Skip to main content

Los 7 mejores juegos de Nintendo 3DS y New Nintendo 2DS XL

 mejores juegos de Nintendo 3DS

20/05/2017 - 11:15

Es extraño repasar los mejores juegos de 3DS debido a que se trata de una consola que aún está viva y a la que, según Nintendo, le queda mucho camino por recorrer. Nintendo 3DS se lanzó en el año 2011 y, aunque no fue una revolución si hablamos de potencia comparada con Nintendo DS (algo que sí supuso PS Vita, su principal competidora, respecto a PSP), Nintendo sí jugó bien sus cartas. A nivel tecnológico, 3DS ofrecía la posibilidad de jugar en 3D sin gafas. Esto, que ahora nos parece algo innecesario debido al poco uso que se le ha terminado dando a la característica, era algo de lo más llamativo hace 6 años.

Y es que, en plena era de reivindicación del 3D, con muchísimos modelos con gafas para ver en tres dimensiones y actualizaciones de PS3 y Xbox 360 para soportar esta característica, Nintendo se sacó de la manga un panel (fabricado por Sharp) que permitía ver en 3D sin necesidad de gafas. Eso sí, el 3D de Nintendo 3DS era lo opuesto al 3D ''tradicional''. Mientras que en las películas de cine en 3D y en los juegos de PS3 la imagen salía de la pantalla y el truco que utilizaban los artistas era tirarnos cosas a la cara (como en tantas y tantas películas y juegos en 3D), en Nintendo 3DS la sensación era la contraria, la de profundidad.

Por explicarlo con los medios disponibles (una pantalla en 2D desde la que leéis esto), la sensación en juegos era como mirar a través de una ventana. Nintendo 3DS permitía que nos asomáramos a un mundo virtual y, la verdad, es un efecto bastante curioso.

Sin embargo, es una tecnología imperfecta que consume muchos recursos (juegos a 60 frames por segundo van a 30 frames, o menos, con el efecto activado) y, además, teníamos que tener la cabeza en una posición concreta respecto a la pantalla para apreciar el efecto sin marearnos. Como siempre pasa con las consolas (sobre todo las portátiles), Nintendo ha ido lanzando revisiones del hardware.

La primera fue Nintendo 3DS XL, una consola que mantenía las características de la 3DS original, pero con paneles mayores. Más tarde, la compañía japonesa lanzó una consola perfecta para niños que, por primera vez, no tenía ese efecto 3D. Nintendo 2DS es una consola que no es abatible (como los modelos 3DS) y no tiene 3D. Es más barata e ideal para los pequeños de la casa.

Aprovecha ahora para comprar la 3DS y la 2DS al mejor precio de su historia

Sin embargo, lejos de quedarse contentos con esos modelos, los japoneses lanzaron dos nuevos modelos, New Nintendo 3DS y New 3DS XL. Son más grandes, tienen algo más de potencia (algo que se ha aprovechado en solo dos juegos), un 3D mejorado y un botón parecido al ratón de los primeros ordenadores IBM que funciona como segundo stick. Ahora, y por eso la consola está muy viva, recibiremos New Nintendo 2DS XL, una consola que, con las características de New 3DS XL y la ausencia del 3D (al igual que 2DS), pretende arrasar.

Como veis, no hemos dado capacidades técnicas, ya que 3DS no es ningún portento y, al final, es una consola que demuestra que lo que hace grande a una plataforma son sus juegos. Por tanto, vamos a repasar los mejores juegos de 3DS y New 2DS XL que ya están en el mercado. Eso sí, obviaremos uno que solo funciona en los modelos ''New''. Se trata de Xenoblade Chronicles, un gran juego que no pueden disfrutar los poseedores del modelo base de 3DS ni los de 2DS. Sin más, vamos con los mejores juegos de Nintendo 3DS.

