Skip to main content

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

Frigoríficos con pantalla

25/01/2020 - 06:35

Un frigorífico que haga la lista de la compra por sí mismo, que te sugiera recetas que puedas hacer con los ingredientes que tienes, o que te permita ver su interior sin ni siquiera abrir la puerta parecen características de ciencia ficción, pero son reales y ya están en las tiendas.

Los frigoríficos modernos poco tienen que ver con las viejas neveras que a principios de los años 50 del pasado siglo empezaron a llegar a los hogares sustituyendo a las fresqueras que necesitaban bloques de hielo parar mantener la temperatura y conservar los alimentos.

El hogar conectado del futuro pasa por electrodomésticos capaces de conectarse a Internet y hacer la compra del supermercado por ti. Esta conectividad hace obligada la integración de una pantalla desde la que interactuar y acceder a las funciones del dispositivo.

Sin embargo, no todo son ventajas, también existen algunas sombras que deben tenerse en cuenta a la hora de comprarlos. Estos son siete motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y tres para no comprarlo todavía.

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla...

... y 3 para no comprarlo todavía

Olvida las notas en la puerta del frigorífico

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

Si algún dispositivo puede considerarse como el precursor de las apps de mensajería, sin duda sería el frigorífico. Durante años su puerta ha servido de panel de anuncios y notificaciones entre familiares.

Una de las principales ventajas que ofrecen los frigoríficos equipados con pantalla es que ya no necesitas pegar notas en la puerta de la nevera. Basta con escribirla en la app de notas integrada y el propio frigorífico se encargará de enviarlo a su destinatario o grupo de destinatarios.

Pero, ¿y los dibujos de los más pequeños de la casa? El talento de los más pequeños podrá seguir ocupando un lugar privilegiado en la cocina de los hogares del futuro, ya que algunos frigoríficos incorporan una cámara sobre la pantalla, lo cual permite digitalizar esos dibujos y mostrarlos en su pantalla.

El hecho de ser dispositivos conectados también permite acceso a la nube, por lo que podrías compartir fotos y contenido de tu móvil para mostrarlo en forma de presentación de diapositivas en la pantalla de tu frigorífico, haciendo tu cocina un poco más cálida y familiar.

Recetas siempre a mano

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

¿Cuántas veces has usado tu tableta o smartphone para buscar recetas? Con un frigorífico conectado ya no los necesitarás. Gracias a su conectividad a Internet, podrás buscar recetas de todo tipo directamente desde el frigorífico y mostrarla en su pantalla para que puedas seguirlas paso a paso.

Los frigoríficos inteligentes han dado un gran salto hacia el futuro y ahora incluso puedes hablar con él sin que nadie ponga en duda tu salud mental. Al igual que ha sucedido con muchos otros dispositivos conectados, ahora también incorporan asistentes por voz.

Combinar electrónica con harina o aceite no acostumbra a tener un final feliz, por lo que podrás evitar disgustos con tu móvil o tablet dejando de que sea el asistente de voz del frigorífico y su gran pantalla quienes te guíen paso a paso en el proceso de elaboración de tus mejores platos.

Mejor planificación para tus menús semanales

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

En general, de la misma forma que el televisor ha cobrado un papel protagonista en el control del entretenimiento del salón, el frigorífico se posiciona como el centro de control de la cocina, donde la gestión y conservación de los alimentos toman un papel protagonista.

Por ello, una de las funciones que todos los fabricantes de frigoríficos se han apresurado a implementar es la que permite planificar los menús de semanales para toda la familia.

De ese modo resulta mucho más sencillo organizar una dieta sana y saludable y cuando llegue la hora de comer no tendrás que decidir qué tienes que cocinar.

Bastará con acercarte al frigorífico, consultar en la tabla del menú semanal y tocar sobre la pantalla para abrir la receta que toca ese día para empezar a prepararla. Este es, sin duda, uno de los mejores motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla.

Olvídate de hacer la lista de la compra

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

Las listas de la compra son un verdadero engorro, ya que, si eres de costumbres analógicas y las haces en papel, corres el riesgo de olvidarlas en casa justo cuando pasas por la puerta del supermercado.

