de esas celdas hará que el SSD se degrade antes de lo previsto. Tareas como el borrado seguro de archivos, la desfragmentación o el uso innecesario del espacio acortan la vida útil de los SSD.

Firmware desactualizado

El firmware de las unidades SSD es como su ADN, ya que es el código que le indica a la controladora que gestiona el funcionamiento de la unidad cómo debe hacer su trabajo y cómo debe interactuar con el resto de elementos del ordenador.

Actualizar el firmware de tu SSD te asegura un funcionamiento mucho más eficiente de tu SSD y te evitará muchos problemas en su funcionamiento diario.

Es bastante probable que pienses que, como tu SSD es nuevo, pocos problemas pueden presentar se todavía. Aunque acabas de comprar el SSD, seguramente llevará algunos meses fabricado y el firmware que se le instaló en la fábrica puede que sea incluso anterior.

Por lo tanto, una de las primeras cosas que deberías hacer para cuidar tu SSD es instalar el software de gestión que acompaña al SSD o que puedes descargar desde la página del fabricante, para comprobar si el firmware del SSD está actualizado o, en su defecto, instalar la actualización con esa misma herramienta.

Los mejores SSD recomendados por Amazon

Ante la constante evolución de los SSD, no es extraño que los fabricantes lancen nuevas versiones de su firmware cada pocos meses, sobre todo cuando se trata de modelos que llevan relativamente poco tiempo en el mercado.

Esta dinámica de actualizaciones frecuentes del firmware de los SSD contrasta con las prácticas que llevaban a cabo con los discos HDD que, al ser una tecnología ya muy madura, no necesarita tantas actualizaciones. Por ese motivo, esa “falta de costumbre” hace que el no actualizar el firmware sea uno de los 7 errores que debes evitar para cuidar tu SSD.

Tags:

#Destacado