Todos los detalles de New Nintendo 2DS XL

Fire Emblem Awakening

Fire Emblem Awakening

Comenzamos el repaso de los mejores juegos de Nintendo 3DS hablando de Fire Emblem Awakening, un videojuego creado por Intelligent Systems (una desarrolladora con una dilatada y exitosa cartera de lanzamientos en diferentes consolas de Nintendo). Al igual que el resto de juegos de la saga Fire Emblem (al menos hasta ahora), Fire Emblem Awakening es un videojuego de estrategia por turnos ambientado en un universo que mezcla la cultura japonesa con la situación medieval europea.

Una cosa que tenemos que avisar desde el principio es que, si bien hay consolas (como los mejores juegos de PS3 en los que hay poca discusión entre cuáles deben ser los primeros o los últimos de la lista), cuando hablamos de una consola de Nintendo, las posiciones que ocupan los diversos juegos siempre serán polémicas. Y es que, la calidad de los juegos de las portátiles de Nintendo es tal, que no se podría discutir que este Fire Emblen Awakening ocupara el primer puesto.

Fire Emblem Awakening es, vía juego de palabras, una nueva entrega de la emblemática saga de Nintendo que nació en 1990 y que tardó muchísimos años en salir de Japón. Se trata de una saga de estrategia por turnos que tiene una fuerte narrativa que se nos cuenta entre combate y combate en espectaculares secuencias de vídeo tanto hecho por ordenador como creados con el motor del juego. Sí, vale volvemos a ser, como en tantos y tantos juegos, un personaje que despierta con amnesia y al que controlaremos. Poco a poco iremos conociéndolo y descubriremos quién es en realidad, pero para ello tendremos que combatir durante decenas de horas.

Aunque el punto de partida sea un cliché, el guión es, sinceramente, de lo más profundo que podemos jugar en Nintendo 3DS. Solo por la historia, aunque no os gusten los combates por turnos, merece la pena este Fire Emblem Awakening.

Ahora bien, si sois de esos jugadores que amáis los juegos por turnos, Fire Emblem Awakening es vuestro juego. El sistema de combate (en cada una de sus dificultades) está muy bien ajustado y tiene una curva de aprendizaje de lo más natural. Además, la inteligencia artificial enemiga sabe leer bastante bien cada batalla y se adelantará, en muchas ocasiones, a nuestros movimientos, dando como resultado combates de lo más espectaculares y complicados. Por si fuera poco, podremos elegir un modo aún más difícil en el que las unidades que mueren en el campo de batalla no vuelven a aparecer, por lo que habrá que andarse con ojo y no mandar a nuestros pobres soldados a morir si no hay un buen motivo.

Por último, el apartado audiovisual de Fire Emblen Akakening es una auténtica delicia, con una paleta de colores acorde a la historia que se nos cuenta y a la ambientación, un diseño de personajes sencillamente genial y un apartado sonoro para quitarse el sombrero. 

Lo dicho, no se puede discutir que Fire Emblem Awakening esté en esta lista de los mejores juegos de 3DS, así como no podría discutiros si queréis coronarlo como el mejor juego absoluto de la consola, ya que es un juego soberbio en todos los aspectos. Eso sí, tiene que gustaros el sistema de combate por turnos...

Dragon Quest VIII

Dragon Quest VIII

Si hablamos de JRPG en Nintendo 3DS, pocos mejores que Dragon Quest VIII. La desarrolladora Level5, unos maestros en este género, nos ofrecieron hace unos meses una nueva entrega de la veterana saga Dragon Quest. Vale, puede que consideréis que incluir este título entre los mejores juegos de Nintendo 3DS es hacer algo de trampa, ya que el juego ''viene'' de PS2, pero es necesario. Y es que, Dragon Quest VIII fue uno de los mejores juegos de PS2, un grandísimo JRPG que destacó entre el catálogo de juegos de rol japoneses de la consola de Sony que, precisamente, no era ni corto ni escaso de calidad. Por eso, su llegada a 3DS fue una magnífica noticia.