Si las haces en el móvil, se puede dar el caso de que se te haya olvidado incluir algún ingrediente por no apuntarlo en el momento, o que no seas tú quien finalmente hace la compra.

Otro de los motivos para elegir un frigorífico inteligente con pantalla puede ser el olvidarte de hacer la lista de la compra. El frigorífico se encargará de hacerla automáticamente.

Por ejemplo, al seleccionar los platos para el menú semanal, el frigorífico hace un inventario de los ingredientes que necesitarás para elaborar esas recetas y las añade a la lista de la compra.

Esta lista permanece accesible para cualquier miembro de la familia de forma colaborativa. De ese modo, si pasas por delante de la panadería y en la lista tienes apuntado comprar pan, podrás tacharlo de la lista y se elimina de la lista en tiempo real.

Visión computerizada para evitar el despilfarro de comida

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

La conectividad no es la única cualidad de un frigorífico inteligente. En un tiempo en el que el smartphone más modesto es capaz de desbloquearse mediante reconocimiento facial o que su cámara permite reconocer lo que te dispones a fotografiar, no extrañará a nadie que un frigorífico sea capaz de identificar qué alimentos tiene en su interior.

De hecho, es una de las funciones más interesantes porque mediante un sistema de cámaras en su interior, el frigorífico puede identificar los alimentos que hay en su interior e incluso llevar el control de las fechas de caducidad de los productos para evitar tener que tirar ese yogur que siempre se queda olvidado al fondo y termina por caducar.

Escucha"Episodio #36: Nube - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Lo mismo sucede con los alimentos frescos. En este caso, los frigoríficos más avanzados han sido “adiestrados” para utilizar la visión computerizada (una rama de inteligencia artificial dedicada al reconocimiento visual) para identificar cuando los alimentos frescos empiezan a languidecer perdiendo sus propiedades nutritivas.

Cuando esto sucede, el propio frigorífico emite una alerta al usuario y le recomienda recetas con las que podría cocinar esos alimentos que están a punto de echarse a perder o caducar.

Ahorrar en el presupuesto dedicado a la alimentación de la familia evitando tirar comida que se ha estropeado es un motivo de peso para elegir un frigorífico conectado con pantalla.

Ahorra energía manteniendo la puerta cerrada

Frigoríficos LG InstaView Door-in-Door

Según datos recogidos por los fabricantes, el principal motivo que dispara el consumo energético de los frigoríficos se produce por algo tan habitual como mantener la puerta del frigorífico abierta mientras decides si te apetece más el yogur de fresa o el griego, o si te apetece más un refresco de cola o de limón.

Apostar por un frigorífico conectado y con pantalla consigue reducir hasta en un 46,5% de las pérdidas de temperatura que se producen al abrir la puerta más tiempo del imprescindible.

El secreto para conseguirlo es montar una pantalla táctil avanzada que, al tocarla dos veces con el nudillo (sí, toc–toc como cuando llamas a una puerta) lo que antes era una pantalla táctil se convierte en una ventana transparente que te permite ver el interior del frigorífico y elegir lo que te apetece antes de abrir la puerta.

Con este ingenioso sistema los fabricantes aseguran que se consigue reducir hasta en un 70% el consumo eléctrico final del frigorífico.

Asómate a tu frigorífico desde cualquier lugar

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

¿Recuerdas que hemos comentado que en el interior de los frigoríficos había unas cámaras capaces de detectar cuando las zanahorias empezaban a ponerse pochas? Pues esas mismas cámaras pueden enviar imágenes del interior de tu frigorífico a tu smartphone.

Un frigorífico conectado puede integrarse en la red de dispositivos del Internet de las cosas de tu hogar, junto al sistema de luces, los enchufes inteligentes o las cámaras IP de forma que podrás acceder a sus funciones de forma remota desde tu smartphone.

Esto resulta tremendamente útil cuando te encuentras fuera de casa ya que, por ejemplo, te permite comprobar si está funcionando correctamente o ha sufrido un corte en el suministro eléctrico mientras está de escapada de fin de semana.

