Skip to main content

Qué esperamos de Intel para 2019

Intel Ice Lake

10/01/2019 - 11:00

Esto es lo que esperamos de Intel para 2019, una serie de procesadores, servicios y las primeras noticias concretas de las nuevas tarjetas gráficas en un año que debe ser la piedra angular de la compañía de cara al futuro.

Estamos inmersos en el CES 2019, la gran feria tecnológica que se celebra cada año durante los primeros días de enero en Las Vegas. Las principales compañías tecnológicas muestran sus cartas en dicha feria, e Intel es una de las que ha jugado su mejor mano.

Es lógico esperar de Intel en 2019 nuevos procesadores, algo a lo que nos ha acostumbrado tradicionalmente, pero este año especialmente queremos ver, y veremos, distintos servicios y procesadores a nivel de usuario. Sin embargo, también veremos nuevos servicios enfocados al uso profesional, como su nuevo procesador para el desarrollo de la inteligencia artificial.

Y eso por no hablar de algo que presentaron hace meses y que este 2019 deberíamos ver en plenitud, su nueva tarjeta gráfica discreta. A continuación, os contamos qué esperamos de Intel en 2019, una de las compañías punteras en lo que a desarrollo tecnológico se refiere.

Lor procesadores de 10 nanómetros, Sunny Cove

Está claro que los nuevos procesadores en 10 nanómetros son de lo más esperado de Intel para 2019. Y es que, la compañía lleva hablando de los procesadores fabricados en esta litografía desde 2011, y la intención era lanzarlos a finales de 2015. Si embargo, como podéis imaginar, no ha sido así.

Intel no ha tenido competencia estos últimos años, pero con AMD poniéndose las pilas en materia de procesadores, quieren volver a ser el referente, no solo subiendo la frecuencia de los procesadores por encima de los 5 GHz, sino también siendo más eficientes y con mejor GPU integrada.

Qué necesita un PC en 2019 para jugar

En el CES 2019 se han mostrado los primeros procesadores Sunny Cove de Intel, los primeros (reales) fabricados en 10 nanómetros. Llegarán primero a los Ultrabook a finales de 2019 y tendrán características muy interesantes.

El consumo será de 15 W, soportarán memorias LPDDR4X y tendrán un mayor ancho de banda de la GPU integrada, además de más potencia en este sentido. Sin duda, es de lo más esperado de Intel en 2019, ya que iba siendo hora de ver sus procesadores en 10 nanómetros.

Novena generación sin gráfica integrada

Antes de dar el salto a los 10 nanómetros, vamos a ver nuevos modelos de procesadores de novena generación. En el CES se han desvelado los planes de Intel para 2019, y a corto plazo veremos los nuevos Intel Core de la serie F.

Ya os hemos contado lo que significan las letras de los procesadores Intel, y al diccionario tenemos que sumar los nuevos procesadores de la serie F. ¿Qué significa esto? Básicamente, se trata de procesadores que no tienen tarjeta gráfica integrada.

Así, pronto veremos los Intel Core i9-9900KF, el i7-9700KF, el i5-9600KF y el i3-9350KF. Se trata de procesadores de escritorio que, como decimos, no tendrán GPU integrada, aunque puede que lo más interesante es que hay un i3 de la serie K, lo que significa que se le podrá hacer overclock.

Lakefield, el procesador híbrido

Lo de Lakefield es algo extraño, pero sin duda es de lo que más esperamos de Intel para 2019... tras haberlo conocido en el CES. Y es que, se trata de un procesador híbrido que combina dos tipos de procesadores, parecido a lo que encontramos en los SoC de móviles.

Lakefield

Y es que, no es rato que los procesadores de móviles combinen varios tipos de núcleos en un misma misma CPU, que a su vez está incrustada en un módulo con otros procesadores. Lakefield utilizará un núcleo Sunny Cove de 10 nanómetros y bajo consumo con cuatro núcleos Atom.

Esto permitirá crear portátiles de ultra bajo consumo, de solo 7 W, algo menos de la mitad que los procesadores actuales para Ultrabook, de 15 W de TDP.

Project Athena

Nervana es una plataforma para el desarrollo de la inteligencia artificial a nivel empresarial, pero por otro lado está Athena, un servicio para desarrollar la IA a nivel de usuario gracias a los avances de la tecnología 5G.

Project Athena

Y es que, gracias al desarrollo de las redes 5G, se supone que los usuarios podremos conectarnos con nuestros portátiles a servidores utilizando el ancho de banda de dicha red para aprovecharnos del software de desarrollo de la IA y, además, para utilizar recursos de servidores de la propia Intel.

Intel Nervana

Intel Nervana no es algo nuevo, realmente. Hace dos años ya empezamos a hablar de este procesador, aunque llegará en 2019. Según la compañía, Nervana es una arquitectura diseñada para desarrollar el aprendizaje profundo.

Se trata de un chip de apoyo que servirá para apoyar a los procesadores principales en ciertos procesos. Quieren multiplicar por 100 el rendimiento de los procesadores en lo que a inteligencia artificial se refiere, y eso pasa por buscar socios en este campo.

Intel Nervana

Y es que, Intel se ha asociado con Facebook para el desarrollo de Nervana, un chip que consumirá más de 100 W, él solo. Junto con las gráficas, de las que hablaremos más tarde, es una de las herramientas que tiene Intel para potenciar el desarrollo de la inteligencia artificial.

La tarjeta gráfica de Intel

Y, por último, algo que esperamos de Intel para 2019 es la tarjeta gráfica. La compañía ya intentó entrar en el segmento de las tarjetas gráficas hace años, pero lo hizo sin demasiada suerte. Ahora, sin embargo, quieren volver a probar.

Hace unos meses anunciaron que querían ''jugar'' en el segmento de las tarjetas gráficas discretas y, aunque se han perdido la cita del CES 2019, aún quedan muchos eventos por delante este 2019. Viendo lo bien que han rendido los procesadores, está claro que hay ganas de ver qué tal rinden las tarjetas gráficas de Intel, aunque lo tendrán complicado en un segmento monopolizado por Nvidia y donde se espera que Navi lance su nueva arquitectura en 2019.

Analizamos una de las gráficas más potentes del mercado, la RTX 2080

Además de para jugar, las tarjetas gráficas de Intel ayudarán a la compañía a seguir potenciando el desarrollo de la inteligencia artificial, pero aún faltan muchas incógnitas por resolver, como la cantidad de memoria gráfica y el tipo de esta (HBM2 o GDDR6) o la velocidad del reloj.

Y, claro está, ver cómo rinden los videojuegos con las tarjetas gráficas de Intel. Como decimos, no han estado presentes en el CES, pero aún quedan eventos de videojuegos por delante, como el E3 o Gamescom, donde vimos por primera vez las RTX de Nvidia.

Como veis, no son pocas las novedades que esperamos de Intel en 2019, aunque puede que lo más interesante para el gran público tenga que ver con los nuevos procesadores, su desempeño y, sobre todo, consumo.