Si no jugásteis al juego original de PS2, es evidente que descubriréis un juego mágico. Si, por el contrario, disfrutásteis de la aventura en su día, las novedades puede que sean suficientemente atractivas como para volver a darle una vuelta. Lo más importante de Dragon Quest VIII es, como en todo buen JRPG, la historia, una historia que, aunque simple, os atrapará gracias, sobre todo, a los carismáticos personajes que controlamos y que salpicarán toda la aventura. Esta historia está apoyada por una banda sonora apabullante con un nivel sublime y unas composiciones muy inspiradas. 

En términos jugables, Dragon Quest VIII es un JRPG puro y duro, de esos clasicotes que tienen combates por turnos y en esta versión encontramos alguna que otra nueva mazmorra y nuevas escenas de vídeo para mejorar una aventura épica.

A nivel visual, los diseños de Akira Toriyama brillan, como casi siempre, y la paleta de colores saturada le va bien al videojuego (aunque hay jugones que opinan todo lo contrario, claro está). Donde falla Dragon Quest VIII (o donde se nota más de dónde viene) es a la hora de movernos por el mundo. Estamos con 3DS, no con una PS Vita, y se nota que los diseñadores han tenido que recortar elementos del escenario y acercar muchísimo el nivel de detalle de los mismos respecto a lo que vimos en su día en PS2. Es algo lógico, por otra parte.

Pese a esto, estamos ante la mejor versión de este clásico de los JRPG. No incluye demasiadas novedades como nos habría gustado, pero sí están bien para justificar una segunda partida si ya jugasteis al original de PS2. Por lo demás, Dragon Quest VIII es un auténtico imprescindible en cuanto a JRPG se refiere.

El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios

El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios

El catálogo de Nintendo 3DS está orientado a todos los públicos. Hay multitud de JRPG, juegos de estrategia, juegos de acción, conducción, plataformas (y qué plataformas) y hasta shooters en primera persona. Y, por supuesto, también la saga de Layton. El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios es una de las entregas de la saga que Level5 ha desarrollado para la actual consola de Nintendo (hay otra en camino que llegará este verano) y que vuelve a mezclar parte casi de visual novel con un montón de rompecabezas muy bien pensados y diseñados.

Layton, Luke y Emmy vuelven a una consola portátil de Nintendo para hacernos vivir espectaculares aventuras. En esta ocasión, esta suerte de Sherlock Holmes debe descubrir la manera de detener al misterioso Caballero Enmascarado, cuyo maquiavélico plan consiste en convertir, con sus prodigios, a los ciudadanos en estatuas de piedra.

El juego mantiene la calidad de los anteriores y, además de distinguirse por sus rompecabezas, también lo hizo por ser el primer juego de la saga diseñado en tres dimensiones. Esto era algo obvio, ya que Nintendo buscaba ''vender'' su 3DS a través de la pantalla tridimensional de la consola, por lo que los personajes de Layton se poligonaron para ofrecernos esos entornos en 3D. Al contrario de lo que suele pasar cuando una saga en 2D se pasa a las 3D, el resultado fue bastante bueno aunque, eso sí, lo realmente llamativo eran las espectaculares escenas de vídeo en formato anime.

Por otra parte, la banda sonora mantiene la esencia de la saga, con composiciones muy acertadas y de lo más simpáticas. Sin embargo, puede que lo mejor de esta entrega, más allá de su interesante historia, fuese la manera en la que Nintendo y Level5 mantuvieron fresco el videojuego durante un año entero. Y es que, a los 150 puzles que ya incluía el cartucho en el momento de su lanzamiento, se le suman los 365 puzles que, a razón de uno diario, Level5 introdujo en el juego. Este formato ha creado escuela y es algo muy vigente actualmente.

Si tenéis la oportunidad, porque es raro verlos en las tiendas, no dudéis en haceros con El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios, uno de los mejores juegos de 3DS sin lugar a dudas.

