Logo Computerhoy.com

Cómo te engañan con la autonomía de los coches eléctricos

Estamos en la edad de la movilidad verde y la ecología. Eso significa que los vehículos eléctricos están a la orden del día y que cada día más gente se compra uno. Por eso, antes de ir al concesionario, debes saber algo vital sobre ellos: su autonomía.

Hombre empujando un coche
Foto del redactor Chema Carvajal

Una de las mayores quejas de los nuevos propietarios de coches eléctricos es que su vehículo no es capaz de alcanzar la autonomía "oficial" indicada por los fabricantes.

Y esto, por supuesto, es totalmente comprensible. No esperarías que tu coche tuviera tres ruedas en lugar de cuatro, así que ¿por qué los coches eléctricos tienen una autonomía inferior a la anunciada? Pues aquí pasa un poco con los consumos estimados de los coches de combustión. 

Las razones son un poco complicadas, pero ten paciencia que las vamos a explicar. Te habrás dado cuenta de que todos los coches nuevos vienen con cifras de autonomía y consumo WLTP. Por ley, todos los coches que se venden en la UE deben haber pasado por lo que se conoce como WLTP: Worldwide Harmonised Light Vehicle Test.

Ahora vamos a explicarte qué significan y cómo se hacen estas pruebas y, también, hablaremos de la temperatura, algo que a los coches de combustión no afecta, pero que a los coches eléctricos sí y de qué manera.

Así te engañan con la autonomía de los coches eléctricos:

Qué es el WLTP y cómo nos engañan

Se trata de pruebas realizadas por organismos independientes que someten a todos los coches a un conjunto idéntico de ensayos: aceleración desde parado, velocidad de crucero, frenazos y demás situaciones habituales en el día.

Pero, aunque se supone que estas pruebas reproducen la conducción diaria, no es así, ya que se realizan a temperaturas controladas, sin viento ni pendientes. Sí, es como circular en un circuito sin que nada ni nadie te moleste.

Coche eléctrico

Además, los fabricantes pueden someter sus coches a pruebas con los sistemas de climatización y calefacción apagados. Por eso, las cifras de consumo y autonomía de los coches eléctricos son siempre optimistas. Si tienes un buen día de calor sin viento, una carretera llana sin curvas y apagas todos los sistemas eléctricos, puede que te acerques a la cifra WLTP de tu coche.

Aunque varía de un coche a otro (y de un conductor a otro), una regla general es que la autonomía real de la mayoría de los coches eléctricos suele rondar el 75 / 80 % de la cifra oficial. Así, por ejemplo, si tu Volkswagen ID.3 de 58 kWh tiene una autonomía WLTP de 420 km, puedes esperar conseguir alrededor de 330 km en condiciones normales.

Coche eléctrico

El frío, el gran enemigo del coche eléctrico (el calor también)

Es más probable que enciendas la calefacción si conduces cuando hace frío, mientras que un día caluroso de verano te empuja a encender el aire acondicionado. Ambas acciones tienen un impacto tremendo en la capacidad de la batería de tu VE

Geotab, una empresa de análisis, ha investigado 5,2 millones de trayectos realizados por 42.000 vehículos eléctricos de 102 marcas y modelos diferentes. La investigación muestra que:

  • La temperatura tiene en gran medida el mismo efecto sobre la autonomía de los vehículos eléctricos de distintas marcas y modelos.
  • Tanto el frío como el calor afectan negativamente a la autonomía de los vehículos eléctricos. El frío es el peor.
  • 21,5 grados centígrados es la temperatura óptima para la autonomía de los VE. 

Es muy probable que la batería de tu VE esté compuesta de litio, que es sensible a las temperaturas extremas. Cuanto más frío haga, más espeso será el fluido electrolítico de la batería, lo que dificultará tanto la retención de energía como su paso por el sistema.

Sin embargo, la capacidad de tu batería para funcionar a temperaturas frías y calientes no es el mayor pecador de todos. El mayor pecador es el sistema de calefacción de tu coche. Los VE están diseñados para calentar o enfriar la batería con el fin de que ésta rinda al máximo.

El producto estrella de Sony en CES 2023 no es un televisor, sino un coche eléctrico

Y como la temperatura óptima para la mayoría de las baterías está entre 15 y 30 grados centígrados, parte de la energía se utiliza para cubrir esta necesidad. El sistema de calefacción del coche también es un factor a tener en cuenta cuando se trata del aire acondicionado.

Si estás conduciendo a 20 grados bajo cero es probable que subas la calefacción, mientras que un caluroso día de verano te hace desear aire más frío en el habitáculo. Sea lo primero o lo segundo, el resultado es el mismo: la energía se utiliza para controlar la temperatura del aire en el coche y no para moverlo. Qué delicados son los coches eléctricos y sus baterías.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: Coche eléctrico