Sin embargo, una de las opciones más útiles es la que te permite ver el interior de tu frigorífico para comprobar si tienes suficientes cervezas frías para esos amigos que se han autoinvitado en el último momento o tienes que pasar por el supermercado a por más.

Por si te lo estabas preguntando, sí, la luz del frigorífico se apaga al cerrar la puerta, pero se activa al conectar la cámara, por lo que el interior se ve perfectamente.

IoT el punto débil en la seguridad de tu hogar

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

En la parte negativa, encontramos que un frigorífico inteligente es, al fin y al cabo, un dispositivo más conectado a una red local con salida a Internet. Esto lo convierte en un dispositivo susceptible de ser atacado por los ciberdelincuentes.

Si todavía no terminamos de ser completamente conscientes de la importancia de proteger la información que llevas en el smartphone, teniendo en cuenta que desde él accedemos al correo o a las cuentas bancarias. ¿Cómo explicarle a alguien que su frigorífico también necesita protegerse contra los hackeos?

La seguridad de algunos dispositivos del Internet de las cosas que actualmente se han instalado en los hogares apenas cumplen con los requisitos mínimos, o funcionan utilizando las contraseñas de acceso predeterminadas.

Esto puede suponer un coladero para los ataques informáticos a los que, créenos cuando te decimos, que le importa poco el estado de tus zanahorias, pero estarán muy interesados en las cuentas de correo vinculadas con los servicios del frigorífico, o en obtener información de lo que se diga en tu cocina.

Por suerte, cada vez existe una mayor concienciación sobre la importancia de la seguridad en el Internet de las cosas, por lo que en un futuro tu frigorífico podrá considerarse un dispositivo tan seguro como un ordenador o un smartphone.

Este podría ser un motivo de peso para esperar un poco y no comprar un frigorífico conectado equipado con pantalla.

Productos frescos siempre en comercios de cercanía

Frigoríficos LG

Una de las funciones estrella de los frigoríficos conectados es la posibilidad de realizar la compra de forma automática cuando se detecta que se han agotado un determinado producto.

Actualmente, los grandes supermercados y plataformas son las únicas con la capacidad operativa necesaria para cubrir este tipo de solicitudes de compra automatizada, por lo que se deja desconectados a los pequeños comercios de cercanía.

Por lo general, este tipo de comercio local ofrece productos frescos locales y de gran calidad, algo que tiene un impacto directo sobre las emisiones de CO2 a la atmosfera, al tiempo que se impulsa el tejido económico local.

El e-commerce es una tendencia al alza, y estos pequeños comercios de barrio están empezando a subirse al tren de la conectividad.

Sin embargo, hasta que tu frigorífico no te permita hacer tu compra en un comercio local, no nos parece que sea un motivo con el suficiente peso como para ser un factor condicionante en tu compra. Que un pack de 6 yogures tenga que recorrer 50 km en un camión de reparto para llegar a tu frigorífico no parece la forma más sostenible de hacer tu compra semanal.

La innovación se paga con precios por encima de la media

7 motivos para elegir un frigorífico conectado con pantalla, y 3 para no comprarlo todavía

El precio es un factor condicionante en la compra de cualquier producto. Normalmente comprar un nuevo frigorífico ya supone un importante desembolso económico, si además cuenta con tecnologías avanzadas y conectividad a Internet, el importe final de la factura se disparará de forma importante.

Aunque los frigoríficos conectados y equipados con pantalla son cada vez más habituales en los catálogos de los principales fabricantes, todavía son la excepción y, por tanto, deberás pagar el precio por la innovación.

Escucha"Episodio #21: Obsolescencia programada - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

No cabe duda de que en un futuro no muy lejano todas estas tecnologías se popularizarán y la competencia y la optimización de los procesos de fabricación harán bajar la factura final en la compra del frigorífico.

Por lo tanto, si entre tus preferencias no están que tu frigorífico cuente con la última tecnología en inteligencia artificial y conectividad, tal vez debas esperar algunos años hasta que los precios de los frigoríficos inteligentes con pantalla se normalicen y hagan asequibles a todos los bolsillos.