Pokémon Sol y Pokémon Luna

El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios

¿Hay que explicar por qué Pokémon Sol y Pokémon Luna son de los mejores juegos de Nintendo 3DS? Creo que, cuando hablamos de estos dos juegos que forman parte de la misma ''familia' de Pokémon, sobran las palabras. No en vano, esta entrega lanzada en otoño del año pasado ya se ha convertido en el juego más vendido de la consola (con más de 17 millones de unidades vendidas en total, una auténtica burrada). Sin embargo, a continuación os daremos algunas de las claves de Pokémon Sol y Luna que hacen este juego único dentro de la veterana franquicia.

Lo más importante cuando se señala el carácter único de estos dos juegos es que no me refiero únicamente al apartado visual. Sí, el juego es totalmente tridimensional, la cámara es muy diferente a lo visto en otras entregas y, pese a las limitaciones técnicas de Nintendo 3DS, el juego luce de maravilla (raro, porque los píxeles se notan más de lo deseado, pero es una gozada ver el mundo Pokémon con ese nivel de detalle).

En términos jugables, que es lo verdaderamente importante, ambas versiones de este Pokémon son una auténtica maravilla y un ejemplo sublime de cómo reinventar una saga que tiene más de 20 años... sin innovar prácticamente. Sí, hay cosas que cambian, pero la esencia es exactamente la misma que la del primer juego de la saga aparecido en 1996. De hecho, es bonito que este juego saliera justo 20 años después que el original, ya que nos hace ver que la saga, aun incluyendo novedades en cada entrega (algunas más necesarias e importantes que otras) se mantiene fiel a sus mecánicas.

Volvemos a estar ante un juego de combate por turnos que se basa en un sistema de captura de monstruos para combatir. Aquí encontramos la primera novedad y es que, si queremos, podemos pasarnos todo el videojuego con un solo Pokémon. Y es que, en entregas anteriores necesitábamos diferentes criaturas para utilizar sus habilidades a la hora de ir por el agua o abrirnos paso por el mapa. En este no, ya que podremos invocar otros Pokémon para que nos ayuden sin necesidad de tenerlos en nuestro poder directamente. Otra novedad es el nivel de atención al Pokémon que hay en esta entrega. Game Freak (los creadores del juego y de la saga) han buscado que empaticemos más con nuestra criatura y, entre combates, podremos limpiar y acariciar a nuestro Pokémon

Diferencias entre Pokémon Sol y Luna

La segunda novedad la encontramos en el propio mapa y en la mecánica de gimnasios. Hasta ahora, en Pokémon nos íbamos enfrentando a diferentes líderes de gimnasios para conseguir la respectiva medalla y, así, seguir con paso firme para convertirnos en campeones de la Liga Pokémon. En Pokémon Sol y Luna los gimnasios se cambian por islas, cada una con una temática diferente, y los líderes de gimnasios por una especie de jefazos a los que tenemos que derrotar.

Como veis, son elementos que se reinventan. No son rompedores, pero nos ayudan a pensar que estamos ante algo nuevo. Además, el juego juega, precisamente, a la perfección con los propios jugadores. Y es que, esta entrega está muy bien equilibrada para atraer a jugadores nuevos en la saga, pero también para no cansar a los veteranos. Pokémon Sol y Pokémon Luna son dos de los mejores juegos de Nintendo 3DS, dos títulos que os darán decenas de horas de diversión.

Super Mario 3D Land

Super Mario 3D Land

Super Mario 3D Land llegó para salvar las primeras navidades de Nintendo 3DS, unas navidades que se antojaban complicadas tras una brutal polémica con el precio de la consola (Nintendo rebajó en pocos meses el precio de la consola, lo que enfureció a los usuarios que se la compraron de lanzamiento). Han pasado unos pocos años desde el lanzamiento del videojuego (5 años y medio) y Super Mario 3D Land sigue siendo uno de los mejores juegos de Nintendo 3DS, tanto que, un par de años después, Nintendo lanzó Super Mario 3D World en WiiU, un juego que continuaba con las mecánicas que vimos en 3DS en noviembre del 2011.

Super Mario 3D Land fue el primer juego que, realmente, justificaba la compra de la consola y el lanzamiento de una portátil con una pantalla capaz de ofrecer 3D sin gafas. Super Mario 3D Land es un juego para una consola portátil y, por tanto, las características y mecánicas deben adaptarse a un sistema de juego que sea rápido, fluido y satisfactorio aunque solo nos de tiempo de echar una partida. Por eso, el estudio que desarrolló los sobresalientes Super Mario Galaxy, nos deleitó con niveles cortísimos, de unos 3 minutos, que se apilaban en 3 o 4 niveles en cada viaje en transporte público. 

Esta característica, unida a una jugabilidad excelente, convirtió inmediatamente a Super Mario 3D Land en un éxito y uno de los mejores juegos de Nintendo 3DS. Aunque podemos completar los niveles sin dificultades en muy pocos minutos, el juego también nos permite explotar cada una de las pantallas para hacernos con las 3 estrellas de cada nivel. Además, los diferentes disfraces de Mario, en especial el de mapache, son una de las claves para ofrecer una jugabilidad muy variada.

La otra gran característica de Super Mario 3D Land es, precisamente, el 3D de su título. El juego se puede completar sin problema alguno con el 3D de la consola desactivado, pero es con esta opción habilitada cuando nos damos cuenta, de verdad, de la caidad del diseño. Y es que, el juego funciona a la perfección (me refiero a la disposición del nivel y los diferentes bloques) tanto en 3D como en 2D y la cámara (con algún error puntual), siempre está bien colocada para que la experiencia sea satisfactoria para el jugador.

Por descontado, a nivel audiovisual es una auténtica pasada, con unos modelados tanto de Mario como del resto de personajes de lo más llamativo y simpático y unos mundos coloridos y muy bien diseñados. En términos sonoros, Mario siempre ha sido sobresaliente y este título no lo es menos. Por todo esto, Super Mario 3D Land es uno de los mejores juegos de Nintendo 3DS, aunque también puede jugarse de maravilla en la futura Nintendo 2DS XL.

Luigi's Mansion 2

Luigi's Mansion 2

Nintendo recuperó y revitalizó varias sagas con Nintendo 3DS. Se lo pueden permitir debido al tremebundo éxito de la consola portátil (que se suma a las ventas de la anterior plataforma, Nintendo DS). Fire Emblem ha resurgido con fuerza gracias a 3DS, Zelda igual y, por fin, vimos la secuela de uno de los juegos más originales y divertidos de Game Cube. Luigi's Mansion 2 es una de esas pequeñas joyas que, por suerte, no están agotadas en ninguna tienda, ya que es de esos imprescindibles de Nintendo 3DS que deberíais tener en vuestra estantería. Bueno, cualquier juego de esta lista de los mejores juegos de 3DS son motivo más que suficiente como para hacerse con la consola de Nintendo.

Luigi es el hermano de Mario y, debido a la popularidad del segundo, siempre ha estado a la sombra. Sin embargo, en Game Cube protagonizó uno de esos juegos que es una rara avis del catálogo de la pequeña consola de los japoneses gracias a su peculiar mecánica jugable que imitaba a Los Cazafantasmas, pero tenía el inconfundible sello de calidad de Nintendo y derrochaba simpatía en cada píxel. En 3DS tenemos Luigi's Mansion 2, un videojuego que sigue la estela del primero, pero que se beneficia por el uso del 3D y que, maldita sea, luce de auténtico lujo en la consola portátil.

No vamos a descubrir en este repaso de los mejores juegos de 3DS que Nintendo no es la compañía que mejores historias cuenta en sus juegos. Luigi se encontraba un buen día viendo la televisión cuando el profesor Fesor le llama requiriendo ayuda. Los fantasmas de su mansión han empezado a hacer perrerías y es, precisamente, el miedoso Luigi el que debe limpiar la casa utilizando el Succionaentes 5000. Al igual que en otros grandes juegos de la historia (particularmente los de Nintendo), Luigi's Mansion 2 no cuenta con una historia memorable, pero sí con unas mecánicas jugables alucinantes que os mantendrán pegados a la consola de principio a fin.

Y es que, armados con el poco valor del personaje y una serie de artilugios extraídos de las pelis de Los Cazafantasmas, tendremos que limpiar la mansión de entes sobrenaturales. Para ello inspeccionaremos cada rincón, resolveremos puzles y otros rompecabezas y apuntaremos con nuestra linterna a cualquier cosa que nos dé mala espina. La mecánica principal será ir capturando a los fantasmillas de la casa, algo que no será complicado, pero cuando nos topemos con un jefe sí tendremos que estudiar sus patrones para poder ''hacernos'' con el. A Nintendo, lo de coleccionar monstruos le encanta, ya lo sabéis. Además de esto, habrá un montón de retos en la mansión, ya que la historia principal es solo un porcentaje de la diversión en este juego.

A nivel artístico es otra de las joyas de la consola portátil gracias a unos gráficos poligonales muy resultones y a unos efectos de sonido de lo más simpáticos. Sin duda, de los mejores juegos de 3DS.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds es el mejor juego de Nintendo 3DS. Bueno, cualquiera de esta lista podría ocupar esta posición, ya que la consola tiene juegos sencillamente alucinantes, pero he elegido este título por dos motivos. El primero porque es un juego mágico en todos los sentidos. Las tripas de Nintendo 3DS permiten recrear un mundo que recuerda muchísimo al de Zelda: The Minish Cap. Es colorido, todo está cargado de detalle y la estética es de lo más simpática. En conjunto, el apartado artístico nos mete de lleno en una aventura mágica. El segundo motivo es que no solo es un homenaje muy bien llevado a A Link to the Past, el juegazo de Super Nintendo, sino que tiene una mecánica que le da profundidad a la jugabilidad.

Antes de hablar de dicha mecánica, algo que le sienta genial a la capacidad de la consola para mostrar gráficos en 3D sin necesidad de gafas, pero que también se comporta de maravilla en ''modo 2D'', hablaré brevemente de la historia. De nuevo, seremos Link y tendremos que salvar el mundo. En esta ocasión nos enfrentaremos a un mago que tiene la habilidad de convertir a sus víctimas en lienzos, algo que, precisamente, será lo mejor de la aventura gracias a la dimensión que cobra la jugabilidad, pero hablaré más adelante de ello.

Con este punto de partida, comenzamos una aventura que nos llevará a recorrer una suerte de remake de A Link to the Past y en la que visitaremos los mundos de Hyrule y Lorule, cada uno con sus respectivas princesas, mientras intentamos evitar que la oscuridad destruya el mundo.

Vale, los Zelda no se caracterizan por tener la historia más profunda del mundo de los videojuegos, pero lo que ponen sobre la mesa a nivel narrativo permite que la aventura fluya y, en eso, Nintendo no tiene rival. Tras unas cuantas pinceladas de historia y conseguir la habilidad de convertirnos en pintura para ''pegarnos'' a las paredes y entrar a zonas nuevas, el juego nos suelta en el mundo para que vayamos a nuestro aire explorando, descubriendo secretos y, si nos apetece, resolviendo el misterio que esconde la historia. 

Jugablemente, estamos ante un Zelda de lo más variado gracias a sus combates intensos contra pequeñas criaturas y contra enormes jefes, pero también nos topamos con un videojuego que tiene un diseño de mazmorras (y del mundo en general, de lo más apasionante. A nivel audiovisual, A Link Between Worlds es una auténtica maravilla, tanto que no desentonaría en una consola mucho más avanzada tecnológicamente, como Switch. La banda sonora, por su parte, es de lo mejor que recuerdo en toda la saga.

Por eso, por tener una jugabilidad profunda y atractiva, por su apartado artístico y por cómo sabe reinventar un clásico, The Legend of Zelda: A Link to the Past es, para mi, el mejor juego de Nintendo 3DS. Sí, sé que faltan títulos por aparecer, pero veo muy complicado que logren superar a este videojuego que ya tiene 4 años a sus espaldas y se sigue manteniendo a la perfección en una consola técnicamente muy desfasada.